Sin Opacidad


116-sin-opacidad

Por veces, nuestros pensamientos suelen ser tan turbios como la opacidad de la neblina en un amanecer brumoso, si bien los sentimientos casi siempre resultan lúcidos como la luz clara de la luna llena.

Quien muestre sus sentimientos de manera transparente, le resultará una ventaja si eso inspira, ya que su rostro se mostrará diáfano y claro que no ha de ser cualquier espejo del mundo el que se animará a opacarlo.

Sin embargo, todo individuo que despliega opacidad en sus actos o nutre y ceba en sus pensamientos, se arriesga a cargar con sus indivisos fantasmas, y en este caso ya no le resultará una superioridad ante nadie.

Nadie está en condiciones de cuestionar que el odio excesivo, el rencor, la lujuria, el celo, la pasión desmedida, el fanatismo delirante, la intemperancia y todos los demás etcéteras repletos que habitan ocultos en la mente de los seres pobres de espíritu, en su intención primaria los torna seres salvajes.

Entre ellos podríamos incluir a esos entes desquiciados que andan deambulando claudicantes por las esquinas del mundo elevando su mirada empañada y turbia, y revelando sin esconder de quien sea y fuere todo su desvarío interior, ese mismo que trajo al mundo con sus genes y no tienen remedio ya.

Junto a las cosas vanas de la vida, por ejemplo, está la lluvia, que cae trasparente, y sin embargo la neblina resulta sombría. Incluso entre las tantas lluvias podemos incluir el llanto, que es transparente, aunque a éste lo que lo opaca son los parpados.

No hay duda que los dioses han hecho de nosotros, los mortales, seres bastante inestables; si bien entre lo opaco y lo transparente suele existir una barrera muy sutil llamada ser humano, que nada más es que un oprimido social por naturaleza, trascendente e irrepetible que se diferencia de los animales por causa de su inteligencia y razón, y que vive conformes a reglas y normas transparentes.

Anuncios

No Use el Joystick Para lo que no Debe


Los entendidos hablan de que el fanatismo es una actitud o actividad que se manifiesta con pasión exagerada, desmedida y tenaz en defensa de una idea, teoría, cultura, estilo de vida, etc. Con todo, hoy en día se usa mayormente para designar las personas profusas en su proselitismo hacia una causa religiosa o política, hacia un deporte, pasatiempo o hobby, o mismo hacia una persona a quien idolatra.

Sin embargo, la importancia de dar con una buena definición de fanatismo, estriba en los problemas éticos que genera en la mayoría de los casos que serán considerados. Cabe señalar que en este sentido, el fanatismo no se define tanto por la racionalidad o irracionalidad del pensamiento de la persona fanática ya que eso atañe más propiamente a la locura, arte que es estudiada por la Psicología, a la Lógica y a otros campos de conocimiento, sino más bien por sus actitudes o comportamientos, ya que son éstos los que producen problemas éticos.

Con todo, como ya veremos más adelante, existe el caso del fanatismo positivo -no en contra de algo o alguien-. Empero, para poder hablar de ello, primero es necesario definir otro término, tomado del inglés: “fan”.

Un fan, simpatizante, aficionado, seguidor, admirador de lo que sea, no es más que una persona que siente gusto y entusiasmo por otra persona/s o por cierto objeto/s. Por lo común, el término se utiliza en particular en el deporte y el arte, nada más para referirse a admiradores de una persona o grupo de personas. En inglés, los fans de algo o alguien son llamados “fandom”. Estos demuestran en ocasiones su afición integrando un club de fans, creando fanzines, y promoviendo lo que les interesa o de otras maneras más.

Yo no entiendo mucho de esta parte del tema que se sigue, pero ya he escuchado decir que una persona a la que le gusta por demás una determinada consola con la cual puede entretenerse con videojuegos, muchas veces puede ser considerada un “fanboy”.

Sin embargo, hay casos y casos, y el extremo de ello es lo que ocurrió en una tienda especializada en comercializar ese tipo de juegos y los accesorios que los complementan. Por lo menos es lo que ha quedado demostrado en un reciente video divulgado en las redes sociales, cuyas imágenes parecen extrapolar cualquier definición que esa pasión por un videogame puede asumir.

Mismo que no haya quedado claro por qué eso aconteció, las imágenes no lo niegan, acredite: un hombre fue pego acariciándose las partes pudendas en frente a un “PlayStation 4” en una tienda de electrónicos.

Como dije, las escenas bizarras fueron capturadas por las cámaras de seguridad del establecimiento, y estas registraron el momento en que un individuo de campera negra y gorro rojo comienza a masturbarse frente al estante donde era exhibido el juego de la Sony.

El video muestra que el acto dura apenas algunos segundos -los suficientes para alcanzar el alivio manual-, más qué suficientes para asustar algunos distraídos clientes, lo que obligó a los empleados de la tienda a intervenir e interrumpir la acción cuando el individuo estaba en lo mejor de lo mejor… Algo que puede resultar peligrosísimo cuando no se llega al fin.

De alguna manera el video terminó siendo publicado en el sito “LiveLeak”, aunque no es posible identificar en cual tienda ese incidente aconteció. Para suerte de todos los demás presentes, se ve claramente que el excedido hombre no consiguió terminar de demonstrar todo su amor por el “PlayStation 4”… No obstante supongo que si los empleados de la tienda no cambiaron la consola, mañana o después un desavisado puede comprar lo que fue bautizado por el semen de un descontrolado.

Como se ve, no es aconsejable esa perturbadora necesidad de manipular lo lúdico en lugar de lo sagrado, pues eso nos coloca frente a la edificante y olvidada arte de ser diferente, lo que de por sí no incomoda a la mayoría de los alienados, o sea, aquellos que insisten en solo usar la cabeza para separar la orejas… ¡Impresionante!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

En Medio a la Hoguera de la Estulticia


Dese cuenta al punto que llegan los malos ejemplos dados por los adultos, que ahora en Oriente Medio los niños fingen ser terroristas y juegan de decapitación. Nascidas en países donde el terror hace parte de la rutina de la población, estos transforman prácticas macabras en retozados divertimientos. De acuerdo con videos divulgados en internet, ellos aparecen fingiendo ser terroristas y simulando decapitaciones, como si estuviesen jugando a la pelota o brincando de pique-esconde.

El Irak y en Siria, donde el grupo extremista Estado Islámico (EI) ha capturado vastas franjas territoriales, los niños presencian inocentes como algunos seres humanos son decapitados en plaza pública, crucificados, lanzados de altos edificios y asesinados a sangre frio.

Para algunos de esos niños, los integrantes de los grupos yihadistas ya son sus héroes tipo Batman, Superhombre, Capitán América, aunque en Paquistán los niños brincan de auto explotarse.

Evidente que muchos dirán que esas son cosas de niños y que no importan mucho cuales sean sus juegos ya que la vida humana vale un comino. Pero creo que es de preocuparse cuando esos mismos niños tuvieron la oportunidad de presenciar el domingo pasado, a los militantes del Estado Islámico quemando por lo menos 8 mil libros y manuscritos raros de la biblioteca pública de Mosul, en Irak.

De acuerdo con el director del local, moradores de la ciudad intentaron convencer a los radicales a no destruir las instalaciones de la biblioteca, pero ellos acabaron por hacer explotar prácticamente todo el acervo. A seguir, hicieron una gran hoguera con los libros culturales y científicos, y se llevaron de allí libros infantiles y religiosos, según los testigos del hecho. El “EI” también destruyó, ese domingo, una iglesia y el teatro de la universidad local.

La biblioteca, que fue fundada en 1921 después del nacimiento del Estado iraquí moderno, contaba en su contenido con manuscritos que databan del 5000 a.C., libros sirios impresos en la primera gráfica del país, títulos que datan del Imperio Otomano, periódicos locales de muchas décadas anteriores y antigüedades como astrolabios. El acervo de familias de la alta sociedad de la región también era hospedado en la referida biblioteca, y gran parte de todo eso era considerado patrimonio raro por la Unesco.

“Es una pena. Tenía por costumbre pasar por allí en los años 1970. Era uno de los grandes lugares de Mosul. Aún recuerdo la lista alfabética de los libros”, lamentó Akil Kata, que se exiló de la ciudad hace años, por cuenta de la inestabilidad en la región.

En 2003, invasores habían destruido gran parte del local, robando varios libros y manuscritos. El contenido acabó por ser recuperado y devuelto al lugar, según el ex director adjunto de la institución, Qusai al-Faraj. Quien agregó que Irak es considerada la cuna de la civilización.

Evidente que mucha gente considera la práctica de quema de libros como algo ofensivo por diferentes razones: para algunos, es una forma de censura que los líderes políticos o religiosos aplican contra aquéllos que se oponen a sus ideas. El ejemplo más famoso y triste fue el de la quema de libros durante el régimen de Hitler en la Alemania nazi acaecido en la Bebelplatz de Berlín, el 10 de mayo de 1933.

Ergo, aquéllos que se oponen a la quema de libros generalmente comparan este hecho con lo ocurrido durante el gobierno de los nazis. Para otros, la quema pública de libros significa una publicidad gratuita cuyo efecto es atraer la atención sobre libros que de otra manera quizá no habrían llegado a conocerse ampliamente. Por eso algunas autoridades prefieren la destrucción privada de los libros.

En todo caso, la quema de libros y la destrucción de bibliotecas tienen una larga historia y pertenece a los lamentables capítulos de la censura, el fanatismo, la guerra y la estulticia. Pero esa no es una práctica reciente que se la pueda atribuir gratuitamente a los chiflados de éste y del pasado siglo. Algunos de los sucesos documentados muestran que la existencia de quema de libros y asesinato de académicos en la China de Qin Shi Huang en el año 212 a. C., donde muchos intelectuales que desobedecieron la orden fueron enterrados vivos. Luego, los libros de alquimia de la enciclopedia de Alejandría fueron quemados en 292 por el emperador Diocleciano… Entonces, ¿qué podemos esperar mañana de estos niños que fingen ser terroristas y juegan de decapitación?… ¿Alguien tiene la respuesta?

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

El Costo de la Reconstrucción


Al principio era el caos… ¿y ahora? Bueno, ahora es el caos civilizado donde unos hombres destruyen lo que otros construyen, muchas veces utilizando palabras bonitas como evolución, progreso, adelanto y tecnología de punta. Todo eso junto a las aviesas ambiciones de fanatismo, dinero y poder.

Pero como es tan disparatado todo lo que pasa y seguramente pasó en otras épocas que no vivimos y de las que sólo tenemos noticia por la información de “historias oficiales”, que desde psicólogos a peluqueros para perros, todos se oponen cada vez más a las calamidades que tarde o temprano irrumpen en nuestra realidad.

No en tanto al presente, si bien aún no sabemos hasta cuándo durará la vaporosa paz acordada, parecería que se han interrumpido las balaceras y los bombardeos entre palestinos e israelíes. No obstante, como suele suceder en todos los ámbitos, ahora llegó la hora de pasar la cuenta.

Es que el valor estimado para la reconstrucción de la Franja de Gaza, donde los intensos bombardeos israelíes contra los grupos militantes islamistas han generado una extendida devastación y dejado más de medio millón de personas desplazadas, costará al menos 6.000 millones de dólares, conforme lo anunció el viceprimer ministro palestino Mohammed Mustafa.

De acorde con sus palabras, los palestinos sobrevivientes esperan que los futuros países donantes cumplan con sus promesas de ayuda. Todo, porque en 2009 sólo llegó a sus cofres una porción de los casi 5.000 millones de dólares de los fondos prometidos en una conferencia internacional, después de tres semanas de conflicto entre Israel y el grupo Hamas, que gobierna en Gaza.

“Ahora, luego de alcanzar un alto el fuego, tendremos que solucionar el inmediato problema de realojar a quienes perdieron sus casas”, explicó Mustafa a la Agencia Reuters… “De acuerdo con nuestras estimaciones, el esfuerzo podría alcanzar las 400.000 personas”, agregó.

Dirigentes del gobierno con sede en Cisjordania del presidente palestino, Mahmud Abbas, de platillo en la mano, ya se han puesto en contacto con Estados Unidos, la Unión Europea, alguno estados árabes y el Banco Mundial, para celebrar una cumbre de donantes después de que se detuvo el enfrentamiento por las armas, comentó Mustafa.

Se habla de que Catar, uno de los principales aliados del grupo islamista Hamas, podría contribuir generosamente a los esfuerzos de reconstrucción. Eso, porque el año pasado, el rico estado árabe del Golfo Pérsico comenzara a ejecutar obras de proyectos en la Franja de Gaza con un costo superior a los 400 millones de dólares.

Sin embargo, un funcionario del gobierno catarí que fue contactado por la Reuter en Doha, dijo que sí, que su país estaría preparado para entregar dinero con fines humanitarios, pero no directamente a Hamas.

En un reconocimiento superficial, se habla de que la destrucción alcanzada por el actual conflicto, es más extendida que en el 2009; y que los escombros -entre ellos de hogares, escuelas y fábricas alcanzadas por los bombardeos israelíes y que fueron reconstruidas después de la guerra de hace cinco años- ahora se extienden a casi cada calle en ciudades, pueblos y campos de refugiados del enclave densamente poblado de 1,8 millones de personas.

Como dije, y repito, al principio era el caos y Dios tardó siete días en organizar todo. Sin embargo, no queriendo ser demasiado pesimista, juzgo que hoy día el Supremo deberá tomarse unos siete años para reconstruir toda ésta destrucción… Eso, considerando que para Dios las cosas deben ser más fáciles… Y siempre y cuando no surja una nueva camorra entre ellos.

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: