Amor de Verdad


46-amor-de-verdad

Normalmente sospechamos de aquellos que aman, y por tal motivo los ignoramos y los creemos unos ingenuos, no sin antes rotularlos como individuos irrelevantes, o acaso, aleatoriamente, luego imaginamos que su comportamiento es falso.

Casi siempre partimos de la premisa de que nadie puede preocuparse realmente por otra persona sin tener motivos adicionales. Por consiguiente, las cualidades esenciales del amor, la generosidad y la confianza las relegamos al reino de la trivialidad y las ignoramos.

En el extremo de la sospecha, una multitud claudicante considera este apostolado como crédulo e irreal, por ellos afirmar que el amor apenas si tiene fuerza para mantener relaciones y que el corazón está encerrado dentro de sus propios límites. Por tanto, es ridículo que alguien dependa del ficticio poder del amor para solucionar sus problemas, basándose en el supuesto de que si intentan amar a todos corren el riesgo de finalizar su vida sin ningún amor.

Creo que estos no están lejos de la verdad. Con todo, es oportuno recordar que el amor sólo podrá funcionar el día que abandonemos los paradigmas y conceptos anticuados que continúan a paralizar los seres dichos humanos. Por tanto, opino que debemos dejar de considerar que el acto de amar está reservado sólo para determinados lugares y momentos y en forma restrictiva para lo que nos conviene.

En cierto momento habrá que dar un basta a todo eso, y tendremos que oponernos y luchar contra todos aquellos sofisticados que consideran que el amor es una fruslería o una tontería romántica, una palabrería idealista, un trance no científico y antiintelectual.

Necesitamos aceptar el amor en nuestra vida como la fuerza más universal que ha sido descubierta en tiempos lejanos para la unificación y bienestar, accesible para todos los que realmente lo quieren. Sólo entonces descubriremos que el amor, plenamente realizado, tiene poder de apartar las cosas pequeñas que nos separan y revelar el hecho de que cualquier posible enemigo o discrepante también tiene rostro y corazón.

No quiero equivocarme, pero acredito que todos los seres humanos buscamos algo que dé un mayor sentido a la existencia, ya que de alguna manera todos deseamos salir fuera de nosotros mismos para unir nuestras vidas a los demás. Ergo, el tema del amor en todas sus revelaciones, también lo abarca todo, pues al final de cuentas es la vida quien nos abraza y no nosotros a ella.

Anuncios

Una Venganza Enjabonada y Burbujeante


En cierto momento, con aquella entonación dulce y amorosa que todo mundo conoce pero bien sabe que por detrás esconde el berrinche, ella le dijo: “Mi amor, dejaste tu celular en mi casa… Te llamó Fernanda, la que tienes registrada como Juan mecánico”… Y luego dio en lo que dio.

Eso me lleva a registrar que “la venganza es sin duda un plato que se come frio”. ¿Correcto?… Pues, en todo caso, al momento, esa frase puede no ser tan literal así cómo es posible que suene a los oídos del más despistado lector, y yo bien podría sustituirla por otra y mencionar que “la venganza es un jabón para lavar los platos”, por lo que no estaría mintiendo.

A bien verdad, eso fue justamente lo que aconteció hace pocos días en China, el gigante país oriental donde además de ser habitado por gente de mirada oblicua, hay algunos con mente rencorosa… Mao Zedong, el Tsé tung, ya lo advirtiera.

Fuera estas bucólicas recordaciones de carácter politiquero, para ejemplificar mejor mi sucedánea frase inicial, revelo que una joven que ha quedado conocida apenas como Xiao Xiao, ciertamente no se conmovió con el espíritu navideño y pasó el final de 2015 completamente triste. Al final de cuentas su afectación es comprensible, ya que ella fuera abandonada por el novio de manera extremamente cruel: además de terminar con el noviazgo, el imprestable masculino hizo cuestión de decirle que su decisión se debía a que la joven estaba gorda y con sobrepeso… Pienso que imaginariamente por culpa de McDonalds.

Pues bien, por peor que haya sido el impacto emocional de la separación, Xiao Xiao consiguió encontrar un lado positivo del argumento de su ex y se vengó de manera creativa. Luego después de ella pasar por una lipoaspiración para reducir aquellas gorduritas indeseables, a esta jovencita se le ocurrió utilizar toda la gordura que fuera retirada de su cuerpo para preparar una barra de jabón y mandársela al ex.

Además de crear ese regalito navideño bastante inusitado, la joven hizo cuestión de devolver la humillación: publicó su historia en “Weibo”, una especie de “Twitter” en China, permitiendo que todos quedasen sientes de los irracionales absurdos que fueron dichos por el cobarde ex rompe corazones. Lógicamente, el desalmado sujeto luego se convirtió en el enemigo número 1 de muchas jóvenes de China.

Cuando cuestionada sobre el porqué de haber resuelto preparar una barra de jabón con la gordura, Xiao Xiao dio una explicación creativa, mismo que un usuario de la red virtual le haya sugerido que ella tendría que haber mandado todo “crudo” para su ex. Mismo así, según ella, el jabón serviría para él lavarse la boca y aprender a respetar las personas, gustando de ellas o no.

Basta con decir que en pocas horas Xiao Xiao viró textualmente una “heroína” de varias mujeres -mismo no siendo ella una adicta a los opiodes consumidores de droga-, y de la nada vio su historia personal ser compartida por millares de personas.

Sin embargo, el peso indeseable que suele originar los cinco minutos de fama, llegó a causar malestar para esta joven china, ya que pocas horas después comenzó a recibir amenazas, por lo que decidió apagar de vez su cuenta en la red social.

Supongo que eso ocurrió, nada más porque una vez que ella los apoyó los dedos en el teclado de su computadora, sus pensamientos fueron ganando sentido a medida que los pulgares, índices, anulares y meñiques comenzaban a interpretar el mensaje por cuenta propia y de acuerdo con sus propias leyes e instrucciones que le llegaban de la cabeza… Verdaderamente, creo que son pocos los que saben de la existencia de un pequeño cerebro en cada uno de los dedos de la mano, localizado en algún lugar entre falange, falangina y falangeta… ¡Válgame Dios!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: