El Apostador


90-el-apostador

Horacio era un hombre viciado en carreras de caballos. Pero como no era un individuo de muchas poses ni dinero sobrando, buscaba controlar su impulso, ya que no podía arriesgarse en la aventura de muchas apuestas.

Sin embargo, seguía de cerca las novedades del turf a través de los programas del propio Jockey y las premisas que publicaban los periódicos, como no perdía oportunidad de conversar sobre ese tema con los entrenadores de caballos y los amigos que curtían la misma pasión que él. En todo caso, le gustaba seguir de cerca la filiación de los animales y a quien ellos pertenecían.

Pero es sabido que el juego de turf tiene sus propias peculiaridades, ya que si se realizan veinte consultas, seguramente se obtendrán veinte candidatos en lo que se denomina una “carrera abierta” en la jerga de este deporte, o sea, que cualquier animal puede ganar, independiente de que la prensa apunte uno y otro como los más indicados. No habían resultado pocas las veces en las que Horacio presenciara un tal caballo ganador que nadie tenía en los papeles ni daba un vintén por el mismo.

Por esa época había carreras sábados, domingos por la tarde, y lunes y jueves por la noche. Pero durante los días que se corrían los Grandes Premios, también llamados de Derby, Horacio se alborotaba con el evento. Comparecía a esas fiestas con gran satisfacción, no perdiendo ninguna. Sus bolsillos estaban llenos de programas de turf y algunos pules perdidos.

No era solamente el placer del juego en sí. Ese había sido el deporte de los reyes que se iniciara con la clase alta en el reino Inglés; y por alguna razón no comprendida, a Horacio le encantaba andar metido de cabeza en ese ambiente de fiesta, cuando se le podía ver mirando con su binóculo todos los pareos. Ganase o perdiese, permanecía siempre sereno, sin dar grandes demostraciones de alegría o disgusto.

Pero resulta que cierto día su esposa soñara que una yegua en la cual su marido tenía una participación, iba a ganar la carrera, y lo incitó, diciéndole: -Apuesta en ella, vas a ganar mucho dinero.

Poco después, cuando Horacio llegó al hipódromo, el entrenador le comentó que sería imposible que esa yegua ganara nada ese día, ya que el animal tuviera un malestar cualquiera durante la noche anterior.

Con aire despreocupado, Horacio asistió a los demás pareos que se corrían esa tarde, hasta que llegara la hora de su potranca correr. Se mostraba indiferente: ¿qué podría hacer un animal enfermo?, se consoló dando de hombros.

A pesar de ello, es cuando entonces la yegua, que en la carrera venía metida junto al grupo, dispara y gana fácil el pareo.

Para algo le sirvió su hazaña: Horacio volvió temprano a su casa, y ni habló. Se quitó la ropa y se acostó: al final, la cama es un buen lugar para ahogar las desdichas.

Al día siguiente le contó lo ocurrido a su mujer, que desde ese día nunca más soñó con nada. Y si soñó, no le dijo nada a su marido. Por las dudas que ese día diese errado su palpite…

Anuncios

Por si Hoy no le Huele Bien


¿Se acuerda del viejo término lingüístico por el que de nada decimos: “no me huele bien”? Pues todo indica que tal adverbio ya tendría los días contados. Es innegable que cuando percibimos un mal olor, salvo algunas raras excepciones, eso nos dice que hay algo por cerca que no anda bien, pensamiento que de por sí viene de la expresión: “Algo me huele mal”, que quiere dar a entender que algo no está bien a nuestro alrededor; aunque si se trata de un olor agradable, entonces su significado es bueno.

En todo caso, los conocedores de las cabalísticas interpretaciones de los sueños nocturnos, avisan que si soñamos que alguien a quien conocemos nos da a oler billetes de dinero, eso significaría que si esa persona llega a sospechar o saber que tenemos dinero, de alguna forma nos va a causar problemas en lo económico, lo que de por sí nos aconseja ser discretos.

Igualmente, si soñamos que somos “flatulentos” cuando hay personas cerca, eso significaría que estamos dirigiendo nuestras energías y esfuerzos hacia el lado equivocado. Aunque también puede tratarse de un consejo que nos dice que debemos aprender a decir lo que sentimos en vez de actuar de forma hostil.

Elemental decir que si percibimos un “olor fétido”, significaría que hay algo que no está bien. Del mismo modo que si en nuestro sueño percibimos “olor a excremento humano”, fuera del hecho de que podemos estar cagados de verdad, eso significa que se aproxima una oportunidad para tener algún ingreso de dinero extra.

Una vez que el flatoso lector se ha enterado de estos acaecimientos olorosos, agregue entonces a su reciente y tardío conocimiento, que el biogás proveniente del excremento humano puede igualmente representar de ahora en más una importante fuente potencial de energía para producir electricidad para varios millones de hogares, al mismo tiempo que podría mejorar la higiene en los países en desenvolvimiento.

La información -mismo que parezca excrementicia- proviene de un estudio que fue divulgado la semana anterior por la “United Nations University Institute of Water, Environment and Health”. Por su sigla “UNU-INWEH”, entidad con sede en Canadá.

Estos estudiosos de la mierda ajena, afirman que por contener 60% de metano, el biogás puede ser extraído del excremento humano gracias a la descomposición del material fecal por medio de bacterias, y que a su vez podría valer hasta 9,5 mil millones de dólares en equivalencia al gas natural… Lo que deja claro que una cagada puede valer mucho.

Pues bien, de acuerdo con ese instituto de la ONU para “Agua, Medio Ambiente y Salud”, los residuos, ya secos y carbonizados, serían capaces de producir combustible para calderas industriales, ya que la mierda endurecida sería equivalente al carbón, con lo que permitiría una reducción de la destrucción de florestas, una de las principales fuentes de calefacción y de cocimiento de alimentos en los países en desenvolvimiento… Siempre y cuando a estos no les falte lo qué poner en la olla.

Como sea y fuere, según las estimativas de la ONU, cerca de mil millones de habitantes en todo el mundo no utiliza vasos sanitarios -cerca del 60% de estos en la India-, y hacen sus necesidades a cielo abierto… Y, lo que parece peor, después de realizado el sacrificio, ni se limpian.

Otro dato de carácter menos higiénico, es que tanto la cloaca como los nutrientes contenidos en los excrementos humanos ya están siendo reutilizados en diversos lugares del mundo para producir fertilizante para la agricultura, como también para recuperar agua para irrigación, llegaron a acrecentar estos especialistas en estas cosas malolientes.

“Cada vez más, el agua de cloaca está siendo tratada para ser usada en la extensión de tierras agrícolas en las regiones áridas, al mismo tiempo que este producto tendría potencial técnico, principalmente en las zonas rurales y en pequeñas localidades habitadas, para producir energía de excremento en los países en desenvolvimiento”, llegó a destacar la principal autora del estudio, Corinne Schuster-Wallace.

Una vez enterado de estos apriscos literarios que infectan la Patria, y sabiendo que este es el único Blog a divulgar sus crónicas siempre acompañadas de un “air bag” emocional, de ahora en más, lo que nos queda es el raro placer de tener que vivir entre el polimorfismo genético de una población de múltiples alelos de un gen, mientras elevamos escenografías imaginarias para que la Realidad se suavice… ¡Hediento asunto!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Aprenda a Calcular Cuánto Vale


Hay un enfoque que cualquiera puede llamar de “economicista”, que sostiene que los precios de los bienes y servicios, así como el de los factores productivos, son fijados por el mercado, en forma automática, independientemente de la voluntad de las personas, en base a leyes objetivas entre las cuáles son determinantes las de oferta y demanda, la eficiencia y la competencia… Por lo menos así está escrito.

Innegable que, -productores, consumidores, comerciantes, intermediarios-, todos buscan maximizar su propia utilidad, y en consecuencia el mercado en que participan todos, le pone a cada uno los límites a su ambición y a sus posibilidades de beneficiarse de más altos o menores precios de aquello (productos, trabajo, dinero, etc.) que venden, compran o entregan… Como es el caso en cuestión que veremos a seguir.

Por tanto, el individuo que quiera cobrar precios mayores que la competencia, será castigado por los consumidores, será desplazado del mercado, o tendrá que aceptar espacios reducidos de exposición.

Como el leyente puede notar, eso de poner un precio a un producto o servicio es una tarea complicada. Si tiramos por lo bajo, podemos pecar de baratos y dar una imagen de mala calidad. Si por el contrario, optamos por un importe elevado, podemos perder buenos clientes por el camino… Entonces, ¿Dónde está el equilibrio? ¿Cuál es el precio justo?

Algunos sujetos recurren a encuestas entre sus familiares, amigos u usuarios con un perfil de potencial cliente para encontrar el precio exacto. Sin embargo, varios apuntan que hay varias razones por las que descartar esta táctica.

Por ejemplo, es lo que ocurrió con una mujer china que procesó a un hombre por “violar su derecho a la virginidad” después que él la cortejara con falsas promesas.

El asunto es que ellos estaban novios, pero después que la mujer, de sobrenombre Chen, descubrió que su media naranja se convirtió en limón luego de enterarse de que él ya era casado, lo procesó por haberle robado su virginidad, acusándolo de fingir ser soltero y de prometerle que ella sería su esposa, conforme lo divulga la prensa de Xangai.

Por su vez, un portavoz del tribunal de la región de Pudong confirmó el caso y el juzgamiento, pero dijo que el hombre apeló de la decisión.

Los dos se habían conocido por internet en 2009, pero solamente comenzaron el noviazgo en 2013, después de ambos viajar para Singapur, donde consumaron el relacionamiento, informó el sitio “The Paper”.

Sin embargo, después que el hombre, de sobrenombre Li, repentinamente interrumpió el contacto, Chen invadió su casa y lo encontró con su esposa.

Sulfurada por los hechos, Chen procesó a Li, acusándolo de violar sus derechos a la virginidad y a su salud, y exigió en los tribunales más de 81.000 dólares en daños psicológicos, además de costos médicos en el valor de US$ 250.

Los integrantes del tribunal consideraron su demanda original excesiva, pero afirmaron en su decisión que “el derecho a la virginidad” debe ser protegido por ley, una vez que era un “derecho moral” relacionado a la “libertad sexual, la seguridad sexual y la pureza sexual”, y le dieron gano de causa; por lo que Chen conquistó en el tribunal casi 5.000 dólares, según las informaciones divulgadas un par de días atrás.

“Violar el derecho a la virginidad puede llevar a daños para el cuerpo de una persona, para su salud, libertad e reputación… Eso debe ser compensado”, destacó el tribunal, que sin embargo no explicó cómo decidió el valor exacto.

En todo caso, el reo no compareció a la audiencia, pero por medio de un abogado negó haber practicado sexo con la mujer.

Como puede ver, mi actuario lector, existe un bando de sicofantas queriendo aprovecharse de la notoriedad de los filósofos para luego inventar fórmulas enciclopédicas que posibiliten agrandar el viejo hábito interesante de ganar fortunas… ¡Escolástico!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Costo de la Reconstrucción


Al principio era el caos… ¿y ahora? Bueno, ahora es el caos civilizado donde unos hombres destruyen lo que otros construyen, muchas veces utilizando palabras bonitas como evolución, progreso, adelanto y tecnología de punta. Todo eso junto a las aviesas ambiciones de fanatismo, dinero y poder.

Pero como es tan disparatado todo lo que pasa y seguramente pasó en otras épocas que no vivimos y de las que sólo tenemos noticia por la información de “historias oficiales”, que desde psicólogos a peluqueros para perros, todos se oponen cada vez más a las calamidades que tarde o temprano irrumpen en nuestra realidad.

No en tanto al presente, si bien aún no sabemos hasta cuándo durará la vaporosa paz acordada, parecería que se han interrumpido las balaceras y los bombardeos entre palestinos e israelíes. No obstante, como suele suceder en todos los ámbitos, ahora llegó la hora de pasar la cuenta.

Es que el valor estimado para la reconstrucción de la Franja de Gaza, donde los intensos bombardeos israelíes contra los grupos militantes islamistas han generado una extendida devastación y dejado más de medio millón de personas desplazadas, costará al menos 6.000 millones de dólares, conforme lo anunció el viceprimer ministro palestino Mohammed Mustafa.

De acorde con sus palabras, los palestinos sobrevivientes esperan que los futuros países donantes cumplan con sus promesas de ayuda. Todo, porque en 2009 sólo llegó a sus cofres una porción de los casi 5.000 millones de dólares de los fondos prometidos en una conferencia internacional, después de tres semanas de conflicto entre Israel y el grupo Hamas, que gobierna en Gaza.

“Ahora, luego de alcanzar un alto el fuego, tendremos que solucionar el inmediato problema de realojar a quienes perdieron sus casas”, explicó Mustafa a la Agencia Reuters… “De acuerdo con nuestras estimaciones, el esfuerzo podría alcanzar las 400.000 personas”, agregó.

Dirigentes del gobierno con sede en Cisjordania del presidente palestino, Mahmud Abbas, de platillo en la mano, ya se han puesto en contacto con Estados Unidos, la Unión Europea, alguno estados árabes y el Banco Mundial, para celebrar una cumbre de donantes después de que se detuvo el enfrentamiento por las armas, comentó Mustafa.

Se habla de que Catar, uno de los principales aliados del grupo islamista Hamas, podría contribuir generosamente a los esfuerzos de reconstrucción. Eso, porque el año pasado, el rico estado árabe del Golfo Pérsico comenzara a ejecutar obras de proyectos en la Franja de Gaza con un costo superior a los 400 millones de dólares.

Sin embargo, un funcionario del gobierno catarí que fue contactado por la Reuter en Doha, dijo que sí, que su país estaría preparado para entregar dinero con fines humanitarios, pero no directamente a Hamas.

En un reconocimiento superficial, se habla de que la destrucción alcanzada por el actual conflicto, es más extendida que en el 2009; y que los escombros -entre ellos de hogares, escuelas y fábricas alcanzadas por los bombardeos israelíes y que fueron reconstruidas después de la guerra de hace cinco años- ahora se extienden a casi cada calle en ciudades, pueblos y campos de refugiados del enclave densamente poblado de 1,8 millones de personas.

Como dije, y repito, al principio era el caos y Dios tardó siete días en organizar todo. Sin embargo, no queriendo ser demasiado pesimista, juzgo que hoy día el Supremo deberá tomarse unos siete años para reconstruir toda ésta destrucción… Eso, considerando que para Dios las cosas deben ser más fáciles… Y siempre y cuando no surja una nueva camorra entre ellos.

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: