No Estereotipe con Discriminación


No es ningún secreto que los estereotipos, mismo que den la impresión de ser bastante precisos, no son verdaderos y aplicables para todos los miembros del grupo a ser estereotipado. Algunos son divertidos, unos ofensivos y otros apenas agravantes. No obstante una cosa es verdad: todo lo que decimos sobre los otros puede realmente ser prejudicial, principalmente cuando perpetuamos estereotipos de género.

Puede que el lector no concuerde con el acertijo, pero de acuerdo con James Michael Sama, discursista y escritor de relacionamiento, éste nos recuerda en su texto para el “The Good Man Project”, que ni todos los hombres son iguales… Lo que parece una obviedad, pues hay gordos, flacos, altos, bajos, peludos, pelados con H mayúsculo y sin H alguna, etc., etc., etc.

Con la cansina intención de aclarar algunos pensamientos estereotipados, me he tomado la incumbencia de reproducir aquí parte de su parecer:

Ellos no son intimidados por su actitud – Algunas mujeres dicen que si un hombre no quiere estar con alguien que tiene una personalidad dominadora, es porque no consigue “lidiar” con eso, cuando en realidad es porque él simplemente no se siente atraído por ese tipo de mujer. La cuestión es que a las personas no les gusta admitir que tal vez ellas tengan atributos poco atrayentes -eso obviamente vale para ambos géneros-. Algunos de nosotros adoramos estar en un relacionamiento amoroso con una mujer que no se orgulla de sí misma por ser una “persona de actitud”. Empero, generalmente siempre hay alguien que dice que los hombres no consiguen administrar un noviazgo con una mujer así, o lo que es peor, que ellos no consiguen lidiar con la actitud.

Hombres también entienden de moda – Muchos hombres van de compras con sus mujeres y no reclaman… (Sólo pagan). Eso ocurre porque ellos también se preocupan con la apariencia. Claro que hay excepciones, así como hay excepciones entre las mujeres también. (Inclúyase ahí los “manos de vaca”)

Ni todos ellos traicionan– “Existen muchos hombres que nunca traicionaron su relacionamiento”, revela el escritor. La frase “todo hombre engaña” no lleva en cuenta el hecho de que algunos hombres, en verdad, valorizan tener una liga significativa con alguien con quien ellos se preocupan, en vez de tener apenas una satisfacción física temporaria… (Pero son pocas excepciones)

Existen hombres observadores y detallistas – ¿Te cortaste el pelo? ¿Mudaste el color de las uñas? ¿Ese vestido es nuevo?… Algunos hombres realmente se atienen a pequeños detalles y se importan lo suficiente al punto de decir lo que ellos notaron de diferente… (Aunque después, con el paso de los años, ya ni dan bola a esos detalles).

Hombres también son sensibles – La idea de que las emociones “son cosa del sexo femenino” fue perpetuada en nuestra sociedad y es vista como una señal de flaqueza en los hombres. “Compartillo de la idea que importarse con los otros es realmente una fuerza. Al final, ni todos somos robos vacíos de sentimiento”, concluye James.

Ni todos ellos son malos comunicadores  – Es verídico que algunos hombres consiguen sentarse y mantener una conversación productiva y significativa donde los sentimientos son trocados, los problemas son resueltos, y los relacionamientos son mejorados, así como las mujeres también son capaces de hacerlo… (Al principio, al principio)

Los hombres no son todos iguales – Decir que todos los hombres son iguales es como decir que todas las mujeres son iguales, todos los italianos, japoneses o de cualquier otra etnia son iguales… Una obviedad.

En todo caso, mi adicta leyente, si usted continua teniendo experiencias malas y al mismo tiempo parecidas con los hombres que le salen al camino, tal vez esté en la hora de reevaluar los tipos de hombres con quien anda saliendo. Puede ser que ellos les dejen la sensación de ser todos iguales, por lo que cabe a usted distanciarse de esos estereotipos y darse la chance de tener una nueva perspectiva.

¿La salida para eso? Estar de mente abierta para conocer hombres diferentes de aquellos que hasta hoy andaba procurando… ¡Por ejemplo, yo!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Anuncios

Las Heces de Neandertal Son Reveladoras


Cualquiera debería tener en cuenta que el proceso de clasificación automática que los humanos ponemos en práctica al conocernos, tiene un nombre propio: “ubicarse”, lo que para una pléyade equivaldría a lo que hacen los perros cuando se huelen el trasero mutuamente. Sin embargo, es evidente que desde el advenimiento de la internet y sus plataformas sociales en la red, mucho ha cambiado y el “ubicarse” se complicó un poco, pues hay que adivinar en los primeros minutos de conversación, de qué lado el interlocutor está, antes de uno emitir una opinión contundente.

En todo caso, como la sociedad de hoy día se parece más a un “pastel milhojas”, donde a cada ser humano lo colocamos en su lugar y su clase, puede que haga sentido saber que el más antiguo excremento conocido de un “Neandertal”, es el que acabó por revelar que los hombres de las cavernas tenían variados gustos y no comían sólo carne, ya que también les gustaba comer verduras -y no ver-duras-, conforme lo apunta ahora un estudio que fue publicado hace unos días.

Tal descubrimiento fue realizado en el sitio arqueológico de “El Salt”, donde los científicos descubrieron señales de que los neandertales vivieron en aquella covacha entre 45.000 e 60.000 años atrás… O sea, un poco antes de Matusalén.

Por tanto, dicho estudio, que fue publicado en el periódico “PLOS ONE”, es el primero en pretender analizar heces prehistóricas con la sana intención de conocer precisamente cual era el tipo de alimentación de nuestro pariente distante.

Para ello, los científicos escavaron, inclusive, en sedimentos defecados, ya que no se contentaron solamente con las muestras de un polvo a ser enviado para análisis en un sofisticado laboratorio del “Massachusetts Institute of Technology” (el popular MIT).

Fue así que ellos descubrieron biomarcadores en las deyecciones que mostraban la presencia de “coprostanol”, un lipidio que se forma cuando el estómago metaboliza el colesterol, particularmente después de la ingestión de carne. Del mismo modo que se descubrió el “5B-stigmastanol”, una substancia que se forma cuando plantas se quiebran en el proceso digestivo… Mismo que no hubiese cualquier señal de papel higiénico.

Estas constataciones significan que los neandertales comían sobre todo carne, un cotejo que los especialistas ya vienen afirmando desde hace algún tiempo. Sin embargo, ellos también encontraron evidencias de una considerable cantidad de plantas en su dieta, inclusive tubérculos, nueces y “berries”… Pero ni muestras de ortiga, lo que demuestra que nuestros ancestros no eran bobos.

Ainara Sistiaga, un docto formado en la “Universidad de La Laguna”, y quien participó de la investigación mientras estudiaba en el MIT, lanzó una declaración contundente: “En realidad, nosotros acreditamos que los neandertales probablemente comían lo que estuviese disponible y a mano en diferentes situaciones, estaciones y climas”… Sin importarse cuál era la cotización del dólar, evidente.

Con todo y como sea, otros estudios anteriores ya sugirieron que los neandertales comían nueces y plantas, con base en residuos encontrado en sus dientes. No en tanto, esos estudios no fueron definitivos, principalmente porque los neandertales solían usar los dientes como herramientas y, por ende, podrían haber masticado o prendido materia vegetal con os dientes, sin llegar a comerla. Además, sería posible que los vestigios de microfósiles de plantas en sus dientes fuesen oriundos de los contenidos estomacales de las presas que ellos comían.

Por tal razón, estas muestras de 50 mil años de antigüedad, son las que fornecen un abordaje más directo para intentar descubrir lo que realmente ellos comían: una dieta variada, según estos científicos.

Roger Summons coautor del estudio, afirmó: “Antes de los neandertales ser extintos 35 mil años atrás, su capacidad de comer variados tipos de comida puede que los haya ayudado a sobrevivir”… “Es importante comprender todos los aspectos de por qué la humanidad llegó a dominar el planeta de la forma como lo hizo”, mencionó este profesor de geobiología del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmósfera y Planetaria del MIT… “Mucho de ello tiene a ver con una mejor nutrición con el pasar del tiempo”, concluyó.

Enterado de tamañas defecaciones históricas de mis antepasados, lo que me resta es desenvolver el tema a la luz de una pseudo-solidez de raciocinio contemporáneo y apuntar su volatilidad, recordando en tiempo todas las flatulencias contenidas en este majestuoso, pero no siempre bien oloroso, acto de pensar… ¡Consolador asunto!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: