Hay Quien Tiene Cuerda Para Mucho Amor


Por veces no me animo a realizar ciertas preguntas en voz alta por causa de un irrefutable respeto a una razón por todos conocida, por tanto no es lícito, o quizás sea impropio, o poco delicado, manifestar una pizca de ignorancia cuando se indagan ciertos asuntos, ya que varios podrían ofenderse. Nunca se sabe cómo va a reaccionar la sensibilidad de los demás, por lo que no es posible tener certeza de ello, ya que nuestra propia sensibilidad se comporta de maneras tantas veces imprevisible para nosotros, que creíamos ya conocerla de antemano.

Sin embargo, tenemos conocimiento de que hay un mundo secreto ahí fuera, un universo oculto, paralelo, bello y elegante, intrincadamente conectado con el nuestro.

Fue Galileo quien se encargó de expresar la famosa frase de que las leyes de la naturaleza están escritas en el lenguaje de las matemáticas, que parecen “acechar” detrás de lo que observamos en el mundo físico, por lo que debemos tener cuidado. A veces la gente se deja llevar y cree que todo el universo, inclusive el amoroso, se puede describir con fórmulas matemáticas de una forma puramente mecánica. Pero eso es una visión anticuada, un retroceso al “determinismo científico” que planteaba Laplace en el siglo XIX. La ciencia del siglo XX ha dejado asentado que la imagen del mundo como un montón de bolas de billar golpeando entre sí es incorrecta.

Observado por otro ángulo, pienso que está la simetría, sin duda un concepto hermoso e intuitivo que, por desgracia, no se estudia bien en la escuela, aunque se aplica en muchas áreas de la ciencia y de la vida, desde la ingeniería hasta la física cuántica, y evidentemente en el amor entre un hombre y una mujer.

Entonces, como mondo ejemplo terrenal a todo el palabrerío anterior, tomemos a una mujer casada que admitió, en una entrevista que fue concedida a “Elle.com” tener cuatro novios fuera de su casamiento, y afirma a su vez que esa ocurrencia en verdad es lo que le ha ayudado a fortalecer su relacionamiento matrimonial… Y en hacer crecer las guampas del marido, por supuesto.

Escribiendo bajo el pseudónimo de Lisa, que tiene 34 años -por lo visto muy traqueteados y por lo que parece muy bien vividos en la horizontal-, ella relata que estuvo en un relacionamiento cerrado con su marido durante la mitad de su vida, pero tener otros relacionamientos extras mejoró extremamente su entendimiento marital con del vacuno de dos patas del marido.

Con todo, administrar tantos relacionamientos no debe ser tarea fácil para quien sea, al punto que la propia Lisa es quien afirma que a veces ella tiene hasta tres encuentros por semana con otras personas… Por lo que es de imaginar que debe sufrir muchísimo de las caderas y de las otras anatomías femeninas.

“Actualmente yo tengo otros cuatro compañeros -de diversiones en la horizontal-, dos de los cuales vemos juntos mi marido y yo… Los dos tenemos, en media, dos encuentros con otras personas por mes”… “Mi tipo de personalidad es propicio para desarrollar relaciones múltiples. Yo crecí en el seno de una familia muy grande. Soy un tipo de persona que requiere mucha atención”, afirma Lisa… Y es posible, ¿por qué no?

“Crean o no, yo tengo un montón de amor para dar. Por eso que el “poliamor” me ayuda a hacer lo que hago sin necesidad de tener que colocar todas mis necesidades directamente en mi marido”, completa ella, que aun afirma que desde que se deparó con la pregunta “¿cómo usted se siente sobre la monogamia?”, descubrió que un relacionamiento así es una expectativa irrealista.

Tiempo después de casados, Lisa y su marido formaron un trio con un colega de trabajo. “Nosotros esperamos por un año hasta que surgiese la oportunidad de tener un trio con un compañero de trabajo”, cuenta ella, añadiendo: “Mi marido y yo confiamos uno al otro también para el apoyo emocional con las cosas que están aconteciendo en nuestras vidas, en ambas vidas. Pero con los otros novios que tengo es más casual y sexual”, concluye Lisa… Haciéndome pensar lo que no quiero pensar y mucho menos decir mismo que lo piense… ¡Lo cierto, es que todo rumiante solo se relame el lomo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: