Tranquilo que el Techo no Cae


-¡Buenos días, mi amigo!… ¿Cómo anda hoy?

-¿Yo?, bien. Con las piernas, como siempre. Ahora, cuanto a usted, doctor, demuestra un aspecto de satisfacción y alegría en el semblante… ¿Por acaso hoy es su cumpleaños?

-No sea belinún, mi amigo. Estoy contento porque se me antoja, nada más.

-Bien me parecía, aunque no vislumbre a que se debe toda esa agresividad verbal y ese júbilo aparente de su parte… ¿Ganó a la lotería, por acaso?

-Si insiste tanto en saber, estoy feliz porque el mundo ya puede respirar aliviado…

-¿No me diga que encontraron una solución para el “efecto estufa”?

-Usted siempre soñando, ¿no?… Lo digo por la manera que hace las preguntas.

-Como quiere que sonsaque las cosas, doctor, si usted sólo habla por metáforas.

-No son metáforas ni parábolas, mi amigo. Para que se tranquilice, sepa que el asteroide gigante ya no se chocará con a Tierra y destruirá gran parte de las Américas.

-¡A la pucha!, no sabía que estábamos en peligro… ¿Cuándo acontecerá?

-No digo que nunca, pero por ahora eso ya está descartado. La Nasa se ha explicado después que una serie de boatos al respecto fueron divulgados por internet.

-Usted bien sabe que yo no tengo acceso a internet, doctor, por tanto, no sé lo que se pasa… ¿Podría contármelo?

-Mire que anda atrasado con la tecnología, mi amigo. Si entrase en internet, sabría que Blogs y sitios de noticia andaban informando que un gran asteroide atingiría la Tierra entre mediados y el fin de mes de setiembre cerca de Puerto Rico, lo que provocaría una gran destrucción en toda la región.

-Yo no tengo internet, doctor, porque lo tengo a usted, que siempre viene con esos chismes puntuales. En todo caso, nos quedan pocos días de vida…

-Cómo usted es lento de entendimiento, mi amigo. Ya le dije que esos comadreos han sido descartados, ya que esa teoría no tiene ningún embasamiento, según lo ha informado el “Laboratorio de Propulsión a Jato de la Nasa” en un comunicado emitido esta semana, con la intención acabar de vez con estas previsiones catastróficas.

-Nunca se sabe… Eso es igual que la previsión del tiempo.

-Sepa que no, pues conforme lo ha declarado el gerente del proyecto de “Objetos Próximos de la Tierra” del referido laboratorio, Paul Chodas, “no hay ninguna base científica, ninguna evidencia de que un asteroide u otro objeto celeste irá atingir la Tierra por estas fechas”.

-Por esas no, pero en otras próximas quizás sí. ¡Quien duda es un ingenuo!

-¡No sea infantil, hombre! Cómo usted puede ser tan cándido y desconfiado, si el personal del laboratorio ha explicado que todos los asteroides peligrosos conocidos tienen menos de 0,01% de chance de impactar la Tierra en los próximos 100 años.

-¡Ah! Quiere decir que chances hay… ¿Vio? ¿Vio?

-¡Mama mía! Dele con sus recelos. Eso no ocurrirá, pues de acorde con la declaración de Chodas, “si existiese algún objeto grande lo suficiente para hacer ese tipo de destrucción en setiembre, ellos ya lo tendrían detectado y visto alguna cosa”.

-Yo soy como Santo Tomé… ¡Hay que ver para creer!

-No repita imbecilidades, hombre. Sin duda Chodas tiene razón, cuando informó que los “teóricos del juicio final”, como usted, ya han realizados previsiones semejantes en el pasado, incluyendo la alegación del calendario maya en 2012, que no eran apoyadas por la ciencia y se mostraron falsas. Por tanto, una vez más, no existe ninguna evidencia de que un asteroide o cualquier otro objeto sideral esté en una trayectoria que impactará la Terra.

-Sabe, doctor… Usted ya me tiene arto con sus pretextos. Me voy antes que se nos caiga el techo… Chau, fui.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Argollas así de Grandes Como Caiques


Ya lo he registrado hace unos meses atrás, pero en vista de la recaída y la porfía existente en algunos bípedes para repetir ciertos hechos, recalco que “la reincidencia” es la reiteración de una misma culpa o defecto y, visto como concepto de derecho penal, es un agravante de la responsabilidad criminal que pueden llevar al porfiado a la prisión.

Los estudiosos afirman que para que ocurran las recaídas existe una serie de factores personales, familiares y sociales que están relacionadas con la reincidencia en el delito, las cuales se pueden agrupar fácilmente en tres grandes bloques y cuantas más se presenten mayor será el riesgo.

En los reincidentes influyen los valores y estilo de vida delictivos en la familia, problemas de alcoholismo, ludopatía, discordia conyugal entre los padres, pautas educativas inexistentes, contradictorias, ambiguas y caprichosas; criterios normativos autoritarios, rígidos, cambiantes; escasos recursos culturales (analfabetos, estudios sin finalizar, falta de cualificación profesional), locus de control externo en la atribución de la causalidad, egocentrismo, baja autoestima, agresividad, hostilidad hacia las víctimas y presencia de elementos psicopáticos (ausencia de sintonía emocional con los otros, impulsividad), entre otros varios que más parece un rosario.

Hago hincapié en esto, porque acabé de enterar que la policía de Tokio encarceló nuevamente, hace un par de días, a una artista japonesa por exhibir esculturas modeladas en su vagina y distribuir informaciones digitales -y no vaginales- que sirven para cualquiera que no sea “varón” construir un caique amarillo que ella misma proyectó inspirado en la esquife de sus órganos genitales.

Sólo que esta vez, conforme lo informó la policía, el efusivo propietario de la tienda de artículos eróticos donde Megumi Igarashi, de 42 años, que usa el pseudónimo Rokudenashiko, mostró al público sus trabajos también fue preso bajo acusaciones de obscenidad.

Un portavoz del Departamento de Policía Metropolitana nipona que no quiso identificarse, dijo que: “Ellos exhibieron diversos artículos obscenos en una vitrina para que las personas que viniesen a la tienda pudiesen verlas”… “Este es un hecho nuevo”, acrecentó el campanólogo vocero.

Antes, por si no lo recuerdan, Igarashi había pasado un corto periodo presa a inicios del corriente año por causa de un delito semejante. No en tanto, ahora su prisión y su detención terminaron por desencadenar un debate sobre los derechos de las mujeres y los límites de la expresión artística en Japón… Mismo que las obras de arte que ellas expongan sean escatológicas.

Por su vez, la policía de Tokio reiteró las razones dadas para la prisión anterior: la distribución de datos en “3D” de su vagina escaneada, que era la base digital de su proyecto de caique… Lo que lleva a cualquiera imaginar cuál era el tamaño de la susodicha cavidad.

Por supuesto, como toda mudez siempre acaba siendo castigada, ahora ella puede pegar hasta dos años de prisión y tener que pagar una multa de más de 25 mil dólares… Tiempo suficiente para que en la cárcel la artista piense como elaborar el proyecto de un lindo transatlántico.

Ante tales reincidencias muchos se limitarán a gruñir improperios, pero ratifico de que nada les vale, pues esa acción puede tornar el inofensivo verbo en un instrumento letal, sobre todo a los oídos de los amantes de las artes, quienes no tendrán más remedio que, frente a esa actitud filosófica, aguardar que los ruidos cesen y la Realidad se torne menos connivente con la sensatez que se alastra… ¡Ahora de barco!

(*) Si le parece bien, visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/… Libros y e-book disponibles en Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; y en: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: