La Inspiradora Nick Minaj


Nunca está demás repetir hasta el cansancio para recordarle al más poético de los leyentes, que el “instinto gregario” no se originó en Grecia, donde se sabe que las estatuas tenían por costumbre vivir en grupos y sus gobernantes se tornaron habitués en no pagar las pignoraciones. Sin embargo, se puede percibir que fenómenos cretinos que catalogan la conducta mental, moral y ética contemporánea -cosa que por señal la cultura helénica jamás lo hizo con recato- no son exclusividad de ellos.

Digo esto, porque el museo “Madame Tussauds”, famoso por reproducir gentes y celebridades de todo el mundo en formato de estatua de cera con una perfección absurda, ahora también busca un lugar de destaque entre la selecta pinacoteca coleccionadora de prodigios estúpidos.

Hay que creerlo o reventar, porque la versión norteamericana del mencionado museo, que existe en Las Vegas, últimamente ha estado recibiendo muchos fanáticos “desequilibrados” por cuenta de la estatua de Nick Minaj.

No porque estos visitantes sean fans de la intérprete, sino más bien porque toda la peripecia a su alrededor comenzara cuando a un hombre se le ocurriera -literalmente- “montar” atrás de la estatua de la cantora de manera y posición lasciva, y a seguir postara la foto en su “Instagram” con una legenda poco común: “Un hombre puede soñar”. Dicha imagen llegó a superar las 400 mil curtidas y, a los pocos, fue creando una fiebre de fotos del mismo naipe con la estatua de cera.

Quien no está al corriente de la farándula, Nick Minaj es una rapera, cantante, actriz y compositora trinitense que ya fue nominada al “Grammy” en seis ocasiones, y que además se tornó conocida por explorar la sexualidad en sus músicas, aunque ella nunca imaginara que los visitantes del museo pudiesen llegar a tal ponto en sus representaciones pictóricas.

Volviendo al tema, como las estatuas del mencionado museo pueden ser tocadas por los forasteros durante las fotos que son sacadas por ellos durante la visita, los responsables por el museo no han encontrado una manera de prohibir esos retratos embarazosos, y hasta porque eso tampoco les interesa tanto, ya que la administración está ganando dinero con el crecimiento de las visitas.

Como consecuencia, tanto en “Instagram” como en “Twitter”, las fotos con la Minaj de cera viraron una moda absurda: son millares postadas en las dos redes sociales.

En todo caso, retomando el asunto, además de la Nada, lo que se pretende aquí no es sólo hablar de boca, y sí valorizar la utilización de la nariz, no sólo por su largo empleo sexual como también por la olvidada maleabilidad creativa que ella demuestra, e inclusive registrar que la estatua de Minaj está expuesta en posición y ambiente semejantes a los que la cantora desarrolla durante el clip de la música “Anaconda”, uno de sus mayores éxitos mediáticos.

Por supuesto que, postrado de rodillas sobre dos granos de maíz delante de tales prestidigitaciones rocambolescas, se ve que hoy día la higiene mental no sólo depende de pañuelitos higiénicos intelectuales y sí de pituitarias intenciones, además, claro, de un excelente dedo indicador que, con certeza, arrancará de allí nuevos horizontes de obras que podrán ser admiradas por un público cada vez exigente, llevando a que los expertos pronosticadores de siempre no logren diferenciar cualquier desigualdad entre las estatuas de Lasar Segall y la de Marc Chagall… ¡Pura ilusión de óptica!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Los Paraguas no Sirven para Excretas Lluvias


Sé que no queda muy bien que haga una declaración como ésta, pero una vez que me enteré de la noticia, pienso lo mismo que deben haber deliberado los dirigentes de la empresa sobre su empleado, ya que considerando que todos los padres fueron hijos de alguien, muchos hijos acaban siendo padres un día. Pero también es sabido que muchos se olvidan que lo fueron, y a los otros no hay nadie que pueda explicarles que tipo de hijo serán un día cuando se les ocurra ventilar sus oportunas intenciones. Aunque todos entendamos que para ello existe un término muy claro en el vocabulario popular.

Pero si analizamos mejor tal pensamiento, veremos que el oportunismo es una forma específica de responder a las oportunidades, la cual implica priorizar el interés propio y obviar “principios éticos relevantes” para lograr ciertas metas o para resolver preocupaciones compartidas por un grupo social. Así pues, el oportunismo o comportamiento oportunista, es un concepto importante en campos tales como la biología, economía, teoría de juegos, ética, psicología, sociología, ciencia política y demás etcéteras.

Pero a veces el oportunismo es definido como la habilidad de capitalizar los errores de otros, ya que utilizar oportunidades creadas por los errores, debilidades o distracciones de los oponentes, se transforma en ventaja de uno mismo.

Otras veces, el oportunismo es redefinido por hombres de negocios simplemente como la teoría de descubrir y seguir oportunidades. Tales hombres de negocios están motivados por su desagrado a la idea de que no puede haber nada “malo” en querer capitalizar las oportunidades. Así que, según esta redefinición, el oportunismo es un eufemismo para “emprendimientos”.

Sin embargo, los especialistas en asuntos pueblerinos dicen que, como un estilo de comportamiento humano, el oportunismo tiene la connotación de una falta de integridad. La idea subyacente es que el precio de la búsqueda desenfrenada del egoísmo es la inconsistencia del comportamiento, es decir, en última instancia, es imposible ser egoísta y continuar siendo coherente al mismo tiempo. Por lo tanto, el oportunismo consiste en comprometer una parte u otro principio generalmente respetado; sin embargo, el límite entre el “legítimo interés propio” y “el egoísmo no deseable o anti-social” puede ser difícil de definir: la definición puede depender de un punto de vista o posición en la vida.[] Una postura oportunista puede ser valorada positivamente como una opción legítima, en caso sea el mal menor.

Explicado en detalles la filosofía sobre eso de querer utilizar oportunidades, es que llegamos al asunto en cuestión: Aparentemente, una supuesta “lluvia de excremento” que estaba aconteciendo dentro de un edificio de Chicago, USA, revolvió más de un estómago en la red. Todo, porque un video con las líquidas imágenes de deyecciones ajenas llegó a ser publicado por un pertinente y gracioso trabajador de una renombrada agencia de publicidad situada en la mencionada ciudad estadounidense.

Por supuesto que en la grabación se ve un muy poco agradable líquido marrón que está chorreando del cielorraso de una oficina. Pero la cantidad del disolución es tanta, que llega a formar un enrome charco en el suelo.

El referido video, que fue publicado bajo el nombre de “explosion poo”, se encarga de recoger los desastrosos resultados del estallido por congelación de las cañerías del rascacielos “Leo Burnett”, debido al intenso frío de los últimos días. En todo caso, la oficina que fue filmada se encuentra en el piso 15, según informara el noticiero “The Business Insider”.

Evidentemente que sin perder tiempo, los participantes de las redes sociales pronto hicieron eco del título del video, y sin tapujos reprodujeron y comentaron largamente la supuesta y desagradable lluvia de aguas inmundas.

Al notar la balumba que alcanzó el repugnante aguacero en las redes sociales, un vocero del edificio salió al cruce de las afirmaciones, negando que el líquido vertido “contuviera heces”. No en tanto, ese mismo emisario de la empresa sostuvo: “Valoramos la creatividad de la gente, pero pueden estar seguros de que lo que aparece en el video no es más que agua y tierra”.

Y aún más, dicho portavoz dijo que todavía no se sabía con certezas cuantas oficinas habían sido afectadas dentro del rascacielos, que cuenta 50 pisos.

Pues bien, en oposición a las tensiones mundiales del momento y frente a la aparente puerilidad que envuelve el mencionado acto, creo que eso me permite hablar del asunto con una autoridad casi tan severa cuanto la del arzobispo de Canterbury, para quien, por señal, en la oscuridad, todos los gatos eran pardos… ¡Hilarante asunto!

(*) Dentro de la misma línea y condición de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: