Esa, ni Tarzan la Sabía


No ocurrió exactamente en la frondosidad de la jungla, pero hace poquísimos días algunos médicos del “Hospital Universitario de Daca”, de Bangladesh, se depararon con un caso nada común a los ojos humanos. Como consecuencia del suceso, ese equipo de galenos se está preparando ahora para operar dentro de poco a Abul Bajandar, que, por increíble que pueda parecer, desenvolvió verrugas con apariencia de “cáscaras de árboles” en las manos y en los pies… Porque puede que necesiten consultar primero a un ingeniero forestal, un botánico y un auxiliar de jardinería antes de efectuar el proyectado desmoche en Abul.

Dejando de lado estas imaginaciones de carácter socio-político-ambientalista, el problema de este joven es conocido como “dolencia de hombre árbol”, una condición rarísima en los humanos -que ni Tarzán sabía de su existencia-, según lo informa la coordinadora del sector de cirugía plástica del mencionado hospital, Samanta Lal Sen, en entrevista concedida a la agencia EFE.

Dicha anormalidad física comenzó a surgir poco a poco hace 10 años. Hoy con 26 años -y sabiendo ya que no eran las uñas lo que le crecían-, Abul es incapaz de usar sus pies y manos para trabajar en la región donde vive, en la ciudad de Khulna. Con todo, él terminó siendo internado el último sábado 30 de enero y ahora aguarda para saber cuándo realmente podré ser operado.

“Se trata de una “epidermodisplasia verruciforme”, enfermedad rara no contagiosa de la cual conocemos pocos casos en el mundo. Yo misma nunca había visto una cosa igual”, confesó Samanta, aseverando que los médicos del hospital realizarán análisis y estudios más detallados durante las próximas semanas para evaluar si realmente es posible operar el paciente.

“A priori, no existe cura para esa enfermedad. Nuestro objetivo será proporcionar un alivio al paciente, mejorar su condición de vida e intentar conseguir con que sus manos y pies vuelvan a ser funcionales”, afirmó la especialista. Entre tanto, considera que existe la chance de las verrugas volver a surgir con el pasar del tiempo.

Por su vez, el joven Abul es casado y tiene una hija de tres años -dejando evidente que las verrugas no le impidieron entretenerse por las noches entre las sábanas y cuatro paredes-. Una familia que sustentaba con su trabajo de chofer, no obstante después de perder las manos para la anomalía, largó el empleo y ahora pide limosnas en la calle… Si bien perdió la oportunidad de trabajar camuflado como guardabosques.

El propio Abul fue quien se encargó de explicar al periódico “The Daily Star”: “Actualmente necesito de ayuda para realizar todas mis actividades diarias, inclusive comer y tomar baño -incluso cuando mueve el intestino-… El peso de las verrugas hace con que mis brazos cedan y el dolor aumenta cuando tengo que moverme”….

Desafiando escepticismos, sobradamente justificados después de millares de relatos leídos y oídos sobre las vidas ejemplares de perros y su impertinente dedicación en querer regar cuanto árbol encuentran, diría que la decisión de Abul ir definitivamente al médico no tendría porqué sorprendernos, una vez que, según las apariencias, se sintió cansado de que hasta los perros lo mearan todos los días… ¡Un absurdo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Vegetando Entre Piojos y Vampiros


Lo que la gran mayoría de hombres y mujeres aprendió, tal vez muchos de ellos por experiencia propia de la época que iban a la escuela, es que los piojos no pasan de una infestación inocua que en realidad no produce ningún impedimento serio, ya que esos minúsculos bichitos no transmiten ninguna enfermedad, salvo tener que rascarse. Con todo, existe una serie de mitos y creencias que preocupan a los niños, sus familias y sus maestros.

Por su vez, hago constancia de que el adjetivo “piojoso” suele ser aplicado no solamente a la persona o animal que tiene muchos piojos, sino que usualmente se emplea hacia la persona que merece desprecio, generalmente porque esta no ayuda a los demás. Pero si mal no recuerdo, este término inclusive suele utilizarse para referirse a la persona sucia y cubierta de trapos, así como a todos los harapientos, desastrados, zarrapastrosos y andrajosos que vemos por la calle… Excepto los políticos, claro, por estos estar incluidos en una categoría especial en la fauna de nuestro globo terráqueo.

Dejando un poco de lado todos estos deméritos hacia la imagen de cualquiera, lo que ahora se sabe, es que un caso extremamente raro de ser registrado, sucedió con una mujer que quedó gravemente anémica después de sufrir con una infestación de piojos. El detalle a tener en cuenta, es que estos vampirisimos bichitos simplemente le chuparon buena parte de su sangre. Y por si el cenceño leyente no lo cree, el registro de esta enfermedad rarísima fue realizado hace poco en la arenosa Arabia Saudita.

Esta succionada mujer, que tuvo su identidad preservada, descubrió qué era lo que la aquejaba después que fueron realizados diversos exámenes. De acuerdo con el periódico “Daily Mail”, los hambrientos piojos causaron la perdida de hierro en el organismo de esta joven de 22 años a través de la succión de las células rojas de la sangre.

Es de no creerlo, pero lo que se sabe, es que los síntomas de la enfermedad en la joven fueron bastante graves. Comenzaron con pequeños devaneos, los que de a poco se transformaron en palpitaciones, tontura, fatiga y, finalmente, en un fuerte dolor en el pecho. Empero, por ser inusitada, la causa de la anemia demoró para ser encontrada.

Antes de la causa real de los síntomas ser descubierta, se sospechaba que la joven apenas se alimentaba mal -en todos los sentidos-. Con todo, cuando finalmente dio entrada en el hospital, ella misma afirmó que pasó años tomando antidepresivos luego que su madre falleciera. Para sorpresa de todos los que la atendieron, los médicos se dieron cuenta que su depresión no tenía ningún tipo de relación con los piojos.

Así que, luego de realizar un examen minucioso en todo el cuerpo de la joven, lo único que los médicos encontraron fueron arañones considerablemente grandes en la cabeza de la paciente, además de millones de bichitos. Fue cuando descubrieron que estaba infectada de piojos y liendres que chupaban literalmente la sangre a través de las heridas que ellos mismos habían hecho en la región.

De tan raro, su caso acabó siendo registrado en la revista médica “BMJ Case Reports”. A continuación del inusitado descubrimiento, ella pasó por un tratamiento con champú especial, acompañamiento psicológico e ingestión de suplementos alimentares. Como resultado, pasadas algunas semanas, ella ya presenta una mejora considerable en relación a su peor periodo.

Esto me hace creer que un problema no es el problema. El problema es nuestra actitud frente al problema. Y por su vez razono que cada uno tendrá sus razones, y, como de costumbre, esas razones sólo cada uno las conoce, por lo que a veces es preferible no responder, ya que la boca es un órgano que será de más confianza cuanto más silencioso se mantenga. Así que, con estas u otras palabras se ha recordado aquí que todos los días pasados fueron vísperas y todos los días futuros lo han de ser también… ¡Famélico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Parecido con el Huevo de Colón


Como si se tratase de una de aquellas radionovelas mexicanas que la gente, extasiada, pegaba el oído al receptor, uno bien pude suponer el episodio en el cual un día incierto pero ocurrido, al entrar al consultorio, doña Tanya le dijera al médico: ¿si mi hijo le muestra un huevo, usted me promete que no se ríe?

El Dr. Joel sintió de pronto un golpe en el corazón, o en el estómago, o tal vez directo en la entrepierna, ya que cuando estas cosas suelen ocurrir todos perdemos la sangre fría y no la podemos localizar, a pesar de la pequeña distancia que separa el fundillo del estómago y éste del corazón, y más aun estando de por medio el diafragma, que tanto se reciente de los latidos como de éste como de las contracciones de aquel. Por lo que daría para recapacitar que Dios, si fuera hoy, con lo que lleva aprendido, haría menos complicado el cuerpo de los humanos.

En todo caso, no se trata de una radionovela y si de un hecho real en que a los 25 años, el australiano Tyrone Bowd tiene que pasar sus días luchando con una rarísima enfermedad conocida como “lindefema de pene” y escrotal. Esa rara condición lo hace tener la bolsa testicular simplemente del tamaño de una sandía… Pero sin semillas, claro.

Tanya Bowd, su madre, afirma: “Una vez, cuando mi hijo era más chico, mientras él tomaba baño, miré para su testículo y noté que estaba inflamado. En la hora le pregunté lo que estaba aconteciendo, pues me parecía que había algo incorrecto. Era de un tamaño realmente mucho mayor que lo normal”… O por lo menos muy diferentes de los de su marido, que sabidamente eran de plomo.

Por supuesto que al drama del baño, sin necesidad de agregar la dramaturgia radiofónica, le siguieron después gritos desesperados del propio Tyrone tan pronto él notara la inflamación. Pero aquel sería tan sólo el primer contacto que él tendría con la enfermedad. Luego de cara, cuando fue al hospital, oyó que ni mismo un examen de ultrasonido había sido capaz de identificar la causa de la hinchazón.

El médico Joel Gelma, responsable por identificar la enfermedad de Tyrone, es quien explica mejor la cuestión: “El lindefema escrotal es una condición que se desenvuelve gradualmente. Los tejidos por bajo de la piel exterior del testículo crecen y eso causa un alargamiento significativo de la piel del pene. Con el pasar del tiempo, los pacientes pueden perder la capacidad de andar normalmente, y eso los afecta por demás en lo emocional y hasta físicamente”.

Pues bien, sabedores ahora del origen del problema, madre e hijo ahora corren atrás de donaciones para poder llevar Tyrone a los Estados Unidos. Es que el Dr. Joel es norteamericano y es allí donde espera su paciente para poder ayudarlo a resolver el problema. Hasta el momento, la familia ha arrecadado con donaciones de extraños cerca del 60% de los US$ 100 mil que necesita para que el huevón de Tyrone realice los tratamientos necesarios en suelo norteamericano.

Al conceder la entrevista para los periodistas, la madre se desahogó diciendo: “El testículo ya se alargó hasta alcanzarle la rodilla. Le golpea en vuelta de la parte de atrás de sus pantorrillas cuando Tyrone intenta andar. Los pantalones ya no le sirven más, fuimos yendo para un tamaño mayor, y después otro más, y otro más. Pero a los pocos las opciones se van agotando”… Por lo que no dificulta en nada el dictado: “es poco paño para una manga”, palabra esta última que, obviamente, debería ser sustituida por otra más específica y no menos huevona… ¡Haya saco!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Mire las Cosas con Otros Ojos


Se me dio por pensar que nosotros, los humanos, deberíamos sentirnos más unidos por los dioses, un pensamiento suelto que más parece identificarse con fósiles o restos de antiguas civilizaciones. No obstante hay un momento inmediato en que dudo si no harían más sentido las odas completas de donde lo saqué, que ponerme a unir trozos sueltos aún coherentes pero ya corroídos por la ausencia de lo que había antes o viene después, y contradictoriamente afirmando, en su propia mutilación, otro sentido cerrado, definitivo, como el que parecen tener los epígrafes puestos en la entrada de los libros.

Fuera estas divagaciones pueriles que no llevan a nada, la intención mismo era registrar que, en 2010, el periodista científico Carl Zimmer llegó a escribir un artículo para la revista “Discover” hablando sobre un extraño caso clínico que había sido estudiado por el neurólogo inglés Adam Zeman. Se trataba de un hombre que no podía ver personas o cosas, con los ojos de la mente… Aunque todos sepamos que muchos sólo ven las cosas con el “tercer ojo” que tienen localizado al final de la espina dorsal.

Como sea, luego después de haber sido editada la tal publicación, el profesor Zimmer fue abordado por 21 personas que se sintieron identificadas con el artículo y querían saber más al respecto.

Qué pasó durante estos últimos años, no se sabe, pero hoy día Zeman y sus colegas de la “Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter” relatan para la revista “Cortex”, que esa condición puede estar afectando hasta el 2,5% de la población… Mismo que no sea una cifra extraordinaria, de por sí significa que hay un montón de delirantes en el mundo.

Con todo, a esa síndrome ahora la denominarla de “aphantasia”, no obstante Zeman tenga insistido en una entrevista para la “BBC”, que no se trata de una enfermedad -no necesariamente mental-, y sí de una “variabilidad de la experiencia humana” que hace con que la mayoría de los mortales “conviva durante toda la vida con imágenes producidas por los ojos de la mente; imágenes que ellos analizan de vez en cuando”.

Por ejemplo, un hombre que sufría de insomnio durante la infancia, llegó a expresar lo siguiente a ese respecto: “Yo no podía ver ninguna ovejita saltando la cerca, no había nada para contar en mi mente”… ¡Estupendo! Por eso él leía la revista “Playboy”.

No importando los detalles sobre entretenimientos nocturnos de cualquiera, agrego que esa recién nombrada condición, es algo que en realidad afecta a varias personas desde el nacimiento, y de por sí es diferente de la experiencia descrita por primera vez por Zeman en la revista “Discover”. En ese ensayo él relataba que un paciente perdiera la capacidad de ver imágenes mentales después de someterse a una cirugía cardíaca.

Cuanto a los pacientes con “aphantasia” congénita, Zeman dice que la red de regiones que están distribuidas a lo largo del cerebro -del que tiene-, implicadas en el proceso de visualización, puede funcionar de forma diferente ya desde el nacimiento del individuo, y no debido a un acontecimiento traumático. Por otro lado, hay personas que nacen con “hyperaphantasia”, que nada más es que la capacidad de visualizar imágenes mentales con riqueza de detalles… Y puede que talvez de ahí se originen los chimes.

En todo caso, para comprender mejor las bases neurológicas de esa gama de experiencias visuales, Zeman ahora está trabajando en el proyecto “The Eye’s Mind”, o “Los Ojos de la Mente”, un proyecto que tendrá duración de un año y cuenta con la participación de la artista Susan Aldworth, del historiador de arte John Onians y de la filósofa Fiona Macpherson… Todos ellos preocupados en descubrir con cuantos ojos al final de cuentas nacimos… ¡Hace sentido!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

¿Usted Aun no es Adicto al Nakations?


Filósofos y moralistas han insistido sobre el temple de ánimo, vinculándolo a un sentimiento que tiene como correlato: lo cósmico. El propio Pascal ya decía que sin la diversión caeríamos fácilmente en el aburrimiento. Algo con lo que uno debe concordar, puesto que la diversión nos deleita y nos facilita la vida haciéndonos llegar inadvertidamente a la muerte. En todo caso, Schopenhauer observaba que apenas la miseria y el dolor conceden al hombre una tregua, pero el aburrimiento se le acerca en seguida.

Siendo así, deducimos que el aburrimiento es el cansancio o fastidio causados generalmente por disgustos o molestias, o por no tener nada que nos divierta y distraiga. Normalmente, aquellos que se encuentran temporalmente aburridos pueden considerar su estado como una mera pérdida de tiempo, pero generalmente lo consideran aún peor.

En vista de ello, otro punto sería preguntarse: ¿Qué es un loco? En realidad, la locura es la incapacidad de uno continuar con las ideas, algo así como si se estuviese en un país extranjero: viendo todo, entendiendo lo que pasa alrededor, pero sin poder explicar o ser ayudado, porque no se entiende la lengua hablada ahí. Aunque pienso que todos hemos estado locos en algún momento de nuestra vida… O esquizofrénicos.

Empero, la esquizofrenia es una enfermedad debilitante y desconcertante. Los que la padecen tienen frecuentemente el sentimiento de estar controlados por fuerzas extrañas, que hablan de él y están convencidos de que otros pueden leer sus mentes; la percepción puede distorsionarse más allá de la realidad haciendo que éstas personas escuchen o vean cosas que no existen, llámense también alucinaciones. Normalmente las personas con ésta enfermedad se aíslan y son cerradas… O se desnudan.

Sin embargo, por de pronto he encontrado un artículo muy interesante que nos muestra con una desnudez total esos comportamientos tan paradójicos y a su vez tan desesperados. Puede que uno entienda los motivos aunque no se explique la fisiología que hay detrás, ya que normalmente es algo que uno suele dejar a un lado cuando se tratan curiosidades así.

Entiendo que no es necesario acompañar ésta materia con ilustraciones que describan perfectamente el fenómeno, puesto que sabidamente ellas brotarán de repente en la cabeza del lector. Incluso, los sabios dicen que las personas con una ligera hipotermia, a menudo muestran alteraciones del juicio, lo que se conoce en los círculos de montañismo como “frío estúpido”. Ese comportamiento especialmente extraño es común de ellos al pretender quitarse la ropa, y lo llaman de “desnudo paradójico”.

Por consiguiente, y una vez analizado el caso con la misma lupa de Sherlock Holmes, percibo y comprendo que a raíz de muchos no poder practicar montañismo por causa de sus dificultades motoras-económicas-mentales, es que han surgido por millares los Cruceros, hoteles y playas para decir “fuera trapos”. Más bien, este concepto se conoce como “Nakations” y cada vez se pone más de moda en el turismo internacional.

Ya sea que se le conozca como turismo nudista o naturista, la verdad es que la gama de actividades se ha ampliado para este segmento incluyendo hoteles y cruceros especializados en productos de “ropa opcional” o directamente “sin ropa”.

Incluso en Estados Unidos la “Asociación Americana para la Recreación Nudista” (AANR, por sus siglas en inglés) difunde el concepto Nakations formado con las palabras “nake” (desnudo) y “vacations” (vacaciones).

Sin embargo, de acuerdo con la empresa “Bare Necessities Tour & Travel”, que opera cruceros nudistas, desde 1991 el número de cruceristas nudistas en sus recorridos ha ido aumentando de 36 viajeros hasta 3 mil, en 2013, sólo en una de sus travesías.

Por ende, según la presidenta de la compañía turística, Nancy Tiemann, todo indica que los viajes nudistas permiten a las personas conocerse a sí mismos y a aceptar su cuerpo. Por tanto, y de acuerdo con la AANR, el turismo nudista genera a nivel mundial una derrama económica de 440 millones de dólares.

Así pues, lo que se ve, es que los cruceros nudistas o con ropa opcional están mostrando un importante crecimiento. Y aún más, ya que las agencias especializadas de todo el mundo reportan que estos charters parten al 100% de su capacidad y el 30% de los pasajeros es primerizo; por lo que se estima que en una oferta de 45 cruceros nudistas al año se embarcan cerca de 30 mil pasajeros.

Tomando el parecer de Aarón Linares, psicólogo con maestría en psicoterapia de la sexualidad y especialidad en sexología educativa, todo indica que la gente va a estos lugares porque se siente libre e identificada con otros que comparten el mismo gusto.

Por si al lector ya le está picando la roncha, sepa que en esos espacios las personas pueden hacer actividades que normalmente no son permitidas por la sociedad; aunado a ello una expresión del comportamiento que tiene varios niveles, desde las personas que sólo lo hacen porque les gusta, quienes se desnudan como parte de una fantasía o un sueño, o hasta quien siente placer al desprenderse de la ropa.

Entonces, ¿qué está esperando? Hay varias las empresas que ofrecen cruceros nudistas, así como también existen las travesías “swingers” a bordo de embarcaciones, aunque este concepto es totalmente diferente. En todo caso, y en vista de la oportunidad, la Bare Necessities Tour & Travel está preparando su famoso “Big Nude Boat” (Gran Barco Nudista) 2015, con capacidad para más de 2 mil personas, y en esta ocasión la embarcación “Celebrity Constellation” navegará en aguas caribeñas del 12 al 21 de febrero del próximo año. El itinerario tendrá inicio en Florida y tocará bellísimos puertos como los de Coco Bay Bahamas, Gustavia en St. Barts y Philipsburg en St. Maarten.

En todo caso, mí despojado leyente, siempre que la Realidad se torna masiva y envuelta de índices tan alarmantes de estupidez totémica, en lugar de quitarme la ropa busco levitar como el albatros y practicar aquellas expresiones bizantinas de la reina Victoria, aunque tomando siempre el cuidado de no resaltar aquellas que insinuaban suaves delitos de libertad… Eso, como mero deporte, obvio.

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: