La Falta de Libido Comienza a los 30


Es la más pura y resignada verdad, mi amigo. Un reciente estudio que fuera divulgado el día 14 de enero por la “Sociedad Portuguesa de Sexología Clínica”, descubrió que el cansancio y el estrés en el trabajo son los mayores factores que pueden llegar a perjudicar el deseo sexual masculino. Y es más, como si quisiesen dar más veracidad al asunto, dicho trabajo fue desarrollado por esta organización en pareja con investigadores de la Universidad de Zagreb, en Croacia, y de la Universidad de Oslo, en Noruega… Un exánime montón de eruditos laxitudes.

Participaron -del levantamiento de los caídos- nada menos que 5.255 hombres que dijeron ser heterosexuales, y quienes se dieron el trabajo de responder a un cuestionario por internet. Y aunque usted no lo crea, mi amigo, según lo que ellos mismos confesaron, el 14,4% de estos prójimos admitieron falta de deseo sexual durante por lo menos dos meses durante el último año, lo que les generó situaciones inusitadas, como la eyaculación precoz y, sobre todo, la incapacidad de mantener la erección… Cosa nada rara en aquellos que pasaron la edad provecta.

Pero esa prevalencia fue todavía mayor (24%), cuando la pesquisa miró apenas para los hombres que se encuadran entre los 30 a 39 años de edad, un período en el cual generalmente ellos se casan, tienen hijos, se divorcian, realizan un mayor investimento en su carrera profesional o realizan otros eventos con potencial estresante… Principalmente, eso de tener un hijo.

Por otro lado, apenas 10% de los hombres con más de 60 años reconocieron perdida de interés sexual, seguidos por los individuos de 18 a 29 años (16,7%), mientras que los de 50 a 59 años llegaron a ser el 21,4%, y los de 40 a 49 años un 21,5%… Pero pienso que los resultados de los más viejos no revelan la verdad, pues para alcanzar tal performance, ellos omitieron el uso de la fantástica pastillita azul.

Sin embargo, cruzando esas impotentes informaciones, los autores del fabuloso estudio notaron que el estrés en el trabajo y el cansancio excesivo son los que están por detrás de los problemas de toda relación, como peleas con la pareja o la indisponibilidad de ellos en dedicarse al relacionamiento, bien como la falta de libido… La suegra y los cuñados no cuentan, obvio.

Por otro lado, una encuesta realizada por el plano de salud Omint realizada con más de 15 mil personas, apuntó que la ansiedad es la complicación que más crece entre los profesionales, siendo que el 31,7% de los ejecutivos tienen un índice elevado de estrés… Un descubrimiento que puede ser mejor explicado por medio de un cálculo matemático-geométrico-libidinoso, pues cuanto más crece la ansiedad, más desciende el pobre “birgulino”.

En todo caso, mi aplicado leyente, no se olvide que el cuerpo todo sufre con esa rutina estresante en que usted anda metido, y es justamente eso que nos impide de seguir con nuestras actividades diarias. Por consiguiente, disminuya su pique con el trabajo y dedique más tempo para el ocio y los cuidados con su pareja, antes de que ella mande a otro sujeto ocupar su lugar en la horizontal.

Por lo tanto, para aliviar todo ese facundo sofoco en que anda metido, pase de vez en cuando una semana con menos estrese en el trabajo y siete noches de diversión en la cama. Caso no lo consiga, use la fabulosa pastillita… ¡Verá que ella se lo agradecerá!

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: