Las Monjitas de Satanás


Para facilitar la comprensión de todo corto de ideas, aclaro que una “monja” es una mujer que ha sido consagrada dentro de una orden religiosa que sigue habitualmente una vida monástica, y se acoge a una serie de reglas, entre las cuales suelen estar el celibato, la obediencia, la pobreza, la castidad y, en algunos casos, aislamiento total de la vida civil, conocida como clausura… No obstante las confiese un cura.

Normalmente estas suelen vivir en monasterios o conventos, si bien hay casos en que ellas viven en comunidades insertadas dentro de la sociedad en la que trabajan y rezan. Incluso, como existen monjas que participan de la sociedad, ocupándose desde esfuerzos altruistas, hasta la dirección de organizaciones sociales y caritativas o administración de universidades y establecimientos de enseñanza, para este tipo de monjas de “vida activa” sería más correcto utilizar la palabra religiosa, ya que la palabra “monja” es más propia de las hermanas contemplativas.

Pues bien, como el mundo está mudando a zancadas, para no caer en el ostracismo, maldito primo hermano de la relegación, ahora ha surgido un ejército de fervorosas monjas religiosas que acabó por ser transformado en un gran grupo de “falsas prostitutas” con el objetivo de infiltrarlas en burdeles y prostíbulos para descubrir lugares que realizan trabajo esclavo y tráfico de niños… Y de paso, aprender esas cosas que no se cuentan en detalles en el catecismo.

Excepto los que los ojos de ellas ven y otras partes registran envidiosas, en la actualidad, esa organización de pías y caritativas monjitas ya se expandió para 140 países, de acuerdo con une declaración dada por el presidente de esa entidad.

Diferente de esos suspicaces que piensan y dicen lo contrario, John Studzinski en un banquero y filántropo lleno de plata y no un cura experto. Por tanto, como decía antes, John preside la “Talitha Kum”, y apuntó que una red de 1.100 piadosas monjitas del Señor opera actualmente junto a 80 países, aunque la demanda por esfuerzos para combatir el tráfico y le esclavitud está subiendo globalmente… No necesariamente a causa de la carestía.

Con todo, el grupo, creado en 2004, estima que 1% de la población del mundo es traficada de alguna forma -inclusive por los políticos coimeros-, lo que representa un total de 73 millones de personas en números estimados. De esos, el 70% son mujeres y más de la mitad tienen 16 años o son aún más jóvenes.

“Yo no estoy queriendo ser sensacionalista, estoy intentando destacar el hecho de que este es un mundo que ya perdió la inocencia… -¡Increíble que recién lo haya descubierto ahora!-… Donde las fuerzas de las tinieblas está activa”, afirmó Studzinski en su soflama.

“Estos son los problemas causados por la pobreza y la falta de igualdad, pero no nos engañemos porque van mucho más allá de eso”, dijo él en la “Conferencia de Confianza a las Mujeres” durante una entrevista concedida a la agencia “Reuters”.

Al detallar algunos casos envolviendo tráfico y esclavitud, Studzinski dijo que el tratamiento de algunas víctimas es horrible. Citó, por ejemplo, una prostituta esclavizada que estaba presa desde hacía una semana sin comida al punto de verse forzada a comer sus heces, cuando ella dejó de tener relaciones sexuales y no alcanzó más la meta de 12 clientes por día… Porque en época de vacas flacas una docena ya es suficiente.

Aun así, Studzinski indicó que las monjas religiosas que están trabajando para combatir el tráfico van a todos los lugares para rescatar esas mujeres, muchas veces vistiéndose como prostitutas y salen a la calle para integrarse en los burdeles… Sólo que no se persignan para que no las deschaven.

“Estas hermanas no confían en nadie. Ellas no confían en gobiernos, ellas no confían en corporaciones y no confían ni en la policía local. En algunos casos, ellas no pueden confiar ni en el propio clero masculino”… Y pienso que mucho menos en el diablo.

Como sea y fuere, Studzinski acrecentó que el grupo prefirió concentrarse en su trabajo de rescate en vez de la promoción… “Ellas trabajan en burdeles. Nadie sabe que ellas están allí”, completó.

Asombrado, esas que de lejos se nota que no son carmelitas descalzas y si unas pías espías que por acaso veo entrar en el lupanar, y por ese mismo acaso me veo frente a estas monjas disfrazadas usando un sombrerito a la 14-Bis observándome obsesivamente, ya temeroso de que esa visión medieval me traiga futuras molestias persecutorias, en una actitud corajosa me siento obligado a caer de rodillas inflando el pecho y escondiendo la barriga, entonando todo el segundo acto de “Rigoletto”, que es para ver si me salvo de sus miradas atávicas, piadosas, extasiadas y devocionales contra mi humilde persona… ¡Excéntrico tema!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Las Vitrinas ya no Serán las Mismas


Recuerdo haber leído un día, algunos renglones donde Paco Underhill narra cómo él se convierte en un “voyeur” comercial recorriendo centros comerciales y tiendas de todo el planeta, en especial mirando los escaparates de las tiendas.

En verdad, así como lo hacemos hoy frente a la pantalla de una ordenadora conectada a Internet, a inicios de siglo XX era común ver la gente parar y observar las vitrinas de los almacenes y tiendas para ver las novedades que llegaban o simplemente a curiosear. Naturalmente los escaparates eran y son un punto importante dentro de la experiencia de compra, pero hoy un peatón mira al frente con cierta prisa y no mira las vitrinas.

A causa de los nuevos procederes de los caminantes, pasa a ser muy importante tener una vitrina que destaque y llame la atención, sobre todo en este mercado tan competitivo de los minoristas.

Claro que Underhill también critica a muchas cadenas norteamericanas, pero hace la salvedad en las tiendas de moda, que si bien hacen un trabajo diferenciador, pecan en estandarizar las vitrinas al no adecuarlas al público objetivo del lugar donde está ubicado el comercio… Como pienso que es lo que ocurre hoy día en Holanda.

Vea bien mi candente lector, que eso se debe a la propuesta de reformar y cerrar algunas vitrinas del célebre “distrito de la luz roja” por parte de la intendencia de Ámsterdam, un intento que acabó provocando la revuelta de prostitutas y simpatizantes, quienes salieron la semana anterior a protestar por las calles en repudio a la intención de la administración municipal.

“Cerca de 250 personas participaron de una manifestación para protestar contra el cierre de las vitrinas”, llegó a informar a la agencia AFP Marjolein Koek, un portavoz de la policía de la capital holandesa… Al que de chico le gustaba ver esas mismas vitrinas.

Como sea, durante la insurrección, la mayoría de las prostitutas usaban máscaras para evitar ser reconocidas (pienso que por las esposas de sus clientes) y llevaban pancartas donde se leía “no nos salven, salven nuestras vitrinas”… quizás porque sus almas ya no tengan más salvación, aunque había otras donde se leía “paren de cerrar nuestras vitrinas”, según imágenes divulgadas por el canal de televisión estatal “NOS”.

De acuerdo con la prensa holandesa, la administración de la ciudad de Ámsterdam quiere cerrar parte de los famosos burdeles del “Red Light District” para luchar contra la criminalidad y el tráfico de seres humanos, donde cerca de 115 de las 500 vitrinas del barrio ya fueron cerradas.

El caso que estas mujeres de mala fama pero de muy buenas intenciones, a raíz de ello estiman que los proyectos de la ciudad las privarán de un local de trabajo seguro… A veces no tanto.

“El sexo es una profesión legal en Holanda y nosotras precisamos de apoyo, queremos ser llevadas a serio por los políticos”, (en su gran mayoría hijos de ellas mismas), llegó a reclamar una portavoz de las prostitutas, que se mantuvo en anonimato y mismo así fue citada por la agencia de noticias AFP.

“Nosotras aun somos tratadas como parias y estamos siendo colocadas para fuera del barrio sin que nadie pidiese nuestra opinión”, acrecentó ella.

Durante el evento, muchas vitrinas famosas del lugar permanecieron vacías. No en tanto, en un cartel colado en una de las ventanas, se acusaba al intendente diciendo: “Usted está robando nuestros empleos”… A lo que faltó agregar: “Pregúntele a su madre y a su abuela”.

En todo caso, cerca de 7.000 personas trabajan en el ramo del sexo tarifado en Ámsterdam, y el 75% de ellas vienen de países de baja renta, especialmente del este europeo, según declara la prefectura de la ciudad citada, que por su vez indica que la prostitución fue legalizada en Holanda en año 2000.

No sé si ellas lograrán salirse con la suya, pero retornando al rumiar sociológico del momento actual, percibo que no me queda otra que meditar si este intendente holandés no tiene algo de sangre del arqueólogo y egiptólogo británico Howard Carter, quien de pose de una azada que fuera forjada por Vulcano, destruyó gran parte del “Valle de los Reyes” en Egipto, buscando encontrar allí el túmulo del faraón Tutankhamon… ¡Lacónico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Rock, Sexo y Drogas Rinden Mucho Dinero


Conjeturo, así como cualquier viviente también lo deberá suponer, que ante la incertidumbre que se abatía sobre la cabeza de estos galeses hombres, ellos deben haber conversado mucho sobre cómo llevar adelante el desafío que les propusieron, la idea de cómo hacerlo progresar, así como también las dudas, los temores y las esperanzas que ocuparon sus juicios en aquellos momentos y, pasando a cuestiones prácticas, habrán calculado los tiempos necesarios para cada fase de la tarea y los respectivos factores de seguridad que ésta demandaba, ya que sobre seguro serían diferentes unos y otros de las cuestiones a que ellos estaban comúnmente habituados a sondear.

Por supuesto que ellos ya sabían que el “rock and roll”, o todo el “rock music” que mueve la farándula valía la pena en ese asunto de generar recursos para los siempre sedientos cofres del Gobierno. Pero como a los administradores les faltaba algo más -de plata-, les pidieron a los encargados de realizar las recensiones en Gran Bretaña, que ellos comenzasen a analizar el “comercio del sexo y las drogas” en una tentativa de obtener una visión más amplia del tamaño de la economía en la tierra de la longeva reina y sus ridículos sombreros.

Lógicamente que el resultado de tan afanosa investigación estadística logró apuntar que las ventas de drogas ilícitas y de los llamados “servicios sexuales de terceros”, adicionan cerca de 10 mil millones de libras (16,7 mil millones de dólares) para la actividad económica del país a cada año, y que ello representa poco menos del 1 por ciento de la producción total de la economía.

Resumiendo y aclarando la cuestión, tenemos que el instituto nacional de estadísticas británico, el “Office for National Statistics” (NOS por su sigla), llegó a divulgar los números hace apenas una semana junto con un informe donde detallaron los métodos utilizados, y en una preparación para adecuar las cuentas públicas de Gran Bretaña al modelo de la Unión Europea, en septiembre.

Indudablemente que eso de querer encontrar las estimativas precisas del consumo de drogas y prostitución de los súbditos británicos, probó ser la parte más complicada del trabajo… “Las estimativas están basadas en datos de cualidad variable, con las estimaciones de la actividad ilegal relacionada a las drogas marcadamente más fuertes de que las de la prostitución, pero definitivamente ambas son más enjutas que las estimativas de actividades legales”, llegó a informar el portavoz del NOS.

Todo se debe a que la prostitución es considerada legal en Gran Bretaña, pero los burdeles, los proxenetas y la publicidad no lo son, lo que en realidad dificultó la evaluación del número de prostitutas… Oficiales y no oficiosas, claro está.

Por tanto, los de la NOS dicen acreditar en la existencia de por lo menos 58 mil prostitutas en toda Gran Bretaña en 2004 -número que tomaron por base en las estimativas de una institución benemérita sobre el número de prostitutas que actúan en Londres-, y que esas cifras, desde entonces, habrían aumentado en línea con la demanda, considerándose el aumento del número de británicos hombres con edad superior a los 16 años… Siempre y cuando estos no encuentren soluciones manuales para aliviarse las penas.

Sin embargo, para las otras cifras citadas en el informe, los de la NOS se apoyaron en investigaciones holandesas sobre el número de clientes de una prostituta por semana, bien como cuánto es lo que ellas o ellos gastan con ropas para el trabajo y los preservativos: 125 euros (170 dólares) por año y 50 centavos por cliente, respectivamente… Descartando por tanto la siempre posible duda de que las ropas sean de segunda mano y los preservativos lavados y reutilizados.

En fin, a pesar de la hostilidad de los retóricos, sofistas y moralistas profesionales que apuntaron a Sócrates como corruptor de menores, llevándolo a la muerte, confieso que he descubierto en ésta ardua jornada arqueológica por el submundo de la farándula anglosajona, un tesoro “orgásmico-filosófico” con el cual regularé mi actual equilibrio existencial… ¡Opíparo!

(*) Si le parece, dese una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: