Cómo Conquistar un Empleo


De inicio ya basta con ver lo que aparece escrito con letras grandes en los titulares -las chiquitas no, porque hay que ponerse los lentes-, y cualquiera sería capaz de concluir que hoy día la cosa no está fácil para nadie. La crisis económica es grande, los empleos andan escasos, el mercado se ha tornado extremamente competitivo y los empleadores cada vez más exigentes… Etc., etc., etc.

No obstante creo que nadie tiene el sacrosanto derecho de salir por ahí pregonando pánico ni ser del tipo apocalíptico dedicado a sembrar espanto en las mentes de los que necesitan encontrar un empleo decente y digno como el que obtuvo la joven Enki.

Con todo, lo más común que uno ve mundo afuera, es que mientras el mercado laboral no mejora, los empleadores andan en busca nuevas rutas para ganar competitividad en su búsqueda de postulantes. Lo que parece perfecto.

Así pues, hallar trabajo se ha convertido en una labor que requiere de tiempo, preparación y también paciencia. Por eso es importante que antes de enviar un curriculum, el interesado establezca los objetivos profesionales que quiere lograr a futuro. E insisto, exactamente como lo hizo Enki.

A más, como todos alguna vez pasamos por el difícil proceso de buscar trabajo, muchos teóricos han elaborado listas con diez o más consejos y recomendaciones capaces de ayudar a cualquiera a enfrentar esa situación con mayor confianza y preparación.

Lo expertos en estos asuntos afirman que no hay motivo para pensar que uno no pueda encontrar un buen trabajo en su área de estudio o especialización. Lo principal en esta tarea es saber cómo “venderse”. Esto significa redactar bien el curriculum que logre que la persona que ofrece el trabajo desee realmente leerlo, y caso sea llamado a una entrevista, saber cómo presentarse y contestar a las preguntas durante la cita en busca del empleo.

Quizás cabe preguntar al desempleado leyente: ¿Usted tiene un sueño? ¿Haría todo lo que estuviese a su alcance para realizarlo? Bien, si la respuesta es sí, pienso que entraría de cara en el grupo de Enki Bracaj, una modelo de Albania, Europa, quien supo cómo salpimentar su curriculum y lograr que no sólo lo leyesen sino que lo mirasen con mil ojos.

En realidad, le cuento que esta modelo tenía un sueño en su vida: ser presentadora de televisión. Sin embargo, para lograrlo, necesitó usar una táctica que no es muy usual que digamos y que no estaba redactada en letra chiquita en ningún manual de ayuda: ella aceptó el desafío de hacer un test de vídeo con la blusa desabotonada… Mismo corriendo peligro de contraer una neumonía.

En todo caso y en vista de lo ocurrido, un portavoz de la emisora “Zjarr”, se animó a explicar: “La mayoría de las personas concuerdan que el estilo de la presentación resultó medio extraño, pero ya estamos cuidando de ello y, para ser honesto, no creo que el hecho llegue a provocar algún daño en la audiencia”, afirmó campanudo.

Súper satisfecha con su realización, la despechugada joven no se arrepiente de manera alguna haber mostrado parte de los senos en la hora del test. Según ella, no se trató en ningún momento de los muy conocidos, trastornados y enloquecidos “teste de sofá” que suelen ocurrir en estos casos. Por lo que agregó: “Nadie me pidió para que yo lo hiciese de esa manera, pero yo me decidí y lo hice así. El porqué es bien claro: estamos en una industria muy competitiva y yo decidí que esas eran mis mejores armas para agarrar esa chance. Quizás muchos no lo crean, pero dio resultado”… Ahora es sólo imaginar lo que ella no sería capaz si disputase un empleo en una fábrica de ropa íntima.

Como sea, los test en la emisora acontecieron en junio de este año, y ahora Enki está disfrutando como nunca de los resultados que obtuvo… Mismo que tenga que curar antes una neumonía a causa del viento que agarró de frente.

¿Si hay algún arrepentimiento de su parte? ¡Qué va!… Ninguno. Ella está feliz de haber hecho lo que podía para alcanzar su sueño.

Así pues, hay veces que uno tiene que dar las gracias antes de defuntar frente a la inmersión de las perplejidades ajenas, pues imagino lo que Enki no sería capaz de hacer si el empleo ofrecido fuese en una fábrica de supositorios… ¡Válgame Dios!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: