Nos Tocará el Azar del Viernes 13


Que el Universo reserva sorpresas que nosotros mal soñamos que existan, todos ya lo sabemos. Y eso de que la Tierra puede ser “albo” de una de esas sorpresas, también. Pero si por ahí combinamos todo esto con el supersticioso viernes 13, ¿qué ocurriría?

Me explico mejor. Un viernes que caiga en el día 13 de cualquier mes, se considera un día de mala suerte en la mayoría de las culturas occidentales. Claro que existen ensalmos similares en otras tradiciones; particularmente en Grecia y países hispanohablantes, donde el martes 13 tiene el mismo papel -no tan higiénico-, al igual que el viernes 17 en Italia.

En un mamotreto lleno de polillas que guardo con afecto en mi estantería, descubrí que el número trece, desde la antigüedad, fue considerado como de mal augurio por varios motivos. Entre los principales, el hecho de ser el siguiente número primo después del doce -el doce sería tenido en gran estima, dadas su practicidad y cualidades matemáticas-… Ya que obviamente era primo y no cuñado, y con eso digo todo.

Otros ejemplos: en la última cena de Jesús, trece fueron los comensales; tanto la Cábala como las leyendas nórdicas enumeran a 13 espíritus malignos; en el Apocalipsis, el capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia -no a la suegra-; incluso una leyenda escandinava cuenta que en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el decimotercer invitado; esto se “cristianizó” más tarde al decir que Satán -Abadón- era el 13º ángel (Apocalipsis 19:11). En el Tarot, el número hace referencia a la muerte, aunque para hacer justicia hay que añadir que no sólo significa muerte sino también significa cambio: cambio de estado, de vida, etc. Asimismo, las brujas viajaban al monte Blocksberg en grupos de trece durante la Walpurgisnacht.

Inclusive, el viernes, en el mundo cristiano, ha sido considerado históricamente como un día de luto, pues es aquel día de la semana en que fue crucificado Jesús de Nazaret. Otro ejemplo muy claro es la decisión de Tom Sawyer de visitar un cementerio en la noche de un viernes. Con todo, la asociación de este día con el fin de semana es, relativamente, muy reciente… O sea, se convirtió en un día de loca farándula.

Para finalizar estas soflamas filosóficas con olor a moho, otro ejemplo célebre es el viernes 13 de octubre de 1307, cuando, bajo las órdenes de Felipe IV de Francia, un grupo de caballeros templarios fue capturado y llevado ante el tribunal de la Inquisición para ser juzgado y condenado por supuestos crímenes en contra de la cristiandad. Sin embargo, cuanto a esto, hasta hoy no se sabe bien si la decisión del rey francés se debió a una motivación religiosa, debida a los rumores que se tejían en torno a esta orden mística, de quienes se decía protegían o custodiaban secretos íntimos de la Iglesia, como el Santo Grial, o, más probablemente, a cuestiones económicas… Lo que sería más factible, ya que por la plata baila el mono… y el rey también.

Dejando de lado este palabrerío todo, mi intención era comentar que es exactamente ese tipo de “mala suerte” la que ocurrirá este final de semana. Todo, porque un equipo de especialistas en visiones cósmicas consiguió realizar una cabalística previsión en la cual se sabría la hora y el lugar exacto en que nuestro ya vapuleado planeta será atingido por varios pedazos de basura espacial conocida como “WT1190F”.

De acuerdo con el equipo que realizó la investigación, la fecha estaría bastante próxima: se trataría de hoy viernes, que justamente cae en el día 13 del calendario gregoriano.

El posible choque ya causa conmoción en la comunidad científica por tratarse de uno de los pocos objetos espaciales cuyo impacto no puede ser medido. Con todo, el pedazo de basura espacial es monitoreado desde 2012, y desde entonces, su origen, así como su formación, continúa desconocido. Por cuenta de ello, desde la época en cuestión, la Nasa ha estado buscando formas de calcular lo mejor posible el lugar donde se dará el impacto.

Por ende, después de mucho trabajo, el equipo liderado por Bill Gray, investigador del “Laboratorio de Propulsión a Chorro” de la Nasa, descubrió el horario y el lugar de la caída. Efectivamente, afirmó que hoy viernes 13, el monte de basura caerá a 65 kilómetros al sur de Sri Lanka, y la caída puede ocurrir por vuelta de las 4:20 de la madrugada, por lo que los especialistas esperan que no cause mayores traumas.

Juzgo que nada ha de ocurrir, salvo si a un Henri Cartier-Bresson de la actualidad, al recordar la ternura de los bigotitos de Hitler, de nada se le ocurra tomar el té de la media noche por olvidar la codicia de los medios de comunicación que no lo alertaron a tiempo sobre “WT1190F”, o hasta se le antoje querer practicar pesca submarina en el Mar de las Laquedivas, cuando podría usar muy bien el bidé de su casa… ¡Impactante tema!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: