Marimorenas Entre Vino y Asado


Es incuestionable, mi amigo, pues en virtud de los sucesos recientes, he pasado a considerar que todo “Código Civil” debería introducir urgentemente una clausula donde autorice que si nuestro vecino hace asado y el olor llega a nuestra casa, deberíamos estar automáticamente invitados a comer.

Por otro lado, opino que puede que a veces sea mejor no participar de esos parrilleros eventos gastronómicos teniendo en cuenta la famosa pregunta: ¿quién nunca pasó por una situación embarazosa con un amigo que exageró en la bebida y acabó organizando una pelea o destruyendo lo que tenía por delante?… Sin necesidad de mencionar vómitos y otras calamidades que suelen acompañar estos hechos.

Supongo que todos ya enfrentamos momentos así, donde la justificativa para tales acciones inconsecuentes siempre fue colocada encima de la ingestión de alcohol. Sin embargo, por lo que se ve y oye, parece que andamos equivocados, pues un reciente estudio científico que fue publicado en la revista “Translatio Psychiatry”, confirmó que eso suele ocurrir y mostró exactamente cuál parte do nuestro cuerpo es afectada cuando bebemos demasiado… ¡Cosa que yo evito por completo!

Con todo, independiente de si yo me evado o no de la botella, la respuesta del estudio resultó ser más inesperada de lo que uno puede imaginar, ya que el mal comportamiento tiene sus causas más por situaciones fisiológicas que de propósito.

Evidente que para sacar adelante el estudio fueron recogidos datos de pacientes que conviven con el alcoholismo. Luego de una serie de cuestionamientos que envolvieron desde test de personalidad a comportamiento y estilo de vida, los estudiosos del tema llegaron a la conclusión que los efectos agresivos acontecen debido a una mutación que está relacionada al gene receptor de “serotonina”, la hormona que controla buena parte do nuestro humor -no solamente el cómico-. Para ellos, tal falla en la transmisión -ya sea por ondas cortas o largas- hace con que el bebedor se torne descontrolado.

Pero no es de asustarse, pues parece que eso tendría solución, ya que de acuerdo con los datos recogidos, pacientes que se identificaron con reacciones como éstas pueden hacer uso de medicamentos y psicoterapia, caso su mal humor líquido sea frecuente. Además, es redundante decir que la reducción en la ingesta de bebidas alcohólicas sería una forma más fácil de atenuar también la agresividad.

Ésta novedosa investigación fue realizada entre personas de Finlandia, ya que en ese helado país del norte se estima que cerca de 2,2% de la población posee tal mutación en el gene… Mismo que ellos hagan pocos asados y no le pongan cúbitos de hielo a la bebida.

Mismo así, a más del develamiento ser relevante en el campo social del mencionado país, éste representa también el descubrimiento de un mecanismo biológico decisivo en lo que dice respecto a la comprensión de la función del receptor “2B” de serotonina -que no es idéntico al receptor de ondas radiales- en todos los seres humanos.

Según estos estudiosos, una acción disfuncional puede también ser evaluada sin la ingesta de alcohol, dependiendo de cada caso, puesto que es importante tener en cuenta que la serotonina afecta el cuerpo como un todo, y no solamente el cerebro -ya que a ojos vista muchos no lo tienen-, sino que además ésta es controladora del sueño, del apetito sexual, de la saciedad, entre otras cosas… Aunque para muchos la parte que corresponde al apetito amatorio-sensual pase a ser más importante que comer un buen asado o tomarse unos vinos con los amigos.

Por tanto, sabiendo de esas deprimencias todas y buscando colocarme a salvo de la estupidez colectiva que alcanza a todo el mundo, divulgo aquí y ahora la auspiciosa chance de dada a las personas sagaces de perpetuarse en el infinito. Sí, pues para deleite de los expeditos bebedores y la eternización de los expertos comilones, anuncio que están abiertas las inscripciones para compra de títulos de la “Sociedad Amigos del Asador” que, conforme rezan los estatutos minuciosamente escritos por mí, existirá para mi propia manutención… ¡Espectacular!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: