Quien no ve Cara no ve el Resto


Es evidente que la buena iniciativa de Masih Alinejad en “Facebook” ha sido todo un éxito que, innegablemente, ha logrado levantar ampollas de antipatía e inquina entre los sectores más radicales del Irán de los Ayatolás rubicundos; por lo que en las últimas semanas estos han pasado a convocar varias manifestaciones en Teherán para exigir al Gobierno y la Policía que hagan respetar la ley islámica y el uso de lo que consideran un “hiyab correcto”, o sea, uno que les cubra completamente cuerpo, brazos, piernas, cabello y cuello, en vez de permitir ese modelo más relajado y revelador que muchas jóvenes iraníes pretender poner en práctica con la llegada del calor.

La cuestión, es que tras el éxito obtenido con la página “Las sigilosa libertad de las mujeres iraníes”, que en menos de un mes ha recibido cerca de 400.000 “me gusta”, su creadora, una reportera exiliada en Londres, ha recibido cientos de e-mails con insultos y amenazas, algunos de ellos de muerte.

En realidad, Masih Alinejad, es el nombre de la periodista iraní que se le ocurrió crear la página de Facebook en la que cientos de otras mujeres iraníes han publicado ya sus fotos con el “pelo al aire en espacios públicos” -ojo, no confundir con pelos púdicos al aire libre-, por lo que con ello estas fotogénicas han violado la exigencia de usar el velo islámico. No en tanto, fue Masih quien ha sido amenazada de muerte.

En la conversación telefónica mantenida con la agencia EFE, Masih explica: Todos los días recibo e-mails con amenazas, tanto en mi buzón personal como en el de la página, además de mil calumnias y difamaciones en los medios radicales iraníes, como lo son la agencia “Fars”, “Raja News” o “Jeibar Online”.

“Vamos a cortarte la cabeza delante de tu casa”… “Tendrías que ser violada delante de tu hijo” o “Vas a morir pronto”, son algunas de las lindezas escritas con verborragia que ella recibe de usuarios anónimos… Aunque también existan otras amenazas que son menos terrenales, como la que menciona “Alá te va a matar”.

Según ella, en los medios y páginas web extremistas han llegado a publicar noticias absolutamente falsas, como el que menciona que ha sido violada por tres hombres en Londres… “Cualquiera puede no estar de acuerdo con mis ideas y discutirlas, pero… ¿insultar?… ¿Decir que me han violado?… ¿Publicar que tengo relaciones sexuales con varios hombres fuera del matrimonio?… Esto es una forma de querer lavar el cerebro a la gente”, afirma una Masih irritada… Pero eso sí, sin llegar a desmentir las acusaciones.

“Trato de ignorar todo lo que me dicen, pero, honestamente, a veces no puedo… Publican cosas sucias… En ocasiones me asusto, pero otras no me lo tomo en serio y pienso que no pueden hacer nada”, añade un poco más conformada.

En verdad, le acusan de buscar arruinar la imagen de las mujeres iraníes y de ser antirrevolucionaria -en referencia a la Revolución Islámica- y de ser antiislámica. Sin embargo, ella argumenta que como periodista, tiene la obligación es reflejar la realidad de su país -al que tiene prohibido volver- pues según ella: “no es solo Irán que cree en el hiyab, el velo islámico”.

“Hay millones de mujeres en Irán que no quieren llevar hiyab. Y como ellos no pueden detener ese deseo, entonces intentan pararlo en “Facebook” y en “Instagram”. Y como tampoco así pueden, tratan de atacar a las personas como yo, buscando dañar su imagen”, concluye la reportera.

En todo caso, ella recuerda que su página “respeta a las mujeres que deciden llevar hiyab, y que no pretende obligarlas a que no lo lleven, empero vemos que ellos sí, ya que nos obligan a llevarlo a nosotras” -añade.

No sé, puede parecer un exagero de mi parte querer amonestar al leyente con detalles de aparente insolencia, pero juzgo que algunos iraníes, de mente tan antigua como la penicilina sintética, no se importan mucho con ese movimiento de Masih en la nube, puesto que cuando estos empiezan a recordar cosas ocurridas en periodos del remoto pasado de sus vidas, al momento miran los álbumes de fotografías y en ellas no logran reconocer a nadie… Pura estupidez onomatoprestidigitadora.

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Lo Qué Ellos Miran en las Mujeres


Sé que para algunos singulares este asunto puede llegar a sonarles fenomenal, aunque para otros pueda parecerle insólito. Con todo, de acuerdo con una investigación que fue realizada por la empresa detallista inglesa de lencería, “Bluebella”, cualesquier mujer de este mundo lleva más tiempo preparándose y arreglándose para un encuentro de lo que para una entrevista de empleo, principalmente cuando ese encuentro tendrá un carácter sexual y será -como ella especula- el primero de muchos que aun estarán por surgir. En realidad, mi emotivo amigo, es que ellas gastan, en media, seis horas para emperifollarse antes de dormir con un individuo por la primera vez.

Mismo que a usted le parezca un poco excesivo, tiene que reconocer la intrigante realidad, pues no hay duda de que las mujeres piensan en todo mismo antes de quitarse la ropa en la frente de alguien: manicure, pedicura, depilación, cabello, maquillaje, sobreceja, ropa, y por ahí va. Empero, a pesar de gastar horas y horas arreglándose sólo para después tirar todo frente a alguien, parece que todo eso no es lo más importante.

Por tanto, para colocar las mujeres a prueba, a los de la revista “Men’s Health” se les ocurrió preguntar a sus lectores sobre lo qué es que ellos realmente observan la primera vez que hacen sexo con ellas. Pues bien, mate su curiosidad y confiera a seguir cuales fueron las respuestas y, por qué no, sorpréndase, pues desde ya le adelanto que estas no incluyen pechos, celulitis, nalgas o partes pudendas.

Confianza – A bien verdad, la confianza de ella en la cama es una de las cosas que definitivamente un sujeto querrá poner el ojo así que las ropas de ambos se caigan al suelo… ¡Mujer! Entienda que él no estará analizando aquel pelo enclavado escondido en las profundidades de su ser, y mucho menos observando milimétricamente su cuerpo a procura de algún defecto. Raciocine: si ustedes dos están desnudos en la cama, es por qué, como mínimo, él debe estar con mucho tesón. Por tanto, lo que él irá reparar mismo es lo cuan confortable usted está allí con él y lo cuan segura de sí usted es.

Movimientos – Sí, muy importante. ¿Y sabe por qué? Porque los hombres adoran cuando las mujeres toman las riendas en la cama. Eso es algo que simplemente captura su atención mucho más de que cualquier imperfección. Todo es perdonable a partir del momento que usted también participa del acto sexual, y no parece una de esas “María Mole” acostada de espaldas sólo esperando el show terminar. Entonces, si usted quiere dejar aquella “buena impresión” en la hora del vamos ver, intente realizar movimientos diferentes, desde que, claro, usted esté habituada a ejecutarlos, e incluso, pruebe con posiciones donde usted tenga mayor control de la situación que su pareja. Sabios garanten que él no irá reclamar, y mucho menos desaprobar.

Ojos – De acuerdo con la revista “Men’s Health”, los ojos fueron la parte del cuerpo más mencionada entre los mirones lectores. Entonces, ya que usted irá gastar algunas horitas embelesándose para el encuentro, no se olvide de dar aquella atención extra -en este caso, llamado de maquillaje- para realzar sus ojos aún más.

En todo caso, mi vacilante señora, si usted no hace parte de ese selecto grupo de mujeres que gasta muchísimo tiempo emperifollándose -aunque eso probablemente la ayudará a sentirse más confiada en la hora del “vamos ver”- entonces ni entre en neurastenia, porque puede ser que el maquillaje pase desapercibido. Al fin de cuentas, de cualquier modo él mirará para sus ojos, estén acicalados o no.

De todos modos, mi tristona amiga, se recomienda que apenas recuerde en la hora de la fiesta picaresca, que para seducir al hombre debajo de las sábanas existe toda una combinación de movimientos y actitudes que irán envolverlo, y no apenas una única opción. Tenga en cuenta que probablemente el individuo ya estará tan excitado al ver su cuerpo desnudo, que mal irá observar que usted no pasó por el salón de belleza antes del encuentro para dar aquel retoque extra en su visual.

Pensando mejor, claro que la innovación mudará el concepto ético de ciertos funámbulos regionales, aún más si el laconismo intelectual persistir y la apatía oficial perdurar, bien como pretender utilizarse de beneficios futuros para distinguir la “Verdad Ilusoria de la Mentira Civilizada”… O lo que es mejor, estar aptos a caer de rodillas, agradecer a los cielos y, al final, haciendo crujir la dentadura que ni castañuelas, contando con la inmortalidad, sentado en una silla austriaca, finalmente uno poder contar historias interesantes a nuestros letárgicos nietos… ¿No es fantástico?

(*) Si desea, dese una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: