Snowden, un Alien Poliglota


¿Existen seres extraterrestres? Si esto es verdad, ¿por qué ellos no se comunican con la Tierra? Parece difícil querer responder a estos y otros cuestionamientos por el estilo, si antes uno no acompaña tal polémica y meditación con unas buenas dosis de vodka original… Aparentemente similares no sirven.

Al trepidar frente a esta licorosa suposición, el soplón de Edward Snowden fue ingiriendo de sorbo en sorbo una famosa marca rusa, hasta obtener una respuesta para esas preguntas de carácter sideral.

El nombre y apellido de este individuo de carácter respondón ya es conocidos de todos. Se trata del ex analista de sistemas que hace un par de años trabajaba para la CIA, y se tornó famoso por confesar cuál era el esquema de espionaje realizado por los Estados Unidos. Pues este mismo sujeto ahora volvió a dar con la lengua en los dientes, y se le ocurrió ponerse a hablar sobre la comunicación de las alienígenas con nuestro planeta.

Para él es un hecho cierto que seres extraterrestres existen, y tiene motivos para creer que ellos se comunican asiduamente con los seres humanos. Pero como parece que muchos no los escuchan, Snowden dice que la culpa no es de la sordera, y sí a causa de algo bastante simples: la criptografía de datos utilizada por esos seres.

Según él, eso es lo que impide que sus mensajes lleguen hasta nosotros. Snowden acredita que cualquier civilización bastante avanzada tiene tendencia a criptografar sus datos para proteger las informaciones que consideran más importantes. Por tanto, los mensajes que nos llegan desde afuera de la Tierra sólo podrían ser reveladas si alguien tuviese la “clave” cierta para descriptografar lo que es enviado en cualquier frecuencia en cuestión.

En una entrevista que fue dada por él al “podcast StarTalk”, explicó: “Si tuviésemos una civilización alienígena, de otro planeta, intentando oír otras civilizaciones, o mismo nuestra civilización tentando oír los extraterrestres, necesitamos comprender que aún nos separa un pequeño periodo de desenvolvimiento frente a esas sociedades, cuando entonces sí, toda su comunicación será enviada desprotegida a través de los medios más primitivos”.

Resumiendo el palabrerío todo, Snowden acredita que si la raza extraterrestre existir y fuese inteligente, difícilmente esta será identificada en la Tierra justamente por ella no utilizar medios rudimentales de comunicación.

Cuando cuestionado si él acreditaba que los alienígenas tienen el mismo sistema de protección de informaciones que los humanos -cosa que los muchachos de Barak no descubrieron-, afirmó acreditar que “ellos están un paso al frente de los humanos”… Por no decir zancadas, y sí gansadas.

Pues bien, al paso que Snowden, el responsable directo por revelaciones gigantescas y escatológicas en el ámbito político mundial, abrió el juego sobre lo que ocurre sobre las criaturas alienígenas, los especialistas de esta área ya se dedican a rebatirlo.

Para ellos, es imposible prever cómo es que seres que ni siquiera sabemos cómo se comportan, se comunicarían con los humanos. Para estos mismos especialistas, sin pruebas, Snowden habló apenas de nada concreto… Puro efecto residual de una noche de bebedera.

Desmenuzando un poco más las creencias teologales de Snowden, luego recapacito sobre el tema para visar la sobrevivencia de la especie y exorcizar cualquier manifestación contraria de quien sea, concluyendo entonces que lo que vale es la sabiduría milenaria de los que saben que contra el mal de la muerte no hay remedio en los jardines para anticipar un final no previsto… ¡Tenebroso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Con o sin Mejoral, Aguante lo Más que Pueda


¿Sabe de esas personas que se encuentran por una de esas felices casualidades que la vida les proporciona y que luego de cara ya salen transando en el primer encuentro o durante los primeros meses? Pues bien, sé que muchos providenciales dirán que ellos son unos suertudos -además de hambrientos-; sin embargo, sepa que estos mismos individuos son los que presentan los peores resultados en los relacionamientos. Por lo menos es lo que tal afirmación resultó de un nuevo estudio realizado por la “Brigham Young University”, el cual apunta que ir para la cama con alguien antes del debido momento, puede minar las chances de una relación duradera… Aunque es evidente que ello no quita el placer inicial.

Mismo que a un sinfín le haya sonado escatológico, Dean Busby, el investigador que lideró el estudio, dijo al “LiveScience”: “Lo que parece ocurrir, es que si las parejas comienzan a transar temprano demás -un aspecto bastante compensador en una relación-, mismo que eso perjudique la tomada de decisión, mantiene a las parejas en un relacionamiento que puede no ser lo mejor para ellos a largo plazo”.

Según Busby, estudios anteriores que vinculaban el sexo con la calidad del relacionamiento, presentaban paradigmas diferentes hasta el día de hoy. Y eso se debe, primordialmente, a causa de que el sexo habría sido considerado esencial para el desenvolvimiento, una vez que permite que las parejas descubran si son sexualmente compatibles o no. Por tanto, siguiendo esa línea de pensamiento, parejas que se casan antes de testar la química en la cama corren mayor riesgo de la relación acabar pronto.

No en tanto, este nuevo estudio afirma que parejas que postergan o se abstienen de la intimidad sexual durante el “período inicial” de sus relacionamientos, permiten que la comunicación y otros procesos sociales se tornen los pilares de la atracción que sienten uno por el otro. En esencia, Busby defiende que el sexo precoz puede ser perjudicial al relacionamiento, ya que aparta la comunicación, el compromiso y la habilidad de saber lidiar con las adversidades… Mismo que los más memos tengan que recurrir a soluciones manuales.

Por supuesto que el vértice de la relación entre sexo y relacionamiento es complejo. Por ejemplo, una experiencia realizada con cerca de 300 estudiantes que estaban en una relación estable en 2004, probó que cuando las parejas están en el ápice del comprometimiento, tienden a considerar el sexo un momento importante y positivo en el relacionamiento, aumentando la comprensión y la confianza. No en tanto, cuando el grado de comprometimiento y de abertura emocional era bajo, la iniciación al sexo tendía a ser vista como un evento negativo, evocando arrepentimiento, incerteza y falta de confort.

Por tanto, Busby y sus compañeros se enfocaron específicamente en los períodos de los eventos sexuales. Ellos reclutaron 2.035 individuos heterosexuales en torno de los 36 años durante sus primeros casamientos. Los participantes tuvieron que revelar cuando habían transado por primera vez con su pareja actual, además de responder cuestiones que envolvían la comunicación, nivel de satisfacción y expresión de empatía.

De acuerdo con estos científicos, cuanto más las personas esperaban para transar, mejor se sentían más tarde en el relacionamiento. En contrario a aquellos que fueron con mucha sed al pote ya en el primer mes de noviazgo, puesto que estos presentaron los peores resultados. De igual modo, cuando comparados a los que transaron precozmente, los participantes del grupo que esperó hasta el casamiento reveló 22% más estabilidad en la relación y 15% de más satisfacción en la cama.

“Curiosamente, casi el 40% de las parejas inician las relaciones sexuales en la primera o segunda vez que se encuentran”, revela Busby, quien agrega: “con eso, ellos permiten que el arrebatamiento sexual comprometa la capacidad de decidir si quieren o no un relacionamiento”… Empero, bien se sabe que eso no les quita lo bailado.

En todo caso, actualmente el investigador está repitiendo el estudio en una escala mayor y bajo una dinámica longitudinal en que los participantes son acompañados periódicamente… “Estamos particularmente curiosos al respecto de personas que dicen querer aguantar un poco más el deseo, pero que acaban no siguiendo sus convicciones; pensamos que se trata de un grupo único con resultados singulares”, sugiere Busby.

Pues pensando en éstas cosmopolitices ideales de pequeños sesgos, tal cual lo hicieron los grandes del estructuralismo como Saussure, Barthes, Foucault, Lacan y, sobre todo, Levi-Strauss, para quien las indias sudamericanas tenían los pechos caídos y el ambiente académico olía a calostro disforme; me parece que los resultados de Busby suenan fantásticos bajo una mirada oftálmica-esterilizante dedicada a un universo mamográfico tan singular… ¿No es una canallada?

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: