¡Piense Bien Antes de Votar!


Sorprendido de verlo tan inquieto, no tuve más remedio que preguntarle al trémulo de mi vecino porqué razón andaba tan preocupado. Sin más, me dijo: ¡Si esa onda se extiende, nos agarrará de pantalón corto!, palabras que pronunció como si estuviese investido de una autoridad por encima de lo común, que luego me llevó a considerar como si aquella frase se tratara del más irrefutable dictamen del destino.

En un principio no le entendí, y creo que eso nos demuestra una vez más que nunca nos deberíamos sentir seguros de aquello que pensamos ser porque, en esos momentos, pudiera muy bien ocurrir que ya estamos siendo cosa diferente.

Ergo, abandonando más que alígero aquellas meditaciones filosóficas de la Nada, le solicité mayores detalles sobre la cuestión, por lo que sin dar vueltas al igual que un perro antes de echarse, me confesó que su estado de preocupación tenía por base las recientes noticias que señalaban que mujeres activistas de Sudan del Sur habían acabado de presentar una propuesta de “huelga de sexo” como incentivo para que los hombres parasen de luchar en la guerra civil que abala el país desde hace varios meses.

Me costó un poco esconder la carcajada que insistía en querer escapar de dentro de mí, pero una vez que logré controlar mi ímpetu risible, le hice ver que por aquí no vivimos situación igual, por lo no había motivo de tales preocupaciones.

Obvio que concordó de inmediato, y se animó a relatarme que aquella propuesta fuera divulgada la semana pasada en Juba, durante un encuentro que contó con la participación de casi 90 mujeres, incluyendo parlamentares, que buscaban posibles soluciones para el conflicto.

Sin embargo, lo que más lo atosigaba en el momento, era que entre las ideas, una de las sugerencias fue “movilizar todas las mujeres de Sudan del Sur para que nieguen a sus maridos los derechos conyugales hasta que consigan establecer la paz”, mientras que otra propuesta fue la de marcar un encuentro entre las esposas del presidente Salva Kiir y la de su rival, el ex-vice-presidente y ahora líder rebelde Riek Machar, para “pedir que se unan al camino de la paz y de la reconciliación, presionando los maridos para que interrumpan la guerra”.

-No embromes -le respondí-. La situación por allá es muy diferente, porque millares de personas ya han sido asesinadas y casi dos millones fueron obligados a huir de sus casas, para evitar tanto las tropas del gobierno como de los rebeldes, en cuanto los masacres de civiles y los estupros como arma de guerra se convirtieron en un hábito casi común en el país, creado en 2011 y que sufre desde fines de 2013 con una guerra fratricida.

-No estoy en desacuerdo con eso -asintió mi vecino cerrando el cejo-. Lo que en realidad me preocupa, es que si esa idea toma volumen y se desparrama al igual que “primavera árabe” por estos pagos para protestar contra la corrupción del gobierno y el robo de los políticos actuales, vamos a tener que aguantarnos a pico seco hasta las próximas elecciones.

Es incuestionable que él tiene razón, y eso me dejó intranquilo a mí también. Por tanto, antes que se nos avecine una “huelga de sexo”, nada mejor que votar bien en el próximo sufragio… ¡Piense bien antes de votar!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: