Si no Beber, Haga de Todo


Mismo que sean desgracias nacionales notorias en mayor o menor grado, por veces no se puede explicar lo que sobradamente se justifica. El caso radica en que son muchas las razones que pueden inducir a la gente a beber, y claro que como en cualquier otra droga las causas pueden ser variadas… Propensión genética, características individuales o influencia del entorno social son factores que pueden impulsar a las personas a la bebida.

Dos estudios publicados en la revista científica “Alcoholism: Experimental & Clinical Research” han indagado las causas del alcoholismo, adicción en la que influyen factores biológicos, psicológicos y sociales, ya que hombres y mujeres experimentan distintos grados de ansiedad a lo largo de sus vidas, no obstante la ansiedad anticipatoria se muestre en aquellas personas que temen enfrentarse a una situación por los síntomas ansiosos que ésta les pudiera provocar.

Por consiguiente, parar de beber muda la vida mucho más de lo que cualquiera pueda imaginar. Por lo menos es lo que atestigua en base a su propia experiencia el creador del proyecto “One Year No Beer” (“Un Año Sin Cerveza”, en traducción libre), que pasó a desafiar a las personas a largar el alcohol por un ano.

Estudios realizados sugieren que los individuos que logran parar de beber se sienten 20% más productivos en el trabajo, y a la vez comen menos que las personas que beben.

Por ejemplo, el ex jugador de futbol profesional norteamericano, Andy Ramage, dice que se le ocurrió el desafío One Year No Beer porque estaba bebiendo frecuentemente con amigos y conocidos… “Después de cuatro años, yo no aguantaba más las resacas,” comenta Andy… “Decidí que lo mejor era intentar parar”.

Estimulado por la renuncia de la rubia bebida, Ramage escribió un libro contando sobre su propia experiencia, y lanzó el proyecto “One Year No Beer” como un desafío al rededor del mundo.

“Miles de personas ya se inscribieron,” comenta Andy. “Ahora tenemos personas de 42 países intentando el desafío. En esto no hay estigma ni rótulos. Es solo intentarlo durante 30 días. Luego intentarlo por 90 días más y entonces ver como se siente”.

Otro estudio que fue realizado en junio de 2015 y publicado en la revista “Obesity”, descubrió que personas acostumbradas a consumir alcohol comían 30% más que aquellos que no bebían. Con respecto a eso, Ramage dice: “Yo perdí 19 kilos y mi porcentual de gordura corporal cayó de 30% para 10%… Para mí, los efectos de la resaca eran los peores”… “Cuando uno larga el alcohol, puede mantener una dieta saludable, ya que no está comendo más aquel pedazo de pizza que sobró para poder curar la resaca y sus consecuencias amargas. Ahora yo peso 76 kilos, un nivel que nunca alcancé cuando me estaba encharcando de cerveza”.

Y si el tema es sentirse feliz con uno mismo, según Ramage: “La magia realmente comienza a acontecer en un periodo posterior que surge después de seis semanas y los dos meses. Que es cuando uno empieza a saber cómo pugnar contra los altos y bajos de la vida sin necesidad del alcohol”… “Definitivamente yo sufría de una ansiedad terrible después de beber. Eso es muy malo para la salud mental de las personas, y cuanto más yo caía en ese agujero, más difícil era salir de él”… “Cuando estaba bebiendo, sentía que siempre había una nube pairando sobre mí. Desde entonces, nunca más sentí esa sensación”.

En paralelo a la abstemia idea de Ramage, voluntarios de un experimento que llevó adelante la “New Scientist”, afirman que ellos se sintieron aproximadamente 17% más eficientes después de un mes sin beber.

Si de comparaciones se trata esto aquí, pienso que ha de ser como si uno se detuviese a mirar el río, la boca del mar, nombre más que los otros justo porque es en estos lugares donde el océano viene a saciar su inextinguible sed con labios sorbedores que se aplican a las fuentes acuáticas de la tierra. Obvio que son imágenes, metáforas, comparaciones que ciertamente no hallarán lugar en la rigidez de una oda, pero que se le ocurren a uno en horas vespertinas, cuando lo que en nosotros piensa está sólo comenzando… ¡Salud!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Marimorenas Entre Vino y Asado


Es incuestionable, mi amigo, pues en virtud de los sucesos recientes, he pasado a considerar que todo “Código Civil” debería introducir urgentemente una clausula donde autorice que si nuestro vecino hace asado y el olor llega a nuestra casa, deberíamos estar automáticamente invitados a comer.

Por otro lado, opino que puede que a veces sea mejor no participar de esos parrilleros eventos gastronómicos teniendo en cuenta la famosa pregunta: ¿quién nunca pasó por una situación embarazosa con un amigo que exageró en la bebida y acabó organizando una pelea o destruyendo lo que tenía por delante?… Sin necesidad de mencionar vómitos y otras calamidades que suelen acompañar estos hechos.

Supongo que todos ya enfrentamos momentos así, donde la justificativa para tales acciones inconsecuentes siempre fue colocada encima de la ingestión de alcohol. Sin embargo, por lo que se ve y oye, parece que andamos equivocados, pues un reciente estudio científico que fue publicado en la revista “Translatio Psychiatry”, confirmó que eso suele ocurrir y mostró exactamente cuál parte do nuestro cuerpo es afectada cuando bebemos demasiado… ¡Cosa que yo evito por completo!

Con todo, independiente de si yo me evado o no de la botella, la respuesta del estudio resultó ser más inesperada de lo que uno puede imaginar, ya que el mal comportamiento tiene sus causas más por situaciones fisiológicas que de propósito.

Evidente que para sacar adelante el estudio fueron recogidos datos de pacientes que conviven con el alcoholismo. Luego de una serie de cuestionamientos que envolvieron desde test de personalidad a comportamiento y estilo de vida, los estudiosos del tema llegaron a la conclusión que los efectos agresivos acontecen debido a una mutación que está relacionada al gene receptor de “serotonina”, la hormona que controla buena parte do nuestro humor -no solamente el cómico-. Para ellos, tal falla en la transmisión -ya sea por ondas cortas o largas- hace con que el bebedor se torne descontrolado.

Pero no es de asustarse, pues parece que eso tendría solución, ya que de acuerdo con los datos recogidos, pacientes que se identificaron con reacciones como éstas pueden hacer uso de medicamentos y psicoterapia, caso su mal humor líquido sea frecuente. Además, es redundante decir que la reducción en la ingesta de bebidas alcohólicas sería una forma más fácil de atenuar también la agresividad.

Ésta novedosa investigación fue realizada entre personas de Finlandia, ya que en ese helado país del norte se estima que cerca de 2,2% de la población posee tal mutación en el gene… Mismo que ellos hagan pocos asados y no le pongan cúbitos de hielo a la bebida.

Mismo así, a más del develamiento ser relevante en el campo social del mencionado país, éste representa también el descubrimiento de un mecanismo biológico decisivo en lo que dice respecto a la comprensión de la función del receptor “2B” de serotonina -que no es idéntico al receptor de ondas radiales- en todos los seres humanos.

Según estos estudiosos, una acción disfuncional puede también ser evaluada sin la ingesta de alcohol, dependiendo de cada caso, puesto que es importante tener en cuenta que la serotonina afecta el cuerpo como un todo, y no solamente el cerebro -ya que a ojos vista muchos no lo tienen-, sino que además ésta es controladora del sueño, del apetito sexual, de la saciedad, entre otras cosas… Aunque para muchos la parte que corresponde al apetito amatorio-sensual pase a ser más importante que comer un buen asado o tomarse unos vinos con los amigos.

Por tanto, sabiendo de esas deprimencias todas y buscando colocarme a salvo de la estupidez colectiva que alcanza a todo el mundo, divulgo aquí y ahora la auspiciosa chance de dada a las personas sagaces de perpetuarse en el infinito. Sí, pues para deleite de los expeditos bebedores y la eternización de los expertos comilones, anuncio que están abiertas las inscripciones para compra de títulos de la “Sociedad Amigos del Asador” que, conforme rezan los estatutos minuciosamente escritos por mí, existirá para mi propia manutención… ¡Espectacular!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

El Whisky Resulta Peor que la Vodka


Teniendo siempre en cuenta la famosa ley de las probabilidades, si repentinamente un individuo que está dirigiendo en el tránsito callejero llega a ver delante de él a una mujer que está manejando un coche que de repente prende los limpiaparabrisas sin que esté lloviendo, él tiene que precaverse con cuidado, porque seguramente ella está avisando que va a dar vuelta en la próxima esquina…

La historia muestra que muchos choferes subestiman el peligro de distraerse mientras dirigen, porque normalmente asocian la distracción solamente al ato de hacer llamadas por el telefonito. Con todo, ha quedado comprobado que existen otras fuentes de distracción que se esconden en muchas otras actividades que, frecuentemente, no son consideradas importantes… Como suele ser cruzarse con una mujer de minifalda.

Especialistas que estudian a fondo esa carnosidad empotrada entre el volante y el asiento de un vehículo, alertan que el riesgo de ocurrir un accidente aumenta a partir del momento en que los ojos se desvían da vía, las manos quedan fuera del volante y los pensamientos se dispersan para lejos de lo que está aconteciendo mientras dirige.

Otro punto importante, es que a pesar del alcohol poseer gran aceptación social y su consumo ser estimulado por la sociedad, éste es una droga psicotrópica que actúa en el sistema nervioso central que puede causar dependencia y mudanza de comportamiento. Cuando consumido en exceso, el alcohol es visto como un problema de salud, pues el exceso está directamente ligado a accidentes de tránsito, violencia y alcoholismo.

En realidad, los efectos del alcohol son percibidos en dos periodos, uno que estimula y otro que deprime. En el primero puede ocurrir euforia y desinhibición. Ya en el segundo ocurre descontrol, una falta de coordinación motora y sueño. A más, los efectos agudos del consumo de alcohol son sentidos en órganos como hígado, corazón, vasos y estómago… Y conforme lo que beba, en el bolsillo también.

Enterados de esas ocurrencias líquidas y de acuerdo con la información divulgada por el “The Independent”, quedó registrado para la posteridad que un navío carguero de aproximadamente 130 metros encalló mientras navegaba en alta velocidad por las aguas de Escocia. En ese momento la embarcación estaba realizando el trayecto entre Belfast y Skogn, en Noruega, llevando en sus bodegas una carga de papel -que no se sabe si era del tipo higiénico, aunque igual sirviera en ese momento-. Sin embargo, la nave quedó presa en la costa este de Escocia, más exactamente en las proximidades de la ciudad de Kichoan, en la península de Ardamurchan.

El accidente por si sólo suena a algo bastante impresionante, teniendo en cuenta las colosales dimensiones del barco que llegaba a pesar 70 toneladas. Empero, la causa de él chocarse resulta sorprendente, ya que el oficial responsable por comandar la embarcación, de nombre “Lyblink Seaways”, ese día había bebido media botella de whisky antes de asumir su puesto. El dipsómano hombre de 36 años que era ruso de nacimiento no fue identificado, si bien se sabe que se mostrara desatento debido al consumo de alcohol poco antes de asumir su turno.

El resultado de su irresponsabilidad no alcanzó solamente al navío, que tuvo que ser desmantelado después que tumbara. El mar de la región también fue perjudicado, ya que cerca de 25 toneladas de combustible basaron hacia el agua, conforme lo registra un documento de la “Marine Accidente Investigation Branch”.

A pesar de la política de tolerancia cero cuanto al consumo de alcohol de la compañía DFDS, la responsable por el transporte naval, el oficial había bebido lo suficiente para quedar ocho veces por arriba del límite alcohólico que puede ser soportado por un individuo. La investigación también descubrió que otros tripulantes no se dieron cuenta de la incapacidad do comandante, ya que la alarma no fue accionada.

Un portavoz de la empresa comentó que el acontecimiento de irresponsabilidad por parte de un funcionario fue el primero en la historia de la empresa y que la población no necesita alarmarse… “Esperamos que esto no lance dudas sobre nuestros demás funcionarios, ya que disfrutamos de una muy buena reputación”, llegó a registrar la empresa en el informe final.

Sabiendo que en la Roma Antigua el emperador Pertinax reinó solamente 87 días, pero que igual le diera tiempo a sentarse en el trono nocturno para, aparentemente, navegar sin rumbo, éste jamás abrió mano de la Filosofía, del Vino y de las Artes para avanzar noche adentro en investigaciones que sería inútil querer explicarlas ahora… ¡Espeluznante!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Surge Otro Zombi del Hechicero Vudú


En virtud de las reiteradas noticias sobre el surgimiento de muertos vivos por aquí y allí de este Orbe, sapiens están en duda si todo se debe al milagro de Cristo con la multiplicación de los panes pero ahora con la resucitación de otros Lazaros, o porque los doctores se han convertido en verdaderos chupa nabos, excepto que estemos delante de las macabras maniobras de algún hechicero vudú. Por lo menos es lo que comenta el gentío de varios países.

Mismo siendo un hecho rutinario y repetitivo, es necesario divulgar que conforme fue noticiado por las autoridades policiales de Mumbai esta semana, un sujeto de nacionalidad indostánica y a su vez indigente y pordiosero que había sido declarado como muerto, se despertó de repente en la mesa de la morgue, asustando al equipo médico del hospital que estaba pronto a realizar la necropsia del supuesto cadáver.

Independiente de las condiciones de vida inhumanas del menesteroso sujeto, el que no tuvo su nombre divulgado, de inicio agentes de la policía de Mumbai lo habían encontrado el domingo por la mañana, inconsciente y sufriendo de varias infecciones, y lo llevaron para el hospital local.

Una vez en el nosocomio, el médico del Hospital Municipal, Lokmanya Tilak, declaró al hombre como muerto, y sin más envió su cuerpo para que realizaran la necropsia, según lo infirmó el vice comisario de la policía de Mumbai, Ashok Dudhe, a la agencia AFP.

“Cuando la necropsia estaba para comenzar, el hombre despertó, desparramando caos -por no decir cagazo- entre los médicos. Luego a seguir él pegó rápidamente el certificado de óbito y lo rasgó en pedazos”, explicó el propio Dudhe.

Sin embargo, al sentir que le pisaron los callos, el rector del hospital, Dr. Suleman Merchant, afirmó que la policía forzó el error al pedir a los médicos que examinasen al hombre en la vía que pasa del lado de afuera del hospital, porque ellos estarían ocupados con cuestiones de seguridad sobre la visita del primer ministro Narendra Modi.

“Los policiales forzaron mis médicos a examinar el paciente en la orilla de la carretera, ya que ellos querían correr de vuelta para sus quehaceres sobre la seguridad del primer ministro”, dijo Merchant… “Si la policía tuviese permitido que mi equipo hubiese llevado el hombre para dentro del hospital, ellos habrían hecho un trabajo mejor”, completó.

Al presente, el muerto vivo está siendo tratado en el hospital debido a una severa desnutrición, sospecha de alcoholismo y abuso de substancias químicas… “Él aún está delirando y estamos intentando estabilizarlo”, divulgó el rector.

Por su parte, el agente Dudhe clasificó como “ridícula” la insinuación de que los policiales que atendieron la ocurrencia eran culpados por el error, y dijo que el hospital estaba “intentando cubrir su propia negligencia”.

Espeluznante o no, lo cierto es que la policía de Mumbai encuentra regularmente cuerpos no identificados, e informes sugieren que las morgues se están quedando sin espacio para almacenar tantos cadáveres.

Independiente de las desavenencias entre Dudhe y el Dr. Suleman, todo lleva a creer que se trata una vez más de un muerto que ha sido resucitado por medios mágicos por un hechicero para convertirlo en su esclavo. No olvidemos que de acuerdo con la creencia, un “houngan”, “bokor” o hechicero vudú, sería capaz, mediante un ritual, de resucitar a un muerto, que quedaría sin embargo sometido en adelante a la voluntad de la persona que le devuelve a la vida. También, según una creencia popular, se dice que una persona que es mordida por un zombi, se convierte en zombi… ¡Mejor abrir los ojos!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Plétora de Copas Puede Ser Mortal


Aparte de esos asuntos de carácter líquido-estimulante que surgen de vez en cuando, juzgo que si existe un problema gravísimo que la humanidad necesita resolver lo antes posible, nada más es que el desprecio por la vida ajena. Principalmente en la India, país que tiene por costumbre estar siempre en el foco de las entidades defensoras de los derechos humanos, ya que allí se ha vivido recientemente una nueva situación surreal relacionada a esa falta de atención.

En todo caso, en este último escenario está de por medio la bebida, puesto que muchos caminantes de nuestro bucólico planeta piensan que tomar alcohol tranquiliza, le genera cierto placer, llega a desinhibir y facilita la socialización y comunicación. Sin embargo, está comprobado que tomar alcohol es causa eventual del alcoholismo. Eso se debe a que la preferencia por el alcohol como droga adictiva es una cuestión de disponibilidad y de aceptación en una sociedad cada vez más desequilibrada. Con todo, no deja de ser una enfermedad crónica que daña el organismo, el funcionamiento familiar y social y puede ser causa de violencia, conductas antisociales, desavenencias familiares, accidentes e incluso de homicidios. Por tanto, el alcoholismo no es más que una enfermedad que ocasiona trastornos en el funcionamiento normal del organismo, en sus relaciones familiares y sociales.

Opino que este es exactamente el caso del ciudadano hindú Latori Barman, de 45 años, que ya no podrá contarnos el cuento. Ergo, todo comenzó cuando él salió del trabajo y fue sediento directo para un bar próximo. Por allí inició una bebedera que terminó horas más tarde de manera trágica y bizarra. Es que al intentar volver para casa, Latori acabó siendo víctima del descaso de funcionarios que reformaban el pavimento de una calle.

No es necesario imaginar la tambaleante escena de intentar caminar en línea recta, pero ya bastante mamado, a causa de un viento rastrero, Latori acabó por entrar en uno tremendo bache de la calle antes que este fuese reformado y por allí mismo se entregó a los brazos de Morfeo.

Poco más tarde los empleados de una empresa de pavimentación llegaron al local y no realizaron ningún tipo de revisión previa, gestión que es obligatoria, y por de pronto comenzaron a despejar asfalto para cubrir el agujero. ¿Consecuencias? El mamado de Latori simplemente quedó allí enterrado bajo el alquitrán.

Algunas horas después del ex agujero quedar completamente cubierto, un morador de la región se deparó con un nuevo y excéntrico “detalle” en el asfalto, que de por sí le pareció bastante extraño. Se trataba de un brazo humano saliendo del betún de Judea, pero sin vida. Cuando avisadas, las autoridades locales fueron al lugar, abrieron el agujero y encontraron el cuerpo sin vida del pobre Latori.

No es por nada que el develamiento del cuerpo llegó a causar un absurdo alboroto en la población de los alrededores. No demoró mucho y los vecinos partieron para el ataque contra los operarios responsables por tal descaso, los que solamente fueron contenidos por la policía con la promesa de que la empresa responsable por la obra sería procesada judicialmente.

Poco más tarde la Justicia local acabó decretando la prisión del chofer del camión y del hombre que retiró el asfalto del vehículo para cubrir el hoyo. Ahora ambos responderán por homicidio culposo, sin intención de matar.

Sin embargo, lo que causó más insidia, no en tanto, fue la indemnización que recibirá la familia del ex mamado. De acuerdo con el periódico local “Indian Times”, la familia fue accionada por el gobierno y recibirá una cuantía en dinero por la muerte. El valor, no obstante, resultó absurdamente bajo: el equivalente, en moneda local, a U$ 1000. Según especialistas, ese valor difícilmente aumentará llevando en cuenta las leyes locales… Y se dice que ni dará para quitar la cuenta que quedó colgada en el boliche.

Mi amigo, mismo que todo lo ocurrido llegue a sonar fantástico, por alguna razón, ebrio de indignación, me encuentro a un paso de la locura total y ya no consigo discernir la verdadera geometría surreal que orientará prosélitos por las sendas de la abstracción descriptiva… ¡Hic, hic, hic!… ¡Salu!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

La Pasión no es Embriagadora


Tal dictamen, que suena arrebatador, toma por base que la oxitocina, conocida también como la “hormona del amor”, puede prevenir la intoxicación alcohólica y posiblemente abrirá puertas para futuros tratamientos contra la dependencia de alcohol en seres humanos. Por lo menos es lo que afirma un estudio que fue divulgado esta semana.

Investigadores de la Universidad de Sídney, Australia, llegaron a la conclusión de que las personas apasionadas no consiguen mamarse hasta los cuernos, independiente de cuanto y lo qué ellas beban. Para alcanzar tal concepto, los estudios fueron realizados en roedores: llenaron a los bichitos de oxitocina y alcohol.

Como resultado, notaron que la oxitocina impide que el alcohol tenga efecto en las regiones del cerebro que controlan la capacidad de andar y hablar, lo que podría ayudar en el tratamiento del alcoholismo… Tema muy aplaudido por empresas como “Seagram´s” y demás similares.

Uno de los autores del estudio en la Universidad de Sídney, Michael Bowen, explicó a la emisora “ABC” su pensamiento: “Descubrimos que las oxitocinas bloquean los efectos de la intoxicación del alcohol y previene la actuación en partes del cerebro que están ligados al alcoholismo”.

La tesis divulgada por la revista científica “Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias”, afirma que el equipo liderado por Bowen analizó el papel -supuestamente higiénico- de la substancia en el bloqueo de los efectos del alcohol en el organismo, que es inducido por la liberación de la dopamina. Al observar el comportamiento de grupos de roedores sobrios y embriagados, los científicos percibieron que los primeros daban vueltas al redor de sus jaulas, en cuanto los otros se sentaban visiblemente sedados con los hocicos apoyados en la esquina de las cajas… Tal vez esperando a que el barman volviese con otra rodada.

Como sea, lo curioso fue que un tercer grupo de ratas, a las cuales les fue dada la hormona antes del consumo de alcohol, rodeaban la jaula como los roedores sobrios.

En otros testes para medir la sobriedad, Bowen y sus patéticos colaboradores observaron cuanto tiempo los roedores aguantaban quedar colgados verticalmente en una grade de alambre.

“Las ratas sobrias se sustentaban de 10 a 15 segundos, en cuanto los embriagados aguantaron apenas dos”, explicó el psicólogo australiano, resaltando que los que estaban bajo el efecto de la oxitocina consiguieron permanecer colgados cerca de diez segundos.

“La substancia invierte casi por completo el efecto del alcohol”, afirmó el doctor al reflexionar sobre las posibilidades de prevenir las consecuencias que el consumo da bebida produce, como el relajamiento excesivo de los músculos… Aunque se sepa que “mientras el músculo duerme, la ambición trabaja”, o por lo menos así lo afirma la canción.

El caso es que estudios anteriores ya mostraban que la oxitocina puede reducir el consumo de alcohol, los deseos y el síndrome de abstinencia, por eso existen chances de ser un componente crucial para posibles tratamientos contra el alcoholismo.

“Aquí hay un remedio que potencialmente puede hacer con que se consuma menos alcohol y, caso sea ingerido, los efectos sean reducidos”, indicó Bowen. El desafío ahora es profundizar estudios sobre estas descubiertas para tratamientos en seres humanos, mismo que la oxitocina ya sea utilizada de forma segura para inducir partos.

No sé, pero creo que no hay nada como saborear un buen scoth para establecer un clima agradable, lo que ha llevado a mi vecino a afirmar que él prefiere ser un Alcohólico Conocido que un Alcohólico Anónimo… ¡Imponderable!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Nunca Haga Acopio Interno de Alcohol


Nadie puede negar que la intoxicación etílica, ebriedad o embriaguez, sea un estado fisiológico inducido por el consumo excesivo de alcohol. No obstante, algunos, en el habla coloquial y vulgar, se refieren a ese tenebroso estado de otras maneras, por lo que recibe numerosos nombres tales como: borrachera, cogorza, mona, mamúa o melopea… Expresiones de por sí desnecesarias, porque tan sólo ver el estado del individuo ya lo dice todo.

Evidente que muchas sociedades tienen sus propios estereotipos culturales que están asociados con la ebriedad; por lo que mientras algunos consideran a aquellos capaces de beber grandes cantidades de alcohol como dignos de respeto, otros lo consideran como un serio problema moral. Por tanto, es indiscutible que tal actitud se puede abordar como patológica, puesto que puede conducir al alcoholismo.

Pero de nada le sirve a uno salirse con disculpas del tipo “bebí demás” después de aprontar alguna sandez. Por lo menos es lo que afirma la ciencia, la cual ha comprobado científicamente que cuando bebemos más allá de la cuenta, además de perder la brújula con los pies, sólo hacemos y hablamos aquello que siempre tuvimos ganas pero nos faltaba coraje de exponerlo por miedo o inseguridad.

Por tanto, si usted trasbordo el balde y pagó mico en la fiesta, telefoneó para la ex y se le declaró amorosamente, o contó un secreto oscuro de algún amigo, tenga en cuenta lo cuanto ira sentir de remordimiento al día siguiente, pues, por lo menos en la teoría, usted debe asumir la responsabilidad por sus actos.

Tal afirmación se basa en la indicación de los investigadores de la “Universidad de Missouri”, quienes revelan que el alcohol no elimina nuestra capacidad de saber exactamente lo que uno está haciendo, ya que sólo anula los sentimientos de culpa, remordimiento y vergüenza. Lo que en otras palabras, significa que estando chupados, sólo hacemos y hablamos apenas aquello que siempre tuvimos ganas.

Para alcanzar tal erudición, estos licenciados convidaron 67 personas para realizar una prueba. Los individuos fueron divididos en tres grupos: 22 tomaran refrigerios, otros 22 ganaron bebidas supuestamente alcohólicas (sin saber que la bebida en realidad no contenía alcohol), y el restante bebió vodka con tónica. Luego después, todos se sentaron frente a un computador, donde tenían que presionar la tecla con la descripción correcta de cada imagen que aparecía… Fueron más de 300 imágenes.

Obviamente, todos los participantes cometieron algunos deslices, por lo que confesaron, después del examen, que se habían equivocado. Con excepción de los embriagados, que cada vez que percibían sus erros, disminuían la velocidad de las respuestas, a fin de evitar otros equívocos.

Como todas las actividades cerebrales de los participantes fueron acompañadas por electroencefalograma, los doctos afirmaron que era el cerebro quien les enviaba esa señal, para ellos redoblar la atención después de un error.

Sólo que, entre los embriagados, por más que ellos reconociesen los errores, esa señal era más débil… “Nuestro estudio muestra que el alcohol no reduce nuestra consciencia sobre los errores, y sí, que reduce apenas lo cuanto nos importamos en cometer tales errores”, llega a explicar Bruce Bartholow, uno de los autores de la investigación.

Moral de la historia: Jamás busque justificar sus errores por causa de la bebida. Eso ya es historia para buey dormir, ya que su estado fisiológico oscilante lo mostrará más sincero de lo que es.

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: