Sencillez


57-sencillez

Hurgando en los mamotretos, además de insectos y toda su escabrosa parentela, encuentro el registro que dice que la sencillez corresponde a algo simple que es formado de un solo elemento que carece de lujos aparentes o adornos, sin composición ni complicación, algo fácil de comprender y hacer, que no posee un artificio retórico. Un asomo que es de carácter natural y espontaneo, y que tiene menos cuerpo o volumen que las otras cosas de su especie.

Esas son explicaciones que se aplican al burdo material, a lo tangible, sobre algo que nuestros dedos pueden palpar, pero que de igual forma es una virtud visible a los ojos perceptivos del ser humano, visto que esa palmaria actitud representa humildad, candor, simpleza y afabilidad entre otras cosas por el estilo.

Sin embargo, poseer esa cualidad especial y privativa, pasa a ser, a su vez, uno de los ingénitos sustantivos más complicados de exteriorizar en cualquier rincón del mundo en que vivimos o en el lenguaje que le apliquemos.

Esto se debe a que cuando una persona es sencilla en su substancia como también en sus actos y palabras, incluso en el lírico plectro de su instinto y percepción de la vida, ésta corre un enorme riesgo de ser catalogada de inmediato como un ser tonto, un alucinado, un bobeta soñador que anda por las esquinas de la vida desparramando utopías insanas llenas de exaltación poética.

Con todo, es fácil percibir que esos mismos censores de los actos ajenos que hacen profesión de desconfiar de todo lo que los circunda, mismo que no los entiendan, les parece que tienen cierta destreza innata para avanzar por fuera del misterio, haciendo de su ignorancia una forma inédita de indiscreción. Tal vez estos sean, no lo dudo, seres que se afanan en no ser, y, especialmente, en no parecer sencillos.

Esa altanería, esa pompa, su soberbia, son su concha de carey protectora, y se olvidan que en la sencillez, jóvenes y viejos, hombres y mujeres o el género que sea, se amparan y a la vez se comprenden, en cuanto esos que caminan por el laberinto de la complejidad de proceder anidan entre la desconfianza y los rencores, sin tener en cuenta que la muerte es el vértice de la sencillez.

Anuncios

Snowden, un Alien Poliglota


¿Existen seres extraterrestres? Si esto es verdad, ¿por qué ellos no se comunican con la Tierra? Parece difícil querer responder a estos y otros cuestionamientos por el estilo, si antes uno no acompaña tal polémica y meditación con unas buenas dosis de vodka original… Aparentemente similares no sirven.

Al trepidar frente a esta licorosa suposición, el soplón de Edward Snowden fue ingiriendo de sorbo en sorbo una famosa marca rusa, hasta obtener una respuesta para esas preguntas de carácter sideral.

El nombre y apellido de este individuo de carácter respondón ya es conocidos de todos. Se trata del ex analista de sistemas que hace un par de años trabajaba para la CIA, y se tornó famoso por confesar cuál era el esquema de espionaje realizado por los Estados Unidos. Pues este mismo sujeto ahora volvió a dar con la lengua en los dientes, y se le ocurrió ponerse a hablar sobre la comunicación de las alienígenas con nuestro planeta.

Para él es un hecho cierto que seres extraterrestres existen, y tiene motivos para creer que ellos se comunican asiduamente con los seres humanos. Pero como parece que muchos no los escuchan, Snowden dice que la culpa no es de la sordera, y sí a causa de algo bastante simples: la criptografía de datos utilizada por esos seres.

Según él, eso es lo que impide que sus mensajes lleguen hasta nosotros. Snowden acredita que cualquier civilización bastante avanzada tiene tendencia a criptografar sus datos para proteger las informaciones que consideran más importantes. Por tanto, los mensajes que nos llegan desde afuera de la Tierra sólo podrían ser reveladas si alguien tuviese la “clave” cierta para descriptografar lo que es enviado en cualquier frecuencia en cuestión.

En una entrevista que fue dada por él al “podcast StarTalk”, explicó: “Si tuviésemos una civilización alienígena, de otro planeta, intentando oír otras civilizaciones, o mismo nuestra civilización tentando oír los extraterrestres, necesitamos comprender que aún nos separa un pequeño periodo de desenvolvimiento frente a esas sociedades, cuando entonces sí, toda su comunicación será enviada desprotegida a través de los medios más primitivos”.

Resumiendo el palabrerío todo, Snowden acredita que si la raza extraterrestre existir y fuese inteligente, difícilmente esta será identificada en la Tierra justamente por ella no utilizar medios rudimentales de comunicación.

Cuando cuestionado si él acreditaba que los alienígenas tienen el mismo sistema de protección de informaciones que los humanos -cosa que los muchachos de Barak no descubrieron-, afirmó acreditar que “ellos están un paso al frente de los humanos”… Por no decir zancadas, y sí gansadas.

Pues bien, al paso que Snowden, el responsable directo por revelaciones gigantescas y escatológicas en el ámbito político mundial, abrió el juego sobre lo que ocurre sobre las criaturas alienígenas, los especialistas de esta área ya se dedican a rebatirlo.

Para ellos, es imposible prever cómo es que seres que ni siquiera sabemos cómo se comportan, se comunicarían con los humanos. Para estos mismos especialistas, sin pruebas, Snowden habló apenas de nada concreto… Puro efecto residual de una noche de bebedera.

Desmenuzando un poco más las creencias teologales de Snowden, luego recapacito sobre el tema para visar la sobrevivencia de la especie y exorcizar cualquier manifestación contraria de quien sea, concluyendo entonces que lo que vale es la sabiduría milenaria de los que saben que contra el mal de la muerte no hay remedio en los jardines para anticipar un final no previsto… ¡Tenebroso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Plétora de Copas Puede Ser Mortal


Aparte de esos asuntos de carácter líquido-estimulante que surgen de vez en cuando, juzgo que si existe un problema gravísimo que la humanidad necesita resolver lo antes posible, nada más es que el desprecio por la vida ajena. Principalmente en la India, país que tiene por costumbre estar siempre en el foco de las entidades defensoras de los derechos humanos, ya que allí se ha vivido recientemente una nueva situación surreal relacionada a esa falta de atención.

En todo caso, en este último escenario está de por medio la bebida, puesto que muchos caminantes de nuestro bucólico planeta piensan que tomar alcohol tranquiliza, le genera cierto placer, llega a desinhibir y facilita la socialización y comunicación. Sin embargo, está comprobado que tomar alcohol es causa eventual del alcoholismo. Eso se debe a que la preferencia por el alcohol como droga adictiva es una cuestión de disponibilidad y de aceptación en una sociedad cada vez más desequilibrada. Con todo, no deja de ser una enfermedad crónica que daña el organismo, el funcionamiento familiar y social y puede ser causa de violencia, conductas antisociales, desavenencias familiares, accidentes e incluso de homicidios. Por tanto, el alcoholismo no es más que una enfermedad que ocasiona trastornos en el funcionamiento normal del organismo, en sus relaciones familiares y sociales.

Opino que este es exactamente el caso del ciudadano hindú Latori Barman, de 45 años, que ya no podrá contarnos el cuento. Ergo, todo comenzó cuando él salió del trabajo y fue sediento directo para un bar próximo. Por allí inició una bebedera que terminó horas más tarde de manera trágica y bizarra. Es que al intentar volver para casa, Latori acabó siendo víctima del descaso de funcionarios que reformaban el pavimento de una calle.

No es necesario imaginar la tambaleante escena de intentar caminar en línea recta, pero ya bastante mamado, a causa de un viento rastrero, Latori acabó por entrar en uno tremendo bache de la calle antes que este fuese reformado y por allí mismo se entregó a los brazos de Morfeo.

Poco más tarde los empleados de una empresa de pavimentación llegaron al local y no realizaron ningún tipo de revisión previa, gestión que es obligatoria, y por de pronto comenzaron a despejar asfalto para cubrir el agujero. ¿Consecuencias? El mamado de Latori simplemente quedó allí enterrado bajo el alquitrán.

Algunas horas después del ex agujero quedar completamente cubierto, un morador de la región se deparó con un nuevo y excéntrico “detalle” en el asfalto, que de por sí le pareció bastante extraño. Se trataba de un brazo humano saliendo del betún de Judea, pero sin vida. Cuando avisadas, las autoridades locales fueron al lugar, abrieron el agujero y encontraron el cuerpo sin vida del pobre Latori.

No es por nada que el develamiento del cuerpo llegó a causar un absurdo alboroto en la población de los alrededores. No demoró mucho y los vecinos partieron para el ataque contra los operarios responsables por tal descaso, los que solamente fueron contenidos por la policía con la promesa de que la empresa responsable por la obra sería procesada judicialmente.

Poco más tarde la Justicia local acabó decretando la prisión del chofer del camión y del hombre que retiró el asfalto del vehículo para cubrir el hoyo. Ahora ambos responderán por homicidio culposo, sin intención de matar.

Sin embargo, lo que causó más insidia, no en tanto, fue la indemnización que recibirá la familia del ex mamado. De acuerdo con el periódico local “Indian Times”, la familia fue accionada por el gobierno y recibirá una cuantía en dinero por la muerte. El valor, no obstante, resultó absurdamente bajo: el equivalente, en moneda local, a U$ 1000. Según especialistas, ese valor difícilmente aumentará llevando en cuenta las leyes locales… Y se dice que ni dará para quitar la cuenta que quedó colgada en el boliche.

Mi amigo, mismo que todo lo ocurrido llegue a sonar fantástico, por alguna razón, ebrio de indignación, me encuentro a un paso de la locura total y ya no consigo discernir la verdadera geometría surreal que orientará prosélitos por las sendas de la abstracción descriptiva… ¡Hic, hic, hic!… ¡Salu!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

¿Cuál es su Trastorno Favorito?


Como el año recién ha comenzado y el buen leyente aún está repleto de promesas de mudanza que realizó antes o inmediatamente después de los brindis, besos y abrazos -no siempre fraternales- durante la noche del último 31, quizás sea oportuno que tenga en cuenta lo que menciona el sitio “Psychology Today”, ya que alguien se ha tomado el trabajo de elaborar una lista con los cinco trastornos de personalidad más frecuentes que todos sufrimos.

En todo caso, no hay que olvidar que el estudio de la personalidad humana o “carácter” remonta a la antigüedad. En sus personajes, Tyrtamus, conocido como “Theophrastus” o “Habla Divina” por su contemporáneo Aristóteles, divide las personas de Atenas del siglo IV a.C. en 30 diferentes tipos de personalidad. En verdad, estos personajes ejercieron una fuerte influencia sobre los estudios subsecuentes de la personalidad de los seres humanos en Francia y en Inglaterra.

El propio concepto de trastorno de personalidad es mucho más reciente, y tímidamente remonta a la descripción realizada en 1801 por el psiquiatra francés Philippe Pinel, llamada de “manie sans délire”, una condición que él caracterizó como explosiones de rabia y violencia (“manie”) en la ausencia de cualquier señal de enfermedad de psicóticos, como delirios y alucinaciones (“délires”). Más o menos 60 años después, en 1896, el psiquiatra alemán Emil Kraepelin describe algunas formas de comportamiento anti social, bajo la égida de “personalidad psicopática”, donde los principales trastornos de personalidad incluyen al paranoide, esquizoide y esquizotípico:

  1. Trastorno de personalidad paranoide – El que sufre trastorno de personalidad paranoide se caracteriza por una desconfianza generalizada de los otros, incluso amigos y familiares más próximos. La persona anda siempre desconfiada y constantemente en busca de pistas o sugestiones para confirmar sus miedos. Él o ella tienen un fuerte patrón de auto importancia y derechos personales, y son excesivamente sensibles a atrasos y/o recusas. Estos individuos sienten vergüenza y humillación con facilidad, y persistentemente cargan rancores con su situación de vida.
  2. Trastorno de personalidad esquizoide – El término fue acuñado por Bleuler en 1908. La expresión “esquizoide” designa una tendencia natural para trasladar la atención para la vida interior y bien lejos del mundo externo. En el trastorno de personalidad esquizoide la persona se aísla y encierra, y es propensa a una gran introspección y fantasía exagerada. Él o ella no tienen ningún deseo en tener otras relaciones sociales o sexuales, y es indiferente con relación a los otros y con las normas y convenciones sociales, además de carecer de respuesta emocional. En casos extremos, él o ella pueden parecer una persona fría e insensible.
  3. Trastorno Esquizotípico – Este trastorno se caracteriza por exquisiteces de apariencia, comportamiento y disertaciones extrañas, junto con anomalías que pueden ser semejantes a los observados en la esquizofrenia. Las anomalías de pensamiento pueden incluir dogmas extraños, pensamiento mágico, desconfianza, discursos obsesivos y experiencias perceptivas incomunes. Una persona con trastorno esquizotípico muchas veces teme una interacción social más íntima y ve a las otras personas como mal intencionadas y potencialmente prejudiciales. Eso puede llevarla a desenvolver las llamadas “ideas de referencia”, que son las impresiones fugaces y la creencia de que los objetos, personas o situaciones tienen un significado especial para él o ella.
  4. Trastorno de personalidad antisocial – Este trastorno comprende el disturbio paranoide, esquizoide y esquizotípico antisocial, de incerteza, e histriónico (el que se incomoda cuando no es el centro de las atenciones), además es narcisista. El mismo Schneider amplió el concepto de trastorno de personalidad para incluir aquellos que “sufren con su anormalidad”, ya que el trastorno de personalidad era más o menos un sinónimo de trastorno de personalidad antisocial. Ser antisocial es mucho más común en hombres de que en mujeres, y el comportamiento es caracterizado por una indiferencia insensible a los sentimientos de los otros.
  5. Trastorno de incerteza – En el trastorno de incerteza, la persona no tiene, esencialmente, un censo de sí, y como resultado de experiencias y sentimientos vacíos, ella tiene recelos de abandono. Hay un patrón intenso, pero inestables de relaciones, inestabilidad emocional, explosiones de rabia y violencia (especialmente en respuesta a la crítica), y un comportamiento impulsivo. Amenazas de suicidio y actos de automutilación son muy comunes en personas con ese trastorno.

Digo esto, porque si el leyente tiene algún problema, quiero darle un empujoncito, aunque más no sea anímico, ya que hasta incluso los ánimos más fuertes tienen momentos de irresistible debilidad, que es cuando el cuerpo no consigue comportarse con la reserva y la discreción que el espíritu durante años le ha ido enseñando… ¡Manie sans délire!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Cuando la Curiosidad Mató al Gato


Observe el lector que a la hora de analizar una determinada “figura pública” -que difiere en mucho de la comúnmente citada figura retórica-, no nos basta con querer identificarla, sino que es preciso valorar y explicar la importan­cia y significa­ción que dicha figura alcanza en un contexto concreto, mismo que ésta no obedezca al propósito de alcanzar una expresión innovadora y atrayente.

En realidad, las figuras públicas suelen aparecer de la noche al día en cualquier ám­bi­to de nuestra vida, lo cual no significa que sólo podamos encon­trarlas en él. Tanto en la vida cotidiana como en los distintos ambientes especializa­dos, es posible hallar un inventario rico y variado de éstas figuras; inclusive, porque al­gunas de ellas surgen casi inconscientemente; otras lo hacen de manera deliberada y responden a los más diversos propósitos, como: la persuasión (en el mundo de la publicidad), la necesi­dad de captar rápidamente la atención del lector, del radioyente, del que asiste TV y de saber mantener­la (en el periodismo), el afán de crear un efecto estético (en la literatura), etc., etc., etc.

Por su vez, la noción que uno tiene de “figura pública”, -a los fines de justipreciar el criterio aplicable al evaluar el derecho constitucional de una persona a la libre expresión frente a una acción de difamación-, a bien verdad está estrechamente vinculada a la adquisición de relieve, prominencia, fama o notoriedad esencial o general en la comunidad, que como corolario, de modo significativo le permite de ordinario a una persona cierto acceso a los medios efectivos de comunicación para exponer, adelantar y debatir sus puntos de vista ante la opinión pública, aunque, como resultado, ella corre el riesgo de estar más expuesta al escrutinio, atención e interés público en contraste con un ciudadano privado.

Pues bien, dichos esclarecimientos litúrgicos y puntuales, son los que permiten al amigo lector y a mí, lograr comprender sin necesidad de usar más retórica, el hecho de que una reportera de TV de los Estados Unidos acabase siendo presa bajo acusación de hurto, luego después de ella ser reconocida en la pantalla chica cuando dio la cara -bien maquillada- en un programa de televisión que fue al aire el último fin de semana.

Haciendo uso de la información revelada por el periódico “The New York Daily News”, agregaré entonces que la eficaz policía de la “Big Apple” ha informado que Sabrina Rodríguez, empleada del canal “Fox 40 News”, está siendo acusada de hurto por haber substraído de una tienda nada menos que cerca de 10 carteras femeninas que suman el valor total de U$ 2.500. Aparentemente, en la ocasión del despojo, ella estaría junto con una comparsa también mano ligera.

El mismo medio periodístico llegó a afirmar que el crimen fue cometido en marzo de 2013; sin embargo ella sólo fue identificada la semana pasada por los empleados de la tienda saqueada. Fue cuando reconocieron la cara de la cleptómana luego de ésta aparecer de repente al vivo y en directo en un informativo televisivo del mencionado canal.

No obstante, cabe agregar que después de haber sido accionada por la policía americana, la profesional -de robo y TV- decidió entregarse, aunque acabó siendo libertada después de pagar una fianza de, aproximadamente, U$ 10 mil. En todo caso, ella deberá comparecer a una pre audiencia judicial que ocurrirá este mes, corriendo aun el riesgo de ser procesada por formación de cuadrilla.

Según el periódico “Daily Mail”, un portavoz del canal “TV Fox 40 News” llegó a declarar en carácter oficial, que “Sabrina se dice inocente de las acusaciones” y que “le fue concedida a ella una licencia en la empresa”.

Da qué pensar, pues es bien probable que desde niña, Sabrina haya sido una mala alumna, o quizás sus padres o maestras no le enseñaron que la mejor dignidad de uno es ser discreto y fingir virtud… Digo “fingir”, porque aquello que se hace de callado no importa, mientras no se sepa o a uno se le ocurra poner la cara dentro de la pantalla chica… ¿No es verdad?

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: