El Jardín del Infierno Está Fertilizado


Pienso que sí, porque hace muy pocos días el papa Francisco fue bastante enfático e hiperbólico al mencionar, durante una audiencia que fue realizada en el Vaticano, que el dinero ha sido siempre uno de los grandes problemas mundiales. De acuerdo con las presunciones del pontífice, “el dinero es el estiércol del Diablo que se torna el ídolo que comanda las elecciones de los hombres”… Un vocablo que incluye también a toda fémina gastadora de plata o no.

En todo caso, su postura condice con toda la trayectoria de Francisco desde el inicio de su pontificado. Conocido como el “papa de los pobres”, él ya se ha colocado más de una vez contra la postura de adoración al capital, además de haber comenzado a dar más atención a los países más pobres… ¡Ojo! Sólo atención, plata no.

“Necesitamos luchar contra la prostitución de las entidades que viven engañando a la población… Pero sí la economía cooperativa es auténtica, cuando ésta quiere llevar adelante una función social fuerte, se convierte en una economía de honestidad”, afirmó el Papa, que obviamente no llegó a revelar su cuenta bancaria.

Siempre pidiendo por la unión de los cristianos, Francisco afirmó durante su pronunciamiento improvisado, que su discurso era un llamado a los cristianos, a la vez que se abstuvo de comentar algunos incidentes que fueron causados por la película “Cincuenta Tonos de Gris”, la que ya registró algunas situaciones que son como mínimo curiosas tanto en Brasil como en otros países.

Dese cuenta el lector, por ejemplo, que en São Paulo algunos padres llevaron a sus hijos para asistir el filme, cuya clasificación es de 16 años. Ya en Escocia, tres mujeres fueron presas por estar incomodando en el auditorio y después agredir a un hombre… De puro desespero nomás. No obstante lo más inaudito ocurriera en Méjico, donde una mujer fue retirada de la sala de exhibición luego de una exitosa sesión de masturbación, flagrada al vivo y todo color por los demás presentes.

Así pues, mientras el Papa discursaba sobre la fertilización de los campos de Satanás, una mujer flagró a su marido con las manos en la masa y otras cositas más, al encontrarlo con la amante durante una sesión de la referida película, donde evidente se “armó un temporal”. El flagrante, registrado en video, no demoró a caer en internet y viralizar.

Tan esdrújula escena fue apuntada por el periódico “Diario de Pernambuco”, el cual relata la confusión que aconteció en la capital de ese Estado, al noreste de Brasil, en una sala del cine ubicado en el “Plaza Shopping Recife”. En las imágenes que aparecen en el video, es posible ver a una trastornada mujer tirando de la camisa y agrediendo a un hombre… Supuestamente su marido.

En cuanto una parte del público prefirió no dar pelota al asunto y decide continuar asistiendo tranquilamente la película, los demás presentes paran todo lo que están haciendo para acompañar la pelea y colocar un poco más de leña en la hoguera. Algunos de los espectadores llegaron a reclamar al taquillero, irónicamente, y le pidieron para asistir nuevamente el filme en otra sesión.

De acuerdo con el diario, el Shopping Plaza Recife confirmó el tumulto, diciendo que la mujer estaba en la sesión del filme y allí dentro vio a su marido con la amante. La pelea habría durado unos dos minutos hasta que llegaron los agentes de seguridad, los que fueron llamados para retirar la pareja peleadora. La proyección continuó hasta el final sin que se registrasen nuevos incidentes.

Por tanto, buscando apacentar el espíritu de algunos y crear un clima de absoluto suspenese dramático, creo que lo mejor es ponerme de cuclillas y hacer unas caretas “Kabuki” para responder al colorido lector de las no siempre cenicientas tonalidades, que ante ciertos casos lo mejor es saltar por las ventanas de la conciencia para penetrar en la cuestión de la altisonancia innoble… ¡Cinematográfico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

¿Maniático o Masoquista?


No hay caso, todo el mundo tiene sus propias manías. Por ejemplo: verificar si el gas está desligado, sumar los números de la chapa del auto que está a su frente, organizar ciertos objetos con simetría y por ahí va. Un sujeto original en estos asuntos es el jugador y galán inglés David Beckham, quien tiene por manía, a más de coleccionar enamoradas indiscretas, la costumbre de guardar siempre en su heladera un número par de latas de refresco. Por tanto, las manías son una especie de atavismo.

Bajo la óptica de las teorías evolucionistas, algunas de ellas fueron esenciales para el desenvolvimiento y la preservación de la especie humana… Mismo que esto nos deje la impresión que no ha servido de nada.

A mayor sensación de incertidumbre, es más probable que aparezcan las manías. Generalmente, y especialmente en psicología, todo está bien hasta que algo se convierte en un exceso; así, tener ciertas manías es completamente normal. El problema surge cuando empiezan a coartar el tiempo y la estabilidad de la persona.

Doctos afirman que las manías son consecuencia de los pensamientos obsesivos que previamente circulan por la mente. Esto hace que la ansiedad aumente y se generen una serie de comportamientos contra los pensamientos obsesivos y así disminuir la ansiedad. De hecho, cualquier tipo de manías suele ir acompañada de otras acciones igualmente exigentes, por lo que la vida cotidiana de cualquiera acabará plagándose de comportamientos esclavizantes.

Una muestra exacta de lo aquí registrado, mi sensato leyente, surgió hace más de dos años en Corea, donde germinó un fenómeno que quedó conocido como “mukbang”, que consiste en grabarse comiendo y pasarlo en vivo en la web… Antes de ir al retrete para aliviarse, obvio.

Quien mejor representa este prototipo es Park Seo-Yeon, una mujer coreana de 33 años que se convirtió en una de las principales celebridades del mukbang. Conocida como Diva, ella se dedica todas la noches a preparar cenas como para toda una familia y comerlas sola enfrente a una cámara para el asombro o delicia de miles de estólidos espectadores de la web.

En un reportaje con la “BBC”, Diva cuenta cómo el mukbang pasó a ser uno de sus principales ingresos financieros. Esta actividad que la lleva a comerse desde tres pizzas hasta tres kilos de carne en una única noche le significa un sueldo de hasta 9.300 dólares por mes. No obstante los gastos para realizar esos banquetes le cuesten hasta 3.000 dólares por mes… El resto e para caramelos y papel blanco en rollitos.

El programa de Diva consta de tres partes, una donde cocina la cena, después otra donde come, y una última donde se dedica a hablar con sus espectadores a través de un chat que acompaña el “streaming”. Cada una de esas partes tiene una duración de aproximadamente 1 hora… ¡Haya aguante!

A pesar de que Diva cocina ella misma un tercio de sus cenas, todo el resto le llega a través del delivery. Como consecuencia, muchas marcas se han ofrecido como “sponsors” de su streaming. No obstante, Diva primero pruebe la comida para luego decidir si acepta la oferta de la empresa.

La reina del mukbang explica que sus fans la siguen por causa de las gustosas comidas que muestra en pantalla y por el gusto con el que las come. Muchos de ellos son personas que están a dieta y encuentran una satisfacción masoquista en verla comer. Asimismo, otro tipo de masoquista son los pacientes que se encuentran internados y miran su show para contrarrestar las comidas poco gustosas que tienen que consumir en el hospital. Una vez, incluso, recibió el agradecimiento de una fan que dijo haber superado su anorexia gracias a que la veía comer.

En todo caso, los fans agradecidos pueden realizar donaciones a través de la web donde se publica el streaming. La plataforma se queda con una comisión de entre el 30 y 40% de éstas, y Diva utiliza el resto para engordar su cuenta bancaria… Lo que no deja de ser una manía especulativa.

En fin, ni filosofías ni manías sirven para remendar zapatos. Por tanto, lo que resta es meter el pecho del pie en la carretera y providenciar que las amenidades de los terráqueos resulten simples, surreales e indoloras… ¡Delirante!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Hay Madres y “Madres que son Hijas…”


Preciado lector, no me pregunte si esta historia ocurrió en Beirut, en alguna ciudad de Siria, de Irak, o en los alrededores de aquella región donde los conflictos ya son parte de la vida diaria de todo viviente.

Lo único que puedo afirmar, es que a un grupo de yihadistas que integran el delirante Estado Islámico se le ocurrió pedir rescate por la vida de un ciudadano español originario de Galicia que lo tenían secuestrado.

Durante algunas semanas, los integrantes del grupo debatieron democráticamente como deberían proceder con su reivindicación, por lo que finalmente decidieron que lo más conveniente era mandar una caja a la casa de la madre del joven gallego que, evidentemente, vivía en un pueblo de aquella comarca.

Semanas más tarde, cuando la señora abre la caja que el correo le entregara, pensando que contenía algún regalito de su hijo, encuentra dentro de ella un dedo y un papel conteniendo una frase sucinta que decía:

-“Tenemos a su hijo, depositen 100.000 dólares en esta cuenta bancaria”.

Sorprendida con tan desatinado contenido, la mujer arroja el billete a la basura y decide no pagar y enviarles una carta que explicaba:

-“Ese dedo puede ser de cualquiera, necesito más pruebas”.

Agobiada, ya que más algunas semanas se pasaron durante el intercambio de las correspondencias, la madre se tranquiliza un poco cuando un día finalmente recibe otra caja, ahora conteniendo un brazo.

Tampoco se sorprendió con el contenido, por lo que resuelve enviar otra carta donde exterioriza:

-“Ese brazo puede ser de cualquiera… Quiero más pruebas”.

Nuevamente transcurren varias semanas entre el canje epistolar de la señora con los yihadistas. Sin embargo, ansiosa, como toda madre lo es, un cierto día esta ve llegar al cartero que traía en brazos una caja mayor.

Luego de abrirla, encontró dentro un ojo, una oreja y un pie, junto a un papel que indicaba con letras mayúsculas:

“Vieja de mierda, ahí tiene todas las pruebas, ahora deposite el dinero”.

Luego de leer el billete, la mujer solamente dejó escapar una sonrisa irónica, pero la hermanita del secuestrado, que en ese momento estaba junto a su madre, le apunta con voz embargada y enfática:

-¡Mamá!… Deposita ya el dinero… ¿O todavía tienes duda?

La mujer dio de hombros, cerró la caja y la apiló con las anteriores. Cuando se dio por satisfecha, se dio vuelta y le comentó a la hija:

-No seas tonta hija… ¿No te das cuenta? Dos cajas más y lo tenemos de nuevo en casa.

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Ya se Puede Poner Moneditas en el Celular


Si la idea llega hasta nuestras suburbanas villas más pobre, seguramente será un éxito fantástico -y evidente que una nueva oportunidad para los siempre oportunistas asaltantes de plantón-, ya que la tecnología actual de los teléfonos celulares ahora puede ayudar a llevar servicios financieros al 80 por ciento de las mujeres africanas que no tienen cuenta en banco y de esta manera impulsar el crecimiento del continente más pobre del mundo. Por lo menos es lo que afirmó la ministra de Hacienda de Nigeria, Ngozi Okonjo-Iweala, la semana pasada.

En el momento de su apoteótico discurso, Okonjo-Iweala se encontraba entre una docena de líderes gubernamentales, financieros y empresariales que se habían reunido en Nairobi esa misma semana para discutir un plan para aumentar la disponibilidad de servicios financieros para más africanas pobres.

“Claro que no se trata solamente de dar poder a las mujeres; se trata de lograr un mayor crecimiento económico”, dijo Okonjo-Iweala, la copresidente honoraria del recién formado “Consejo Consultivo de África”, que organiza la institución de caridad norteamericana “Women’s World Banking”.

“A menos que facilitemos lo cuanto antes el acceso a las finanzas para las mujeres en sus negocios, estaremos desperdiciando una porción significativa de crecimiento en nuestras economías”, expuso con convicción.

Ella citó un estudio de la empresa de contabilidad “Ernst & Young”, que muestra que el 75 por ciento del poder de consumo estará en manos de las mujeres hasta 2028. Y de acuerdo con lo que afirman estos especialistas, todo lleva a creer que las mujeres también tienen la reputación de ser mejores que los hombres para pagar préstamos y ahorrar y economizar dinero… Y evidente que sobre otros asuntos también.

El caso es que en Nigeria, el 73 por ciento de las mujeres jamás usaron cualquier producto financiero, de acuerdo con el “Women’s World Banking”. En su lugar, ellas cuentan con grupos de ahorros tradicionales, en los cuales un cobrador pasa por las tienditas y recoge sus ganancias diarias.

Para esto, el Women’s World Banking trabajó junto con el “Diamond Bank” de Nigeria en el desenvolvimiento de una cuenta de ahorros piloto llamada Beta -o “Better” (mejor en su traducción del inglés local)- para lograr llegar a este mercado inmenso e inexplorado.

Como resultado, representantes de vendas van hasta los mercados situados a cielo abierto de la ciudad de Lagos todos los días, en vez de esperar que los clientes procuren el banco. Usando sus celulares, en pocos minutos ellos abren cuentas de ahorro para comerciantes ocupados.

Además, ellos van también a las barracas de sus clientes que están situadas en el mercado para recoger el dinero que sus clientes quieran depositar en sus cuentas, de la misma manera de aquellos que administran los grupos de ahorro informales que visitan a sus miembros del clan.

En el caso del plan llamado Beta, los depósitos son confirmados por medio de SMS. En su primero año de funcionamiento, más de 132 mil personas que nunca habían tenido una cuenta bancaria, abrieron cuentas Beta.

“Creo que la tecnología nos ayudará a realizar esto en gran escala”, afirmó Okonjo-Iweala.

En todo caso, Kenia es uno de los líderes africanos gracias a sus servicios financieros apoyados en celulares, aunque allá aún existe una gran laguna entre los géneros, pues el 53 por ciento de las mujeres usan servicios financieros formales, en comparación al 71 por ciento de los hombres, según los especialistas.

Grisáceo de preocupación con esta novedad tecnológica y por el impase al que soy sometido, no resta más que anexar las nuevas funciones de multimedia que surgen y, en fin sereno, reconocer que no tengo más que aquietarme en el silencio de las meditaciones aquiescentes y en la incuestionable mudez de las irrevocabilidades para aguardar lo que irá a ocurrir después… ¡Magnífico!

(*) Si le parece bien, visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/… Libros y e-book disponibles en Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; y en: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Tipologías que Ellas Buscan en el Hombre


Cuando a cualquier doña damisela se le dé por ponerse a pensar sobre cuál sería el hombre de sus sueños, no hay duda que enseguida comienza por elaborar una listita que incluirá las características que el sujeto de su ensueño debería tener… Lealtad, complicidad, honestidad y respeto, son sin duda algunas de aquellas cosas que, de tan básicas, ni precisan ser colocadas en su lista… Pero, ¿y las otras? ¿Cuál son?

Bueno, las otras cosas varían de mujer para mujer, y por tanto, para poder hablar sobre ellas, tuve que rescatar un libro que leí hace algún tiempo, y el que habla sobre las características que hacen con que ellas miren para un hombre, y lo qué es que a ellos los vuelve más atrayentes… Dicho libro es “Atracción Sexual”, de Allan y Barbara Pease.

Con el benemérito intuito de siempre, mi cualidad más imponderable, resolví dar una manito para todos los amigos leyentes que todavía tienen dificultad en poder entender que mujeres quieren un hombre, y no una tarjeta de crédito o una suculenta cuenta bancaria –hasta porque eso ellas lo consiguen obtener solas. Así que, ahí vamos:

Él la hace reír – Tipos que -sin necesidad de ser un payaso de circo- consiguen hacer reír una mujer siempre, es algo que las deja más moles… Cuando la gente ríe liberta dopamina, que hace con que uno se sienta bien, feliz y leve. Y eso es lo que ellas más quieren sentir cuando están con alguien. Lo que las deja con los pies en el aire.

Todavía mejor, cuando el sujeto consigue ayudarla a reírse de sí misma –algo tan difícil de lograr– pero sin que ella se sienta ofendida.

Él sabe conversar – No existe nada peor de que un tipo que sale con ella y se queda callado todo el tiempo. No por ser tímido o por sentirse dislocado, es más bien porque demuestra simplemente que no se esfuerza… Cuando el gato consigue conversar normalmente con sus amigos y sostiene cualquier tipo de conversación con ella, es ahí que el sujeto se torna más interesante.

Un plus a más, es del tipo que, en la hora de la discusión, consigue respirar y conversar como gente grande. Controlar la rabia y conseguir argumentar sobre lo que le incomoda, es algo casi afrodisíaco para ella.

Él se vira en la cocina – No precisa ser chef, pero también no da para ser de aquel tipo de persona que no consigue preparar un paquetito de pasta pre-pronta. El interés de ella no es (apenas) porque quiere a alguien cocinando para ella. Un sujeto que no consigue virarse en la cocina no pasa confianza, y hace parecer que moriría de hambre se alguien no lo alimenta si se le acaba la plata para pagar el delivery.

Cocinar bien y preparar, de vez en cuando, comidas apetitosas para agradarlas, es un punto a más, claro. Y ni necesita ser nada elaborado, a penas hecho con cariño.

Él no tiene vergüenza de bailar – Perdí la cuenta de cuantos hombres se recusan a bailar con miedo de parecer bobos. Bailar puede hasta hacer que uno parezca medio bobo, pero cuando uno es seguro lo suficiente para no importarse con eso, puede ganar el mundo. No precisa ser un Fred Astaire o un danzarín profesional, es apenas el hecho de permitirse aprovechar la música.

Cuando uno se divierte sin miedo ni recelo, e incentiva a una chica a hacer lo mismo, puede estar cierto que ganará puntos positivos. Y puede tener certeza que acabará llevando ese hábito para casa, tan sólo precisa darse una chance.

Él transmite seguridad – No existe cosa más atrayente de que un hombre seguro de sí. Dejando claro que arrogancia no significa seguridad. Ser un bobalicón también no. Hombre seguro, es aquél que piensa por sí sólo y no precisa seguir a un grupo para sentirse bien. Es aquel sujeto que, tan solo con la mirada, muestra que sabe lo que está haciendo –sin necesidad de ser un bocaza, comodín y arrojado-. Sentirse bien consigo mismo, es lo que permite que uno logre que una persona se sienta segura a su lado.

Él cuida de su salud – No precisa ser del tipo que va a la academia todos los días. No precisa ser musculoso, morrudo o atlético. También no precisa ser de aquel tipo de persona que va al médico por cualquier cosa. Se trata de ser una persona que no se va a entupir de porquerías todos los días como si fuera un adolescente, y batir el pie que no come ensalada o que dice que agua es ruin. Esas características las hacen pensar en adolescentes, y eso no es nada interesante para quien busca un hombre de verdad.

Y una vez pensando sobre todo lo aquí mencionado, creo que es lo que los franceses llamarían simplemente de: “rien, bon-songes”, aunque dicha frase sólo pruebe que la vida es solsticial y semejante y a la vez contraria a las mismices laureadas por el hombre de lata del “Mago de Hoz” que, con sudor y lágrimas respira, aspira, suspira, conspira y transpira por una secuencia tan colosalmente desodorizada para la asepsia de los aplausos finales… ¡Delirante!

(*) Si quiere continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: