A la mm… Mar en Bote


¿Quién no sabe que a mar revuelto ganancia de pescadores?… Puede ser, pero no es lo que está ocurriendo del otro lado del mundo. No exactamente por falta de agua o de ingenuos pescaditos dispuestos a caer en la red… Ya que ni todo lo que cae en la red suele ser un pez.

Dejando un poco de lado esas banales filosofías aguadas, parecería que últimamente los japoneses andan intrigados con una serie de barcos que están apareciendo en su litoral durante los últimos tiempos, todos ellos cargados de esqueletos humanos sin cabeza y cuerpos en avanzado estado de descomposición, lo que no ha hecho más que dar lugar a varias hipótesis, todas relacionadas a Corea del Norte, evidente.

Desde el mes de octubre ya han aparecido por lo menos 14 embarcaciones, algunas muy dignificadas o inclinadas, que tenían más de veinte cadáveres a bordo… Por lo que de cara descartaron que pudiesen ser de los fantasmas intérpretes del algún filme Piratas del Caribe.

Por tanto, mismo de ojos achicados, una serie de indicios los ha llevado a creer que serían barcos fletados por disidentes norcoreanos que quieren huir de su empobrecido país, no obstante ellos también puedan pertenecer a pescadores enviados por el querido pero no amado gobierno de Pyongyang para pescar en aguas remotas y así llevar más comida para casa.

Shuichi Hashizume, un oficial de la guardia costera japonesa, dijo a la agencia “AFP” al referirse a un barco recientemente encontrado en el mar do Japón: “Uno de los tres cadáveres que fueron encontrados por nuestros buceadores el 23 de noviembre tenía cabeza, pero los otros dos no. Y cuando remolcamos el barco hasta la orilla, encontramos otros seis cráneos dentro”.

Los estudiosos de esas cosas horripilantes, explican que la separación de la cabeza sugiere que los tripulantes encontrados a bordo estaban muertos desde hacía tiempo, y que ellos perdieron partes de sus cuerpos a causa de la descomposición.

El propio Hashizume sustenta que el caso no aporta nada nuevo, y recuerda que durante los últimos cinco años han ocurrido más de 250 incidentes de ese tipo con por lo menos un barco incluido en el episodio. No obstante la ocurrencia de tantos casos en un corto periodo de tiempo ya sea algo poco común.

Como algunas de las embarcaciones encontradas llevaban marcas escritas en coreano, eso sugiere una posible conexión con o ejército o los órganos de seguridad del régimen comunista.

Como si ello fuese poco, la semana pasada la guardia costera japonesa anunció el descubrimiento de una serie de restos humanos dentro de un barco de madera frente a la isla de Sado, que apuntan fuertemente para la pista norcoreana.

Según informó el portavoz Hiromasa, dentro de él fue encontrada una mochila y en ella una insignia con lo que parece ser una imagen de Kim Jong-il, el padre del actual líder norcoreano Kim Jong-un… Otro tan desequilibrado como su hijo

Toshimitsu Shigemura, un especialista en asuntos sobre Corea del Norte en la universidad “Waseda” de Tokio, dijo que los barcos pueden ser de pescadores que se aventuraran lejos de sus rutas normales por orden del líder Kim Jong-un… “La falta de comida siempre ha sido un problema serio en Corea del Norte, y el año pasado Kim Jong-un ordenó que fuesen capturados más peces para resolver el problema”.

A su vez, Yang Moo-Jin, profesor de la “Universidad de Estudios Norcoreanos” en Seul, comparte la misma teoría…“Casi todos los pescadores norcoreanos pertenecen a organizaciones militares o estatales, y frecuentemente son forzados a ir en busca de mayores capturas en aguas remotas”… “El problema consiste en que sus barcos son muy viejos y están mal equipados, entonces si tienen problemas en altamar, mecánicos o de cualquier otro tipo, quedan muy vulnerables y no pueden llamar a nadie para rescatarlos”… “En esas circunstancias, muy rápido se pueden quedar sin combustible y comida”, afirma Yang.

Sin llevar en cuenta lo siniestro que puede resultar encontrarse frente a frente con esas embarcaciones, dicen los entendidos que viajar es importantísimo para la formación del espíritu, sin embargo no es preciso ser una luminaria del intelecto para comprender que los espíritus, por muy viajeros que sean, necesitan volver de vez en cuando a casa porque sólo en ella consiguen alcanzar y mantener una idea satisfactoria acerca de sí mismos… ¡Horrendo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Las Monjitas de Satanás


Para facilitar la comprensión de todo corto de ideas, aclaro que una “monja” es una mujer que ha sido consagrada dentro de una orden religiosa que sigue habitualmente una vida monástica, y se acoge a una serie de reglas, entre las cuales suelen estar el celibato, la obediencia, la pobreza, la castidad y, en algunos casos, aislamiento total de la vida civil, conocida como clausura… No obstante las confiese un cura.

Normalmente estas suelen vivir en monasterios o conventos, si bien hay casos en que ellas viven en comunidades insertadas dentro de la sociedad en la que trabajan y rezan. Incluso, como existen monjas que participan de la sociedad, ocupándose desde esfuerzos altruistas, hasta la dirección de organizaciones sociales y caritativas o administración de universidades y establecimientos de enseñanza, para este tipo de monjas de “vida activa” sería más correcto utilizar la palabra religiosa, ya que la palabra “monja” es más propia de las hermanas contemplativas.

Pues bien, como el mundo está mudando a zancadas, para no caer en el ostracismo, maldito primo hermano de la relegación, ahora ha surgido un ejército de fervorosas monjas religiosas que acabó por ser transformado en un gran grupo de “falsas prostitutas” con el objetivo de infiltrarlas en burdeles y prostíbulos para descubrir lugares que realizan trabajo esclavo y tráfico de niños… Y de paso, aprender esas cosas que no se cuentan en detalles en el catecismo.

Excepto los que los ojos de ellas ven y otras partes registran envidiosas, en la actualidad, esa organización de pías y caritativas monjitas ya se expandió para 140 países, de acuerdo con une declaración dada por el presidente de esa entidad.

Diferente de esos suspicaces que piensan y dicen lo contrario, John Studzinski en un banquero y filántropo lleno de plata y no un cura experto. Por tanto, como decía antes, John preside la “Talitha Kum”, y apuntó que una red de 1.100 piadosas monjitas del Señor opera actualmente junto a 80 países, aunque la demanda por esfuerzos para combatir el tráfico y le esclavitud está subiendo globalmente… No necesariamente a causa de la carestía.

Con todo, el grupo, creado en 2004, estima que 1% de la población del mundo es traficada de alguna forma -inclusive por los políticos coimeros-, lo que representa un total de 73 millones de personas en números estimados. De esos, el 70% son mujeres y más de la mitad tienen 16 años o son aún más jóvenes.

“Yo no estoy queriendo ser sensacionalista, estoy intentando destacar el hecho de que este es un mundo que ya perdió la inocencia… -¡Increíble que recién lo haya descubierto ahora!-… Donde las fuerzas de las tinieblas está activa”, afirmó Studzinski en su soflama.

“Estos son los problemas causados por la pobreza y la falta de igualdad, pero no nos engañemos porque van mucho más allá de eso”, dijo él en la “Conferencia de Confianza a las Mujeres” durante una entrevista concedida a la agencia “Reuters”.

Al detallar algunos casos envolviendo tráfico y esclavitud, Studzinski dijo que el tratamiento de algunas víctimas es horrible. Citó, por ejemplo, una prostituta esclavizada que estaba presa desde hacía una semana sin comida al punto de verse forzada a comer sus heces, cuando ella dejó de tener relaciones sexuales y no alcanzó más la meta de 12 clientes por día… Porque en época de vacas flacas una docena ya es suficiente.

Aun así, Studzinski indicó que las monjas religiosas que están trabajando para combatir el tráfico van a todos los lugares para rescatar esas mujeres, muchas veces vistiéndose como prostitutas y salen a la calle para integrarse en los burdeles… Sólo que no se persignan para que no las deschaven.

“Estas hermanas no confían en nadie. Ellas no confían en gobiernos, ellas no confían en corporaciones y no confían ni en la policía local. En algunos casos, ellas no pueden confiar ni en el propio clero masculino”… Y pienso que mucho menos en el diablo.

Como sea y fuere, Studzinski acrecentó que el grupo prefirió concentrarse en su trabajo de rescate en vez de la promoción… “Ellas trabajan en burdeles. Nadie sabe que ellas están allí”, completó.

Asombrado, esas que de lejos se nota que no son carmelitas descalzas y si unas pías espías que por acaso veo entrar en el lupanar, y por ese mismo acaso me veo frente a estas monjas disfrazadas usando un sombrerito a la 14-Bis observándome obsesivamente, ya temeroso de que esa visión medieval me traiga futuras molestias persecutorias, en una actitud corajosa me siento obligado a caer de rodillas inflando el pecho y escondiendo la barriga, entonando todo el segundo acto de “Rigoletto”, que es para ver si me salvo de sus miradas atávicas, piadosas, extasiadas y devocionales contra mi humilde persona… ¡Excéntrico tema!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Lo Asustó la Araña Peluda


Necesito reconocerlo… Hoy me siento como campo sin vacas: “desganado”. Pero, en fin, la vida sigue su curso y aunque uno quiera no hay como bajarse del tren a mitad del camino… Caso contrario tendríamos que terminar el viaje a pie.

Tal filosofía hace parte da la “estupidez” del humano, obvio; aunque se necesite aclarar que una estupidez es algo dicho o hecho propio de un estúpido. O sea, el término estúpido, por su parte, hace referencia a aquel falto de inteligencia, torpe o necio. Puede decirse, por lo tanto, que una estupidez es una tontería o algo que no tiene lógica.

También encuentro oportuno resaltar que existe incluso una teoría acerca del término que he abordado. El historiador italiano Carlo Maria Cipolla fue, en concreto, el individuo que desarrolló lo que se conoce como “Teoría de la Estupidez”. En el año 1988 él presentó un conjunto de ideas acerca de esa “cualidad” que tienen algunos humanos. Su soflama deja patente que los estúpidos forman un grupo de los cuatro que existen a nivel mundial. Entre ellos estarían los que se menciona además de los inteligentes, los desgraciados y los malvados… Evidente que yo me encajo en uno de ellos.

Un ejemplo típico de la teoría que Carlo Maria desdobló, ocurrió recientemente. A bien verdad, la policía de New South Wales, en Australia, fue llamada para atender una ocurrencia después que vecinos acreditaron que un caso de violencia doméstica estuviese ocurriendo dentro de una casa del barrio. Sin embargo, cuando los agentes de la ley llegaron al lugar indicado, se depararon con una situación para más de estúpida.

Era alrededor de las dos de la madrugada del pasado sábado, cuando algunos vecinos comenzaron a escuchar gritos de terror y palabrotas. Las voces eran aparentemente de una mujer aterrorizada, lo que de hecho los motivó a llamar a la policía.

“¡Te voy a matar, muere!… ¡Muere hija de…!”, gritaba una voz masculina. Con todo, después que los policiales llegaron, la misteriosa agresión tuvo una respuesta. Todo no pasaba de una lucha desesperada entre un hombre completamente exasperado y una araña peluda… Muy diferente de aquella que él estaba acostumbrado a jugar diuturnamente desde jovencito.

Al ingresar en la casa, los policiales encontraron a ese bípede australiano gritando en un rincón de la pieza con una lata de veneno de insectos en la mano. De inicio, a los oficiales ni se les ocurrió pensar que el individuo estaría persiguiendo arañas por la casa en cuanto desmadraba, asustando así a los lechucientos de sus vecinos.

Autoritariamente -como es el típico proceder de ellos-, los policiales cuestionaron si el personaje estaba agrediendo a su esposa, pero él hizo cuestión de dejar claro que era soltero… Lo que de por sí no significaba nada.

Con todo, un portal de noticias de la mencionada localidad acabó divulgando el diálogo entre los policiales y el hombre, explicando así la embarazosa situación:

Policía: ¿Dónde está su mujer?… ¡Vamos, diga!

Hombre: Yo no tengo mujer.

Policía: ¿Dónde está su novia?

Hombre: Tampoco tengo… ¿Qué quieren aquí?

Policía: Nosotros recibimos una llamada a respecto de violencia doméstica luego de escucharse gritos de mujer… ¿Dónde ella está?

Hombre: Yo no sé de lo que ustedes están hablando… ¡Yo vivo solo!

Policía: Vamos hombre, las personas dijeron que escucharon claramente la voz de una mujer mientras usted decía que quería matarla… También oyeron barullo de muebles y otros chirimbolos siendo tirados al piso.

Aparentemente, en ese momento el acusado se mostró extremamente avergonzando y decidió cerrar el pico… El diálogo pronto fue retomado.

Policía: ¿Qué es lo que usted hizo con ella?… ¡Vamos, hable luego!

Hombre: Era una araña…

Policía: ¡¿Perdón?!

Hombre: ¡Era una araña, una araña realmente enorme!

Policía: ¿Y los gritos de mujer?… ¿De quién eran?

Hombre: Bueno, disculpen. Era yo, gritando… Realmente odio arañas.

Una vez terminada la conversación, la cosa acabó por ahí y los policiales ayudaron al hombre a revisar la casa en busca del arácnido peludo, pero no lo encontraron.

Como se puede apreciar, es muy importante destacar que aquello que se define como estupidez “es subjetivo”, y Carlo Maria no ha sido el único que ha abordado el tema de la estupidez humana. También lo han hecho figuras tales como el filósofo español Fernando Savater e incluso se han llegado a establecer afirmaciones como que hay dos cosas que son infinitas en el mundo: “el universo y la estupidez del hombre”… ¡No es de dudar!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Programas de TV que Encantan a un Muerto


No pretendo recalcar nada sobre ciertas manías, visto que no se puede dar marcha atrás al reloj. Con todo, si se trata de alguna pieza de relojería antigua, es posible que se le pueda dar cuerda nuevamente… Locos sueltos los hay de montón.

Decir eso de “sueltos” es pura fuerza de expresión, ya que también los hay en las casas. Para ejemplo basta con enterarnos de lo acaecido con Timothy Brown.

Para suerte del sujeto, la semana pasada la policía británica decidió no inculpar al desvariado hombre de 59 años que, “incapaz de aceptar la muerte de su padre”, había colocado el cuerpo del fallecido en su poltrona favorita y continuaba de lo más campante a asistir televisión junto a él… No necesariamente películas de terror.

El caso es que Timothy Brown y el esqueleto de su querido padre estaban desde hacía cuatro meses en una casa de Strafford, en la región central de Inglaterra, cuando la policía, alertada por un vecino que no aguantaba más el mal olor, entró y, “en estado de choque” con la visión digna de la película “Psicose” de Alfred Hitchcock, detuvo a Timothy por “disimulación de cadáver”… Pero no del nauseabundo olor.

“Desde la cocina era posible escuchar la televisión a todo volumen. Entonces fui a observar, y como la puerta del fondo estaba destrabada, entré y conversé por un momento con Tim desde la escalera. Él estaba en la sala asistiendo un programa de Tv. Cuando abrí completamente la puerta, vi en la poltrona un cráneo que aparecía, y quedé impactado”, dijo el chusma del vecino a los policías, y eso bastó para que la prensa lo registrase.

Según su versión, Timothy explicó a los policiales que instaló a su padre, Kenneth, de 94 años, en su poltrona favorita, cerca de la chimenea -pronto para esperar a Santa Claus-, después que un incendio fue registrado en su cuarto en el mes de junio.

“Un plato de sopa lo reconfortará”, pensó el hijo esa noche, pero al día siguiente Timothy encontró a su padre muerto en el sillón. Entonces decidió dejar al fallecido en el local, con el mismo piyama, y continuar asistiendo TV en su compañía… Si bien pensó que su padre estaba enojado porque no le hablaba ni respondía.

Andrew Weatherley, de la policía de Stafford, que ahora decidió archivar el caso, explicó: “El hijo no conseguía aceptar que su padre estaba muerto. Eran muy próximos y ambos vivían recluidos. Timothy sabía que debería informar la muerte del padre, pero no conseguía hacerlo”.

A causa del avanzado estado de descomposición del cuerpo, la investigación no consiguió elucidar todos los misterios sobre la muerte del nonagenario. Con todo, la necropsia constató algunas costillas fracturadas, sin duda provocadas por la caída de la cama en el momento del incendio.

Independiente de lo que se apure, las autoridades consideraron que el hijo “no tenía ningún motivo manifiesto” para matar a su padre y decidió encerrar el asunto que, según Weatherley: “Porque, definitivamente, se trata antes de más nada de la historia de un hijo que perdió a su padre”… Y debe estar falto de un tornillo.

Es de los manuales elementales de psicología aplicada, capítulo comportamientos, consta que las personas sin carácter suelen tener actitudes extraviadas. Es de suponer entonces que una vez acomodado en el sofá, el padre haya dicho: “ya está, quedó todo resuelto”, a lo que su hijo habrá respondido que sí, que todo quedara resuelto, y luego los dos habrán pensado, o habrán sentido, si hay desigualdad y contradicción entre sentir y pensar, que esta parte que ha acabado es la misma que está impaciente en comenzar, puesto que los primeros, segundos y terceros actos, da lo mismo que sean los de las funciones o los de la vida, son siempre una sola pieza… ¡Macabro tema!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Comprobado, los Cibercafés no Matan


Recientemente mi amigo me comentó que de nada notara que su mujer andaba muy quieta por la casa, por lo que se le ocurrió preguntar: -¿Te pasa algo, mi vida?

Como era de esperar, su sorprendida consorte le declaró con esa ingenuidad supuesta que toda esposa tiene: -No mi amor… ¿Por qué? Formulada la nueva pregunta, él no se aguantó y le reveló: -Porque no me has jodido en todo el día… Evidente que su argumento fue suficiente para que comenzara la pelotera.

Elemental decir que los mitos almibarados que a menudo describen el matrimonio como la fuente de “eterna felicidad”, dan por sentado que las trifulcas y los desacuerdos no forman parte del matrimonio sano. Sin embargo, a través de los años hemos aprendido paulatinamente un hecho difícil de aceptar: “el almíbar pronto se derrite bajo la presión del calor de la realidad”, y los conflictos resultantes sólo determinan la velocidad con la que la relación se mueve hacia la grandeza o hacia la destrucción… Dependiendo siempre del lado cóncavo o convexo de la cuestión.

Tal vez eso venga de cuna, ya que es normal que los padres no estén de acuerdo en todo y discutan de tanto en tanto con sus hijos. Puede ser que los progenitores no estén de acuerdo en asuntos relacionados con el dinero, las tareas domésticas o en cómo pasar el tiempo. Tal vez discrepen en cosas importantes como son las decisiones que necesitan tomar sobre la familia. Pueden incluso no estar de acuerdo en pequeñas cosas que carecen de importancia como puede ser: qué hay para cenar o a qué hora llega alguien a casa.

Otras veces los padres no están de acuerdo pero saben hablar con tranquilidad, dándose mutuamente la oportunidad de expresar su punto de vista y escuchar el punto de vista del otro. Con todo, en infinitas oportunidades, cuando los padres no están de acuerdo, discuten. Por tanto, una discusión es como una pelea en la que se utilizan palabras… Aunque a determinados se les va la mano.

Digo esto, porque un caso inusitado acaba de llamar la atención de las autoridades chinas semanas atrás. De acuerdo con lo mencionado por el periódico “The Star”, una mujer que había sido considerada fallecida después de desaparecer hace 10 años finalmente fue encontrada. Según ilustra el web sitio del referido diario, ella habría pasado la última década viviendo y jugando en cibercafés y lan houses en la región este de la provincia china de Zhejiang.

La mujer, conocida como Xiao Yun, actualmente tiene 24 años y había abandonado la casa de sus padres después de una discusión familiar. Ahora ella fue encontrada en un cibercafé después de una ronda policial realizada el último viernes 20, portando una identidad falsa.

Fanática del “shooter multiplayer” en primera persona “CrossFire”, la joven admitió haber pasado los últimos 10 años jugando en diversas lan houses. Para sobrevivir, Xiao Yun contaba con la ayuda de los dueños de los estabelecimientos y ocasionalmente trabajaba como asistente para conseguir algunos trocados.

Después de presentar cierta resistencia, la mujer aceptó ser conducida nuevamente para su familia. La madre, que habló a un periodista local, dijo que no había cambiado el número de su teléfono durante la última década con la esperanza de que su hija llamase informando cuál era su localización.

“Como yo tengo una personalidad terca y un temperamento de mecha corta, tenía por costumbre reprenderla por todo”… “Pero ya han pasado 10 años y ahora ella es una mujer adulta”… “Nunca más voy a reprenderla”, acabó confesando la madre de la joven… Porque sabe que su niña no le dará pelota, evidente.

Por tanto, para bajar la temperatura de tantos raciocinios abrasadores, con respecto a la pauta en cuestión, eso me hace recordar a un viejo profesor de gramática en cuya cátedra era terminantemente prohibido el uso de “verbos copulativos” para expresar nuestras reflexiones. Tenía por costumbre afirmar que su aula nunca sería un burdel… ¡Pobre hombre, murió de sífilis!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Escóndase del Google Maps


Sin emotividad alguna y asumiendo desde ya la característica actitud de fraile de piedra que me adjudico en determinadas ocasiones, me entero que un señor de 72 años desaparecido en 2006 junto con su automóvil, terminó siendo encontrado a inicio de noviembre último dentro de un lago que existe en la ciudad de Michigan, Estados Unidos.

Algunos vecinos chismosos del lugar, mencionaron que este longevo hombre había ido poco antes a ver a su médico, y que una vez en el consultorio del galeno surgiera un desentendimiento: “Señor, el dolor de su pierna derecha se debe a su avanzada edad”, decretara el clínico, por lo que el anciano discordara del diagnóstico y le respondió: “No, doctor, porque la izquierda tiene la misma edad y no me duele”.

No importando el resultado de la diagnosis, se sabe ahora que los funcionarios de una funeraria que está ubicada justo a orillas de la laguna, ese día se encontraban decorando los pinos de la propiedad con baratijas navideñas que habían sido compradas en tiendas del tipo “todo por un dólar”. En eso, desde la cima de uno de esos costaneros empinados, notaron la presencia de un vehículo sumergido dentro del agua. Con todo, hoy se sabe que, con ojos curiosos, ese mismo vehículo ya podría ser visto en las imágenes de satélite del “Google Maps” desde hace algunos años.

Elemental decir que, como muy pocos lo utilizan, el servicio de mapas de “Google” no ayudó en nada a encontrar el desaparecido hombre, pero su visualización ocurrió luego después del hecho hacer parte de los noticieros locales, cuando varios curiosos consiguieron identificar el tal auto sumergido en las imágenes de satélite del mencionado sitio de la web.

En realidad, el anciano había desaparecido después de encontrarse con un amigo en un bar de las cercanías. Terminado eso de copa va copa viene en la taberna, nueve años después su coche fue encontrado a menos de 1 km de donde él fuera visto por la última vez… Por lo que ya no le podrán hacer el teste de alcoholemia.

Con todo, no se sabe exactamente como el vehículo fue parar dentro de la laguna, aunque es posible que el hombre tenga acelerado sin querer -quizás por causa de su malestar en la pierna derecha y no por las copas ingeridas esa nefasta noche- al intentar salir del estacionamiento de la funeraria… Donde algunos estiman que haya ido para averiguar precios de los sobretodos de madera.

Como sea y fuere, la familia ya había realizado un especie de velorio simbólico para el entonces desaparecido -léase economizaron con cajón y sepultura-, pero ahora que sus restos mortales fueron encontrados, tendrán que realizar un entierro de verdad.

Por su vez, exámenes oficiales sobre la arcada dentaria del anciano todavía están siendo realizados para poder comprobar su identificación, pero como el automóvil estaba registrado en su nombre y su documento de identidad fue encontrado dentro de sus ropas, restan pocas dudas de que el cuerpo sea del hombre en cuestión.

Por lo que se deduce ya dando por dicho lo anterior y lo restante, no olvidemos que en esos mismos talleres funerarios se hacen también artísticas puertas de metal para sepulcros y punto final… Sin embargo, que es, frente a esto, el trabajo del divino herrero Hefestos, que ni siquiera recordó, tras haber cincelado y repujado en el escudo de Aquiles el universo entero, no se le ocurrió dejar un espacio, mínimo que fuese, para dibujar el talón del guerrero ilustre, clavando en él el vibrante dardo de Paris, que hasta los dioses se olvidan de la muerte, y nada raro es si son inmortales, o habrá sido la caridad de éste, nube lanzada sobre los ojos perecederos de los hombres, a quienes basta no saber ni cómo, ni dónde, ni cuándo, para ser felices… Por lo menos es lo que dice el dios Google.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Un Tórrido Salvavidas Artificial


Hace parte del vivir de todo individuo ver de todo en esta vida, y juzgo que cuanto más se practican esas visiones que no necesariamente son nocturnas, finalmente uno termina por crear ese tipo de callosidades existenciales que son como un paraguas preventivo contra cerotes y pusilanimidades.

Sin ir más lejos, por ejemplo, el otro día me encontré con un amigo al que no veía desde hacía tiempo. Luego de saludarnos efusivamente le pregunté:

¿En dónde trabajas? Su respuesta fue: En el Centro Nuclear de Resonancias Magnéticas con Estudios de Alto Campo…

Fabuloso, le respondí, sorprendido por tal avance laboral. ¿Y qué haces ahí?, indagué por pura curiosidad… “Café”, me respondió él.

En fin, por lo menos desempeñado esa función creo que él estará a salvo ciertas ocurrencias laborales, como fue lo que le ocurrió a un jefe de sector de una empresa inglesa, quien terminó siendo preso y luego entró en depresión por haber sido acusado de un crimen que no cometiera… Por lo menos con esa fémina.

En verdad, la gordita Sophie, de 23 años, luego de remolonear bastante con las ideas acabó confesando que inventara la historia para que su casamiento no fuese cancelado… Lo que es probable que si el maridaje fuese derogado, esta británica se quedaría sin el pan y sin la torta. Mismo así ella resultó presa luego de confesar que acusara falsamente al jefe de su novio de estupro.

El seductivo caso aconteció en la ciudad de Torrington, Inglaterra, donde Sophie Tucker, el nombre de la chica, una vez desenmascarada -con ropa-, terminó declarando a las autoridades que ingenió la seductora historia para que su fiesta de casamiento no fuese cancelada, ya que faltaban muy pocos días para el evento.

En detalles, se sabe que después de un previo intercambio de mensajes picantes y fotos desnudas por el telefonito, Carl Williamson, el boca abierta del jefe, de 51 años, fue convidado por la insinuante Sophie para ir a la casa que ella dividía con su novio. Una vez ahí, ellos mantuvieron una relación sexual y Carl acabó dando de cara con su subordinado cuando dejaba la residencia.

Como era de esperar, a seguir Carl fue acusado por Sophie de haberla empujado hacia el sofá y realizado sexo sin su consentimiento. Como resultado, Carl fue detenido en la comisaría durante 7 horas y fue liberado luego de pagar fianza.

Con todo, la historia de la imaginativa Sophie terminó por ser revelada y ella finalmente acabó confesando haber creado la versión del “estupro” por las razones antedichas. Carl, sin embargo, entró en depresión después de “ser tratado como un animal” por causa de las falsas acusaciones… Y tal vez por haberse quedado con las ganas.

En fin, no hay dudas que la agitación de los hombres es siempre vana, puesto que los dioses, por ser sabios e indiferentes, viven y se extinguen en el mismo orden que crearon, y todo lo demás no pasa de paño de la misma pieza. Con todo, tenemos idea de que por encima de los dioses está el destino, aunque el destino sea el orden supremo, orden a que los propios dioses aspiran en cuanto el papel del hombre no pasa de querer perturbar el orden y corregir el destino, tanto sea para mejorarlo o para empeorarlo, lo que no hace más que impedir que el destino sea destino… ¡Pavoroso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: