El Día que Hannibal fue de Paseo a Ibiza


Si por uno de esos fenomenales acasos de la vida, el leyente es de los que está acostumbrado con películas y series televisivas que abordan un mundo apocalíptico y lleno de misterios enigmáticos, juzgo que lo que se tratará de aquí en más será un suceso que le parecerá extremamente común para sus gustos proparoxítonos. Con todo, si está a fin de continuar leyendo, desde ya le aviso que el gran inconveniente de por medio, es que esa escena aconteció en la vida real: “un ataque caníbal violentísimo”… Diría con acciones teatrales casi del tipo: El Silencio de los Inocentes, Psicosis, El Exorcista, Hannibal y demás por el estilo.

El hecho, de cierta manera extrañísimo, aconteció en la renombrada Ibiza, en España, uno de los destinos preferidos de los millonarios y poderosos de todo el mundo. Sin embargo la víctima terminó siendo un individuo de nacionalidad española de nombre Kenny McSween, de 38 años, el mismo que se encargara de describir los martirizados momentos que vivió.

Pero antes de seguir con esto, es de preguntar: ¿qué lleva a un individuo a desear comerse a otra persona? Claro que dependiendo de lo que signifique eso de querer “comerse a otra persona”, a los entendidos en este tipo de gastronomía se les ha dado por decir que generalmente tiene que ver con la fantasía de que se están ingiriendo cualidades, características que tiene el otro. Es como si se incorporaran a través de la alimentación, por lo que se trata de un mecanismo sumamente primitivo que tiene el bebé respecto del pecho de la madre. Por eso, por más que ellos caminen por la calle y se relacionen con el resto del mundo, están en un estado de alienación. Nada más que imitando una cosa muy primitiva.

Lejos de ser un fenómeno episódico, que se da en un momento aislado, como en el de Miami hace un par de años y el Ibiza ahora, el canibalismo tiende a ser un hábito por parte de quien lo practica. Este tipo de antropofagia se ve en los rituales, igual como se ve en la película “Hannibal”, donde el doctor Lecter ingiere parte del cerebro de alguien vivo e incluso se lo da de comer. Evidente que también es el caso de asesinos seriales o múltiples que comen alguna parte del cuerpo de sus víctimas. Eso más bien tiene que ver con un ritual de actitud macabra.

Volviendo al caso, conforme lo afirmó Kenny: “En cuanto el agresor me golpeaba y me mordía, él gruñía como si fuese un animal salvaje… Fue algo que me asustó bastante -por lo que es de imaginarse como le quedaron los calzoncillos-… Honestamente pensé que fuese morir en aquel momento, fue horrible por demás”, reveló a quienes lo entrevistaron.

Según cuenta éste atemorizado y borrado español, él estaba parado en el hall de un predio cuando de repente fue empujado contra la pared. A partir de ahí ellos -víctima y agresor- se revolcaron por el piso por algunos minutos mientras intercambiaban trompadas, y el provocador intentaba de todas las maneras posibles morder a la víctima.

El caso, que aconteció a fines de setiembre último, sacudió completamente con la farandulera vida de Kenny, al punto de él quedar tremendamente asustado de continuar habitando en el lugar y por eso ahora se mudó para Londres. No obstante él haya quedado con buena parte del rostro deformado a causa de las mordiscadas y golpes que recibió.

Con todo, recomiendo que todos abran los ojos, pues la gran problemática es que el supuesto caníbal sigue suelto por ahí y nadie se anima a dar mayores explicaciones sobre la motivación del bárbaro crimen. La policía sigue con las búsquedas por el sanguinario criminoso, si bien hasta el momento ningún otro caso similar fue registrado.

Por supuesto que mientras permanezco aquí a meditar sobre este tipo de filosofías gastronómicas acompañadas al sabor de un buen vino, es lógico que me entregue a deliberar sobre la corporativa orgía de las campañas “libres de grasas” lo que sea, mientras continúo a observar las obscenas maratones de la inconstancia de algunos que pretenden usar juguetes culinarios… ¡Espantoso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: