Dele Más Luz a su Birgulino


Justamente para todo aquel apasionado lector que a su vez es fanático de la saga “Star Wars” y vive soñado con los hechos y los personajes de tales películas, vistiendo sacrosantamente mi manto de monje de piedra, me tomo la molestia de comunicar a todo interesado en esos asuntos luminoso, que ya da para transformar su “erección” en un sable de luz… Caso logre levantarlo, claro está.

Es incontestable que no estoy hablando aquí de la necesidad de acudir a la maravillosa pastillita azul o similares que son vendidas en el mercado a precios módicos, sino más bien porque para los que no alcanzaron todavía esa edad proterva que castiga y condena al hombre en vida, ya inventaron un “preservativo” que brilla en lo escuro del cuarto: el tal “Prudence Neon”.

Por tanto, todo lleva a creer que dicho invento cae como de perilla para esas parejas que tanto les gusta jugar de “esconde-esconde” antes de perderse en el “pega-pega” en la horizontal o en la posición que se les ocurra.

Tirando la mente de su posición estática y dándole libre albedrío a la misma, es de imaginar entonces el perfil de un ciudadano cualquiera debidamente “vestido” con esa “gabardina verde” sacando de repente aquel trabuco “verde centellante color de marca texto”, gritando en el dormitorio: ¡Aquí está!… Lo que en realidad puede resultar cómico o tal vez brochante. Depende de cada uno… Habría que testarlo para ver lo que mejor se ajusta.

Por lo que cuentan, parece que el artilugio funciona después de uno colocar el preservativo, “armado en su debido lugar”, debajo de un foco de luz por treinta segundos… Un poco lejos, eso sí, para que no se le queme, obvio.

El paquetito con tres unidades -que es por si a uno le cortan la luz-, conforme una investigación rápida en internet, cuesta cerca de U$ 2,00. De acuerdo con la descripción del fabricante, el material no es tóxico y pasa por tres testes de cualidad… Con todo, parece que en la boca no funciona bien.

Aguzada ya mi curiosidad investigativa digna de un “Sherlock Holmes”, terminé por encontrar un video divertido en “Youtube”, que no sé si es una acción de la propia marca, en que un individuo danza en la oscuridad usando el preservativo de neón en una prótesis peneana, porque, verdad sea dicha, el tamaño y la flexibilidad no hacen justicia a la realidad.

¿Qué quiere que le diga? Yo tengo lo que tengo y nada más, pero no me quejo. Mis manos, ya habituadas a asir lo mío, no son víctimas ni victimarias, aunque quizás él si lo sea, depende del lado cóncavo o convexo que uno mire la cuestión.

Pero en fin, volviendo a mis manos, cuando ellas se cierran lentamente, advierto los puños en que se han convertido. No agreden, no golpean, pero por las dudas intento abrirlas de nuevo, porque en última instancia en lugar de ahorcar ellas tienen la vocación de acariciar y ése es su oficio primordial… Por tanto, ya es común que oscile entre la consolación y el desconsuelo y, convengamos: ¿Para qué, lucecitas de neón?… ¡Impresionante!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

La Alegría en Versión Biónica


-¿De qué se ríe, doctor?… ¡Buen día!… Por su fisonomía, enjuicio que la vida le ha de estar resultando de pura despreocupación.

-Para usted también, mi amigo… Y cuanto a su percepción, creo que otra vez erró el tiro. Desde ya le aclaro que no me rio de la vida, que suficientes preocupaciones ésta ya me otorga gratuitamente.

-Sinceramente, ¡no lo comprendo, doctor!… ¿Puedo saber por qué sonríe?

-Es que apenas lo vi a usted ahí, sentado frente al pocillo de café, algo me trajo a baila su parecido con Mohammed Abad.

-Debe ser algún conocido suyo, porque no tengo idea de quién puede ser ese sujeto.

-La verdad, es que yo tampoco; pero como su caso es insólito, no puede abstenerme de compararlo con usted… ¡Disculpe!

-No sé porque yo tendría que aceptar sus disculpas, doctor. Por lo visto, ha de tratarse de algún chisme barato de los que usted siempre trae.

-No sea ingrato, hombre. Sólo buscaba ser urbano.

-Fenómeno, pero eso tampoco explica por qué anda tan alegre.

-No estoy alegre ni feliz, verdad sea dicha. Era tan solo la unión de dos contingencias.

-Ya viene usted con sus charadas… Sepa que hoy no estoy para acertijos… O me cuenta lo que sabe, o tire de una vez esa máscara chusca de su faz.

-Usted es un avinagrado, mi amigo. Por eso se parece mucho a ese individuo…

-¿Qué hombre?… ¿Podría explicarse mejor, por favor?

-Por supuesto, ¿qué mal hace?… Le cuento que cuando aun era un muchacho imberbe, Mohammed Abad sufrió un horrible accidente de automóvil.

-No me atinge su indirecta, doctor. Nunca fui atropellado en mi vida.

-¿Quiere que termine el relato, o va a comenzar con sus impertinencias?

-Dele nomás, suelte la lengua, doctor. Ya estoy curioso para saber de qué se trata.

-Como le decía, ese día Mohammed fue arrastrado por un vehículo por cerca de 185 metros, por lo que tuvo su pene sumariamente arrancado y tuvo que conformarse en vivir así durante casi treinta años.

-¡Ja! Luego imaginé que se trataba de alguna chacota de su parte…

-Está bien, no le cuento más nada.

-Si empezó algo, doctor, tiene obligación de continuar. Prometo que no lo interrumpo.

-Algo que dudo, pero sigamos. Resulta que la vida de este individuo que hoy tiene 43 años, de repente ahora mudó totalmente.

-¿No me diga que acertó a la lotería?

-Fue mejor que eso, hombre. Fíjese que luego de pasar por una cirugía bastante complicada, él acabó por ganar un pene biónico, y tres décadas después pudo conocer lo que era una erección. Por lo que su sueño ahora es perder la virginidad y formar una familia.

-Ya me lo imaginaba. Usted me quiere tomar el pelo, como siempre.

-Está bien, paro por aquí…

-No, no… Ahora siga. No se comporte como un maleducado, doctor.

-Usted me prometió que no iba a interrumpir mi relato.

-Entonces, le renuevo mi promesa. Continué nomas.

-Usted ya me sacó las ganas, hombre; pero si insiste, acreciento que para construir el tal pene biónico, los médicos tuvieron el delicado trabajo de retirar piel de los brazos del paciente y trasplantarla para dos tubos que se inflan cuando él presiona sus testículos.

-Esas cosas sólo pueden ser inventos suyos, doctor. Si fuese así, ese tal de Mohammed quedaría como el gallo que agita sus alas cada vez que cacarea.

-Eso, yo no sé, pero lo cierto es que días después de la cirugía, el hombre probó el aparatito y confirmó su funcionamiento, avisando que “ahora quiere conocer a alguien con quien pueda practicar sexo, ya que intentará llevar la vida normal que nunca consiguió”.

-Lo que no es de dudar, doctor. Al fin de cuentas, el sujeto perdió su juventud sin probar nunca lo que era experimentar el alivio manual.

-Se equivoca rotundamente, mi amigo; pues durante cierta época de su vida, él llegó a ser casado, aunque escondiera el problema de su mujer. En todo caso, como los dos no se relacionaban sexualmente de manera alguna, ella acabó pidiendo el divorcio… Por eso me reía de usted cuando esta historia me vino a la cabeza…

-¿Sabe una cosa, doctor? ¡Váyase al diablo!… O, mejor dicho, me niego a seguir escuchando sus gansadas… ¡Me voy!

-Vaya nomás, y no se olvide de cumplir con sus compromisos en casa, para que no le ocurra como a Mohammed.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

¿Sabe lo que Ella Piensa Cuando lo ve Desnudo?


De comienzo ya le advierto que estando usted en las preliminares horizontales, a ella no se le antojará compararlo con un Brad Pitt o Hugh Jackman, u otro ejemplar cualquiera. En verdad, las mujeres no piensan tanto en uno desnudo como nosotros lo imaginamos, por lo menos es lo que afirma la psicóloga Jill Weber, PhD y autora del libro “Having Sex, Wanting Intimacy”…. “Ellas se ponen menos excitadas con el cuerpo masculino sin ropas de que con representaciones de actividad sexual real”.

Empero, mismo que el cuerpo semidesnudo del hombre no cause el mismo impacto que el de ellas a nuestros ojos, de por cierto que la susodicha estará confiriendo cada detalle en usted. En verdad, ellas nos observan de la cabeza a los pies… “Estudios de rastreo del movimiento ocular en mujeres muestran que ellas ‘miden’ los hombres tanto cuanto ellos las miden a ellas”, revela la escritora Tracey Cox. Por tanto, cuando usted se desvista frente a una mujer, tenga en cuenta para donde ella va mirar:

Irá reparar en sus manos, principalmente las uñas – Generalmente sucede antes de uno desvestirse, por tanto es el momento de la verdad: sus manos están prestes a tocar todo el cuerpo de ella… “Muchas mujeres creen que las manos de un hombre son sexy. Nosotras las imaginamos por todo nuestro cuerpo y eso puede ser un plus o no, dependiendo de cómo ellas se muestren”, informa Jennifer Landa, Ph.D y médica del “BodyLogicMD”. Por eso, preste siempre atención a la higiene de las manos y corte seguido sus uñas. ¿Uñas largas? ¡Jamás! A no ser que usted sea músico y necesite tenerlas más largas que lo normal. Caso contrario, no hay disculpas.

¡Ah, y le va mirar las uñas del pie también! – “Podemos no ver sus pies con tanta frecuencia, pero pies ásperos no combinan con las sábanas”, afirma Jennifer. Por tanto, considere hacer una visita a la pedicura si necesario, y nunca no se muestre con los pies descuidados, más pareciendo una lija.

Notará si usted se raspa, depila o no hace nada – ¿Usted es de los que recortan, raspa o deja crecer? “La mayoría de las mujeres de hoy espera que usted apare o raspe la región pubiana. Puede aumentar la accesibilidad y la sensibilidad”, cuenta Jennifer.

Observa su calzoncillo – “A algunas les gusta los calzoncillos comunes, otras los boxer o hasta los más largos, pero generalmente mujeres gustan de un tipo particular”, confirma Jennifer… “Si usted quiere saber la mejor forma de impresionar a su mujer con la ropa interior, entonces pregúntele antes de cual ella gusta”.

Espera que usted huela bien – “El olor y el sexo tienen un relacionamiento muy íntimo, entonces deje que ella elija el perfume que usted debe usar para estar más sexy para ella en la cama”, aconseja Jennifer. Sólo no mascare completamente su olor natural, pues él la atraerá aún más. Nuestro olor natural carga buenas dosis de feromona, una de las más poderosas formas de atraer a alguien.

Pensará en lo que usted piensa del cuerpo de ella – Así que ella se quitar la ropa, instantáneamente observará su reacción. “En verdad, eso tiene más a ver con ella de que cualquier otra cosa”, garante Tracey. La especialista explica que lo mejor en esos casos es mirar para el cuerpo de la mujer con cara de placer. Pero eso no suficiente, ¡háblele de lo que usted siente por ella!… “La mejor cosa que un individuo puede hacer, es elogiarla para dejarla más a voluntad”, revela Jennifer.

Le gustaría que las luces no fuesen tan claras – Para ponerse más confortable, tiente luz de velas o mismo el viejo truque de un paño en vuelta de la pantalla. Nadie se siente confiado y sexy con luz fuerte. Al mismo tiempo, la oscuridad total también no ayuda a conocerse mejor. ¿Entonces, por qué no un medio termo?

Mirará se usted alcanzó la erección – A ella le gusta de saber lo que te deja excitado. “Si usted no tiene una erección, la primera cosa que irá pensar es que la culpa es de ella”, comenta Tracey. Entre tanto, no hay motivo para estrés. Apenas dígale que usted está un poco nervioso y necesita de más tiempo (o de un viagra, si es el caso).

Incluso, irá verificar el tamaño del susodicho – ¿Tamaño realmente importa? Según un estudio publicado en 2013 en la revista “Proceedings of the National Academy of Science”, ¡sí!, pero otros factores, como altura, forma del cuerpo y tamaño del nene sin erección, impactaron las respuestas de las mujeres. Entonces relaje, no es sólo el tamaño que importa… “No es verdad que las mujeres adoran hombres con pene grande. Muchas veces el sexo es desconfortable y hasta doloroso”, resalta Tracey. Si el suyo es de tamaño medio, siéntase seguro. Mismo si él es menor que la media, no entre en pánico… Ahora es tarde, mi amigo.

Se preguntará si usted será hombre suficiente para ella – Mujeres adoran un hombre gentil en su día a día, pero muchas veces quieren un hombre fuerte y dominante en el cuarto, según Wendy Walsh, PhD y especialista en sexo y relacionamiento en EUA. En el momento del vamos ver, ella también irá observar ese quesito. “Sexo a la fuerza es la fantasía sexual número uno entre diferentes culturas”, revela Wendy. Por tanto, más tarde, cuando se le dé por hacer sexo oral, agarre el cuadril de ella con firmeza para que no consiga moverse. Eso irá dejarla más excitada, recomienda Wendy.

Se preguntará si usted hablará sobre sexo – La parte del cuerpo más importante en la cama es su boca, de acuerdo con Wendy. “La mujer se preguntará si usted va mostrar interés en saber cuáles son sus fantasías sexuales, o de qué ella más gusta en la cama y cómo se siente”. Cuanto más la mujer se siente deseada, más excitada se pondrá.

Tendrá recelo de pegar una DST – Disculpe, pero siempre existe la duda y la preocupación. “Uno en cada cuatro hombres carga bacterias clamidias, lo que puede llevar al cáncer de útero en las mujeres”, informa Wendy. Por tanto, la mujer casi siempre irá querer saber si usted está abierto a tener una conversa sobre el uso de protección, o si ya sale asumiendo que ella no espera que usted use preservativo. Usar protección o tener una discusión de antemano sobre el teste de DST irá aliviar la mente de ambas partes.

Ella quiere saber cuán confiable es usted en la cama – Dé lo mejor de un James Dean: “Un hombre que actúa como si supiese su camino en torno del cuerpo de una mujer es simplemente sexy, principalmente cuando él realmente sabe lo que está haciendo”, cuenta la educadora sexual Devi Ward.

Así pues, previendo sabiamente que las relaciones dichas “humanas” ya se han tornado un prosaico juego de virtudes prestidigitadoras, en que tanto hombres como mujeres adoran perder la ropa mismo que la Naturaleza bostece aburrida, ya vendrá el tiempo en que sustituiremos los deslumbrantes artificios gozosos por meras artimañas gaseosas… ¡Aguarde!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: