Viviendo Entre Brujos y Vampiros


Deslumbramiento sería la palabra sino fuera tan poca, pero atiende por “brujería” el grupo de creencias, conocimientos prácticos y actividades atribuidas a ciertas personas llamadas de “brujas” -donde algunos también incluyen hasta propia la suegra-, aunque existe también la forma masculina, “brujos”, no obstante estos sean menos frecuentes, por lo que todos ellos están supuestamente dotadas de ciertas habilidades mágicas que emplean no necesariamente para causar daño, lo que no se aplica si se refiere a políticos.

En todo caso, por si al agorero leyente se le ocurre ejecutar dicha actividad, hágalo nomás, pues expertos en el tema afirman que no hay que tener miedo, porque es sabido que el que no arriesga un huevo no gana un pollo.

Independiente de quien se anime o no, la brujería data desde los tiempos de la antigua Mesopotamia y Egipto. Así lo demuestra la Biblia como también otros antiguos escritos como el Código de Hammurabi (2000 a.C.).

Sin embargo, no todos los brujos y brujas siguen las mismas prácticas, aunque muchas de estas eran muy comunes entre estos en la era cristiana. Por ejemplo, el brujo/a hace un pacto con el demonio, adjura a Cristo y los Sacramentos, tienen ritos diabólicos en los que hacen una parodia de la Santa Misa o de los oficios de la Iglesia y adoran al Príncipe de las Tinieblas y participan en aquelarres (reuniones de brujos donde hacen sus maledicencias). Por tanto, la brujería está relacionada con el satanismo… Más o menos igual que en la política.

Con todo, es sabido que la ignorancia lleva al descrédito, o al crédito extremo, y eso se aplica en el caso de por lo menos 12 niños que murieron de rabia después de ser atacados por murciélagos en el interior de Perú desde mediados del año pasado y el corriente mes. Pese a tamaño problema, dicho inconveniente sólo fue descubierto en febrero último, una vez que los moradores de la región acreditaban que las muertes eran obra de brujería.

Estos trágicos casos ocurrieron más específicamente en la región de Loreto, la Amazonia peruana, distante a más de 1 mil km de la capital Lima. Los mencionados niños, que tenían entre 8 y 15 años de edad, murieron entre setiembre del año pasado y febrero de este ano.

De acuerdo con las oportunistas autoridades, el surto de rabia llegó a colocar las comunidades indígenas en riesgo. “Los niños que murieron eran de la etnia Achuar. Todos ellos fueron mordidos por murciélagos hematófagos chupadores de sangre”… Un tipo de quiróptero que actúan casi igual a los políticos de todo el mundo.

Como sea y fuere, según informa la prensa local, las muertes ocurrieron porque la comunidad sospechaba que estas estaban ligadas a la brujería. Caso los niños hubiesen sido encaminados de inmediato a hospitales de la región, probablemente ellos habrían sobrevivido, de acuerdo con lo mencionado por las autoridades sanitarias del gobierno peruano.

Aníbal Velásquez, el ministro de Salud de Perú, dijo que el gobierno ya decretara estado de emergencia en la región hasta que el surto de rabia logre ser contenido. Las autoridades comenzaron una campaña de vacunación contra la enfermedad trasmitida por los murciélagos a comienzo de febrero con la intención de inmunizar todas las comunidades indígenas.

Muertes injustas, ya que los pueblerinos de Loreto no sabían que los brujos no creen en el diablo según lo conoce la revelación cristiana, aunque no por eso dejan de recurrir a él, ya que la brujería implica por lo menos una búsqueda de la intervención de espíritus. Mismo así, quien abre la puerta a los malos espíritus queda involucrado con ellos, puesto que la brujería envuelve la creencia en una realidad invisible a la que el practicante queda atado… Ya el otro, el político o el vampiro, lo que busca es chuparnos la sangre… ¡Santo Dios!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Los Misterios del Árbol de la Vida


Puede ser, por qué no. No es de dudar que si aún estuviese vivo, en vista de sucesos más recientes, al famoso director de cine David Selznick se le antojaría solicitar a la premiada Margaret Mitchell y Sidney Howard, para que ellos mudasen el viejo el guion para él poder dirigir una nueva versión de su famosa y premiada película, ahora bajo otro título: “Lo que el viento no se llevó”.

Explicado de otra manera, ocurre la incuestionable razón de que hay misterios que sólo son solucionados apenas por la mano de la suerte. Pero cuando ocurre, uno hasta se asusta al no reconocer en sí ningún sentimiento. Tal vez eso es lo que llaman “el destino”, saber lo que va a ocurrir, saber que no hay nada que pueda evitarlo, y quedarnos quietos, mirando, como puros observadores del espectáculo del mundo, al tiempo que imaginamos que ésta será también nuestra última mirada, porque con el mundo acabaremos nosotros.

Como mencioné, muchos de los misterios pasan largos años sin solución alguna. Que lo diga Cristo y uno que fue solucionado recientemente en Irlanda después de haber pasado casi mil años.

Pero ahí aparece otra vez la proverbial mano de Dios -y no la de Maradona-, ya que por cuenta del desplome de un árbol de 200 años, fue posible descubrir finalmente el esqueleto de un individuo cierto y no sabido que tuvo una muerte brutal hace casi un milenio. Elemental agregar que eso sólo aconteció por cuenta de una tempestad del cielo.

Con todo, luego después del derrumbamiento del bicentenario árbol, un equipo de especialistas que trata de esas cuestiones del huerto del Señor, fue llamado para el lugar a fin de analizar el descubrimiento que estaba aparente luego abajo de la raíz. Como el reputado árbol había caído por entero, todo de una vez, los arqueólogos, entonces, se sorprendieron con lo que allí vieron… Además de las lombrices y otros vermes, obvio.

“Cuando una trata con excavaciones y trabajos arqueológicos, por veces suelen ocurrir cosas extrañas, pero ésta es una situación bastante fuera de lo común. La parte superior del esqueleto acabó por ser levantada junto con la raíz, quedando prendida en el sistema radicular del árbol. Efectivamente, cuando el árbol cayó, partió el esqueleto en dos”, afirmó el arqueólogo Marion Dowd.

De acuerdo con estos expertos que tuvieron acceso a la osamenta, se trata de un hombre de 1,78m, tamaño y altura poco común para la época. Pero lo más importante para ellos, sin embargo, son los descubrimientos que ese esqueleto puede desencadenar de ahora en más. Los arqueólogos garanten que existe la posibilidad de que se descubra una villa antigua en ese mismo lugar.

Según ellos, el cuerpo milenario fue enterrado en el lugar donde más tarde crecería el árbol, dando a entender que allí puede haber un cementerio. Si la suposición es correcta, decenas de cuerpos con millares de años pueden ser encontrados en el lugar. Aconteciendo, ese descubrimiento sería importantísimo para entender algo más sobre las sociedades más arcaicas… Mismo que aún no comprendamos las actuales.

Y tratándose de descubrimientos, esto me despierta otro asunto. Sabiendo ahora que existe hielo en Marte, sólo falta la confirmación de la existencia de wiskis para que uno se pueda mudar a ese planeta, evitando así tener que recordar seguidamente todas estas ferreterías emocionales… ¡Forestal asunto!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Jesús También Iba al Peluquero


Olvídese de las fotos, estampitas, cuadros, reliquias o cualquier recuerdo de Jesucristo que el más ferviente lector pueda tener guardado en casa. Es que en la era de los “selfies” nos basta con tener un telefonito a mano para registrar instantáneos que representen los más diversos momentos de la vida de cada uno. Claro que 2000 años atrás era un poco diferente, aunque igual las personas vivían variados instantes. Pero no había otra alternativa que registrarlos a mano y con tinta… ¡Pero se registraban!

Por lo menos eso es lo que se puede observar en un plato de vidrio del siglo IV con la imagen de Cristo que ahora puede ser vista desde el 7 de octubre en una exposición en el Museo de Arqueología…

En él aparece un Cristo -después de visitar a su peluquero- sin barba, de cabellos cortos y vistiendo una túnica. Gravada en un plato de vidrio del siglo IV, esta atípica representación -una de las más antiguas del cristianismo- fue descubierta por un equipo de arqueólogos en España.

Durante tres años, estos científicos fueron encontrando pequeños fragmentos de vidrio bajo las ruinas de un predio dedicado al culto religioso que está ubicado en un yacimiento arqueológico de la antigua ciudad ibero-romana de Cástulo, en el sur de España.

Pero en el mes de julio pasado fueron encontrados algunos fragmentos que, “por su tamaño y por los diseños que contenían”, permitieron reconocer que se trataba de “un documento arqueológico excepcional”, llegó a explicar a la agencia AFP el jefe del proyecto, Marcelo Castro… Que ni por asomo hace parte de la misma familia de los hermanitos barbudos de la isla caribeña.

Pero resulta que después de colados, los fragmentos revelaron lo que los especialistas consideran una patena, un disco destinado a recibir el pan consagrado para la Eucaristía, confeccionado en vidrio verde con 22 cm de diámetro por 4 cm de profundidad, y el cual -tras usar un tubito entero de pegamento- pudo ser reconstituido en más del 80%.

Luego de tan minucioso trabajo de pegatina, pintado en él se puede distinguir la imagen de tres personajes con aureolas: en el centro, un Cristo imberbe, de cabello corto y encaracolado, sosteniendo una gran cruz en una mano y una Biblia abierta en la otra. A su lado, dos apóstoles que podrían ser Pedro y Paulo.

Según apunta Castro, más que un retrato fiel, se trata, seguramente, de un modelo artístico arcaico, denominado “alejandrino”, propio de una etapa remota del cristianismo que, recién egreso de la clandestinidad, aun contaba con pocas imágenes.

“Este tipo de imagen sería abandonada más adelante en la tradición cristiana, momento en que se pasó a dar preferencia a otras formas de representar Cristo. Pero sin duda él está presente en los primeros momentos del cristianismo”, después de que, gracias al emperador romano Constantino I (306-337), esta religión fue legalizada y dejó de ser “una religión literalmente subterránea”, acrecentó Castro.

Por esa misma época, las patenas eran realizadas en vidrio y no en metales preciosos, como ocurrió posteriormente.

Para estos arqueólogos, que consultaron grandes especialistas en vidrio antiguo de España, Italia y Grecia, la pieza fue fabricada “en Roma, sin duda, posiblemente en Ostia, donde los especialistas consideran que estaban los talleres de trabajos en vidrio”, dijo Castro… Lo que lleva a pensar que como posteriormente cayó mucho la demanda por el vidrio, para evitar el desempleo, estos talleres comenzaron a fabricar hostias sin llegar a mudar el nombre de la ciudad. Pero, en fin, ésta ya es otra historia.

De cualquier modo, existe en el mundo algunas piezas similares, como un cáliz exhibido en el “Museo do Louvre” y un vidrio dorado en el “Toledo Museum of Art” de Ohio, en Estados Unidos, explicó el jefe de los arqueólogos.

Pues bien observadas estas efemérides en pro de la rehumanización del Arte, mismo que sea en plato raso, es posible advertir con clareza que no hay ninguna relevancia filosófica que nos permita alcanzar un efectivo retorno existencial al uso común… ¡Recauchutado asunto!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: