Profecías Más Viejas que la Ruda


Por raro que parezca, no resulta fácil definir o describir qué es un profeta. Y la dificultad procede de las mismas tradiciones bíblicas y de los datos que ofrecen los libros proféticos. Tal aprieto surge porque éstos revelan que no se trata de personajes cortados por un mismo patrón, uniformes en todos los aspectos de su personalidad, su actividad o su mensaje… Otros, porque son locos de atar.

Tenemos por costumbre llamar de profetas a Isaías, Jeremías, Eliseo, Abdías, Gad… Pero sin duda existen notables diferencias entre ellos. Y, aunque no bastan para negar los vínculos que los unen, es conveniente tenerlas presente para captar lo complejo de la tarea. Sin embargo, lo que se sabía hasta el presente con respecto a lo antiguo, es que los profetas tuvieron buen cuidado de no presentarse nunca como fundadores de nada nuevo, sino como reformadores, o mejor aún, como renovadores de la religión de Israel, ya que lo esencial a la religión hebrea es anterior a la época de los profetas.

Lo que sí hicieron estos y de una forma única, fue aportar una profundidad, un crecimiento y una concreción insospechados antes de ellos; por tanto, su aportación constituyó un cuerpo de pensamiento religioso de altura excepcional.

Pero muchos desconfiados dirán que esto es cosa anticuada que se originó desde antes de la humedad, quizás por no saber que en 1989, una señora búlgara ciega previó que los “hermanos americanos” -que no eran exactamente los Karamázov- serían atingidos por “dos pájaros de acero”.

Resulta que algunos años después, antes de ella fallecer, en 1996, sus seguidores cuentan que ella había declarado que una “gran onda iría cubrir una costa habitada por personas y ciudades cercanas, y todo iría desaparecer bajo el agua”, por lo que muchos piensan que sería por tanto la previsión del tsunami que ocurrió en 2004.

Cuando Vanga murió en 1996 a los 85 años, era conocida como la “Nostradamus de los Balcanes”, en una clara referencia al alquimista que vivió durante la época del Renacimiento.

Pero como nada es al acaso, durante el año de 2015, más una de las declaraciones premonitorias de “Baba Vanga” salió a público. Aparentemente ella ya había previsto la ascensión de la “gran guerra musulmana” en 2016, de acuerdo con registros dejados por ella antes de morir. Con respecto a la ascensión del Islán, ella también hizo otras afirmaciones futuras y preocupantes, si es que tenemos en cuenta el número de aciertos de sus previsiones.

El caso es que Vanga garantizó que la guerra musulmana sería iniciada luego a seguir de la primavera árabe de 2010 y que el fin de este proceso sólo acontecería en 2043. Pero lo que suena más alarmante aun, es que el centro dos conflictos sería en Siria y que el fin tendría Roma como “califato” de la civilización musulmana.

Al hablar sobre nuestro futuro, la vidente también alegó que Europa “va dejar de existir” hasta el final del próximo año y que el continente acabará casi vacío, tal cual un terreno baldío casi enteramente desprovisto de cualquier forma de vida.

Esta profecía que suena horripilante viene alertando a los teóricos de la conspiración, quienes destacan la actividad del Estado Islámico en Libia, región bien próxima a Europa.

Vanga nasció en una villa localizada en la región de Strumica, al pie de una montaña, y se cree que ella perdió la visión durante una tempestad cuando fue alcanzada por una rajada de viento y lanzada de vuelta al suelo.

Luego más tarde, la mujer alegó que pasara a tener la capacidad de ver el futuro y rápidamente adquirió un elevado número de seguidores. Con el pasar de los años y al ponerse más vieja, pasó a ser mentora de ricos, famosos y mismo hasta jefes políticos… Probablemente todos ellos preguntándole siempre cuales serían los números de la lotería mayor de sus países.

Entretanto, dejando de lado las cuestiones vistas por un ciego donde cosas palmarias se tornan cada vez menos apetecibles, puesto que el obstáculo existencial por veces dura años, recuerdo que el poeta Gérard de Nerval enloqueció de vez, al identificar una actriz con la Virgen María, haciendo con ello recrudecer el escepticismo del filósofo rumano Emil Cioran, el último de los delicados, para quien, desde hace dos mil años, Jesús se venga de nosotros por no haber muerto en un sofá… ¡Visionario asunto!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

En Medio a la Hoguera de la Estulticia


Dese cuenta al punto que llegan los malos ejemplos dados por los adultos, que ahora en Oriente Medio los niños fingen ser terroristas y juegan de decapitación. Nascidas en países donde el terror hace parte de la rutina de la población, estos transforman prácticas macabras en retozados divertimientos. De acuerdo con videos divulgados en internet, ellos aparecen fingiendo ser terroristas y simulando decapitaciones, como si estuviesen jugando a la pelota o brincando de pique-esconde.

El Irak y en Siria, donde el grupo extremista Estado Islámico (EI) ha capturado vastas franjas territoriales, los niños presencian inocentes como algunos seres humanos son decapitados en plaza pública, crucificados, lanzados de altos edificios y asesinados a sangre frio.

Para algunos de esos niños, los integrantes de los grupos yihadistas ya son sus héroes tipo Batman, Superhombre, Capitán América, aunque en Paquistán los niños brincan de auto explotarse.

Evidente que muchos dirán que esas son cosas de niños y que no importan mucho cuales sean sus juegos ya que la vida humana vale un comino. Pero creo que es de preocuparse cuando esos mismos niños tuvieron la oportunidad de presenciar el domingo pasado, a los militantes del Estado Islámico quemando por lo menos 8 mil libros y manuscritos raros de la biblioteca pública de Mosul, en Irak.

De acuerdo con el director del local, moradores de la ciudad intentaron convencer a los radicales a no destruir las instalaciones de la biblioteca, pero ellos acabaron por hacer explotar prácticamente todo el acervo. A seguir, hicieron una gran hoguera con los libros culturales y científicos, y se llevaron de allí libros infantiles y religiosos, según los testigos del hecho. El “EI” también destruyó, ese domingo, una iglesia y el teatro de la universidad local.

La biblioteca, que fue fundada en 1921 después del nacimiento del Estado iraquí moderno, contaba en su contenido con manuscritos que databan del 5000 a.C., libros sirios impresos en la primera gráfica del país, títulos que datan del Imperio Otomano, periódicos locales de muchas décadas anteriores y antigüedades como astrolabios. El acervo de familias de la alta sociedad de la región también era hospedado en la referida biblioteca, y gran parte de todo eso era considerado patrimonio raro por la Unesco.

“Es una pena. Tenía por costumbre pasar por allí en los años 1970. Era uno de los grandes lugares de Mosul. Aún recuerdo la lista alfabética de los libros”, lamentó Akil Kata, que se exiló de la ciudad hace años, por cuenta de la inestabilidad en la región.

En 2003, invasores habían destruido gran parte del local, robando varios libros y manuscritos. El contenido acabó por ser recuperado y devuelto al lugar, según el ex director adjunto de la institución, Qusai al-Faraj. Quien agregó que Irak es considerada la cuna de la civilización.

Evidente que mucha gente considera la práctica de quema de libros como algo ofensivo por diferentes razones: para algunos, es una forma de censura que los líderes políticos o religiosos aplican contra aquéllos que se oponen a sus ideas. El ejemplo más famoso y triste fue el de la quema de libros durante el régimen de Hitler en la Alemania nazi acaecido en la Bebelplatz de Berlín, el 10 de mayo de 1933.

Ergo, aquéllos que se oponen a la quema de libros generalmente comparan este hecho con lo ocurrido durante el gobierno de los nazis. Para otros, la quema pública de libros significa una publicidad gratuita cuyo efecto es atraer la atención sobre libros que de otra manera quizá no habrían llegado a conocerse ampliamente. Por eso algunas autoridades prefieren la destrucción privada de los libros.

En todo caso, la quema de libros y la destrucción de bibliotecas tienen una larga historia y pertenece a los lamentables capítulos de la censura, el fanatismo, la guerra y la estulticia. Pero esa no es una práctica reciente que se la pueda atribuir gratuitamente a los chiflados de éste y del pasado siglo. Algunos de los sucesos documentados muestran que la existencia de quema de libros y asesinato de académicos en la China de Qin Shi Huang en el año 212 a. C., donde muchos intelectuales que desobedecieron la orden fueron enterrados vivos. Luego, los libros de alquimia de la enciclopedia de Alejandría fueron quemados en 292 por el emperador Diocleciano… Entonces, ¿qué podemos esperar mañana de estos niños que fingen ser terroristas y juegan de decapitación?… ¿Alguien tiene la respuesta?

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Hay Madres y “Madres que son Hijas…”


Preciado lector, no me pregunte si esta historia ocurrió en Beirut, en alguna ciudad de Siria, de Irak, o en los alrededores de aquella región donde los conflictos ya son parte de la vida diaria de todo viviente.

Lo único que puedo afirmar, es que a un grupo de yihadistas que integran el delirante Estado Islámico se le ocurrió pedir rescate por la vida de un ciudadano español originario de Galicia que lo tenían secuestrado.

Durante algunas semanas, los integrantes del grupo debatieron democráticamente como deberían proceder con su reivindicación, por lo que finalmente decidieron que lo más conveniente era mandar una caja a la casa de la madre del joven gallego que, evidentemente, vivía en un pueblo de aquella comarca.

Semanas más tarde, cuando la señora abre la caja que el correo le entregara, pensando que contenía algún regalito de su hijo, encuentra dentro de ella un dedo y un papel conteniendo una frase sucinta que decía:

-“Tenemos a su hijo, depositen 100.000 dólares en esta cuenta bancaria”.

Sorprendida con tan desatinado contenido, la mujer arroja el billete a la basura y decide no pagar y enviarles una carta que explicaba:

-“Ese dedo puede ser de cualquiera, necesito más pruebas”.

Agobiada, ya que más algunas semanas se pasaron durante el intercambio de las correspondencias, la madre se tranquiliza un poco cuando un día finalmente recibe otra caja, ahora conteniendo un brazo.

Tampoco se sorprendió con el contenido, por lo que resuelve enviar otra carta donde exterioriza:

-“Ese brazo puede ser de cualquiera… Quiero más pruebas”.

Nuevamente transcurren varias semanas entre el canje epistolar de la señora con los yihadistas. Sin embargo, ansiosa, como toda madre lo es, un cierto día esta ve llegar al cartero que traía en brazos una caja mayor.

Luego de abrirla, encontró dentro un ojo, una oreja y un pie, junto a un papel que indicaba con letras mayúsculas:

“Vieja de mierda, ahí tiene todas las pruebas, ahora deposite el dinero”.

Luego de leer el billete, la mujer solamente dejó escapar una sonrisa irónica, pero la hermanita del secuestrado, que en ese momento estaba junto a su madre, le apunta con voz embargada y enfática:

-¡Mamá!… Deposita ya el dinero… ¿O todavía tienes duda?

La mujer dio de hombros, cerró la caja y la apiló con las anteriores. Cuando se dio por satisfecha, se dio vuelta y le comentó a la hija:

-No seas tonta hija… ¿No te das cuenta? Dos cajas más y lo tenemos de nuevo en casa.

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Fueron Atosigadas por Caretas Kabuky


Ya no hay más como poner duda que dentro de una relación, el golpe más duro que ésta puede recibir es que un miembro de la pareja traicione la confianza del otro involucrándose en una aventura, sea del tipo que sea, ya que ésta puede tener un efecto devastador en una relación. Expertos en el tema afirman que con un poco de lógica se podría decir que la persona más afectada es la cual engañaron, sin embargo esto no siempre es así, ya que la persona que engaño tiene muchos cambios personales que hacer si él o ella deciden continuar con la relación que estuvo a punto de romperse o se rompió. Este proceso se salvar la relación o de curación es un proceso básicamente emocional y requiere el trabajo de las dos partes involucradas. Ante estos casos el proceso de reconciliación y el hecho de tener nuevamente una relación sana es muy difícil, aunque no imposible de lograr.

De estar en una situación así, lo primero que uno debe hacer es decidir si vale la pena salvar la relación. Luego, elaborar de manera más objetiva una lista de razones por las que uno se quedaría en la relación o por las que no intentaría salvarla. Pero antes hay que considerar que las razones de la reconciliación pueden ser muy diferentes para personas que apenas están viviendo un romance o parejas jóvenes, a diferencia de las que tienen 25 años de casados. Sin embargo el grado de seriedad de una relación no lo hace menos doloroso el hecho de sufrir un engaño.

En todo caso, desafortunadamente, ésta es una experiencia que muchas parejas viven actualmente, cuyo impacto desgasta porque se pasa del enojo a la culpa, de la negación a la aceptación, de la agresión a la tristeza y después a la toma de decisión, con prácticas que ayudarán a sanarse de un engaño amoroso.

Otra salida sería hacer como las dos jóvenes adolescentes, Sabina y Samra, que dejaron su bucólica Austria para viajar a Siria y convertirse en novias de extremistas del Estado Islámico, y las que ahora tendrían dicho a sus familias que quedaron desilusionadas con la nueva vida y pidieron para volver para casa. Para colmo, la prensa austríaca acredita que las dos jovencitas se casaron con combatientes chechenos y pueden estar embarazadas.

A bien verdad, las dos viajaron para Siria en abril del corriente año después de ser convencidas por combatientes del “EI” para que se juntasen al grupo. Antes de partir, ellas dejaron un mensaje para sus padres: “No se preocupen por nosotros. Vamos servir a Dios, y vamos morir por Él”.

No en tanto, se sabe que ellas tendrían mantenido contacto con la familia y pedido para volver, conforme lo informó el diario austriaco “Oesterreich”. Empero, el portavoz del Ministerio del Interior austriaco, Karl-Heinz Grundboeck, dijo que no es seguro que las adolescentes retornen al país… “Después que las personas salen de Austria, es casi imposible volver”, afirmó Grundboeck… Quizás recordando lo ocurrido con el lunático de Adolf Hitler hace varias décadas atrás.

Por su vez, la Interpol fue involucrada en el caso y acredita que las cuentas que las dos jóvenes tenían en las redes sociales estarían siendo usadas por los yihadistas como propaganda para atraer a otros jóvenes a seguir el ejemplo de ellas y adherir al grupo. En las páginas, hay fotos de ellas riendo, vestidas de burcas y portando armas.

No es de dudar, porque las cuentas de las adolescentes en las redes sociales tienen fotos de ellas con ropas tradicionales musulmanas, aunque Sabina e Samra crecieron en Viena en familias de emigrantes de Bosnia, de acuerdo con los periódicos austriacos.

Ahora, el objetivo de la policía es descubrir como ellas se “radicalizaron” y si alguien sabía de los planos de ir para Siria. Las autoridades estiman que cerca de 130 ciudadanos del país se unieron a los combatientes del Estado Islámico.

¿Lo qué, al final, estarán tentando justificar ahora con tantos acrecimos?… ¿Alguien sabría decirlo? Bueno, no importa, pues ahora, y para crear un clima de absoluto suspense, lo mejor es quedarse de cuclillas ensayando máscaras de Kabuky y, por supuesto, avisar al lector que simplemente no sé cómo penetrar en la solidez de la altisonancia innoble… ¡Tétrico!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: