No Fue Castigo Sino Saña Contra Jesús


Todas las historias sobre Jesús Cristo que fueron registradas en la Biblia han causado siempre un dejo de intriga en los fervorosos humanos de diversas religiones. Con todo, hasta el más séptico de los científicos ve su curiosidad aguzarse -y le pica con ganas el orificio cúbito dorsal- cuando se encuentra delante de alguna de las diversas narrativas que están registradas entre las cerúleas páginas del mencionado mamotreto. Por tanto no es de extrañar que la ciencia se haya dedicado a estudiar, y mucho, las historias bíblicas.

Entre algunos de estos estudios realizados -y los que siempre han levando bastante polémica en el alto clero-, está el de unos científicos que acabaron de revelar detalles sobre los castigos dispensados a Cristo antes de su muerte. Esos especialistas en desvendar las cosas turbias del pasado de quien sea, pertenecen a la “Universidad de Brescia”, en Italia, y recientemente describieron el develamiento de sus estudios.

Para alcanzar sus conclusiones, un equipo multidisciplinar de investigadores realizó un estudio cefalométrico (por favor, no confundir con el métrico falo), sobre el Sudario de Turín. La historia cuenta que ese famoso tejido habría sido utilizado para cubrir el cuerpo de Jesús luego después de su muerte, y en consecuencia éste pasó a ser la pieza llave para revelar ese tipo de detalle. Según ellos, los estudios partieron de una fotografía de 1931.

Luego de quemar mucha pestaña, el mayor detalle encontrado por esos científicos fue la revelación de la presencia de una luxación de la articulación temporomandibular. Dicha lesión habría sido provocada por golpes que fueron dados directamente en el rostro de Jesús por los individuos que lo transportaron hasta el lugar donde fue crucificado y posteriormente muriera… Por lo que es de imaginar que en aquellas fechas ya debía existir gentes de ánimos como los de Cassius Clay o Mike Tyson entre la multitud presente.

Independiente de tal desvarío y a causa de ese último detalle, los científicos llegaron a la conclusión preliminar de que las personas que participaron de los castigos de Jesús -aparte de de haber sido excomulgados- se ensañaron principalmente con su rostro a la hora de golpearlo. Así que, de acuerdo con el estudio, la luxación encontrada es una fractura en el hueso de la mandíbula que tiene como principal causa la agresión física… Resultante de algo así como el tipo de trompada que el pugilista Ken Norton le diera a Muhammad Ali haciéndole saltar los dientes allá por la década de 1970.

Exceptuando esto vulgares comentarios que no deberían pasar de las cuerdas del cuadrilátero pugilista, el Sudario de Turín es, en la actualidad, la principal pieza de estudio acerca de Jesús Cristo… Por ser la única ropa que existe, evidente.

Con todo, evitando de ellos entrar en cuestionamientos sobre la cualidad textil de las ropas de aquella época y ya sabiendo de antemano que el referido era paño de una sola pieza, resulta que los científicos no poseen una confirmación exacta de que el tejido en cuestión realmente haya sido utilizado para cubrir el cuerpo de Cristo luego de él haber sido castigado, crucificado y muerto.

Finalizado el acto, deduzco que quizás algún polvo rojo del desierto haya quedado impregnado en el trapo, y eso me lleva a registrar que nunca estará demás recordar que la cohesión de las materias no es eterna, ya que el continuo roce de los invisibles dedos del tiempo desgasta hasta los más duros mármoles y granitos, y por ende da que pensar lo que estos no harán a simples paños de composición precaria y tejido probablemente irregular… ¡Impecable!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Una virgo lunática
    Ene 10, 2016 @ 16:25:30

    Me gustaría creer lo que mis ojos no ven, pero por más que intento no lo consigo.

    Saludos.

    Me gusta

    Responder

  2. carlosdelfante
    Ene 10, 2016 @ 19:23:07

    Sin duda, Rosa. Es algo místico e impalpable pero que nos atrae.
    Buen domingo para ti.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: