Los Horrores del Siglo XXI en África


Fabulando este y otros episodios de la nueva historia, de repente me entero que una novísima denuncia de la ONU apunta que actualmente en Sudán del Sur se permite que combatientes “estupren mujeres” como forma de pago por sus servicios, conforme consta en un informe que describe la situación de los derechos humanos de aquel país en guerra como “una de las más horribles” del mundo… Mismo que nos encontremos a estreno del siglo XXI.

De acuerdo con la confesión del “Alto Comisario de la ONU para los Derechos Humanos”, Zeid Ra’ad Al Hussein, en un informe que cubre el periodo de octubre de 2015 a enero de 2016, el país más joven del mundo enfrenta “una de las situaciones de derechos humanos más espantosa del orbe, con el uso masivo de los estupros como instrumento de terror y arma de guerra”.

El Alto Comisario agrega aún: “La escala y el tipo de violencias sexuales que generalmente son cometidas por las fuerzas gubernamentales del Ejército Popular de Liberación de Sudán y por sus milicias aliadas, son descritos con detalles terribles, así como la actitud casi casual, pero calculada, de aquellos que masacraran civiles y destruyen bienes y medios de subsistencia”.

Para la ONU, “los actores estatales tienen mayor responsabilidad por la violencia cometida en 2015, delante del enflaquecimiento de las fuerzas de oposición”.

El informe asevera que el gobierno realiza una “política de tierra arrasada” y explica que, “según fuentes confiables, las autoridades permiten que grupos aliados estupren mujeres como forma de pago por sus servicios”, siguiendo el principio de “hagan lo que puedan y tomen lo que quieran”.

Sudán del Sur, que se tornó independiente de Sudán en julio de 2011 después de décadas de conflicto con Cartum, se encuentra metido en una guerra civil desde diciembre de 2013, cuando el presidente Salva Kiir acusó su ex vicepresidente, Riek Machar, de querer derrumbarlo del poder.

Actualmente, más de 2,3 millones de personas necesitaron abandonar sus hogares y decenas de millares murieron debido al conflicto y a las atrocidades cometidas por ambos grupos. Los combates entre el ejército regular y diferentes grupos rebeldes prosiguen, no obstante en agosto de 2015 haya sido firmado un acuerdo de paz. Pero como los grupos rebeldes frecuentemente tienen intereses locales, estos no se sienten sujetos a acuerdos escritos.

El informe de la ONU contiene relatos sobre civiles, incluyendo niños y deficientes físicos, que fueron asesinados, quemados vivos, asfixiados en contenedores, ejecutados, colgados en árboles o cortados en pedazos.

“Delante de la amplitud, de la profundidad y la gravedad de las acusaciones, de la repetición y de la similitud observada en el modo de operar, el informe concluye que existen motivos razonables para creer que estas violaciones pueden ser consideradas crímenes y guerra y/o crímenes contra la humanidad”, dijo el Alto Comisario de la ONU.

Según las Naciones Unidas, “la gran mayoría de las víctimas civiles no parecen ser resultado de los combates, sino más bien de ataques deliberados contra civiles”… “Cada vez que el control de una zona o región pasa de una autoridad a otra, las nuevas autoridades dislocan una mayor cantidad posible de civiles, con base en su descendencia étnica”, indica el texto.

El Alto Comisario pide la implantación inmediata, como prevé el acuerdo de paz firmado en agosto de 2015, de una “Corte Híbrida” encargada de investigar y juzgar los responsables por crímenes desde el inicio de la guerra civil. Caso contrario, recomienda que el caso sea presentado ante o Tribunal Penal Internacional (TPI).

En otro informe publicado semana pasada, la “Amnistía Internacional” denunció la muerte en octubre de 2015 en Sudán del Sur de 60 adultos y niños, por las manos de soldados pro gobierno, que los dejaron morir asfixiados en un contenedor.

No hay caso, muchas veces, la felicidad de unos es la desdicha de otros. Quizás una de las pequeñas-grandes contradicciones humanas es pretender deslindar el ser individual del ser social, porque en verdad somos las dos cosas en una, y porque aquellos que viven encerrados en su torre de cristal ignorando al mundo que pertenecen, al no observar el pedazo que les toca vivir como “seres políticos”, terminan devorados por su indiferencia y su autismo, y se convierten en infelices eslabones perdidos… ¿Hasta cuándo?

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: