Cómo Conquistar un Empleo


De inicio ya basta con ver lo que aparece escrito con letras grandes en los titulares -las chiquitas no, porque hay que ponerse los lentes-, y cualquiera sería capaz de concluir que hoy día la cosa no está fácil para nadie. La crisis económica es grande, los empleos andan escasos, el mercado se ha tornado extremamente competitivo y los empleadores cada vez más exigentes… Etc., etc., etc.

No obstante creo que nadie tiene el sacrosanto derecho de salir por ahí pregonando pánico ni ser del tipo apocalíptico dedicado a sembrar espanto en las mentes de los que necesitan encontrar un empleo decente y digno como el que obtuvo la joven Enki.

Con todo, lo más común que uno ve mundo afuera, es que mientras el mercado laboral no mejora, los empleadores andan en busca nuevas rutas para ganar competitividad en su búsqueda de postulantes. Lo que parece perfecto.

Así pues, hallar trabajo se ha convertido en una labor que requiere de tiempo, preparación y también paciencia. Por eso es importante que antes de enviar un curriculum, el interesado establezca los objetivos profesionales que quiere lograr a futuro. E insisto, exactamente como lo hizo Enki.

A más, como todos alguna vez pasamos por el difícil proceso de buscar trabajo, muchos teóricos han elaborado listas con diez o más consejos y recomendaciones capaces de ayudar a cualquiera a enfrentar esa situación con mayor confianza y preparación.

Lo expertos en estos asuntos afirman que no hay motivo para pensar que uno no pueda encontrar un buen trabajo en su área de estudio o especialización. Lo principal en esta tarea es saber cómo “venderse”. Esto significa redactar bien el curriculum que logre que la persona que ofrece el trabajo desee realmente leerlo, y caso sea llamado a una entrevista, saber cómo presentarse y contestar a las preguntas durante la cita en busca del empleo.

Quizás cabe preguntar al desempleado leyente: ¿Usted tiene un sueño? ¿Haría todo lo que estuviese a su alcance para realizarlo? Bien, si la respuesta es sí, pienso que entraría de cara en el grupo de Enki Bracaj, una modelo de Albania, Europa, quien supo cómo salpimentar su curriculum y lograr que no sólo lo leyesen sino que lo mirasen con mil ojos.

En realidad, le cuento que esta modelo tenía un sueño en su vida: ser presentadora de televisión. Sin embargo, para lograrlo, necesitó usar una táctica que no es muy usual que digamos y que no estaba redactada en letra chiquita en ningún manual de ayuda: ella aceptó el desafío de hacer un test de vídeo con la blusa desabotonada… Mismo corriendo peligro de contraer una neumonía.

En todo caso y en vista de lo ocurrido, un portavoz de la emisora “Zjarr”, se animó a explicar: “La mayoría de las personas concuerdan que el estilo de la presentación resultó medio extraño, pero ya estamos cuidando de ello y, para ser honesto, no creo que el hecho llegue a provocar algún daño en la audiencia”, afirmó campanudo.

Súper satisfecha con su realización, la despechugada joven no se arrepiente de manera alguna haber mostrado parte de los senos en la hora del test. Según ella, no se trató en ningún momento de los muy conocidos, trastornados y enloquecidos “teste de sofá” que suelen ocurrir en estos casos. Por lo que agregó: “Nadie me pidió para que yo lo hiciese de esa manera, pero yo me decidí y lo hice así. El porqué es bien claro: estamos en una industria muy competitiva y yo decidí que esas eran mis mejores armas para agarrar esa chance. Quizás muchos no lo crean, pero dio resultado”… Ahora es sólo imaginar lo que ella no sería capaz si disputase un empleo en una fábrica de ropa íntima.

Como sea, los test en la emisora acontecieron en junio de este año, y ahora Enki está disfrutando como nunca de los resultados que obtuvo… Mismo que tenga que curar antes una neumonía a causa del viento que agarró de frente.

¿Si hay algún arrepentimiento de su parte? ¡Qué va!… Ninguno. Ella está feliz de haber hecho lo que podía para alcanzar su sueño.

Así pues, hay veces que uno tiene que dar las gracias antes de defuntar frente a la inmersión de las perplejidades ajenas, pues imagino lo que Enki no sería capaz de hacer si el empleo ofrecido fuese en una fábrica de supositorios… ¡Válgame Dios!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Atrás de los Santos Orines de Cada Día


Cuando se nos da por abrir un vespertino, con suspensión notamos que algunas de sus informaciones vienen impresas con falsificación de cabo a rabo, o que estos contienen solamente noticias agradables y artículos optimistas. Imagino que sea para que el pobre lector no tenga que sufrir con los terrores del mundo y sus promesas de empeorar, y por ello buscan explicar y demostrar con letras grandes que la crisis económica va menguando y que los bolcheviques tuvieron que rendirse a la evidencia de las virtudes americanas.

Afortunadamente el mundo puede satisfacer todos los gustos, por lo menos esto es lo que pienso, aunque comprendo que muchos no sepan apreciar de igual modo lo que leen, pues no obstante tengan sus preferencias, no pueden elegir las noticias y se sujetan a lo que le dan.

Pero muy distintas pueden llegar a ser esas noticias dependiendo del ojo del que las lee, cuando sólo lo aprovechable encanta con parágrafos serenos, pues al fin todo es armonía en la tierra después de garantizados los dividendos y los intereses… Si el amigo leyente no piensa así, respeto su determinación, aunque si supiese que en una de las cafeterías de Starbucks de Hong Kong, situada en el lujoso araña-cielos del Bank of China, usaba agua de un baño para preparar el café de sus clientes, tal vez mude de opinión.

Así pues, conforme muestra una materia del sitio norteamericano “Huffington Post”, una vez que fue abierta en 2011, los funcionarios de la tienda iban hasta un garaje vecino con un carrito lleno de recipientes vacíos. Al volver a la tienda, ellos filtraban y hervían el agua. Pero para dar cuenta de la demanda de la tienda, los funcionarios tenían que buscar agua en el edificio vecino cerca de 70 veces por día, según el reportaje del periódico “Hong Kong Daily”.

No en tanto, no piense el lector que era una fuente cualquiera, pues el estabelecimiento, para preparar las bebidas, usaba el agua de una canilla que estaba tan sólo a dos metros del sanitario,

Por su vez, Wendy Pang, portavoz de Starbucks, garante la cualidad del agua, explicando lo inexplicable cuando apunta: “a pesar de retirada de la canilla de un baño, esta cumplía las exigencias de la vigilancia sanitaria de Hong Kong después del filtraje y hervor. Eso se debe a que como la tienda no tenía una fuente directa de agua, se utilizaba de la fuente más próxima.

La situación causó indignación entre los clientes de la empresa, al punto que uno de sus clientes posto en el perfil de Starbucks en Facebook el siguiente comentario: “Starbucks gana ríos de dinero y mismo así optó por hacer los cafés con el agua de una canilla de un baño, en vez de comprar agua mineral. Pagamos algunos dólares por un café y a cambio recibimos falta de respeto para con nuestra salud”.

Por otro lado, como precaviéndose de futuros problemas en esas latitudes, se ha decretado que los hombres que no tengan buena puntería urinaria al utilizar los baños públicos en la metrópolis china de Shenzhen (sur del país), pasarán a ser multados a partir del mes que viene, conforme informó esta semana un funcionario de la municipalidad de dicha ciudad.

De acuerdo con lo indicado a la agencia AFP por este acólito funcionario público, a partir del mes que viene “una utilización inconveniente de los baños públicos será punida con una multa de 100 iuanes (12 euros) por las autoridades”.

El proyecto de ley municipal consultado por la AFP no informa a partir de que cantidad de orina lanzada para fuera del urinario, el tolo usuario quedaría expuesto a la multa ni como la infracción será constatada.

Ante tales hechos, los internautas chinos no tardaron en criticar el anuncio de la ley en el sitio de micro-blogs “Weibo” y pasaron a ironizar la posibilidad de un ejército de inspectores de baños… Como por ejemplo: “Serán creados muchos puestos nuevos en la función pública”… “Habrá un vigía atrás de cada persona que orinar para verificar si ella está mirando bien”.

Sólo me falta afirmar con total convicción, que para algunos puede llegar a ser extraño tener que ponderar las realidades de la vida sin utilizar masivas y balsámicas dosis de elixir surreal, y sin utilizar como orientador la aparente causa formal de reflexiones cotidianas ahumadas por el censo crítico… ¿No es maravilloso?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Mito de la Rana Sudamericana


Casi todos hemos dado oídos algún día, de que uno de los grandes mitos urbanos es el de la rana en la olla de agua caliente. En realidad, por si el amigo leyente no lo sabe, la historia es que si se introduce una rana en una olla con agua hirviendo, el avispado animalito inmediatamente reaccionará ante el peligro y saltará afuera del recipiente. En cambio, si se pone el incauto anfibio en una olla con agua fría y luego se la calienta gradualmente, la rana no se dará cuenta del peligro y se dejara cocer tranquilamente.

Pero si en vez de ponernos a cocinar a una pobre ranita aplicamos esta leyenda en la astucia de algunos gobiernos latinoamericanos, notaremos que la temperatura en la olla política, económica y social regional va en aumento cada vez más.

Por ejemplo, en Venezuela, el gobierno continua inmerso en una crisis económica creada por su propia ideología. El presidente del “Instituto Nacional de Estadística” de ese país, explicó que “Venezuela está pasando por una situación coyuntural en cuanto al suministro de algunos alimentos, y que es una situación que puede durar entre dos y tres meses, producto de diferentes problemas: el acceso a las divisas, boicot, acaparamiento, compras nerviosas y toda esa serie de elementos que inciden en eso”. Pero, esa misma “situación coyuntural” que se indica, parecería ser un estado de cosas permanente… ¿A nadie le sorprende que uno de los principales países exportadores de petróleo tenga dificultades para acceder a divisas y que sus ciudadanos enfrenten problemas para conseguir papel higiénico?

Por si el preciado lector es uno de los sorprendidos, en tiempo le explico que el colmo fue la decisión del gobernador del Estado Zulia, de establecer un sistema electrónico de racionamiento para veinte productos de primera necesidad. Incluyendo arroz, aceite, carne, lentejas y harina de maíz. Por su vez, el presidente Maduro describió la iniciativa como “una locura” y ordenó dejarla sin efecto, pero el episodio nos revela el estado mental de algunas autoridades chavistas.

Otro ejemplo ocurre en Argentina, donde la presidenta Fernández de Kirchner y su partido, que tiene la mayoría en el Congreso, invocan la noble idea de democratizar para legitimar propuestas dirigidas a destruir, uno a uno, los pilares de la democracia. En realidad, esto es un espléndido ejemplo de lo que Orwell llamó un día de  “newspeak”. Afortunadamente, la sociedad civil de dicha república, a través de sus impresionantes demostraciones, y la Corte Suprema de Justicia, hasta ahora, han conseguido establecer algunas barreras ante los desbordes del gobierno. Pero ciertamente el horizonte anuncia tormentas… Y estas no vienen de la Patagonia.

Y ahora, lo que también tenemos, son los inesperados acontecimientos callejeros que se siguen sucediendo en el Brasil. El movimiento de protesta fue activado por el aumento del precio del transporte público en ciudades como Porto Alegre y São Paulo, pero luego se extendió a todo el país y expandió su agenda. Se han producido manifestaciones de “indignados”, generalmente pacíficas, desde Manaos (norte) hasta Porto Alegre (sur), que protestaron contra la corrupción, los impuestos, la brutalidad de la policía y el costo de las obras faraónicas para el mundial de fútbol (2014) y las Olimpiadas (2016). Por su vez, oportunista y alígera, como para no querer perder el ómnibus, la presidenta Rousseff, diciéndose perpleja, declaró que esas voces debían ser escuchadas… ¡Bueno! Una cosa es escuchar y otra encontrar la respuesta.

Lo que presiento, mi salsero amigo lector, es que algo está sucediendo en el jardín de estos tres principales socios del Mercosur, y eso puede llevar a que otros gobiernos piensen que harían muy bien en disminuir, en la medida de lo posible, su dependencia de ellos… Entonces, cuando se den cuenta, esos pueblos serán la ranita de la vez… ¿Concuerda?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¿La Marihuana no Perjudica el Cerebro?


No es nada, no es nada, pero descubrí que recientemente una pesquisa llevada a cabo por el King’s College de Londres, y publicada en el “American Journal of Epidemiology”, fue constatado que personas con 50 años que usaron, o todavía usan drogas, no tuvieron el cerebro damnificado… Pero pienso que la verdad sólo se sabrá el día de la autopsia.

No obstante, los investigadores afirman que entre los millares de personas avaluadas, resultó que aquellos que habían usado drogas ilícitas, principalmente la marihuana, tuvieron un desempeño mejor que los demás en los testes de memoria y de otras funciones cerebrales. La relación encontrada en el nivel del estudio –mejor entre los usuarios de drogas, de acuerdo con los peritos– puede explicar ese resultado.

“Nuestras deducciones no excluyen eventuales efectos nocivos en algunos individuos que pueden estar expuestos a drogas durante largos períodos de tiempo”, avisó e investigador-jefe Alex Drugan.

Mismo no guardando relación una cosa con la otra, salvo nuestro sugestivo pensamiento sobre los efectos secundarios que le causó una posible adicción, al verse acuciada por la crisis económica, una joven neozelandesa decidió ganar algo de dinero utilizando su trasero… No de la manera como usted se lo imagina, claro.

Resulta que Tina tiene 23 años de edad y vive en Nueva Zelanda, y debido a la crisis actual, durante los últimos tiempos las cosas no le fueron bien en lo económico. El año pasado se quedó dos veces sin empleo, y dada la escasez de puestos de trabajo y lo inseguro que resulta conservarlos, decidió embarcarse en un emprendimiento propio. Carente de dinero para invertir, la descocada muchacha decidió echar mano a su único capital, “incorporado” literalmente su trasero.

Según consigna la cadena británica BBC, Tina puso un aviso en el sitio de intercambio y ventas “Trade Me”, y… “Tu tatuaje en mi trasero” fue la frase elegida. El éxito no tardó en llegar. Esa semana, Tina anunciaba en Facebook que su anuncio había tenido más de 230.000 clics, y el precio de subasta estaba en torno a los US$10.000.

“Es sorprendente cómo se globalizó mi idea”, afirma la joven, que reconoce que jamás soñó semejante éxito y tanta plata. Fue tanta la repercusión que, apenas la proclama de Tina trascendió en los medios, se contabilizaron más de una decenas de anuncios similares para tatuar traseros, brazos y piernas… (Birgulinos y Chichulas, todavía no han sido ofrecidos).

Cabría al lector preguntarse: ¿Para qué puede querer alguien tatuar el trasero de una persona que no conoce? No sé que decir, pero en su anuncio, Tina ofrece algunas posibles respuestas a esta interrogante, procurando alentar a posibles inversores.

Entre ellas podrían contarse la publicidad, la voluntad de dar a conocer un diseño…o hasta propuestas de matrimonio. En este último punto, vale la pena imaginar a alguien pidiendo la mano a la persona amada, y eligiendo como letrero las flácidas nalgas de una joven… ¡Espectacular! Siempre y cuando acepte que le pasen aquel pedazo de papel que viene en rollo por cima del tatuaje… Obvio.

En fin, quien realicé la mayor oferta al final de la subasta, tendrá total libertad para elegir el dibujo que Tina estampará en su neozelandesa colita… “Sólo espero que no haga nada estúpido”, dijo la chica a la agencia noticiosa Reuters.

De hecho, algunos de los oferentes ya han adelantado qué harán con su derecho en caso de triunfar en la subasta. “Hay gente común que quiere poner un retrato propio. Otros prefieren poner: “propiedad de… y su nombre”, comenta Tina.

Después de realizado el tatuaje, Tina promete que el comprador recibirá por correo una foto enmarcada de la obra. De vivir en Nueva Zelanda o estar dispuesto a viajar, el propietario podrá acercarse personalmente para ver de cerca y quizás tocar su compra… ¿No es fantástico?… Vamos… Anímese… ¡Haga su lance ya!

A %d blogueros les gusta esto: