Emociones Deletreadas


Nadie debe perder el resuello al intentar silabear letras sin nexo y sin sexo, pero científicos afirman que algunos representantes del género humano tienen un gene llamado “DRD4”, que en hipótesis alguna debe confundirse con el “CR7”. Esencialmente, porque el primer gene nombrado permite que la persona sea más libre, en cuanto que el segundo lo llevaría a querer patear las pelotas.

Como sea, es común encontrar el gene “DRD4” en individuos que buscan emociones fuertes, que gustan de situaciones nunca vividas, que tienen una posición política liberal y, de acuerdo con un nuevo estudio, no se dan muy bien con la monogamia.

El estudio, que fue realizado por científicos de tres universidades de los Estados Unidos, une ese tal gene a la infidelidad y al sexo sin compromiso. Para llegar a esta conclusión fueron analizadas informaciones del DNA y los históricos de la vida sexual de 181 personas… Y les aclaro que de la mía no, porque me negué a participar.

En fin, la triste conclusión a que llegaron esos letrados, es que quien tiene el “DRD4” en la sangre se siente dos veces más propenso a encarar el sexo sin compromiso como algo normal… Algo que suena confuso, pero opino que mi vecino debe tener ese gene, porque él no consigue entender como sexo casual podría ser un problema. Además, porque mitad del grupo que tiene ese gene en su cuerpo ya asumió haber engañado un día… O muchos, muchos días.

Si es así, es evidente que frente a tal encrucijada surgirán aquellas preguntas que han quedado en abierto en la mente del más fino lector, como por ejemplo:

¿Traición: perdonar o seguir la vida solo/a? – La explicación científica hace referencia a que quien tiene ese gene busca más por la recompensa rápida, y con ello surge la liberación de dopamina. Esa substancia es liberada en mayor cantidad cuando uno alía el acto a un riesgo… Algo así como comer chocolate cuando se está de dieta.

¿Usted está pronta/o para un relacionamiento abierto? – No obstante nada de ello sirva de disculpa para engañar y hallar que está todo bien en el huerto del Señor, el lado bueno es que este gene puede influenciar el interés por otras personas, incluso cuando se está en un relacionamiento. Sin embargo el pecado no es del gene, ya que es uno mismo quien decide si quiere ser una persona decente y honrar el compromiso, o si en verdad quiere arrojar todo en la lama por un poquito de emoción.

¿Cuantas personas uno puede amar al mismo tiempo? – El acto de engañar no es correcto y, aunque sepamos que ello acontece en las mejores familias, no es adecuado y no necesita acontecer. Sin embargo, si se da el caso en que uno no consigue permanecer con apenas una persona, entonces es mejor que busque un relacionamiento abierto y no monogámico.

Por supuesto, no se olvide que todos los tipos de relacionamiento exigen responsabilidad afectiva, al final de cuentas, conforme lo registrara Antoine de Saint-Exupéry un día, uno siempre debe ser responsable por todo aquello que cativa… Una cuestión de elección, nada más.

En todo caso, atormentado por lo que he escrito y sintiéndome perseguido por el clamor intestinal de la hipocresía ajena, me estimo propenso a seguir los mismos pasos que diera Gauguin y mudarme de una vez para Tahití, a donde huiré de los olores sociales con sus optimismos exagerados y sus positivismos excesivos… ¡Cosa de loco!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Un Culo de Bombón, o Viceversa


Si bien mirado, puede llegar a existir, ya desahogado de accesorios sobrantes, ínfimas diferencias con pormenores superfluos entre lo real y lo ejecutado, lo que muchas veces puede exigir del hombre distraído atenciones especiales para no pasar de lo parecido a lo igual, de lo semejante a lo idéntico, o de lo similar a lo análogo.

Sin embargo, todo indica que los idealizadores no admitieron que el resultado de la idea y del trabajo que realizarían podría llegar a tener un rechazo brusco por parte del gentío. Así que, luego siguió la operación de dar forma y estilo al proyecto que imaginaban complicado no por exageradas preocupaciones de primor en la ejecución, sino porque era necesario escoger y combinar modelos que, sin llegar a probarlos antes, deberían corresponder al natural, dado que, tirada la idea de una enciclopedia, ilustrada de acuerdo con las tecnologías gráficas del momento de la foto, sólo contenía grabados a talla dulce, minucioso en pormenores pero sin otros efectos cromáticos que las variaciones aparentes de un gris resultante de la impresión de los trazos negros sobre el fondo invariable del papel… A parte de lo cavernoso del tema.

Y así fue que, una vez pronto lo antes idealizado, como una empresa de confituras británica logró causar polémica en la siempre lluviosa “tierra de la reina” por cuenta de su último lanzamiento en el segmento de bombones: “un bombón de chocolate moldeado a partir del ano de una modelo”… Que ellos opinaron ser como si se tratase de un ángel de caridad que baja a la tierra con el mandato de aliviar -entre otras cosas- las angustias y mitigar los dolores. Claro -pensaron estos- mientras que antes o después, no tuviese que ser llamado deprisa otro ángel vestido igual para mitigarle y aliviarle a la modelo de carne y hueso sus propios dolores y aflicciones.

Pues bien, resulta que esta psicodélica golosina ganó el nombre de “Edible Anus” (culo comestible, en una grosera traducción del inglés), según llegó a ser publicado en el sitio norteamericano “Huffington Post”.

Por ende, para los amantes chocolateros de este mundo sublime, el novedoso producto está siendo vendido en cajas con 10 unidades anales y cuenta también con una pieza especial en plata. No en tanto, y según las informaciones que están publicadas en el sitio web de la empresa, “el producto es realizado y moldeado a partir de la delicada parte anatómica de su exclusivo modelo real de exuberantes nalgas”, avisando que los pedidos de compra pueden ser enviados a cualquier parte del mundo. No obstante, ellos notifiquen que el paquete de 10 cuesta 60 libras si es comprado directamente en el sitio. Pero aquellos que prefieran el modelo en plata, tendrán que desembolsar 300 libras (ya con el flete incluido).

Aún más, de acuerdo con declaraciones de los directivos de la empresa, ellos creen que su chocolate “puede servir para disolver tabús culturales de género, clase y orientación sexual, y a su vez explayar la alegría de enseñar al mundo a amar el ano”… Mismo sin lavarlo antes.

En todo caso, ellos avisan a tiempo que sus productos son confeccionados con “ingredientes naturales” y chocolate belga, (55% en el caso del chocolate amargo; 34% para los bombones de chocolate al leche y 28% para los de sabor de chocolate blanco).

Visto y revisto lo aquí expuesto, juzgo que no sirve la misma forma e idea para todos, pues cada uno inventa la suya propia, mientras hay quienes se pasan la vida entera leyendo sin conseguir nunca ir más allá de la lectura, quedándose pegados a la página, ya que no entienden que las palabras son sólo piedras puestas atravesando la corriente de un río, y que si están allí es para que podamos llegar a la otra margen… Al final de cuentas, la otra margen es lo que importa.

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: