¡Faltaba Más! Quieren Legalizar el Estupro


Lo primero que se me ocurre preguntar, es: ¿qué es lo que las personas comunes saben sobre Irak? No, nadie necesitan responder, porque ya sé que lo que inicialmente les vendrá a la cabeza serán los hechos nada edificantes de lo que por allí ha ocurrido recientemente, cuando el menos ilustrado de los lectores recordará además del conflicto bélico, el clásico desfile de ir y venir de figuras palacianas como la de los dos Bush, -no siempre acompañados de la delicada y sonriente Condoleezza Rice-, o la de Sadam Husein junto con los cinco hijos de su madre, -prole lograda con su prima Sajida Talfah con quien se casó en 1958, aunque el matrimonio fuera concertado cuando Sadam tenía cinco años y Sajida, siete-, la de Rumsfeld, Powel y demás etcéteras caminantes, todos unidos queriendo imponer su visión democrática a todo costo.

Pero todos sabemos que a pesar de que a cada diez tentativas realizadas de querer domesticar las tempestuosas orgias comportamentales que por allí vienen ocurriendo desde las “Mil y una noches”, casi nada ha cambiado; por tanto, tal vez la mayor parte de las personas solamente conozcan las historias de guerra, coches bomba y violentos atentados a la vida… Pues parecería que esas cosas son más edificantes.

Yo asumo, también, que sé muy poco sobre Irak. Pero una reciente noticia me hizo mirar más de cerca ese país milenario y babilónico: un proyecto de ley que quiere legalizar el casamiento de niñas a partir de los 9 años y tornar el estupro legal, desde que éste ocurra entre personas casadas.

Los especialistas en estos delicados asuntos de desfloración física y mental, mencionan que las chances de que un proyecto de tal magnitud consiga ser aprobado, son muy pocas. En todo caso, considero que para nosotros es fácil comprender que todo lo que esa tentativa retrógrada representa, ya es de por sí asustadora. Aún más después de enterarme de los números de la pesquisa del renombrado instituto “Ipea”, de Brasil, el cual apunta que el 26% de los entrevistados acredita que mujeres que usan ropas cortas y andan despechugadas merecen ser estupradas.

Así que, volviendo otra vez los ojos para aquellas tierras arenosas de seculares historias no siempre espléndidas, es posible notar que la propuesta quiere libertar niñas, a partir de los 9 años, para el divorcio… Pero calma, pues para que ellas se puedan divorciar, primero necesitan estar casadas, ¿correcto?… Obvio, porque además, de una cosa la gente puede tener certeza: los maridos no serán niños de 9 años.

Y para completar, esa tal ley quiere que las mujeres puedan ser obligadas a tener relaciones sexuales con su marido cuando él lo pedir. Pero si ella quiere o no, ya es otra historia… Ya que las libertades femeninas no existen para esas personas.

En todo caso, para los integrantes del partido político que pensó en ese proyecto absurdo que hiere totalmente los derechos humanos, la ley apenas reglamentaria algo que ya existe, pues que ellos todavía acreditan que esas medidas muestran respeto religioso: “La idea de la ley es que cada religión regule y organice la condición jurídica personal en función de sus creencias”, apuntó Ammar Toma, un parlamentar chiita del partido “Fadhila”.

Por otro lado, nuevos datos apuntan que en Irak, y de acuerdo con un estudio realizado por el grupo de investigaciones americano “Population Reference Bureau” (PRB), realizado en 2013, una cuarta parte de las mujeres se casan con menos de 18 años.

Pero no seamos ingenuos de acreditar que ellas lo hacen por voluntad propia… De todos modos, yo soy de los creo que alguien necesita explicarles de una vez por todas que ni todos los procederes que vienen de nuestros ancestrales son buenos.

Por eso que los especialistas insisten en decir que ésa es más bien una maniobra política de que otra cosa -así como todas las polémicas de muchos de los cabecillas que están al frente de la “Comisión de Derechos Humanos” de varios países-, ya que este tipo de ideas sólo fortalecen a quienes acreditan que el mundo debe ser así, y que las mujeres sólo existen para realizar los deseos masculinos.

Entre tanto, ya examinada la profundidad de este chapuzón pseudo-escatológico, creo que sólo nos resta analizar otros factores históricos que nos prenden en devaneos tan suculentos, como por ejemplo, que fin tendrá famoso “Tratado de Kioto” sobre la emisión de gases, sobre todo en el ascensor… ¡Impresionante!

(*) Si desea seguir la misma línea y enfoque de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: