Se Viene el Nitrógeno y Oxígeno en Frasquitos


Mi amigo, siempre que note que alguien está llorando por el motivo que sea, lo recomendable es que usted esté pronto para vender pañuelos. Eso, porque el pensamiento extremamente volcado hacia el dinero es la fórmula que algunos especialistas en la materia presentan para quien quiere darse bien con su espíritu empresarial.

No es necesario ser una lumbrera para saber que ese espíritu de emprendedurismo es el acto de ser emprendedor, o “entrepreneur”, por si le gusta en francés, que en términos generales refiere a “aquella persona que identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha”… Incluso en el amor, obvio.

Innegable que cuanto a lo material, ese trance puede dar como resultado la creación de nuevas organizaciones, empresas, o hasta puede ser parte de la revitalización de organizaciones maduras en respuesta a potenciales oportunidades… Mismo que estas duren al igual que un lirio.

Como sea y fuere, la forma más conocida del emprendedurismo, es aquella por la que se crean nuevos negocios; no obstante, últimamente, ese término se ha extendido para incluir actividades del ámbito social y político.

Claro que las actividades emprendedoras son bastante diferentes, dependiendo siempre del tipo de organización que se pretenda crear. Por tanto, el espíritu empresarial abarca desde proyectos individuales a iniciativas mayores que crean múltiples oportunidades de empleo.[

Hasta aquí, lo dicho no parece nada del otro mundo, pero resulta que al tener en cuenta tales designios del Santísimo, el joven británico Leo de Watts, de 27 años, llevó esa historia muy a serio. Fue tan a serio, que cierto día resolvió ponerse a “vender aire puro en China” por cuenta de la polución extrema que cubre casi que permanentemente los cielos del referido país asiático.

Sin embargo, cuando él le contó a sus amigos cuál sería su nuevo emprendimiento, de pronto fue albo, obviamente, de chistes y bromas de todo tipo. Pocos meses después, sin embargo, Leo pudo rebatir las bromas con la pequeña fortuna que había conseguido -literalmente- con su nuevo negocio de China.

El caso se resume a que Watts recogió varios frascos de aire fresco en suelo de Inglaterra y luego se marchó al país de gente con ojos sesgados. Una vez allí, vendió cada uno de ellos por un valor aproximado a los U$ 105… Una verdadera pichincha. Entusiasmado con su rotundo éxito, pronto volvió a su país para pegar más materia prima. O sea, para colocar más aire en los frasquitos.

Acontece que el negocio dio tanto resultado, que hoy día Leo pasa más tiempo en China que en Inglaterra. Al no enfrentar otros concurrentes, él ha facturado más de U$ 250000 hasta el presente momento vendiendo aire embotellado. A más, Leo garante que sus compradores son básicamente familias locales con bastante dinero… Y muy poco cerebro entre oreja y oreja.

Con su negocio marchando de maravilla, él ya creó hasta un catálogo para la “Aethaer”, el nombre que dio a su empresa. Actualmente, chinos que estén interesados en aire puro pueden comprar los oriundos de cuatro ciudades británicas: Somerset, Yorkshire, Wiltshire e Dorset.

Instruyo que luego de rebanarse los sesos pensando en su emprendimiento y sin desmerecer su reputación de operario madrugador ganada a lo largo de una vida de mucho trabajo y pocas vacaciones, hoy Leo se ha de levantar -haya sol o no-, se lavará y se afeitará con más lentitud de la necesaria para una cara rasurada y un cuerpo habituado a la limpieza y, mientras desayuna pausadamente, comenzará a cavilar sin añadidura visible al escaso ánimo con que salió de la cama, como hará para continuar a engañar cada vez más a los crédulos chinos incautos… ¡Formidable!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: