Una Muerte Entre Subida o Bajada


Inevitable mencionar que la historia terrenal se ha encargado de registrar innúmeros casos de muertes horripilantes y macabras, y también algunas de ellas jocosas al extremo. Cito entre muchas, por ejemplo, la del rey Eduardo II de Inglaterra en 1327, quien después de ser depuesto y encarcelado por su reina Isabella y el amante de ella, Roger Mortimer, fue asesinado al introducirle una barra de hierro incandescente a través del ano… Lo que, sin duda, fue un hecho ardiente.

Otro caso inusitado fue el de George Plantagenet, Duque de Clarence, en 1478, que fue ejecutado por ahogamiento dentro de un barril lleno de vino Malvazia por petición propia… Lo que de por sí ya lo torna un suceso placentero.

Un tercer caso de muerte disparatada fue la de György Dózsa en 1514, un líder de la revolución campesina en Hungría que fue condenado a sentarse en un trono metálico candente, con una corona metálica también incandescente, y un cetro rojo incandescente en su mano derecha para burlarse de sus ambiciones de querer ser Rey, por la nobleza de Transilvania. Con todo, quedó registrado que luego de morir su cuerpo rostizado fue parcialmente comido por seis de sus compañeros rebeldes que habían permanecido sin comer durante una semana… Una ocurrencia que no merece más comentarios.

Dentro de estas paradójicas defunciones, tenemos la muerte de Nanda Bayin, el rey de Birmania en 1599, que se murió de risa después de ser informado que Venecia era un estado libre sin rey… Por lo que es evidente que la expiración lo alcanzó en plena alegría.

Sin embargo, el astrónomo danés Tycho Brahe, años después, en 1601, de acuerdo al mito, murió de complicaciones resultantes del hecho de retener orina en su vejiga durante un banquete, ya que para esa época era de muy mala etiqueta dejar la mesa antes de terminar la comida… Poco más tarde inventaron los pañales geriátricos.

Sir Arthur Aston, comandante de la realeza, fue golpeado hasta la muerte en 1649 con su pata de palo, porque según los soldados parlamentarios contenía monedas de oro en su interior… Con todo, el viejo astuto tenía los dineros bajo el colchón.

Se cuenta también que Molière, el excelente actor y guionista francés, murió 1649 de un ataque de tos mientras actuaba en el papel protagónico de su obra: “Le Malade imaginaire” (El Hipocondríaco)… No tenía a mano el paquetito de pastillas “Halls”.

Podría relatar miles de historias más, todas inusitadas y excéntricas al extremo, pero confieso que no encontré ninguna que se asemejase en lo más mínimo con la de una mujer que murió de sed después que quedara presa en un ascensor durante un mes en China.

Según informa la prensa local, los funcionarios responsables por la manutención de la máquina en desperfecto, no observaron la existencia de cualquier persona dentro del elevador. En verdad, los operarios fueron llamados para reparar un elevador que presentó problemas a comienzo de enero último en la ciudad de Xi´an, al norte del país. No obstante y conforme apunta la prensa del lugar, una vez allí, estos gritaron preguntando si había alguien dentro. Al no recibir respuesta, desligaron el equipamiento y se marcharon.

En la conjugación del destino, ese equipo de funcionarios salió de licencia por causa de los festejos del Año Nuevo chino, y retornó al lugar un mes después cuando entonces encontró el cuerpo de una mujer dentro del elevador que había trabado entre el 10º y el 11º piso del edificio. Dentro del cuadrilátero mortuorio, junto a la imagen cadavérica, los operarios encontraron las paredes repletas de arañones que fueron realizados por la desesperada mujer antes de morir.

De acuerdo con lo informado por agentes del gobierno, la muerte fue causada por un grave error de la empresa de manutención, que no verificó correctamente si había personas presas antes de cortar la energía del equipamiento… Lo que resultó en un verdadero desperdicio, porque la mujer tenía 43 años y vivía sola en su apartamento.

Elementar decir que la policía ya ha realizado diversas prisiones y el caso está siendo juzgado como homicidio involuntario. Lo cierto de todo esto, es que accidentes que envuelven falta de respeto a las normas de seguridad se han vuelto comunes en China, debido a la poca fiscalización de las empresas y el alto índice de corrupción entre las autoridades… Un hecho que no es nada novedoso por estos parajes latinoamericanos.

Mismo así, muertes trágicas en el mundo siempre han acontecido por error personal, como sucedió en 1871, cuando Clement Vallandigham, congresista americano y oponente político de Abraham Lincoln, murió de un disparo de bala que el mismo se hizo en corte, mientras representaba al defendido en un caso de homicidio. Pretendiendo demostrar como la víctima pudo haberse disparado a sí mismo inadvertidamente, el arma que según Vallandigham estaba descargada, disparó y lo lesionó mortalmente… Claro que la demostración fue exitosa y el defendido fue absuelto del delito.

En todo caso, en 1912, Franz Reichelt, un iluso sastre metido a inventor, cayó hacia su muerte desde el primer piso de la torre Eiffel mientras probaba su primer invento: el abrigo paracaídas. Era la primera vez que lo probaba, y la única… ¡Vaya destino trágico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Se va el Caimán, se va el Caimán…


Tal cual un limón o naranja, ya han exprimido tanto el asunto, que lo que quedan son simples teorías que avientan suposiciones del tipo: que las excavaciones habrían hecho ruido, que los constructores habrían necesitado planos y mapas, que el escape se hizo desde el único lugar a donde las cámaras de seguridad no llegaban en la prisión de seguridad máxima de Altiplano, México.

Durante los días, semanas y meses posteriores, las autoridades continúan buscando cualquier señal de vida del narcotraficante más poderoso de México, y expertos de seguridad siguen afirmando que está claro que el escape de Joaquín “El Chapo” Guzmán por un túnel de elaborado diseño, requirió necesariamente trabajo a gran escala.

El secretario de Interior, Miguel Ángel Osorio Chong, se muestra de acuerdo en que la fuga de un penal de máxima seguridad tuvo que requerir la ayuda de alguien del sistema.

“¿Cómo se escapó El Chapo? Una sola palabra: corrupción”, llegó a escribir Alejandro Hope, un ex miembro del servicio de inteligencia de México en su blog “El Daily Post”… Con todo, el misterio continúa y ya lo buscan por Argentina y Uruguay.

Esto me recuerda lo que más de un centenar afirma, cuando dicen que si alguien merece ser mandado a la mierda, no hay que dudar en hacerlo; la diplomacia es para las embajadas… Y hasta puede ser, por qué contrariarlos.

Por otro lado, no teniendo nada a ver con “El Chapo”, agrego que este año Indonesia alcanzó notoriedad en los medios, por cuenta de sus rígidas leyes contra quienes no respetan los códigos jurídicos de ese país Oriental. No hace mucho, un australiano, dos brasileros y algunos más, fueron condenados a muerte por tráfico de drogas y todos vimos cómo sus sentencias fueron cumplidas rigurosamente.

Sin embargo, al día de hoy, no sólo por cuenta del rumoroso caso de “El Chapo” Guzmán, el sistema judicial del referido país asiático puso las barbas en remojo y vuelve a tomar notoriedad por causa de sus ocurrencias.

Ocurrente al extremo, el gobierno local creó una nueva propuesta con la cual promete innovar para “mejorar el sistema carcelario del país”. Y si fue innovación lo que antes habían prometido los gobernantes, es innovación lo que tendrá entonces el sistema local. Al final de cuentas, cocodrilos se convertirán en “guardias” de presidiarios.

Sí, eso mismo que el imprevisor leyente acaba de saber. Es que en lugar de colocar seres humanos -corruptibles- para cuidar de los presos, Indonesia adoptará este nuevo método insólito. De acuerdo con autoridades del gobierno, la medida sería esencial para evitar la fuga de los condenados que allí se encuentran detenidos.

Budi Waseso, el jefe del sector antidrogas del país, afirmó enfático e hiperbólico: “Colocaremos tantos cocodrilos cuanto sea posible. Voy a procurar los más feroces tipos de cocodrilo que existan. Nadie puede sobornar un cocodrilo, nadie logrará hacer que estos fieros animales dejen huir los detenidos. Es un sistema infalible”.

El tono riguroso adoptado por Waseso, que de cierta manera agradó a la población, pasa aun por la construcción de nuevos presidios que tendrán las “adaptaciones necesarias”. En ellos, los detenidos serán colocados en una isla artificial cercada de cocodrilos, de preferencia los más feroces posible, conforme lo destacó la mencionada autoridad.

De acuerdo con datos del gobierno de Indonesia, el tráfico de drogas se encuentra entre los principales problemas del país. Los condenados por ese tipo de crimen, informan las autoridades, son los que más recurren al soborno para huir de la prisión, una vez que la pena máxima para ese crimen en el país es la pena de muerte.

Sin duda, hay cosas que son tanto lo que son, que no necesitan de ninguna explicación extra. Ante una tan categórica manifestación de sabiduría básica, nos topamos sin respuesta ya que es de imaginar si para los presos la vida en la cárcel nunca ha sido lo que se podría llamar un mar de rosas, los de Indonesia ahora tendrán que vivir muchas horas malas entre pocas buenas… Si es que tienen mucha suerte.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Fatídicos Casos Cerebrales


Como todavía existen fariseos que dudan de ciertas mini verdades, opino que lo mejor sería cotejar cosas serias. Principalmente si nos atenemos a las declaraciones que han sido formuladas con tamaña proeza prestidigitadora por parte de los políticos que han sido acusados de corrupción y de aceptar soborno.

En todo caso, al asumir el riesgo de tropezar con políticos insomnes a deambular por calles decrépitas, más que alígero debería mudar mi enfoque ante la corazonada de tratar de examinar una pequeña parte de la barbarie urbana que se ha practicado a lo largo de décadas bajo la descarga cloacal administrativa.

Ni sé por qué digo esto, pues es sabido que iría madrugada adentro examinando lo que han estado haciendo con la ciudad, y me demoraría mucho averiguando si los absurdos que los noticieros apuntan son mismo verdaderos.

Así pues, cambiando de tema, lo que en realidad pretendía decir, es que una lesión en la pierna permitiera que un francés cuya identidad no llegó a ser revelada, recibiese la peor noticia de su vida.

Eso le sucedió porque al realizar una visita imprevisible a un hospital, luego de haberse lastimado la pierna, él acabara por descubrir que simplemente había perdido mitad del cerebro… Y ahora tenía un alambre entre oreja y oreja… ¡Espantoso!

Para que no queden dudas merodeando en un universo cada más delirante, me explico: Conforme fue noticiado por el vespertino “Mirror”, el caso aconteció en 2007, pero sólo fue publicado apenas esta semana por el “The Lancet”, una de las revistas de medicina más respetadas del mundo.

Mismo siendo pequeño, comprometido en estudiar el cerebro de este individuo durante tan largo periodo, el médico Lionel Feuillet acabó siendo el responsable por comentar al caso: “Fue algo inesperado. Realizamos los análisis y vimos que el cerebro entero del paciente había reducido, tanto del lado izquierdo cuanto del lado derecho, en todos los sentidos posibles. Afectó regiones que controlan los movimientos, la sensibilidad, lenguaje, visión, audición y hasta funciones emocionales”, llegó a explicar el catedrático.

La sorpresa del develamiento fue acompañada, claro, de mucha investigación. Durante los estudios, los médicos descubrieron algo aun más sorprendente: Víctima de hidrocefalia pos natal, él paciente fuera sometido a un procedimiento de remoción de líquido de la cabeza a los 14 años. Sin embargo, durante tres décadas, un resto de fluido continuó “comiéndole” el cerebro… Como si fuese la bacteria llamada “vibrio vulnificus”, el virus carnívoro “come carne”.

Como sea, fueron necesarios ocho años de estudio, lo que originara la demora en divulgador el caso, para que los médicos formulasen hipótesis sustentables sobre cómo el resignado lograra sobrevivir en esas condiciones. Con todo, hoy ellos acreditan que lo que le sobrara de su cerebro se reorganizara de manera que éste pudiese continuar cumpliendo sus funciones mismo con 50% de su tamaño inicial.

La revelación ha sido muy importante, de acuerdo con el artículo de la “The Lancet”, para poder demostrar que inteligencia y tamaño del cerebro pueden no estar tan conectados como era afirmado hasta entonces. En consecuencia, ahora los especialistas quieren saber si la vitalidad del órgano gris no es tan evidente cuanto se ha discutido hasta el día de hoy. Para lograrlo, el caso continuará siendo estudiado, ahora por más médicos.

Elemental registrar que tales aclaraciones no sirven para uno pagar “media entrada” en cualquier función de cine, pero juzgo que da una inmensa credibilidad a la cuestión… ¡No hay duda!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

¡Piense Bien Antes de Votar!


Sorprendido de verlo tan inquieto, no tuve más remedio que preguntarle al trémulo de mi vecino porqué razón andaba tan preocupado. Sin más, me dijo: ¡Si esa onda se extiende, nos agarrará de pantalón corto!, palabras que pronunció como si estuviese investido de una autoridad por encima de lo común, que luego me llevó a considerar como si aquella frase se tratara del más irrefutable dictamen del destino.

En un principio no le entendí, y creo que eso nos demuestra una vez más que nunca nos deberíamos sentir seguros de aquello que pensamos ser porque, en esos momentos, pudiera muy bien ocurrir que ya estamos siendo cosa diferente.

Ergo, abandonando más que alígero aquellas meditaciones filosóficas de la Nada, le solicité mayores detalles sobre la cuestión, por lo que sin dar vueltas al igual que un perro antes de echarse, me confesó que su estado de preocupación tenía por base las recientes noticias que señalaban que mujeres activistas de Sudan del Sur habían acabado de presentar una propuesta de “huelga de sexo” como incentivo para que los hombres parasen de luchar en la guerra civil que abala el país desde hace varios meses.

Me costó un poco esconder la carcajada que insistía en querer escapar de dentro de mí, pero una vez que logré controlar mi ímpetu risible, le hice ver que por aquí no vivimos situación igual, por lo no había motivo de tales preocupaciones.

Obvio que concordó de inmediato, y se animó a relatarme que aquella propuesta fuera divulgada la semana pasada en Juba, durante un encuentro que contó con la participación de casi 90 mujeres, incluyendo parlamentares, que buscaban posibles soluciones para el conflicto.

Sin embargo, lo que más lo atosigaba en el momento, era que entre las ideas, una de las sugerencias fue “movilizar todas las mujeres de Sudan del Sur para que nieguen a sus maridos los derechos conyugales hasta que consigan establecer la paz”, mientras que otra propuesta fue la de marcar un encuentro entre las esposas del presidente Salva Kiir y la de su rival, el ex-vice-presidente y ahora líder rebelde Riek Machar, para “pedir que se unan al camino de la paz y de la reconciliación, presionando los maridos para que interrumpan la guerra”.

-No embromes -le respondí-. La situación por allá es muy diferente, porque millares de personas ya han sido asesinadas y casi dos millones fueron obligados a huir de sus casas, para evitar tanto las tropas del gobierno como de los rebeldes, en cuanto los masacres de civiles y los estupros como arma de guerra se convirtieron en un hábito casi común en el país, creado en 2011 y que sufre desde fines de 2013 con una guerra fratricida.

-No estoy en desacuerdo con eso -asintió mi vecino cerrando el cejo-. Lo que en realidad me preocupa, es que si esa idea toma volumen y se desparrama al igual que “primavera árabe” por estos pagos para protestar contra la corrupción del gobierno y el robo de los políticos actuales, vamos a tener que aguantarnos a pico seco hasta las próximas elecciones.

Es incuestionable que él tiene razón, y eso me dejó intranquilo a mí también. Por tanto, antes que se nos avecine una “huelga de sexo”, nada mejor que votar bien en el próximo sufragio… ¡Piense bien antes de votar!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¡Se Busca!… ¡Urgente!


Por favor, si algún leyente lo encontrar primero, no sea egoísta, avise a los demás, ya que son muchos los cristianos, musulmanes y de otros credos los que están atrás de más de US$ 1 mil millones de los fondos iraquíes que desaparecieron después de la queda de Saddam Hussein y fueron parar en un bunker de Líbano, sin que se sepa como todo ese dinero llegó hasta allí.

Este fin de semana, el diario “New York Times” incluyó en su publicación dominguera un anticipo de parte de las informaciones que contiene un libro que será lanzado esta semana por su autor, James Risen.

De acuerdo con los datos presentados por el escritor, entre US$ 1,2 e 1,6 mil millones fueron enviados para un bunker situado en un local secreto de Líbano, después que los billetes fueron retirados clandestinamente de Irak.

Los fondos eran iraquíes y procedían de cuentas, abiertas en los Estados Unidos, del gobierno y del Fondo para el Desenvolvimiento de Irak, creado por la ONU para retener las recetas oriundas de la explotación de petróleo del mencionado país, dinero que sería destinado a la reconstrucción de Irak.

Resulta que después de la caída del dictador Saddam Hussein, en 2003, de esas cuentas abiertas en los Estados Unidos salieron entre US$ 12 e 14 mil millones que fueron enviados, en dinero contante y sonante, a Irak, además de cerca de US$ 5 mil millones en transferencias bancarias.

El destino final de buena parte del dinero es incierto, según la información, debido a la extensa corrupción existente en Irak y al caos generado con la caída de Saddam Hussein y la ocupación militar de la coalición liderada por los Estados Unidos.

La información publicada en el “New York Times” no viene con un mapa junto, pero tiene base en datos fornecidos por Stuart W. Bowen, que en 2004 fue nombrado inspector-general especial para investigar actos de corrupción en Irak y que mantuvo el puesto hasta el año pasado.

Los datos revelados ahora por Bowen indican que él -por no ser un Sherlock Holmes y no tener lupa- no supo seguir la pista de billones de dólares de esos fondos, pero, en 2010, un informante le reveló que más de US$ 1 mil millones llegaron a un bunker secreto en Líbano.

“No sé cómo llegó el dinero a Líbano”, afirmó Bowen en declaraciones divulgadas por el periódico citado… “Billones de dólares fueron retirados ilegalmente de Irak en los últimos diez años”, acrecentó el hombre, ojos húmedos de tristeza.

Según el “NYT”, a pesar de que tanto la CIA como el FBI llegaron a ser informados sobre los hechos, ninguna investigación prosperó a respecto porque “era dinero iraquí robado por los propios iraquís”.

Ni Bowen, ni funcionarios de su escritorio pudieron llegar al lugar donde fue escondido el dinero en Líbano, que según parece se localiza en una zona rural no determinada. El gobierno de Bagdad fue informado sobre el caso, empero, según la nota periodística, nunca dio un paso para recuperar los fondos.

Además del dinero, se cree que había en ese mismo local cerca de US$ 200 millones en oro; y Bowen acredita que parte de ese dinero salió del bunker y no se sabe se aún existe algún níquel de los fondos en ese lugar.

En todo caso, si su codicia puede más y usted ya está dispuesto a convertirse en otro “Indiana Jones atrás del arca perdida”, le aviso que por aquella tierra la cosa está que arde, y puede que en lugar de encontrar el dinero se tope con una bala en la cabeza… ¡Por lo menos queda avisado!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: