Pretenden Robar el Huevo de Don Cristóbal


Da que pensar que una de las afirmaciones más repetidas en los colegios de todo el mundo hoy puede mudar drásticamente. Me refiero a la respuesta que todo niño aplicado y perseverante daba a la pregunta que muchos maestros hacían y hacen: ¿Quien descubrió América?

Si el estudiado y laborioso leyente respondía visando mejorar sus notas que el responsable era Cristóbal Colón, entonces prepárese porque ha surgido una novedad que no necesariamente lo obligará a sentarse nuevamente en los bancos de clase, aunque ciertamente echará por tierra todos los viejos libros de historia y será capaz de romper el famoso huevo de don Cristóbal.

Antes, y refrescando la memoria de quien ese día no fue a clase, explico que este acontecimiento histórico comenzó con la llegada de la Niña, La Pinta y la Santa María a tierras de América el 12 de octubre de 1492 por causa de una expedición capitaneada por Cristóbal Colón por mandato de los reyes Isabel y Fernando de Castilla y Aragón -a quienes les mostrara su huevo-, finalizando una jornada que había partido del puerto andaluz de Palos dos meses y nueve días antes y, que tras atravesar el Océano Atlántico en un crucero marítimo lleno de peripecias, llegó a unas islas del continente americano, concretamente las Bahamas, y a su regreso dio a conocer por primera vez en Europa la existencia de un Nuevo Mundo.

Por lo menos eso fue lo que me enseñaron hace décadas, aunque hoy día ya estoy confuso visto que una teoría que surgió luego después del hallazgo de un supuesto “kit romano”, ha llevado a que muchos especialistas apuntasen el Imperio Romano como el verdadero descubridor de las Américas. Más o menos unos mil años antes que Colón y sus comitivas diesen la cara y la barba en las Bahamas.

La hipótesis se debe a que un equipo de especialistas que hacen profesión de desconfiar de todo, liderados por el investigador Jovan Hutton, afirman tener pruebas cabales sobre el descubrimiento haber sido realizado por los romanos. Pero, según ellos, el tal desembarque aconteció en tierras de América del Norte.

Resulta que en unas excavaciones que acontecieron en Canadá, encontraron una espada, monedas y otros objetos supuestamente pertenecientes a los romanos. Por tanto, y de acuerdo con lo ventilado por estos estudiosos, tribus indígenas locales también tendrían varias referencias genéticas con los legionarios romanos… Además de la manía de usar sandalias con tiritas.

Evidente que las afirmaciones realizadas por Hutton y su equipo aún son tratadas como ocurrentes y burlescas por gran parte de los historiadores del mundo. Estos afirman que el mencionado investigador no presenta hechos y pruebas concretas, apenas un discurso. Por su vez, en medio de ese juego de dice no dice, ellos son rebatidos con la promesa de que todas las pruebas serán presentadas en breve.

Mismo así, eso no quita que la hazaña de Colón y su famoso huevo constituye uno de los momentos fundamentales de la historia universal y representa el encuentro de dos mundos que habían evolucionado independientemente desde el origen de la humanidad, lo cual torna evidente que cambió el rumbo de la historia… Aunque si él nunca tuviese llegado a Cuba, hoy no tendríamos a los hermanitos Castro.

Con todo, existe controversia respecto al término “descubrimiento”, argumentándose que éste debe reservarse a los primeros seres humanos que llegaron al continente hace aproximadamente 14000 años, o incluso al probable primer contacto europeo realizado por los vikingos en el siglo X. Ergo, si confirmada, la teoría de Hutton se uniría a otras no menos famosas y delirantes que dan cuenta que otros pueblos conocidos estuvieron en América antes de Colón; pues además de los romanos, la hipótesis más fuerte se apoya en que los chinos pueden ser una de esas civilizaciones en cuestión.

Como decía, el problema del Arte continúa siendo ninguno. Pero la cosa enrosca de vez cuando se trata de personas. Estas sí parecen querer complicar todo. Si ponderamos lo bello en un orbe vacío sería lindo, pero ¿cómo al final evaluar tal belleza?… ¿Alguien lo sabe?

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Toda Una Vida Monolítica


Luego de leer el artículo, por un momento me quedé cavilando sobre qué país es ese, qué gente lo habita; como no pongo en cuarentena que un centenar ya se habrá preguntado qué virgen los parió, que diablo los tentó, que judas los traicionó, qué clavos los crucificaron, que tumba los oculta y qué resurrección los espera.

Evidente que uno luego se olvida de los milagros, pues no existe milagro mayor que el simple hecho de que existamos, de que continuemos existiendo. En realidad, no hablo por mí, por supuesto, ya que por el paso que llevamos no sé hasta cuándo y cómo existiremos.

Es de no creerlo, pues si el Stonehenge, el místico monumento prehistórico del Reino Unido, de por sí ya es extremamente misterioso, lo que decir de otro cinco veces mayor que el original. Por ahora esa es la duda que hoy día pasa por la cabeza de arqueólogos y curiosos después de la descubierta del “Super-henge”.

Me explico mejor. El nuevo monumento rocoso que fue encontrado por un grupo de arqueólogos británicos de la “Universidad de Bradford”, también queda en el Reino Unido -país que ahora ya es regido por la soberana más vieja de su historia- y está estructurado totalmente encima de una organización de piedras. Estas, no obstante a lo que se piense y vea, son bien mayores que las originales encontradas antes. En total, son 90, siendo que algunas tienen hasta cinco metros de altura.

El arqueólogo Vince Gaffney, uno de los coordinadores de la investigación, explica: “No acredito que haya nada comparable a esto, la “Super-henge”, en cualquier otro lugar del mundo. Es extraordinario y también es completamente nuevo. Acreditamos que era un espacio para rituales, montado para impresionar los forasteros al mismo tiempo en que transmitía la idea de autoridad a vivos y muertos”.

Los detalles sobre el nuevo hallazgo aumenta aún más el misterio en torno de las piedras. Están prolijamente ordenadas en un espacio de 1,5 kilómetros de circunferencia y 500 metros de diámetro, lo que de por sí dejaría al Super-henge cinco veces mayor que su “hermana famosa”. Además, Stonehenge data de 3500 años atrás, en cuanto la nueva pieza remete a cerca de 4500 años.

Hoy día los científicos buscan más vestigios sobre el nuevo descubrimiento, para saber si el nuevo y viejo monumento poseen ligaciones más fuertes. A pesar de ser muy parecidas, las formaciones pueden no haber sido realizadas por los mismos pueblerinos, pero la prueba de conexión directa entre ambas sólo será posible conocerla con años de estudio, los que inclusive comenzarán a ser realizados inmediatamente.

Los estudiosos dan cuenta que Super-henge está enterrada un metro bajo la superficie, y solamente fue desvendada gracias al uso de tecnología avanzada. Radares de última generación rastrearon el local y consiguieron llevar los especialistas hasta el lugar exacto donde está el monumento. El descubrimiento hace parte de un proyecto que busca una mejor comprensión sobre el lugar, que es cercado de misterios desde su divulgación para el mundo moderno.

Sin embargo, por cuenta de las complejas técnicas que deben ser utilizadas en el lugar, visando siempre la preservación del mismo, otros especialistas sólo pudieron ver “Super-henge” en una simulación que fue realizada con los datos del radar. Incluso existe la posibilidad del lugar no llegar a ser escavado por encontrarse extremamente próximo de “Stonehenge”, un patrimonio tumbado por la Unesco.

Informado ya de tan rocoso acontecimiento, luego digo: ¡No puede ser! Algo está misteriosamente y terriblemente equivocado. Lo que nada más demuestra que la estupidez de ponerse a jugar con piedritas es antigua y universal, y que el sentido de la vida permanece igualmente absurdo tanto aquí como en cualquier lugar del planeta… ¡Monolítico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: