Es Bueno que se Pongan de Acuerdo


Si queremos saber dónde comenzó a tenerse en consideración el alcohol como bebida espirituosa, entonces no es necesario ir hasta el boliche de la esquina y sí remontarnos a las primeras civilizaciones. Ya los griegos rendían culto a Dioniso y ofrecían bebidas alcohólicas a los dioses -porque en ese entonces la botella salía muy barata-, aunque fueron los romanos quienes contribuyeron a la difusión de la vid y su tratamiento.

Frecuentes son las referencias bíblicas al vino, y los árabes han sido considerados descubridores del proceso de destilación del etanol, principal componente de las bebidas alcohólicas. Pronto su consumo comenzó a asociarse con salud y el bienestar durante la Edad Media, y de ahí que éstas fuesen denominadas “aqua vitae”.

Por eso que muchos beberrones, como mi vecino, por ejemplo, se apegan exacerbados a la idea de que un cáliz “ocasional” de vino o lo que sea les ayudará a vivir más tiempo, un tipo de creencia que la propia Ciencia ha venido apoyando por muchos años… Y con razón.

Sin embargo, da la impresión que un nuevo estudio sugiere que esa evidencia científica ha sido seriamente abalada.

Un nuevo estudio acabó evaluando otros 87 estudios anteriores que demostraban los beneficios de beber con moderación -lo que no debe pasar de una botella por día- y descubrió que muchos de ellos eran artificiales, conteniendo una formulación que sugería beneficios donde, probablemente, no había ninguno… A no ser la felicidad momentánea y pasajera de quien bebe.

Pues bien, el problema radica en que muchos de esos estudios comparaban los bebedores moderados con los “abstemios”, un grupo que incluía personas enfermas demás para beber, o que habían dejado de beber porque bebían demás.

Conforme explicó Tim Stockwell, del “Centro de Pesquisas sobre Vicios” de la “Universidad de Vitoria”, en British Columbia, Canadá: “La cuestión fundamental es como los estudios definieron los abstemios”… “¿La cuestión principal es: Con quién los bebedores moderados están siendo comparados?”, llegó a cuestionar el sobrio Stockwell.

El caso es que, cuando su equipo corrigió los criterios “subjetivos” aplicados a los abstemios, bien como ciertos problemas con la formulación del estudio, los bebedores moderados dejaron de presentar ventajas en relación a la longevidad… Pero no a la alegría, que también no dura mucho.

Al mismo tiempo, apenas 13 de los 87 estudios anteriores evitaron comparaciones subjetivas con el grupo abstemio, y ellos no revelaron ningún beneficio para la salud… Sólo para el bolsillo de los dueños de las vinícolas y destilerías.

Stockwell dice además, que el estudio demuestra que los bebedores “ocasionales” viven más, refiriéndose a las personas que beben menos de una dosis de bebida por semana… Lo que poco importa, ya que este tipo de consumidor se está perdiendo una de las mejores partes de la vida. La otra ya se sabe y no es necesario comentarla.

“Hay una idea general circulando por ahí, de que el alcohol es bueno para las personas, porque eso es justamente lo que oímos todo el tiempo”… “Por tanto, hay muchas razones para ser séptico a ese respecto”, afirmó Stockwell.

Sin embargo, el alcohol se ha convertido en una bebida que goza de alto estatus social, pero que pronto puede convertirse en una droga dura, causando una tremenda adicción entre sus “víctimas”. Es entonces cuando la vida de una persona se trastoca por completo y se vuelve del revés. Si tal hecho ocurrir, no hay duda que es necesario encontrarle la salida al oscuro túnel, aunque el camino a través de él se haga lento y pesado… Al final, como al final de todo túnel, se encuentra la luz… ¡Salvo que alguien se la apague antes!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Una virgo lunática
    Abr 12, 2016 @ 19:08:15

    Todo en su medida justa no debe hacer daño, ahora hay que saber la medida de cada uno.
    Adeu, fins demà.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: