Fuera de una Domesticación Mediocre


Lo insólito, no es nada más que todo aquello que se considera fuera de lo común, lo cual sale de lo ordinario mismo que sea conocido y familiar. Pero en la eterna y muchas veces infructuosa búsqueda de la perfección, algunos seres humanos terminamos cediendo y conformándonos con lo más parecido a la felicidad que la vida pueda ofrecernos.

En principio, eso demuestra que aceptamos una domesticación mediocre y sin altura moral, una especie de sumisión a los límites que una realidad prosaica pone a nuestros sueños, utopías e ideales de vida. No todos se someten o aceptan ese comportamiento, y es cuando acuden a lo insólito. Sino, veamos dos ejemplos:

Una señora de 62 años -o sea, madurita ya-, fue detenida en el condado de Madison, en Illiniois, Estados Unidos, con nada menos que U$ 1,6 millones en billetes empaquetados y cerrados a vacuo. Lo que llevó a las autoridades a sospechar que la querida abuela estaba comprometida con el tráfico de drogas en la región.

Sucede que a la policía caminera se le antojó parar el coche que dirigía Carole Galvez, apenas para verificar la placa do su auto, que les pareció estar irregular. Entretanto, después de realizar una verificación más completa en el vehículo, acabó encontrando la exorbitante cuantía de dinero.

La sospecha es que esta sexagenaria señora estuviese transportando el dinero después de una transacción ligada al tráfico de estupefacientes. Ahora, doña Galvez está presa e sólo podrá salir de la jaula caso pague una fianza de U$ 1 millón. Y caso sea condenada por el delito de lavado de dinero -que no es igual que lavar ropa-, podrá recibir una pena de hasta 15 años de prisión… ¡Insólito!

Por otro lado, una otra mujer entró en la Corte de Justicia brasileña con una causa contra la “Igreja Universal do Reino de Deus” y logró recibir de vuelta sus décimos. De acuerdo con una publicación del periódico “Extra”, dicha mujer había recibido una gran cuantía de dinero después de haber realizado un trabajo, pero luego fue inducida por un elocuente “pastor de ovejas descarriadas” a revertir todo el montante para la referida institución religiosa. Poco después el hombre huyó de la iglesia, resultando en la fiel señora un profundo episodio de depresión, ya que quedó sin empleo y en la miseria.

La causa judicial que fue acompañada por la 5ª Turma Civil del Tribunal de Justicia del Distrito Federal y de los Territorios (TJDFT), confirmó la sentencia que ya había sido determinada por la 9ª Vara Civil de Brasilia. Ahora, la confirmación del fallo obliga a la “Igreja Universal do Reino de Deus” a devolver los R$ 74.341,40 (aproximadamente 35 mil dólares) donados, para la antigua frecuentadora de su templo, además de acrecentar tasas de mora de 1% al mes.

La referida donación había sido realizada por medio de dos cheques que fueron compensados en diciembre de 2003 y enero de 2004. Entretanto, la mujer decidió accionar la Justicia solamente en 2010, cuando su situación financiera ya estaba seriamente perjudicada.

No obstante, mismo habiendo recurrido al fallo, la “Igreja Universal do Reino de Deus” no consiguió cancelar la decisión. Dicha congregación, con la intención de defenderse, llegó a afirmar que la mujer era una empresaria exitosa y que tenía rendimientos suficientes para poder sustentarse caso donase el referido montante.

En todo caso, con ojos aguados, percibo que nuestra actitud frente a las propias vivencias es a veces frívola, por decirlo de una manera piadosa. Principalmente, porque no trasmitimos con eficacia nuestras experiencias a las nuevas generaciones, que deben resignarse a crecer en la creencia de que nada importante ha existido en este Reino antes de su nacimiento, y quedan convencidas de que con lo insólito han inventado la pólvora… ¿No es extraordinario?

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: