A la Mar en Bote


-Buenos días, mi amigo… ¿Fue de compras?

-Buenos para usted también, doctor… Veo que hoy anda curioso, al punto de reparar en el paquete que cargo.

-¡Es verdad! Para eso tengo dos ojos, mi amigo. Y a causa del envoltorio que lleva, luego supuse que usted se entretuvo gastando dinero.

-Cómo no ir de compras con el calorcito que está haciendo fuera de época, si dicen que el año 2014 ha sido el más caliente de la historia en por lo menos 20 países, y las concentraciones de gases de efecto estufa nunca fueron tan altas desde que la medición comenzó a ser realizada. No me diga que usted no hace parte de los que se entretienen con liquidaciones oportunas para compra ropitas veraniegas, doctor.

-¡Definitivamente, no! Para su conocimiento, mi amigo, le aviso que la conclusión a que llegó un equipo ruso de científicos, es que en los próximos 35 años, todo el territorio de América Latina podrá terminar inundado por cuenta del aumento abrupto del nivel del mar…

-¿No me diga? Eso sería terrible, doctor. Cuente… Cuente…

-No sé si usted sabe, pero acabo de enterarme que el Vicedirector del Instituto de Pesquisa Científica del Ártico y de Antártida, Alexánder Danilov, ha mencionado que el problema será causado por la mudanza drástica de la temperatura del planeta.

-¿Qué quiere que le diga, doctor? No creo en esas previsiones meteorológicas. Esos tipos siempre se engañan, y uno termina saliendo a la calle lleno de ropa, ¡para nada!

-Pues, en este caso de nada le servirán esas prendas, ya que según lo afirma Danilov, los cálculos sugieren que la temperatura se estabilizará rápidamente, pero que el nivel de los océanos continuará creciendo por varios siglos.

-¿Y usted, qué recomienda? Qué compre paraguas, un piloto, galochas…

-Creo que ese tipo de cosas tampoco le servirán, mi amigo, a no ser para gastar dinero, puesto que dentro de sus previsiones, los principales territorios afectados serán América Latina, Europa, Canadá y Estados Unidos, donde un total de cerca de 150 millones de personas necesitarán ser dislocadas de su hábitat.

-Entonces, quiere decir que ni bufandita, ni sobretodo, blusas gruesas…

-Evidente, mi amigo. En este caso, lo más recomendable sería comprarse un bote, ya que de acuerdo con el estudio, hasta 2050 el nivel de los océanos puede subir cinco metros. Y a pesar de esa cifra no parecer mucho, se dice que tal aumento puede traer consecuencias de proporciones gigantescas.

-¡No sea pesimista, doctor! Cinco metros es el tamaño de cualquier ondita en día de invierno. O como esas que surfean en Hawái y Australia.

-¿Pesimista, yo? Usted que es un jocoso, mi amigo. Se lleva todo en chacota.

-Pues yo opino que usted no pasa de un alarmista. ¿No le alcanza con lo que dicen los noticiaros a la hora de los pronósticos del tiempo?

-Usted piense lo que quiera, mi amigo, pero yo me baso en hechos concretos y científicos, y doy oídos a lo que Natalia Riazánova, la responsable por el Laboratorio de Geoecología del Instituto Estadual de Relaciones Internacionales de Moscú, quien explicó que esos cinco metros de crecimiento de los océanos es un señal muy serio. En realidad, los grandes territorios bajos, donde vive la mayor parte de la población del planeta, estarán en zonas de inundación.

-Bueno, si es así como usted lo dice, doctor, juzgo que pronto surgirá una falange interesada en comprar los billetes solamente de ida que promueve la empresa holandesa “Mars One” para viajar a Marte dentro de once años, un proyecto que apoya el Nobel de Física de 1999, Gerard´t Hoofd.

-Qué ocurrencia la suya, mi amigo… En todo caso, ese es otro tema polémico. Mejor lo dejamos para otro día. Hoy la hora se nos pasó volando… Lo veo mañana.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Sirve Para Limpiar el Polvo de las Mentes


“Lo que sobre todo hay que evitar son los déspotas de bolsillo”, fue una de las tantas frases expresadas de manera tan rotunda por Karl Popper, quien hizo de la libertad el motivo central de su pensamiento. No obstante, como el destacado filósofo falleció hace veinte años, no se puede pasar por alto esta fecha sin recordar una vez más su personalidad. Esencialmente, porque la filosofía popperiana enseñó a todos, no solamente a los intelectuales, que el hombre puede convertirse en el auténtico defensor de su individualidad. Y sobre ello bien decía el Nobel Octavio Paz, pues Popper pensaba que “cuando la unidad se transforma en uniformidad, la sociedad se petrifica”.

Las palabras que siguen pertenecen al Mario Vargas Llosa, en el libro “Encuentro con Karl Popper”, una obra que ayuda a entender la cultura de la libertad, sobre quien sigue siendo figura clave de la filosofía del siglo XX.

Pues bien, dice Vargas Llosa: “Lo que ha ocurrido, sobre todo en los últimos años, es decir, el desplome no solo de los regímenes totalitarios, sino el desplome de la utopía socialista, de la mitología revolucionaria y el extraordinario renacimiento de los valores democráticos y la cultura de la libertad en el mundo, y no solo en la Europa del Este y en la Unión Soviética, también en la región del mundo de la que yo vengo, en nuestra América Latina, ha dado a las tesis, las teorías políticas y sociales de Karl Popper sobre la libertad -también de otros pensadores, por supuesto- una extraordinaria legitimación; y ha desmentido y negado a quienes en los años cincuenta, en los años sesenta, incluso en los años setenta, ejercían la función de los “maîtres à pensée” en el campo ideológico y en el campo político”.

Nacido en Viena en 1902, Karl Popper se interesó, siendo estudiante de física, en la ciencia empírica. Lo que buscaba era saber si contenía conocimientos ciertos, y así las cuestiones epistemológicas concitaron su interés. Por esa época Viena bullía con las doctrinas de los positivistas, pero él se insurgió contra ellas.

Cuando se gestaba el nazismo, Popper decidió marcharse a Londres, y, tras una breve estancia, se instaló en la Universidad de Canterbury, de Nueva Zelanda, donde permaneció entre 1937 y 1945. Fue allí donde escribió “La sociedad abierta y sus enemigos”, una de sus obras fundamentales. Este es un libro donde la razón reemplaza a la irracionalidad y el individuo pasa a convertirse en protagonista de la historia, en tanto la libertad comienza a sustituir a la esclavitud. Es, por cierto, una de las obras de filosofía política esenciales de nuestro tiempo.

Enseñó en la “London School of Economics”, desde 1946 hasta 1969. Cuatro años antes, la Reina le había armado caballero. Luego, Sir Karl Popper continuó escribiendo y, entre otras obras esenciales, debemos mencionar “La miseria del historicismo”, “La responsabilidad de vivir”, “En busca de un mundo mejor”. En sus páginas hallamos la necesidad de la libre discusión, el choque de las culturas, la democracia como marco que permite la organización de los ciudadanos y la apuesta permanente a una sociedad abierta.

Con la caída del Muro de Berlín, en 1989, y la diversificación de los intereses filosóficos, Karl Popper se convirtió en un clásico contemporáneo, en un faro de los que aman la libertad. Su lucidez ha sido esencial para limpiar el polvo de las mentes y barrer los gemidos sobre el fin de la utopía… ¡Pruebe leerlo y verá!

(*) Si le parece bien, visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/… Libros y e-book disponibles en Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; y en: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Los Tres Valores Principales de Una Dama


Quedó estampado bajo el rotundo título “Redefiniendo el poder femenino”, las confesiones de la bonita y elegante primera dama mexicana, Angélica Rivera, y su hija, Sofía Castro, quienes posaron para la portada de la edición de julio de la revista Marie Claire, la cual les dedica 22 páginas para que ellas hablen un poco de sus vidas en la casa presidencial, de sus inquietudes y experiencias como mujeres.

Sin embargo, un gran número de conciudadanos mexicanos llegó a manifestar su descontento en las redes sociales por la imagen que da la primera dama, y sobre todo critican que ella aceptara salir en una revista de moda. En la entrevista, Angélica Rivera, de 44 años, afirma: “Hay tres cosas en la vida que nadie te puede quitar: tu libertad, tu esencia y tu dignidad. Esta última es algo que las mujeres no debemos perder nunca”.

Para quienes pueda interesar, esa edición de Marie Claire ha salido a la venta en julio en su versión en español tanto para para México como el resto de Latinoamérica con el título de portada “Redefiniendo el poder femenino”, una rúbrica que muestra el intuito de apoyar a organizaciones humanitarias.

En verdad, la primera dama confiesa que prefiere ser reconocida por su trabajo como actriz de telenovelas que por ser la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, mencionando: “Que en China, en Japón, en Indonesia, la gente me grite ‘Gaviota’ (el nombre de uno de sus personajes) en su idioma, ya que para mí es maravilloso”.

La edición incluye también un editorial de moda que muestra “el lado más sofisticado de madre e hija”, señala Ariadne Grant, directora editorial de Marie Claire, agregando: “Así, las imágenes, captadas por la lente de Gregory Allen, muestran a la dupla en blanco y negro, luciendo prendas de carácter sartorial”.

La sesión fotográfica se realizó al interior de la residencia oficial de Los Pinos, señaló la coordinadora de Marie Claire Latinoamérica, Alicia León, quien añadió: “Utilizamos prendas con cortes minimalistas para lograr un estilo elegante, a través del menos es más”.

Dicha edición surge de una alianza entre Angélica Rivera con Marie Claire México y Latinoamérica “para ayudar a las fundaciones FUNICPLAS, A.C., Michou y Mau, I.A.P. y Corazón por K, A.C.”, todas éstas dedicadas a causas nobles como la ayuda a niños y personas de bajos recursos.

En la charla con Grant, Rivera aborda temas como su trayectoria como actriz, su relación con el presidente Peña Nieto, la crianza de sus hijos y sus responsabilidades como primera dama, donde Grant reconoce la cercanía de Rivera con sus hijos y su interés para que vivan en un ambiente de normalidad a pesar de formar parte de la familia presidencial.

Para quien no sabe, Angélica Rivera se casó con Peña Nieto en 2010 cuando él era gobernador del Estado de México y juntos emprendieron la campaña presidencial que llevó al político a la residencia oficial de Los Pinos. Es allí donde conviven las tres hijas de la actriz (Sofía, Fernanda, Regina) -de su anterior matrimonio con el productor de telenovelas José Alberto Castro- junto con los tres hijos que Peña Nieto tuvo con su ya fallecida esposa Mónica Pretelini (Paulina, Nicole y Alejandro).

A causa de su casamiento, la intérprete dejó las telenovelas, que desde la década de los noventa la hicieron famosa en México y América Latina, la que, además de dedicada esposa, hoy se dedica a las actividades de asistencia social habitualmente encargadas a las primeras damas de México.

En la conversación con la entrevistadora de Marie Claire, ella reconoce su ingenuidad al ignorar las funciones que tendría que desempeñar como esposa del presidente, pero se presenta como una mujer poderosa que desempeña diversas facetas; aun así se anima a declarar: “Hay tres cosas en la vida que nadie te puede quitar: tu libertad, tu esencia y tu dignidad. Esta última es algo que las mujeres no debemos perder nunca; tú puedes regalar de ti muchas cosas sin que te afecte, pero esa no”. Por tanto, no es gratuito que la revista haya titulado en portada “Redefiniendo el poder femenino”.

No obstante Rivera sea sumamente popular en México, al punto de que en los actos masivos a los que acude es común verla firmando autógrafos, desde que su esposo ocupa el cargo ella ha disminuido su perfil público y se ha dedicado a cumplir con su agenda de primera dama. En cambio, su hija Sofía Castro, con quien comparte su aparición en la revista, ha comenzado una tímida carrera como actriz de teatro y se ha expuesto más a los medios de comunicación. Castro explica en la entrevista que ha sacado adelante su carrera con esfuerzo propio a pesar de pertenecer a una familia con exposición pública… En todo caso, opino que ello influenciará mucho a su favor en un futuro próximo… ¿O no?

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

La Pinchada Intimidad Cotidiana


Una vez más de vuelta al tema y como si estuviera alucinado en colores, cabe mencionar que si no lo sabían, por lo menos hacían la vista gorda, ya que casi todos los bípedos caminantes del planeta tierra se imaginaban que en cierto grado eran espiados. Pero desde los tiempos de Maricastaña, muchos querían creer que no era de tan grandes proporciones.

Pura ingenuidad, mi amigo, ya que al presente los oímos que se escandalizan al saber que la Agencia de Seguridad Nacional hacía el fino trabajo de entrometerse en la vida ajena sin respetar jerarquías no sólo en Estados Unidos, sino en Europa, Oriente, Asia y América Latina. Aunque no me cabe duda de que pronto se oigan quejas y protestas desde otros puntos del planeta, no obstante estos tengan un peso político-económico-social menor para los interesados.

Creo que eso de seguir los pasos ajenos no les fue suficiente, ya que estos asuntos estuvieran a la vista de cualquiera desde los viejos tiempos de Nixon y el escándalo Watergate, lo que da para entender que el fisgoneo en casa ajena es parte consustancial con el estatus de potencia hegemónica del que goza Norteamérica. Y para ello basta recordar que en América Latina hay un catálogo completo de casos que desde el Hemisferio Norte siempre nos vieron como parte de su folklore. Guatemala en 1954 o Chile en 1973 figuran como muestras… Aunque podría citar muchísimos más.

Pero no hace mucho le añadieron una pildorita más a todo este curioseado asunto, al cuestionar si Obama sabía o no que sus servicios de inteligencia espiaron durante 14 años a una aliada como Ángela Merkel u otros cófrades de la Alianza Atlántica. Evidente que la Casa Blanca lo tuvo que negar y eso requirió que este distraído mandatario tuviese que enfrentar el huracanado vendaval con su displicente diplomacia y un amplio grupo de expertos en  jarabe de pico.

Pero cuando analizamos el mismo tema por su anverso, encontramos que el consuelo para muchas de las fisgoneadas víctimas, es que esta crisis ira generar pronto cambios profundos en los servicios de inteligencia norteamericanos… Mismo que esto pueda sonar utópico.

No en tanto, me aventuro a opinar que para el resto de los mortales sólo les resta la posibilidad de poder observar con curiosidad todo este escarbado espectáculo, aunque pienso que sería mucho mejor si nos fuese permitido hacerlo sentados confortablemente en las primeras butacas.

Empero, para no dejarlos afuera del texto, debo advertir que para el ciudadano de a pie también le queda el consuelo de que no sólo a él le pinchan el teléfono, lo censuran en Facebook, en Twitter o le inspeccionan sus correos. Pues en realidad, eso forma parte de su cotidianidad, tanto aquí como allá o en cualquier pueblito de mala muerte.

Con todo, esto me recuerda una frase que fue mencionada por Groucho Marx, cuando nos avisó que “la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.

Pero como la política es desplegada por políticos no siempre hábiles, eso también me hace recordar al escritor español Enrique Jardiel Poncela, ya que para él, “los políticos son algo así como los cines de barrio, pues primero te hacen entrar y después te cambian el programa”.

Sí, y todo suele suceder en nombre de una “seguridad” que pocas veces tiene que ver con los de abajo y sí con los de arriba… ¡Quimérico!

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: