Apúrese… Estamos Cerca del Apocalipsis


Le aviso que suizo no es, por lo que carece de su común escrupulosidad puntual. Mismo así, un “reloj” ficticio que fue inventado hace 70 años para conseguir medir lo cuan próxima está la humanidad de su extinción, parece que volvió a mover sus punteros esta semana. En realidad, él estaba a 5 minutos de la medianoche (horario que representa la “extinción”) y el último día 22 fue “adelantado” en dos minutos, lo que lo deja solamente un “minuto” de lo que será el momento más próximo de nuestra decadencia final.

De acuerdo con los científicos del “Bulletin of Atomic Scientists”, el grupo que monitora la posibilidad de extinción de la humanidad, esto se debe a la negligencia de los gobiernos al rededor del mundo de querer atacar radicalmente el calentamiento global… Muy diferente a otros calentamiento humanos.

De acuerdo con las palabras de estos doctos, Estados Unidos, China y Rusia son los mayores villanos en el asunto, porque ni siquiera mandaron representantes a la última conferencia realizada en Lima, Perú.

Las reacciones contra tan delicado tema, según el “BAS”, están siendo tomadas en “cámara lenta”… “La ‘medianoche’ no es una hora cualquiera: simplemente significa la extinción de la raza humana y de la vida en nuestro planeta”, afirmó Kennette Benedict, la apocalíptica directora del “Bulletin of the Atomic Scientists”.

El tal reloj, oficialmente llamado de “Doomsday Clock” (“Reloj del Apocalipsis”) fue inventado hace décadas por el BAS para dar una idea al mundo de cómo el ser humano se aproxima de la autodestrucción. La creación de del mismo surgió luego del lanzamiento de la bomba nuclear en Hiroshima y Nagasaki, en Japón, cuando la esposa de uno de los científicos que anda a las vueltas con el “Manhattan Project”, fue quien idealizó la concepción gráfica del “Reloj”… El que no necesita de pilas; es sólo darle cuerda y pronto.

Es más, durante la Guerra Fría, el malévolo reloj se “aproximaba” de la medianoche siempre que la tensión entre EUA y la ex Unión Soviética se agravaba. El momento más próximo de la destrucción fue en 1953, cuando las dos superpotencias de entonces comenzaron a realizar testes con la bomba de hidrógeno. En todo caso, con el fin de la Guerra Fría, el puntero de los minutos del reloj alcanzó su mayor distancia de la “medianoche”, en 1991, llegando a 17 “minutos” de distancia.

En la colectiva de prensa dada por esta organización científica, los investigadores observaron que muchas de las consecuencias van mucho más allá de la catástrofe natural… “Gobiernos pueden perder estabilidad. El Océano Ártico pasará a ser un área de inestabilidad militar porque nuevas fronteras se formaran por allí. Crearemos un nuevo tipo de refugiado, los refugiados ambientales”, ilustró con lápiz gris, más bien tirando al negro retinto, el incoloro profesor Richard Sommerville, de la “Universidad de California”.

La última mudanza de éste perseverante medidor de tiempo fue en 2012, cuando el reloj pasó a estar a 5 minutos de la autodestrucción, luego del desastre nuclear de Fukushima y de la diseminación del virus H5N1… En todo caso, sobre la epidemia del Ebola y de las atrocidades y muertes causadas por el Boko Haram y los dementes del Isis, ellos se abstienen de decir nada.

Con todo, la decisión de estos científicos en adelantar las agujas del reloj en “dos minutos” indica que la humanidad se está destruyendo a pasos más largos… Por lo que razono con ligereza que si no termino ya este post y no voy lo cuanto antes al baño, la hecatombe me alcanzara en una situación periclitante… ¡Dios me libre!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Anuncios

Dónde Plantar Bandera


Un padre de familia que ama a su hija con todo su corazón, nunca escatima esfuerzos por hacerle todos los agrados posibles que la dejen feliz. A bien verdad, el asunto va más allá de lo comprensible, pues es evidente que todos los padres están dispuestos a desvivirse cuando se trata de convertir a sus hijas en princesas; aunque algunos sólo les compren lindos castillos de plástico, coronas que en lugar de diamantes contienen guijarros de color rosa, vestiditos de tul muy graciosos, etc., etc.

Así pues, es de dar por cierto que el propio Jeremiah Heaton no iba a ser una excepción a la regla cuando de ese mismo asunto soberano se trata: él le ofreció a su hija Emily un “reino” flamante en África.

Así pues, a fin de lograr su cometido, necesitó viajar desde Estados Unidos hasta la frontera entre Sudán y Egipto para “ocupar” un territorio sin administración política, de forma que su hija fuera coronada princesa. Ello ocurrió el 16 de junio, cuando Heaton, habitante de Virginia, Estados Unidos, decidió clavar una bandera sobre una parcela de tierra inhabitada en aquella frontera para festejar los siete años de su hija. Nacía por tanto, el nuevo “Reino de Sudán del Norte”.

“Nadie quiere decirle a una niña que ella no puede ser lo que sueña ser. Normalmente, en su mundo, una chica de seis años quiere ser una princesa”, llegó a explicar Heaton a la AFP, agregando: “Y yo le dije que eso era factible”.

Partiendo de su aseveración, Heaton se puso en busca de una parcela de tierra que pudiera transformar en “reino”…. “Busqué en principio en la Antártida, donde no vive nadie. Pero en virtud del Tratado Antártico nadie puede reivindicar territorio”, contó.

La realización de investigaciones en internet lo llevaron finalmente a interesarse por Bir Tawil, una pequeña región desértica de varios centenares de kilómetros cuadrados entre Egipto y Sudán, y que ni uno ni otro país reivindica. Encantado con su hallazgo, Heaton voló entonces hasta Egipto. Por lo que relató todo entusiasmado al reportero: “No vi las pirámides, no vi Luxor, no vi Alejandría. Yo sólo quería ir a la frontera y reivindicar Bir Tawil”.

Pero no piense usted que tal regalo le costó caro, porque según él afirma, en total, la expedición le salió por menos de 3.000 dólares. En vista de ello, la princesa Emily ya tiene grandes proyectos para “su reino”, como ella misma lo afirma: “Ayudaremos a los niños de África que no tienen nada para comer… Haremos un jardín que será tan grande como nuestro territorio”, dijo la ilusionada niña… Que por ser niña, de por sí la ilusión lo puede todo.

No obstante de su parte, el padre ya cuenta con hacer un oasis ecológico para hacer crecer frutas y verduras gracias a las donaciones recaudadas a través de la web de financiamiento colectivo “Kickstarter” o de gobiernos extranjeros.

Evidentemente que de por medio está la cuestión de la legitimidad de este “reino” establecido en territorio extranjero, por lo que según dice Edward Swaine, profesor de Derecho de la “Universidad George Washington”, en la capital estadounidense, no es tan simple… “La primera cosa que hacer, es probar que ese territorio no fue reivindicado por nadie. Y por lo que yo sé, esto no es evidente”, manifestó, agregando: “Luego, Heaton debe efectivamente ocupar este territorio, y eso va más allá del simple hecho de clavar una bandera o de tomarse una foto”.

Siguiendo este consejo, eso fue lo que Jeremiah hizo. Ya abrió una oficina en Washington y se vuelca ahora para que el “reino” de su hija sea reconocido por los demás países. Por lo que entusiasmado al extremo, declaró: “En mi opinión, cuando los gobiernos egipcio y sudanés se den cuenta de que vamos a ejercer una fuerza positiva en la región, comprenderán que lo tienen todo para ganar con el reconocimiento del Reino de Sudán del Norte”… Mismo que después surjan las guerras por conquistar el trono.

No obstante el “reino” de la pequeña Emily sea jurídicamente difícil de defender, el profesor Sawainte tiene unas palabras de consuelo: “Si a una niñita se le entrega el título de princesa, ella lo es. El derecho internacional es muy claro en eso”, concluyó el jurista, socarrón.

Como terminará este asunto, mi principesco lector, es difícil de prever, pero por ahora las embajadas de Egipto y Sudán no respondieron a los contactos de la AFP; por lo que diría, contrariando anticipadamente a los intransigentes, que mismo que Jeremiah haya exagerado un poco en su megalomanía y su entusiasmo, todavía le resta, una vez conquistado el patriotismo, contentarse con la adhesión regional… ¡Soberana cuestión!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¡Por Favor! Cuiden a la Nena


Bajo el nombre de Francisco, el Papa ha resultado ser un pontífice políticamente activo que se ha involucrado públicamente en esfuerzos para destrabar los conflictos de Palestina e Israel, Siria y Venezuela, aunque aparentemente ha adoptado un perfil bajo en lo que hace por su Argentina natal. Es que contrariamente a lo que muchos esperaban cuando fue designado Papa en marzo del 2013, Francisco no se ha enfrentado a la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, con quien tenía una tensa -sino hostil- relación durante los años en que fue arzobispo de Buenos Aires.

Basta recordar que cuando Francisco fue elegido Papa, el gobierno argentino reaccionó fríamente a la noticia y tardó dos días en festejarla, en cuanto el resto de la región celebraba la elección del primer Papa latinoamericano. En ese momento, se especuló que Francisco se convertiría en una piedra en el zapato del gobierno argentino, así como el papa polaco Juan Pablo II lo había sido con el gobierno comunista de Polonia en la década de 1980.

Sin embargo, todo indica que Francisco ha desarrollado lo que parece ser una relación muy cordial con la Sra. Fernández. Se ha reunido tres veces con ella, se han intercambiado regalos, incluyendo -además de las epistolares estampitas de siempre- un par de escarpines de bebé que Francisco le regaló a Fernández cuando nació su primer nieto… Tejido vaya uno a saber por quién.

En Argentina, donde -además de Maradona y Perón- Francisco ya es una de las figuras más admiradas de la historia, los analistas políticos señalan que el sumo pontífice le está dedicando mucho más tiempo a Fernández de Kirchner que a cualquier otro líder mundial… Si no, veamos: cuando Fernández de Kirchner visitó el Vaticano el 17 de marzo, el Papa le concedió dos horas y media de su tiempo. Comparativamente, cuando el presidente de Estados Unidos Barack Obama visitó el Vaticano el 27 de marzo, la audiencia entre ambos líderes duró 55 minutos, y la audiencia del Papa con la reina de Inglaterra en abril duró apenas 20 minutos. Además, el Papa ha recibido docenas de grupos argentinos… Incluyendo a los jugadores de San Lorenzo, su cuadrito de corazón.

No en tanto, y según varias personas que han hablado con el Papa, Francisco está pidiendo lo mismo a todos sus visitantes argentinos: “Cuiden a Cristina”. Es un pedido de ayuda para que la presidenta argentina -cuya popularidad se ha desmoronado en los dos últimos años- pueda terminar su mandato tal como está previsto en diciembre del 2015. Es que en un país que ha tenido terribles experiencias con los golpes militares y salidas forzosas de presidentes electos, parecería que Francisco quiere garantizar que la democracia no sufra otro golpe. Por lo menos eso dicen los entendidos.

Según señaló Carlos Pagni, un respetado analista político del diario “La Nación”, su comentario incluye: “Tengo al menos 10 amigos que han recibido llamados telefónicos del Papa en las horas más insólitas, porque Francisco quiere charlar con ellos, porque extraña la Argentina, y a todos ellos les dice lo mismo: Cuiden a Cristina”.

Pero cuando uno pregunta qué otra cosa hay detrás de la buena relación de Francisco con Fernández -quien ni lo recibía cuando el Papa era arzobispo de Buenos Aires-, fuentes que jugaron un rol en el acercamiento de ambos líderes afirman que los dos se han apoyado mutuamente desde el día en que Francisco fue elegido.

Cuando Francisco fue electo, la prensa mundial se hizo eco de las alegaciones del periodista argentino Horacio Verbitsky -muy cercano a los Kirchner- según las cuales Francisco no había denunciado las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar argentina de 1976-1983.

“Ese fue un problema serio para el Papa durante los primeros días después de su elección”, dijo un ex funcionario argentino que desempeñó un rol clave en acercar a la presidenta argentina con Francisco. “Algunos de nosotros empezamos a buscar quién podía desmentir lo que estaba diciendo Verbitsky, y convencimos a Alicia Oliveira, una respetada activista de derechos humanos, de que hiciera una defensa del Papa”.

Oliveira era, también, una muy cercana amiga del Papa en Argentina. Días más tarde, cuando Fernández fue al Vaticano, llevó con ella a Oliveira. “Oliveira ayudó a romper el hielo entre los dos, y así fue como se inició la relación entre ambos”, dijo el ex funcionario. Mi opinión: Tal vez el Papa no haga declaraciones públicas sobre Argentina, pero está practicando una diplomacia silenciosa muy activa en su país.

En todo caso, su mensaje de “Cuiden a Cristina” se debe, entre otras cosas, a que cree en la democracia, a que ambos se han ayudado políticamente, y a que posiblemente compartan opiniones sobre temas que son centrales para Francisco, como el aborto.

Pero creo que hay otra razón tanto o más importante: el Papa quiere que Argentina esté en paz, porque difícilmente lograría credibilidad como mediador en conflictos más complejos como el de Medio Oriente si ni siquiera pudiera mantener la armonía social en su propio país, donde probablemente tiene más autoridad moral que en ningún otro lado… Sin embargo, pienso que sean cuales fueren sus razones, da la impresión de que su diplomacia privada está funcionando en Argentina.

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

En el Quintal Tenemos Muchos Gallinas


Quizás un sinnúmero de pueblerinos no se hayan dado cuenta de la problemática, pero lo más preocupante para Latinoamérica de las recientes pruebas PISA no es que los resultados de los países de la región hayan sido pésimos, sino que algunos países ni siquiera admiten que tienen un problema serio.

Desde que se dieron a conocer los resultados, se ha escrito mucho sobre el hecho de que los países latinoamericanos que participaron en la prueba -Chile, México, Uruguay, Costa Rica, Brasil, Argentina, Colombia y Perú- salieron en los últimos puestos de la lista de los 65 países participantes. Pero muy poco se ha hablado sobre los países que se retiraron de la prueba a último minuto, como es el caso de Panamá, o los que directamente no participaron -quizás por temer sus resultados- como lo hizo Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana.

A título de información, el test PISA es tomado cada 3 años, y busca medir el conocimiento de los jóvenes en matemáticas, ciencia y comprensión de la lectura. Se trata sin duda de la prueba estudiantil más respetada, dicen los expertos en educación. Este año, como en años anteriores, los estudiantes de China y otros países asiáticos sacaron el mejor puntaje. Por ejemplo, en matemáticas, la ciudad china de Shangai salió en primer lugar, seguida por Singapur, Hong Kong, Taipei, Corea del Sur y Japón.

Más abajo en la lista de puntajes están Suiza (9), Finlandia (12), Alemania (16), Francia (25), España (33), Rusia (34), Estados Unidos (36), Suecia (38), Chile (51), México (53), Uruguay (55), Costa Rica (56), Brasil (58), Argentina (59), Colombia (62) y Perú (65). Los resultados en ciencias y comprensión de lectura fueron similares.

En casi todos los países europeos y en Estados Unidos, los gobiernos asumieron la responsabilidad por sus puntajes relativamente malos, y los interpretaron como un llamado de atención para mejorar la calidad educativa. Afortunadamente, algunos gobiernos latinoamericanos, como los de México, Brasil, Colombia y Perú, hicieron lo mismo. Pero como un pez que nada en sentido inverso a la corriente, otros gobiernos latinoamericanos siguieron la política del avestruz, y trataron de minimizar el problema, o negarlo por completo.

Por ejemplo, el ministro de educación de Argentina, Alberto Sileoni, quien en años anteriores culpó a la metodología del PISA por los malos resultados de su país, esta vez admitió que los resultados fueron malos, y que hay que tratar de mejorarlos. Sin embargo, en lugar de utilizar el test PISA para movilizar el país y tratar de revertir la debacle educativa de Argentina, Sileoni relativizó los resultados de la prueba. Dijo que a todos los países latinoamericanos les fue mal, y acto seguido pasó a ponderar las políticas educativas de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner.

La reacción más payasa, sin embargo, fue la de Bolivia, cuyo ministro de educación Roberto Aguilar fue citado en los medios diciendo que su país no participó en la prueba PISA porque se trata de una “imposición neoliberal”. Según un artículo anterior publicado en el portal del Ministerio de Educación de Bolivia, Aguilar dijo que “el gobierno de Bolivia no permitirá el test PISA como condicionamiento del desarrollo educativo”, y que el país construirá “sus propios modelos” de evaluación educativa.

Cuba, que afirma tener un sistema educativo de alto nivel, no explicó por qué no participó en la prueba. Tampoco lo hizo Venezuela. Los críticos señalan que ambos países no participan por temor a que los resultados contradigan la imagen de éxito que proyectan sus propagandas oficiales. En todo caso, otros países que se autoproclaman socialistas, como China y Vietnam, no solo participan en la prueba PISA sino que la usan como un medidor clave de sus programas educativos.

Además de las pruebas, el PISA también incluyó este año una encuesta a los estudiantes sobre cuán felices están con sus escuelas. Curiosamente, o no tanto, los estudiantes peruanos -que salieron últimos en las pruebas académicas- salieron terceros en el mundo en el ranking de felicidad con sus escuelas, seguidos de cerca por los colombianos (5), mexicanos (7), costarricenses (8) y uruguayos (13).

En mi opinión, aunque los países latinoamericanos que participaron en la prueba PISA están siendo criticados en los medios por sus malos resultados, son los más valientes… O menos gallinas, pues están haciendo lo debido, ya que cuando uno tiene un problema, lo mejor que puede hacer es identificarlo, cuantificarlo, asumirlo, y hacer algo al respecto.

Por suerte, algunos países que no participaron, como Ecuador, Guatemala y Panamá, están reconsiderando su posición, y podrían participar en el 2015. Pero aquellos que se niegan a participar en la prueba, como Bolivia, Cuba y Venezuela, están escondiéndose detrás de eslóganes ideológicos y otras excusas banales para negar su deterioro educacional… Creo que sSon los que merecen las mayores críticas.

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, que contiene apena instantáneas del cotidiano, disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Además, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Cosas Para Evitar en 2014


Mientras ciertos vivientes siguen curtiendo su más reciente resaca dipsómana y otros tantos aún persisten en emplear una enormidad de medicamentos digestivos y analgésicos en busca de ayuda divina para digerir mejor las toneladas de comidas que engulleron que ni energúmenos durante la navidad, por su vez, le anticipo que una otra legión ya está elaborando sus guías -no necesariamente zodiacales- para el próximo año, mismo que su intención de seguirla al pie de la letra muera -cuando mucho- luego en la segunda semana de enero.

Sin embargo, lo que se ve, es que ellos mencionan sólo lo que querrían hacer a futuro, mientras olvidan y dejan de lado la realización de otra detallada relación de ocurrencias que uno necesariamente debe evitar a toda costa tropezar con ellas durante el año siguiente, so pena de tener que amargarse la vida con sus posteriores efectos y componentes.

Por ejemplo, yendo de encuentro a esta idea y en auxilio del más bullicioso lector, le recuerdo que uno no debe comportarse nunca como Gypsy y Jaymz, dos activistas adeptos del nudismo que acaban de generar polémica en San Francisco, Estados Unidos. Y claro que tampoco se le ocurra lo que a ellos se les antojó, que fue casarse en frente a la Municipalidad, cuando acabaron detenidos por las autoridades locales. El problema tuvo origen porque Gypsy Taub escogió vestir apenas un velo para trocar anillos con su marido, Jaymz Smith, también completamente desnudo. Sin embargo, lo más original y absurdo fue el conjunto musical que acompaño la ceremonia, realizada por otro activista desnudo. Así pues, los novios fueron presos y mantenidos dentro de una camioneta hasta ser libertados poco después de emitida una notificación policial… La multa, obviamente, les llegará poco después.

Otro asunto que uno jamás debe dejar fuera de la lista, es ocurrírsele hacer como a Christopher Kelley, quien ya estaba pronto para casarse con Melissa Cooper en Georgia, Estados Unidos. Todo iba bien, hasta que ella descubrió que había sido engañada por el mequetrefe de su novio. De ahí, el pedido de casamiento que fuera realizado en 2004, se deshizo después de surgir la historia en 2011, lo que acabó por rendir a Christopher una multa de US$ 50 mil. El valor fue apurado hace semanas después de salir la sentencia del proceso en el cual Melissa acusaba a su ex novio de fraude y “quiebra de promesa de casarse”. Es que ella había largado su empleo para ser dueña de casa en período integral, y así poder cuidar de sus hijos -uno de ellos de un relacionamiento anterior-. Evidente que una vez descubierta su sabandijada -o la cana al aire-, Christopher fue expulso de casa, y, mismo que recorriese dos veces de la sentencia después del inicio del proceso, finalmente vio sus esperanzas fracasar al ser condenado definitivamente por la corte suprema.

Igualmente, el mejor consejo que les puedo dar ahora, es no olvidarse de incluir en su nómina, que uno nunca debe inventar de querer hacer lo mismo que Laraine Cook, una profesora de educación física y entrenadora de básquetbol en una escuela en Idaho, Estados Unidos. Es que Laraine terminó por perder su empleo luego que una foto polémica acabó siendo publicada en su cuenta de Facebook. Nada de más, si en la imagen no apareciese al lado de su enamorado, justo cuando una mano boba por su vez se encarga de apretar el seno de la feliz chica.

También hay casos más extremos que uno nunca debe dejar de tener en cuenta de su inclusión, como lo es querer antojársele a uno hacer igual que Christopher Martin, de 44 años, y Jessica Stroble, de 33, ambos ciudadanos norteamericanos que de repente se les ocurrió practicar sexo oral durante un vuelo de avión entre Oregón y Las Vegas, Estados Unidos. Resulta que ellos fueron pegos en flagrante en junio pasado, y hasta el día  hoy sienten las consecuencias de su inconsecuencia.

Y no olvidando nunca, jamás ocurrírsele querer arriesgarse a practicar sexo en un lugar público, pues uno bien puede terminar siendo flagrado por una indiscreta cámara de circuito interno de seguridad y vaya que lo descubran, como le ocurrió a una pareja en la Universidad de Jiangnan, en Wuxi, China. Es que ellos eran funcionarios de la mencionada entidad y trabajaban en uno de los locales de alimentación, cuando de repente fueron captados por las chismosas lentes en una posición con gozo y sin gloria, aunque igual los dos acabaron sin empleo.

Por cierto, y antes de terminar, le recuerdo que por más espesas y negras que estén las nubes sobre nuestras cabezas, el cielo allá arriba estará permanentemente azul, mismo que la lluvia, el granizo, los rayos y las tempestades les caigan siempre a los de abajo. En fin, pienso que debe ser el efecto natural del tiempo y de las ansiedades del vivir más; pero si la sabiduría antigua sirve para alguna cosa, si todavía puede ser de utilidad en las ignorancias modernas, le aconsejo que cole la lista que realizó en la puerta de la heladera, en el espejo del baño, en la puerta interna de su ropero o donde más se le antoje, ya que viéndola todos los días podrá recordar con ella lo qué evitar, discretamente, para que no se rían de nosotros, ya que mientras haya vida, habrá esperanza… Dichas estas banales palabras filosóficas, ¡le deseo Salud mayúscula y un próspero año nuevo!

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Estos Chicos Están Paranoicos


Como era de esperar, acabó sucediendo lo que ya era previsible: el escándalo del espionaje electrónico por parte de los Estados Unidos se ha ido diluyendo hasta quedar en una tímida protesta. Su protagonista ni siquiera prometió enmendarse, pero sugirió, evitando excesos, limitarse a sólo recabar datos para la defensa de su país; dejando en claro que será él quien determine los límites de sus potestades.

Ni siquiera mostró entusiasmo por suscribir un tratado multilateral sobre el tema. En síntesis, el caro leyente ya imagina que nada cambiará demasiado y la marcha de la humanidad seguirá su incierto camino, mientras el premio Nobel de la Paz, el hombre cuyo ingreso a la primera magistratura auguraba renovación y cristalinidad, seguirá desde su comando terráqueo fisgoneando a quien le parezca, sea amigo o enemigo. Nada de lo cual se asemeja, ni por asomo, a la democracia cosmopolita añorada por Kant, o siquiera a una decente organización como pudieron haber sido las Naciones Unidas.

Pero por favor le ruego, no infiera el cándido lector que esta situación es producto de la maldad del actual presidente norteamericano, un hombre probablemente débil, que se siente apresado por mecanismos que no tiene posibilidad de desarmar. Tampoco obviamente de su pueblo, en general crédulo y amable, confiado en Dios y concernido por los cincuenta kilómetros de radio que circunvala a cada uno de sus integrantes.

Más bien, le diría que todo es consecuencia de una conjunción y suma de factores históricos de diferente naturaleza, algunos sistémicos, otros azarosos, que de alguna manera llevaron a que la civilización terminara como luce actualmente. Con un país científica, militar y tecnológicamente a la cabeza (tanto, que es más poderoso que todos los restantes unidos), se nota un pelotón tímido y mediatizado que lo sigue con dificultades sin lograr nunca alcanzarlo, y más atrás todavía, otro grupo exhausto y multivariado que mientras marcha recoge lo que puede, le queda o le dan.

Por último, y ya a una cierta distancia, en la bruma y receloso, avanza un cuarto agregado, cejijunto, frustrado, guiado por un Dios iracundo, que cuando puede, -lo que por suerte ocurre pocas veces-, tira piedras a todos los restantes. Normalmente con hondas, a veces hasta con misiles.

Para peor y salvo las medidas reacciones chinas, exclusivamente económicas y muy a largo plazo, las diferencias de poderío tienden a agravarse. Pese a las crisis. Ya no son únicamente los Estados que lo integran, pues ahora se distinguen por su poder las propias sociedades y sus instituciones y empresas. No podemos olvidarnos que Google, Facebook, Microsoft, Apple, son norteamericanas o controladas por ellos y todas firmantes del “Patriot Act” del excéntrico apocalíptico George Bush.

Sus servidores, diseminados por todo el mundo, están a la orden de la Agencia de Seguridad Nacional de los EE.UU. Claro que lo mismo ocurre con los otros complejos del ensamble militar industrial. Como consecuencia la dominación es ubicua, está en los poros de la sociedad, incluso aquí, en esta modesta nota que será enviada por sus redes en nuestro irrelevante país.

En realidad, lo preocupante es que el superespía está amilanado y asustado, pues el 2001 no le fue indiferente, cuando lo agredieron en su cerno, lo que mostró que cualquier proyectil puede herirlo y que la dominación tecnológica no resulta suficiente frente a las dimensiones aniquiladoras de la propia tecnología.

La razón instrumental, diría el sociólogo alemán Theodor Adorno o hasta Max Horkheimer, -pensador afín con quien comenzó una larga y fructuosa colaboración-, al fin ganó la batalla. Por eso nada permite que seamos optimistas ni pensar en un futuro igualitario de un auténtico diálogo internacional. El mundo está por primera vez hegemonizado por una potencia en situación paranoica… Y así continuará en lo previsible.

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: