Mike, el Primo de “Quique”, el Gavilán


Por supuesto que Mike no era un ave rapaz como su primo, pero igual tenía plumas y no cacareaba, a más de darse ínfulas de ser un gran cazador de gallinas… Bueno, sólo hasta el día que le deceparon la cabeza de un cuchillazo.

En todo caso, ésta tampoco es una “historieta de comics” que haga parte del show de los “Looney Tunes” ni se trate de un personaje de la misma serie animada o de cualquier otra por el estilo. A bien verdad, puede que este cuento resulte conocido de muchos vejestorios como yo; pero si no lo es, no se espante, porque esto aconteció hace 70 años.

En todo caso, por tratarse de algo sumamente curioso, es imprescindible que todo azor leyente logre comprender como esta osada historia pudo suceder un día.

Resulta que Mike, que no era más que un pollo común y corriente, logró vivir durante largos 18 meses sin la cabeza, en el estado de Colorado, Estados Unidos. En efecto, un día Lloyd Olsen estaba matando pollos en su chacra, en 1945, cuando percibió, al fin del día, que uno de los animales aún continuaba vivo y paseando campante para todos lados, mismo sin cabeza.

Ergo, a partir de ahí todo mudó pare él y el descabezado pollo. Por un motivo desconocido, don Olsen no terminó el trabajo que comenzara y colocó el pollo en una caja. Al otro día, lo más sorprendente él, fue constatar que el animal permanecía vivo.

Fue Troy Waters, un bisnieto de Lloyd, quien contó a la “BBC”: “Ese expediente viró parte de la historia excelsa de nuestra familia”.

Como cuenta también que a su bisabuelo se le ocurrió llevar el pollo decapitado y vivo cuando iba vender las demás aves muertas, y pronto pasó a usar la historia para ganar dinero en apuestas. En la ciudad donde su perspicaz ascendiente comercializaba el producto, la historia del “milagroso pollo sin cabeza” luego se desparramó por los alrededores y atravesó el horizonte.

Algún tempo después apareció el productor de un espectáculo circense que se interesó por el animal y su condición, y convidó Lloyd para exhibirlo en su show, en Salt Lake City. Fue justamente ahí que Mike fue llevado a la “Universidad de Utah”, no para cursar cualquier cátedra, y sí para ser sometido a una batería de exámenes, con la intención de descubrir cómo era posible que un bicho sin cabeza sobreviviese.

Como el mundo se compone de curiosos, el misterio ganó espacio periodístico y hasta páginas en la revista “Life”, una de las principales de Norteamérica en aquella época. Tratado como si fuese una estrella de la farándula, Mike también viajó por diversos estados norteamericanos, hasta que finalmente murió al atorarse durante una madrugada.

Sí, claro… Los escépticos de siempre ya querrán preguntar: ¿Cómo el pollo sobrevivió durante tanto tiempo?

Pues bien, no seré yo quien intente hacer entrar en razón a los irreligiosos de siempre, y sí un especialista en asuntos avícolas del “Centro de Estudios sobre Comportamiento y Evolución”. Tom Smulders, el versado hombre en estas cosas de corral y cacareo, es quien cuenta que el hecho del animal permanecer vivo mismo decapitado, sólo aconteció por simple suerte pollera, pues apenas la parte frontal de la cabeza de Mike fue arrancada. De acuerdo con él, gallinas y pollos concentran el 80% de la información de sus cerebros en la mitad trasera de la cabeza… Diferente de todo hombre que se dedica a la política.

En todo caso, a lo dicho habría que sumar, además de Mike haber continuado con la mayor parte del cerebro siendo así capaz de controlar órganos, respiración y movimientos, que él también recibía un tratamiento especial de sus dueños, ya que de un artista del escenario se trataba, cuando ellos lo alimentaban y le daban agua directamente por el esófago, al mismo tiempo de cuidar para que él no se atorase.

Y así, para el asombro de tolos y lánguidos decaídos, sobra la perplejidad de los burgueses domésticos que tanto buscan descubrir el Arte de cacarear en nido ajeno. Pero como se vio, aquí sólo sobró la coherente suavidad de la Nada… ¡Emocionante!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: