Fetiches en el Bunker de Hitler


Como del destino sólo Dios dispone y nunca se sabe cómo será el día de mañana, creo oportuno sugerir algunas ideas sobre qué hacer dentro de bunker o refugio, caso uno se vea obligado a utilizarlo. Sin duda estas ideas pueden caer de perilla para personas o grupos que necesiten el uso de un bunker de forma casual o inesperada y luego sobrevivir dentro de él sin que lo afecten las consecuencias.

Evidente que lo primero de todo es tener calma así que se ingresa en ese ambiente. El paso más importante, que es llegar a tiempo al refugio, ya ha sido conseguido, aunque en verdad eso por sí solo no garantiza la supervivencia de nadie. Lo sugerido es tranquilizarse y analizar la situación con la debida calma.

Con todo, se recomienda examinar primero todo el contexto previo antes de entrar en el bunker o refugio. Eso, porque no resulta igual que en el exterior exista una guerra termonuclear, un volcán en erupción, el choque de un asteroide o una horda de vándalos que desean entrar a la fuerza en ese refugio… Basta con ver lo que ocurre en las películas del tipo.

Pero una vez que ya se está adentro, se requiere realizar un horario de actividades para todo el mundo. Descansar y dormir es lo esencial -o sea, nada de lo otro-. Por tanto, esa actividad debe realizarse durante por lo menos 12 horas diarias. Eso ayuda a reducir el consumo de calorías y emite menos calor corporal, muy importante a menos que el bunker tenga aire acondicionado.

¿Sabe por qué? Porque sin una buena ventilación, cuando pasen 2 días, el olor corporal y las heces serán insoportables. Además, dormir restituirá la mente por los traumas previos -pérdidas de lo que sea, la incertidumbre del futuro, etc.- y le dará fuerzas renovadas para cuando ojalá logre salir vivo del bunker.

A más, el restante del tiempo ocioso puede ser consumido realizando juegos como cartas, teatro, crucigramas, etc., buscando con ello cohesionar el grupo y crear buen ambiente anímico. No olvidemos que el hecho de estar en un lugar cerrado puede provocar ansiedad, nauseas, mareos, “pasiones descontroladas”, desgana por el futuro, etc. Incluso en personas que nunca tuvieron claustrofobia.

Pues bien, ahora conceptúo que, posiblemente, por no tener lo antes dicho en su debida consideración, es que en ciertos casos algunos individuos llegan al extremo de lo audaz, insolente y desvergonzado -todo junto o en separado, tanto da-, mismo que una punta de esquizofrenia ya tuviese descompuesto su cerebro. Hago este alerta, porque mismo que ya hayan pasado más de 70 años de su muerte, Adolf Hitler sigue dando que hablar y, tal vez, de acuerdo como marchan las cosas para su lado, dicho asunto aun tenga mucho paño para manga.

Por ejemplo, al momento presente, ciertos investigadores han revelado un dato por demás curioso, osado y a la vez asqueroso con respecto al comportamiento sexual que el mencionado y estólido dictador alemán practicaba.

Publicadas por el periódico “Irish Mirror”, las denuncias se basan en informes de espionaje que fueron realizados a mando de agencias norteamericanas. Dicho material fue producido por Walter C Langer, jefe de espionaje norteamericano durante la época de la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con el contenido del informe, Hitler era adepto de una práctica conocida como “coprophilia”. Para todo imberbe que no está familiarizado con dicho termino, eso significa que el dictador tenía una “pasión” por el acto de ser “defecado por mujeres”, entre ellas, su sobrina.

Ese tal de Langer apunta en su informe, que “la práctica de dicha perversión representa la más baja profundes de la degradación humana”. Es más, según él, Geli Raubal, la sobrina de Hitler, habría participado de algunos actos sexuales de este tipo y luego contado para sus amigos después de haber huido de casa.

Otros relatos corroboran la versión sexual totalmente bizarra de Hitler. Por ejemplo, en un testimonio personal, la actriz alemana Renate Müller, afirmó que después de una noche de sexo con el dictador -que no fue gratuita-, él permaneció en el suelo, envuelto en sábanas como si fuese una pelota y la obligó a que lo pateara. Poco tiempo después de la revelación, la mujer se mató.

Recientemente, diversas revelaciones de naturaleza sexual sobre Hitler han estado siendo realizadas. Por ejemplo, un estudio reveló que el dictador tenía una “anomalía en el pene”, que, según personas próximas -que no se sabe si lo vieron desnudo-, eso lo hacía sentirse acomplejado por causa de ese defecto de fabricación… Que lo demostraba en su bigote ridículo.

Sé que lo mencionado puede parecer peregrino para los neófitos de siempre; sin embargo, habitando en un mundo absolutamente cuadrado, no puedo hurtarme de la satisfacción de poder exhibir otras formas que, por su propia y mágica sinuosidad, no se contrapongan a los cuadriláteros síntomas de la estupidez actual… ¡Terrible!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

A Todo Chancho le Llega su San Martín


Qué hacer, si los prejuicios y sobre todo las consecuencias de los prejuicios que toman la forma de marginaciones varias, son costados nefastos de la condición humana que han dado pie a espantosas matanzas y persecuciones implacables que han teñido de luto y sangre a la historia de la humanidad… A no ser, claro, que se le apliquen a los responsables por ello la ley y la justicia terrena, mismo que se demore una eternidad.

Apoyados en estos principios, los Promotores y el Ministerio Público de Schwerin, una ciudad de Alemania, acusaron formalmente a un supuesto criminoso de guerra nazista, de 94 años, por complicidad en la muerte de por lo menos 3.681 personas en el campo de exterminio de Bierkenau (Polonia), donde éste sirviera como enfermero en 1944.

Se afirma que las autoridades consideraran que este hombre está en condiciones mentales de responder a la justicia, a pesar de su edad avanzada. Mismo que en abril del año pasado, la justicia alemana ordenara su liberación después de ser decretada su prisión provisoria debido a su edad y estado de salud.

El promotor jefe, Hans Forster, explicó que para formular la acusación de complicidad de asesinato fue determinante el hecho del acusado saber que Auschwitz-Birkenau era un campo de exterminio, y que con su trabajo contribuía para el funcionamiento del lugar.

Según el promotor, no es necesario que el acusado, identificado apenas como Hbbert Z. por algunos medios de comunicación, tenga participado directamente de los asesinatos.

De acuerdo con la investigación, el acusado, originario del estado federado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, sirvió como enfermero en el campo de exterminio entre el 15 de agosto y el 14 de setiembre de 1944, período en el cual más de 3.681 personas murieron en las cámaras de gas luego de llegar en Auschwitz-Birkenau.

La decisión tomada el año pasado de poner en libertad el supuesto criminoso nazista, aconteció tres semanas después de decretada su prisión provisoria.

A pesar de la orden de prisión haber sido revocada, la investigación contra el siniestro enfermero prosiguió, por existir sospechas fundamentadas de su envolvimiento en las muertes de presos.

En un caso muy similar a éste, la Audiencia de Luneburg informó sobre la apertura, probablemente el 21 de abril, del juicio de un ex miembro de la SS (tropa de elite nazista) de 93 años, acusado de complicidad en la muerte de por lo menos 300 mil presos del campo de exterminio de Auschwitz.

El Ministerio Público de Hannover acusa al sospechoso de haber servido en el referido campo en 1944, cuando era encargado de etiquetar y aprender los equipajes de los deportados que eran encaminados para las cámaras de gas, una vez que estos eran considerados no aptos para el trabajo forzado.

De acuerdo con la acusación, el hombre conocía el destino de los deportados y contribuyó con su trabajo al Holocausto.

Además, recientemente el Ministerio Público de Dortmund formuló una acusación contra otro supuesto criminoso nazista de 93 años por complicidad de asesinato en ese mismo campo de exterminio.

Se estima que en Auschwitz murieron asesinados por los nazistas cerca de dos millones de personas, la mayoría de ellos judíos… ¡Por fin llega en hora buena la fuerza de la ley!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: