Cómo Evitar Nalgas Cuadradas


-¿Qué tal, doctor? Disculpe que hoy me atrasé un poco. Me quedé viendo un filme extraordinario que estaban pasando en la TV.

-Cada uno con sus manías, mi amigo. Todos tienen sus caprichos, pero es bueno que sepa que además del culo quedarle cuadrado con esa rareza que usted tiene, recientemente ha salido un estudio que seguramente lo hará saltar del sofá.

-¿Qué puedo hacer, si soy un cinéfilo empedernido? A más, mirar televisión es un excelente pasatiempo… No se paga nada por ello, doctor.

-No estoy de acuerdo con lo que dice, hombre, pues, en términos generales, el cinéfilo es una persona que tiene un gusto especial por el cine. Algo muy diferente de lo que hace usted, que se estira en el sofá y pone cara de bobalicón mirando cualquier bodrio.

-Se engaña, doctor. Me acuesto en el sofá, porque esa es una manera cómoda de asistir la TV.

-Por mí, haga lo que le parezca, ya se lo dije antes. Las consecuencias las pagará usted mismo cuando la salud le pase factura, mi amigo.

-¿Por acaso mirar TV deja alguna secuela?

-Claro que sí, pues además de dejarlo lelo, según lo ha informado el periódico “Telegraph”, unos investigadores de la “Universidad de Osaka”, en Japón, han develado que las personas que asisten más de cinco horas de TV por día, están seis veces más propensas a formar coágulos en la sangre.

-Yo bien podría responderle que me importa un bledo lo que ellos hayan descubierto, pero como usted siempre trae buenos chismes, ¿qué tal si larga el resto del cuento?

-No es un cuento, mi amigo. Es un estudio científico que acaba de ser presentado a la “Sociedad Europea de Cardiología”, donde muestra que hombres y mujeres con edades entre 40 y 79 años, que asisten TV más de cinco horas por día, tienen dos veces más probabilidades de sufrir una embolia pulmonar fatal causada por la formación de coágulos sanguíneos, de que alguien que asiste TV durante menos de dos horas y media por día.

-¡Qué ridiculez! Dónde se vio…

-Y le digo más, esas probabilidades aumentan en hasta seis veces entre las personas con menos de sesenta años.

-Entonces, ya estoy libre de esas extravagancias niponas.

-No son incongruencias, mi amigo, puesto que uno de los investigadores llegó a revelar que la explicación para ello puede ser atribuida, en parte, a la “poca movilidad de las piernas cuando la persona asiste televisión”.

-¿Qué quiere que le diga? No le creo… ¿Cómo él llegó a esa definición?

-Porque él es el autor de un estudio que analizó 86.000 participantes por más de 18 años, en Japón. Y así llegó a la conclusión que existe el peligro de formación de coágulos sanguíneos en las piernas, y que estos pueden obstruir el flujo de sangre para el corazón.

-Nunca escuche tamaña payasada…

-Usted siempre con sus desconfianzas, ¿no?… ¿Sabe por qué usted nunca escuchó hablar de ello? Porque ese fue el primer estudio a relacionar el hábito de ver TV durante muchas horas con la formación de coágulos en la sangre.

-¿Qué trascendencia puede llegar a tener su descubrimiento?

-Según lo destaca el periódico “Independent”, es una importancia enorme en esta era de tanto sedentarismo frente de la TV. Además, estos investigadores afirman que el hábito de jugar videogames o pasar muchas horas sentado frente al computador, también puede ofrecer los mismos riesgos para la salud.

-Mire que usted repite cada cosa, doctor. Si fuese así, más de medio mundo ya estaría muerto o a camino del cementerio.

-Puede que no sean tantos así como usted supone, pues en un comunicado a la prensa, los investigadores dijeron que los que quedan colados frente a la TV deben seguir las mismas orientaciones propias de los largos vuelos de avión: levantarse, caminar, y beber mucha agua.

-Usted menudea como un loro, doctor. Repite cualquier cosa.

-Yo le aviso, nada más. Para que esté atento a lo que le pueda ocurrir mañana. A más, si sigue las recomendaciones, su mujer se lo agradecerá.

-¿Por qué? ¿Qué tiene que ver ella con todo esto?

-Porque dicen que eso de salir del sofá y circular, es muy bueno para la producción de espermatozoides. Cosa que seguramente a usted ya le estarán faltando.

-Déjese de joder, doctor… Mire, me tengo que retirar, porque dentro de instantes trasmiten un partido de futbol que no quiero perder… Nos vemos mañana.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

La Anunciada Muerte del Viajante


Digo “tal vez” por no usar otro estribillo, pero me da que pensar que la ocurrencia de Bas Lansdorp, un asiduo cinéfilo holandés, se haya sentido inspirado por la película estadounidense “Death Proof”, del año 2007, la cual fue escrita y dirigida por Quentin Tarantino. Este film quedó conocido en Hispanoamérica como “A prueba de muerte”, y se centra en un psicópata especialista que asalta chicas jóvenes antes de asesinarlas con su coche de especialista “a prueba de muerte”.

O puede que lo iluminara Steven Spielberg, por entonces sin fama, al dirigir el primero tipo de telefilme estadounidense en 1971 del género de suspense. Por si no recuerda, me refiero a “Duel” -en España; “El diablo sobre ruedas” en Perú, “Duelo”; o “Reto a la muerte” en Argentina-. El guion del telefilme fue escrito por Richard Matheson a partir de su novela corta homónima, y narra la inexplicable persecución a la que se ve sometido un conductor de un automóvil por parte de un desquiciado que lleva un enorme camión cisterna.

En todo caso, lo que ahora se sabe, es que los corajosos pioneros que están dispuestos a embarcar en una misión al planeta Marte prevista por la empresa holandesa “Mars One”, comenzarán a morir a partir del 68º día de la misión, conforme alerta un rigoroso estudio científico divulgado esta semana.

Cinco estudiantes de aeronáutica del prestigioso “Instituto Tecnológico de Massachusetts” (MIT, por sigla en inglés) llegaron a esta mortuoria conclusión después de haber analizado los datos científicos disponibles sobre la misión que la mencionada empresa pretende transformar en un “reality show”.

Según un informe de 35 páginas, que se basa en el análisis de gráficos y fórmulas matemáticas sobre los recursos como oxígeno, nutrientes y tecnologías disponibles para el proyecto, la muerte del primer pionero “ocurrirá aproximadamente a los 68 días de misión, por asfixia”.

En realidad, llegaron a la conclusión de que las plantas, que teóricamente deben alimentar los colonos, producirán demasiado oxígeno y la tecnología para equilibrar la atmósfera “aún no está disponible”, afirman los autores del estudio.

Al mismo tiempo, los colonos dependerán del envío de piezas de reposición en una misión que podrá costar US$ 4,5 mil millones, una cifra que, según los autores del informe, aumentará con el envío de otros equipamientos.

El “Mars One” es un proyecto que fue lanzado por el cofundador de la compañía, el holandés Bas Lansdorp (PDG), con el que pretende enviar en 2024 la primera tripulación de cuatro voluntarios para colonizar Marte, -pero sin retorno a la Tierra-, después de un viaje de siete meses… Aunque con dos más ya daba para parirlo.

Por su vez, Lansdorp rechazó las cifras del estudio en la revista “Popular Science”, alegando que los estudiantes se basaron en datos incompletos.

Como sea, parece que para interpretar los papeles de actor de la loca ocurrencia de Lansdorp ya hay gente de sobra, pues más de 200.000 personas de 140 países se han presentado voluntariamente para participar del proyecto, que evidente ha generado mucho escepticismo pero también el apoyo de científicos como el ganador del premio Nobel de Física en 1999, Gerard’t Hooft.

Ante estas imaginaciones, más que rápido, debo vestir mi armadura y, delante de la eminencia devastadora de esos crecientes temblores y del marcial fragor de los sonidos que se avecinan, nada más proferir: ¡No! Jamás me someteré… ¡He de morir luchando!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: