Vegetando Entre Piojos y Vampiros


Lo que la gran mayoría de hombres y mujeres aprendió, tal vez muchos de ellos por experiencia propia de la época que iban a la escuela, es que los piojos no pasan de una infestación inocua que en realidad no produce ningún impedimento serio, ya que esos minúsculos bichitos no transmiten ninguna enfermedad, salvo tener que rascarse. Con todo, existe una serie de mitos y creencias que preocupan a los niños, sus familias y sus maestros.

Por su vez, hago constancia de que el adjetivo “piojoso” suele ser aplicado no solamente a la persona o animal que tiene muchos piojos, sino que usualmente se emplea hacia la persona que merece desprecio, generalmente porque esta no ayuda a los demás. Pero si mal no recuerdo, este término inclusive suele utilizarse para referirse a la persona sucia y cubierta de trapos, así como a todos los harapientos, desastrados, zarrapastrosos y andrajosos que vemos por la calle… Excepto los políticos, claro, por estos estar incluidos en una categoría especial en la fauna de nuestro globo terráqueo.

Dejando un poco de lado todos estos deméritos hacia la imagen de cualquiera, lo que ahora se sabe, es que un caso extremamente raro de ser registrado, sucedió con una mujer que quedó gravemente anémica después de sufrir con una infestación de piojos. El detalle a tener en cuenta, es que estos vampirisimos bichitos simplemente le chuparon buena parte de su sangre. Y por si el cenceño leyente no lo cree, el registro de esta enfermedad rarísima fue realizado hace poco en la arenosa Arabia Saudita.

Esta succionada mujer, que tuvo su identidad preservada, descubrió qué era lo que la aquejaba después que fueron realizados diversos exámenes. De acuerdo con el periódico “Daily Mail”, los hambrientos piojos causaron la perdida de hierro en el organismo de esta joven de 22 años a través de la succión de las células rojas de la sangre.

Es de no creerlo, pero lo que se sabe, es que los síntomas de la enfermedad en la joven fueron bastante graves. Comenzaron con pequeños devaneos, los que de a poco se transformaron en palpitaciones, tontura, fatiga y, finalmente, en un fuerte dolor en el pecho. Empero, por ser inusitada, la causa de la anemia demoró para ser encontrada.

Antes de la causa real de los síntomas ser descubierta, se sospechaba que la joven apenas se alimentaba mal -en todos los sentidos-. Con todo, cuando finalmente dio entrada en el hospital, ella misma afirmó que pasó años tomando antidepresivos luego que su madre falleciera. Para sorpresa de todos los que la atendieron, los médicos se dieron cuenta que su depresión no tenía ningún tipo de relación con los piojos.

Así que, luego de realizar un examen minucioso en todo el cuerpo de la joven, lo único que los médicos encontraron fueron arañones considerablemente grandes en la cabeza de la paciente, además de millones de bichitos. Fue cuando descubrieron que estaba infectada de piojos y liendres que chupaban literalmente la sangre a través de las heridas que ellos mismos habían hecho en la región.

De tan raro, su caso acabó siendo registrado en la revista médica “BMJ Case Reports”. A continuación del inusitado descubrimiento, ella pasó por un tratamiento con champú especial, acompañamiento psicológico e ingestión de suplementos alimentares. Como resultado, pasadas algunas semanas, ella ya presenta una mejora considerable en relación a su peor periodo.

Esto me hace creer que un problema no es el problema. El problema es nuestra actitud frente al problema. Y por su vez razono que cada uno tendrá sus razones, y, como de costumbre, esas razones sólo cada uno las conoce, por lo que a veces es preferible no responder, ya que la boca es un órgano que será de más confianza cuanto más silencioso se mantenga. Así que, con estas u otras palabras se ha recordado aquí que todos los días pasados fueron vísperas y todos los días futuros lo han de ser también… ¡Famélico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: