Campanas Suena Entre Pedófilos y Aprovechadores


El largometraje “Spotlight”, último vencedor del “Oscar de Mejor Película”, se basa en una historia real: un grupo de periodistas de un rotativo de Boston, Estados Unidos, pasó meses reuniendo documentos que probasen el envolvimiento de padres católicos en el abuso sexual de jóvenes. Durante mucho tiempo la Iglesia se esforzó para amortiguar esos escándalos temiendo, naturalmente, que ellos manchasen aún más la reputación de la institución como un todo. Sin embargo, habría sido más inteligente, transparente y eficaz asumir los crímenes, apartar con punición severa a los culpados, discutir cómo prevenir la violencia sexual, combatir la generalización…

Por la importancia relevante del momento ese terminó siendo el tema de una entrevista realizada con el padre Ronaldo Zacharias, con doctorado en “Teología Moral” (Weston Jesuit School of Theology – Cambridge), actualmente rector del “Centro Universitario Salesiano de São Paulo” (UNISAL), y profesor de ética en cursos de pos graduación en educación sexual. A bien verdad, el padre Ronaldo debate normalmente en sala de aula, sin cualquier restricción, tópicos que son polémicos para la Iglesia, como lo es la prostitución, aborto, diversidad sexual, sexo fuera del casamiento, etc. Por tanto, no deja de ser inusitado y loable que un religioso (alguien que vive el celibato) se debruce sobre el estudio de la sexualidad humana.

“La renuncia a un determinado modo de satisfacer el deseo no es una cuestión meramente de querer, y sí de poder. Ni todos los que quieren vivir así pueden y consiguen alcanzar esa aspiración”, afirmó Zacharias durante la entrevista.

En determinado momento el reportero preguntó: El filme “Spotlight”, vencedor del Oscar de este año, retrata la investigación de periodistas para denunciar casos de pedofilia en la Iglesia. ¿Usted concuerda que, si los padres pudiesen casarse y/o ser sexualmente activos, podría prevenirse ese tipo de crimen escandaloso?

El padre Ronaldo respondió: No concuerdo, pues la pedofilia no tiene nada a ver con el celibato sacerdotal o el voto de castidad. El número de pedófilos, personas que, cuanto al deseo sexual se sienten atraídas predominante o exclusivamente por jóvenes, es muy pequeño en el contexto de las denuncias realizadas, En la mayoría de los casos, los acusados no son pedófilos, y sí abusadores, aprovechadores de la situación. Eso no disminuye la gravedad de los hechos y de las acusaciones, pero debemos ser precisos en la comprensión de tal fenómeno, si no acabamos siendo injustos. Vale aquí, también para el pedófilo, lo que vale para todos: celibato sacerdotal o consagración religiosa no son opciones de vida realizadoras para muchos que las abrazan; y creo que más aun, pueden ser opciones desastrosas para muchas personas.

¿Cuál es la diferencia entre la castidad y el celibato?, fue otra de las preguntas realizadas durante la entrevista.

El celibato -respondió el padre- es un estado de vida que se caracteriza por el hecho de la persona vivir como soltera. El sacerdocio, por ejemplo, implica el celibato: renuncia al matrimonio, a la conyugalidad y a la paternidad biológica. La castidad, por su vez, es la integración de la sexualidad en la propia personalidad y en el propio proyecto de vida del humano. Si bien no todas las personas son vocacionadas al celibato, sea él sacerdotal o no, todas son llamadas a la castidad; cada una en su estado de vida. Pero si el celibato puede ser opcional, la castidad no; ella es un imperativo ético para quien desea crecer en humanidad y se realizar como gente.

Otro cuestionamiento fue: ¿Por qué la Iglesia Católica exige el celibato y la castidad por parte de los padres e monjas?

La respuesta del sacerdote fue: Quien hace el voto de castidad, como es el caso de las religiosas y de los religiosos, escoge vivir el amor como soltero en una vida que desea expresar la radicalidad del seguimiento de Cristo en el servicio a Dios y a los hermanos. Quien es ordenado, como es el caso de los padres, no escoge de antemano renunciar al matrimonio; debe hacerlo por ser esta condición “sine qua non” para poder ser padre. Se trata de una norma disciplinar de la Iglesia, que puede ser derogada. No obstante, mientras no eso no ocurra, quien quiere ser padre sabe, de antemano, que debe vivir como soltero y, por tanto, renunciar al matrimonio, a la conyugalidad y a la paternidad biológica para dedicarse de forma más exclusiva al ministerio, o sea, al servicio del pueblo y de Dios.

La retórica suena bien, lo que me lleva a recordar lo que ocurriera con Adán y Eva después de su expulsión del Edén, cuando la puerta les fue cerrada para siempre, porque ella le había dado la manzana, que se la ofreció sin intención de malicia ni consejo de serpiente, porque estaba desnuda. Por eso se dice que sólo cuando mordió la manzana se dio cuenta Adán que él también estaba desnudo, como Eva, sin tiempo aun de vestirse, por lo que a partir de ese momento pasaron a ser como los lirios del campo que no hilan ni tejen… ¡Que Dios me perdone!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

La Biología Hace Despertar Sueños


Tal como lo sentencia un antiguo dicho, quien preocupaciones tiene no duerme, o duerme para soñar con las preocupaciones que tiene; aunque hay sueños de los que es mejor salir rápidamente de la cama, y, para no soñarlos, uno busca despertarse temprano.

Esta frecuente reluctancia que tienen las evidencias para manifestarse sin hacerse de rogar demasiado, debería ser objeto de un profundo análisis por parte de los entendidos, que ciertamente andan por ahí, en las distintas, pero seguramente no opuestas, naturalezas de lo visible y de lo invisible, en el sentido de averiguar si en el interior más íntimo de lo que se ofrece a la vista existirá, como parece haber fuertes motivos, algo químico o físico con una tendencia perversa a la negación y al oscurecimiento, un deslizarse amenazador en dirección al cero, un sueño obsesivo de vacío.

Por lo menos pienso que algo por el estilo ocurrió recientemente en Holanda, cuando una profesora de biología encontró una forma realmente diferente de prender la atención de sus alumnos y así explicarles la materia de su especialidad con más clareza.

Por tanto, para dar más credibilidad a los hechos, Debby Heerkens fue fotografiada y filmada por los estudiantes, que quedaron sorprendidos y asombrados pero no en babia, cuando ella se subió encima de la mesa y comenzó a tirar la ropa que usaba por cima.

Es que esta profesora tiene dos tipos de uniforme además del común y corriente que usan todo misericordioso caminante: uno de ellos muestra los músculos y los órganos del cuerpo, mientras el otro enfoca el esqueleto humano. Y así, con ese uniforme suplementar bien colado al cuerpo, ella “tira la ropa” en la frente de los alumnos y les muestra in loco cada parte del organismo humano y donde están cada uno de los músculos.

En una entrevista que fue concedida al sitio holandés “Omroep West”, Debby explica que un día vio una persona en la calle con una pieza de ropa que imitaba las texturas de los músculos. “Entonces fui investigar en internet, y descubrí que era difícil encontrar un conjunto. Como conseguía ver una identidad única en aquellas piezas y soñaba con ellas, tuve una idea y compré todas ellas sueltas”, contó ella.

Con todo, antes de subir encima del pupitre para realizar su “striptease por el bien de la educación”, ella consultó el director de la institución, obviamente: “El director me dijo: ‘Usted está siempre buscando maneras de innovar en sus aulas’. Cuando le conté el motivo de haber comprado todas aquellas ropas, él se rio”… Probablemente ya imaginando inconsciente lo que ella no haría ella si fuese una profesora de educación sexual.

“Con la profesora Heerkens siempre tenemos algo de especial en la clase”, llegó a comentar uno de los estudiantes de la novena serie de la escuela “Grone Hart”, de la ciudad de Rijnwoude… El mismo que ahora, por las noches, pasó a soñar con las preocupaciones que tiene por causa de la profesora.

Como sea, la cuestión es que el video de un trecho del aula, que fue publicado en “YouTube”, llegó a viralizar en las redes sociales una semana después, e hizo de la profesora Debby Heerkens la más nueva celebridad del “Facebook” en Holanda.

Y así, lo que se ve, es que en estos tiempos de estupidez globalizada, la profesora Debby resolvió cuidar del cuerpo, ya que del espíritu no ha de servir de nada, y ahora, al surgir la Aurora, sale corriendo por las vías públicas como pedestre alucinado en busca de saldos de liquidación… ¡Novelesco!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Entre Educación Sexual y Homofobia


Recientemente las escuelas italianas entraron de cabeza en la “guerra” que se ha declarado entre los padres de alumnos que defienden la educación que trata de la igualdad de género y los que rechazan lecciones con relación a la homofobia.

La polémica se centra, sobre todo, en las charlas sobre educación sexual ministradas por los centros educativos, y en las cuales sus opositores ven un adoctrinamiento contra la familia tradicional. En ellas son acrecentados casos de padres de alumnos que no dejan que profesores gays eduquen sus hijos, convencidos de que estos no promueven un estilo de vida adecuado, una extrema discriminación que es denunciada por los colectivos gay.

Fueron estos padres los que apoyaron la creación de un “manual de autodefensa de las agresiones contra la teoría de ‘género’ en las escuelas”, decálogo cuya alarma sobre el supuesto peligro de lecciones de educación sexual ya se extendió por el país.

El texto circula hace algunos meses en sitios católicos, como “Famiglia Cristiana”, con pasos a seguir contra la teoría de género, que sustenta que no existen diferencias biológicas entre hombres y mujeres y que esta semana fue calificado por el papa Francisco como ejemplo de “colonización ideológica”.

La carta recomienda que los progenitores revisen las lecciones y las buscas de sus hijos por palabras como educación sexual, homofobia o superación de estereotipos, “nombres bajo los cuales frecuentemente se esconde el adoctrinamiento de género”, según indica el texto.

Una de las polémicas ocurre por cuenta de un curso que fue ministrado por la municipalidad de Roma el año pasado en colegios para tratar de temas como “la violencia contra la mujer, la homofobia y el asedio, proponiendo modelos abiertos y plurales de identidad, familia y paternidad”.

La organización promotora, “SCOSSE”, defendió en declaración a la Agencia Efe el “éxito” del curso, que tuvo un resultado “absolutamente positivo” y en el cual hubo “gran participación de profesores y educadores”.

En el polo opuesto hay varias organizaciones denominadas “pro vida”, que la semana pasada enviaron un pedido al gobierno italiano solicitando por “una escuela que enseñe y no doctrine”.

Esas organizaciones criticaron el hecho de escuelas “que quieren educar los estudiantes para que consideren que el sexo es modificable en cualquier género, y equiparar cualquier forma de unión con la familia”.

Además, en el Senado hicieron llegar a la ministra de Educación, Stefania Giannini, y a la presidencia de la República, un pedido “por una educación afectiva y sexual saludable”. En la Cámara, donde alertaron para una “verdadera emergencia educativa”, expresaron: “En muchos casos, la educación sexual en los colegios carece de referencias morales, discrimina la familia y promueve una sexualidad precoz en los niños”.

Además de negar que sus hijos tengan aula de educación sexual, en algunas ocasiones los padres llegan a acosar al profesor gay, que se ve obligado a dejar su trabajo.

Uno de los casos más famosos en los medios de comunicación italianos fue el de la profesora de Danza Daniele Baldoni, a quien los progenitores acusaron de no llevar “un estilo de vida adecuado”, algo que, según publicó en su perfil de Facebook, la impidió de “continuar trabajando”.

Quien también sufrió algún tipo de discriminación fue el profesor de Filosofía Davide Zotti, que comentó a la Agencia Efe que tiró el crucifijo de la sala de aula por acreditar “en una escuela laica” y luego ser “ofendido por declaraciones homofóbicas” por parte de representantes de la Iglesia… “Además de acreditar en una escuela pública laica, el crucifijo pesa porque representa una institución que discrimina los homosexuales”, explicó, luego de mencionar que fue abierto contra él un procedimiento disciplinar. Cuanto a las conversas, Zotti prefirió hablar de “educación para prevenir el rechazo y el asedio”, y no de la teoría de “género”, que calificó de “invención homofóbica”.

Flavio Romani, presidente de la organización “Arcigay”, defensora de la igualdad, consideró a la Agencia Efe que entidades católicas extremistas crearon “un clima de terror” y proclaman que los niños “se tornarán gays después de las conversas, como si el homosexualismo fuese contagioso”.

Romani defendió la importancia de los niños aprender desde chicos que “ser gay no es una enfermedad ni una vergüenza” y que “todas las personas son iguales, con la misma dignidad, y que todos los amores son bellos”. Además, Romani dice que las lecciones sirven para que los gays “crezcan sin culpa y sin opresión” en un país como Italia en el cual, criticó, “los homosexuales aún son invisibles”.

Por eso hay tantos que se esconden en el ropero. El lector puede escoger de qué lado prefiere estar, pero en todo caso… ¿Cómo dormir con un barullo así?

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

El Jadeante Esfuerzo de la Maestra


Muchos defienden la idea de que la educación sexual es un tema sobre el cual las instituciones educativas deben empezar a ocuparse. Sin embargo, la Escuela, aun cuando lo negó o incluso lo excluyó explícitamente, participó desde siempre en formar aspectos de la sexualidad. Lo hizo cuando indicó que “conductas eran esperables para una señorita o cuales eran impropias para un varón”. En todo caso, hoy la sexualidad entra de modos distintos en la escuela, en primer término porque tiene otro lugar en la sociedad.

Desde hace años se viene hablando y polemizando acerca de la llamada educación sexual en las escuelas, tanto públicas como privadas. Se discute sobre si es apropiado informar sobre la sexualidad a varones y niñas juntos en el mismo salón, si se debe escuchar la opinión de los padres o no respecto a toda esta temática; sobre todo si, como se intenta a menudo, se debe comenzar desde el jardín infantil, a la más temprana edad.

Notemos lo cuan evidente es todo esto, que además intervienen fuerzas económicas muy poderosas, tales como los fabricantes de anticonceptivos, los que comercian con la pornografía y organizaciones tales como SIECUS, IPPF, Zero Population Growth, etc.

El tema es demasiado amplio como para abarcar en un post como éste, y porque ya existen suficientes programas que dan una instrucción muy detallada, no solo de la mecánica sexual, sino de los detalles clínicos de la actividad sexual humana y sobre el comportamiento de los alumnos en su edad pre-pubertad.

Aunque tengamos que concordar que ellos ofrecen lo que no podrán cumplir, es decir una instrucción neutral que pudiera asegurar una conducta “responsable” de los alumnos y maestros en cuestión, como sería una conducta que llevase a una disminución de las enfermedades venéreas y a la reducción de las relaciones sexuales ilegítimas y la reducción de embarazos no deseados.

No obstante a esa polémica, los argumentos acerca de la educación sobre la sexualidad en clases mixtas se dividen en tres núcleos: profesional, constitucional/legal y práctico.

Pues fue justamente por querer atenerse en esa última palabra “práctico”, que Shelley Dufresne, de 32 años, y Rachel Respess, de 24 años, dos abnegadas profesoras de una ciudad de los Estados Unidos, terminaros por ser presas después de transar juntas con un alumno menor de edad. Las dos daban aulas de lengua inglesa para el joven suertudo, que no tuvo su identidad revelada.

 

En realidad, según fue noticiado por el periódico “Huffington Post”, ellas fueron denunciadas después que un suertudo jovenzuelo de 16 años contase su aventura para sus amigos más próximos… Olvidándose del dicho: “El caimán no entró en el cielo por tener boca grande”.

En fin, sea como sea, de acuerdo con la policía, las relaciones sexuales entre los tres ocurrían siempre en la casa de Rachel, donde, además del sexo, el trio tenía por costumbre gravar parte de sus relaciones en video para asistirlo después… Nada más que -mientras comían palomitas de maíz-, revisar si el alumno se saliera bien en la materia.

Hasta el presente, apenas la pena de Shelley fue divulgada. Profesora desde hace diez años en esa localidad no mencionada, ella terminó siendo presa y condenada a pagar fianza de U$ 250 mil. Mismo liberada, ahora ella se encuentra bajo prisión domiciliar y pasará por tratamientos psicológicos. Cuanto a Rachel, ella se entregó a las autoridades y por ahora no tuvo la pena divulgada… ¿Y el alumno? Bueno, éste se quedó sin el pan y sin la torta.

¡Qué sé yo! Pienso que esto no es más que otra inenarrable descripción de lo que sucede en los almacenes de las conciencias enguantadas, la cual pretende ocultar cualquier merchandising imaginario hasta uno encontrar una brecha entre tantas coherencias que reportan el equilibrio general para, finalmente, uno poder sentarse a gozar de los placeres de la Nada… ¡Impresionante!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: