¿Son de Venus o de Marte?


De por sí, la escena ya bastaría para llamar la atención de cualquier incauto. Imagine entonces por un segundo: “una pelota de fuego baja del cielo y golpea de lleno la superficie terrestre, más específicamente la península de Yucatán, en México”. No obstante lo que vendría después habría de dejar a los moradores del lugar aún más aturdidos… Lo que lleva a pensar que sería más o menos, o quizás exactamente, con o sin el mérito que aporta la dramaturgia, algo así como lo es el espectáculo electoral: ¡eludir plateas!

Evidente que no me refiero a esto último por causa de sus prestidigitaciones inherentes a la política vulgar, y sí por el ilusionismo del Arte de Tergiversar, el “trompe l´oeil” que los maestros del marketing escénico consiguen alcanzar.

Puede también que no sea más que la quintaescencia de la ferocidad surreal ligada a las vastas ambiciones dramaturgas de un soñado elenco de la escuela de Cantinflas. Por cierto no se sabe; pero lo irrefutable del caso, es que en el mismo local en que el objeto volador no identificado se chocara con el peninsular suelo terrestre yucatanense, también fue encontrada una pieza muy extraña. Y no faltó tiempo para que muchos de los curiosos y charlatanes que acudieron al bendito local, anunciar que se trataba de una “forma humanoide” que podría estar junto del OVNI en cuestión.

Independiente de lo ingénito del caso, ya que nada puede llegar a ser más patético de que títeres sin gracia o políticos cazando votos, parece que la forma humana en cuestión fue encontrada pocas horas después que la famosa bola de fuego cayese del cielo y se chocase con el suelo, mismo que ese humanoide careciese de un soplo de grandiosidad y falta de énfasis en la pretendida elocuencia y hasta estar falto de una viscosidad verbal.

Una vez encontrada la pieza, mismo estando falto de ese estoicismo último y cruel que al mismo tiempo lleva multitudes al delirio, eso dejara a los moradores confusos y pasmados, una vez que ellos pasaron a garantizar que se trata de una forma de vida de otro planeta que viajaba hacia la Tierra.

Cuando consultados, los especialistas en estos asuntos voladores que nos caen del cielo, no necesitaron convocar profetas y otros iluminados y agoreros para decir de qué se trataba, en un intento vano de tranquilizar a la población.

En todo caso, ellos insistieron en explicar que se trataba de una cualidad común a ser encontrada en los meteoros que de vez en cuando caen en la Tierra, una vez que, a pesar de asustadores, esos asteroides menores pueden sí caer en nuestro planeta y no tener relación alguna con otras formas de vida… Aunque para mala suerte de mucho, ellos nunca tengan caído en la casa presidencial.

Las personas que encontraron esa extravagancia celestial, hablan siempre en partes desparramadas por el suelo y no en piezas. Ellas saben que no es un dron o algo similar.

“Dicen que parecía algo vivo”, llegó a comentar un vecino del lugar, y a otro se le ha dado por decir: “Mire para el cuerpo que fue encontrado, el esqueleto, que parece un robó o un traje espacial alienígena. Eso, porque de ninguna manera, mismo tratándose de un cuerpo extraño como éste, podría soportar esa caída tan grande y continuar en buen estado”.

No sé por qué miércoles este asunto me lleva a meditar con lo acontecido con Pórcia, la mujer de Brutus, cuando sospechara de su marido estaba metido en politiquería romana y amenazó con matarse. Sin embargo, de nada le sirvió enseñar la uñas. Todos sabemos que después de participar del asesinato de César, y él propio difuntearse a filo de espada, Brutus no dejara alternativa al estoicismo de la esposa sino el suicidio alucinado, tragando carbones en brasas… ¡Maravilloso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: