Mire las Cosas con Otros Ojos


Se me dio por pensar que nosotros, los humanos, deberíamos sentirnos más unidos por los dioses, un pensamiento suelto que más parece identificarse con fósiles o restos de antiguas civilizaciones. No obstante hay un momento inmediato en que dudo si no harían más sentido las odas completas de donde lo saqué, que ponerme a unir trozos sueltos aún coherentes pero ya corroídos por la ausencia de lo que había antes o viene después, y contradictoriamente afirmando, en su propia mutilación, otro sentido cerrado, definitivo, como el que parecen tener los epígrafes puestos en la entrada de los libros.

Fuera estas divagaciones pueriles que no llevan a nada, la intención mismo era registrar que, en 2010, el periodista científico Carl Zimmer llegó a escribir un artículo para la revista “Discover” hablando sobre un extraño caso clínico que había sido estudiado por el neurólogo inglés Adam Zeman. Se trataba de un hombre que no podía ver personas o cosas, con los ojos de la mente… Aunque todos sepamos que muchos sólo ven las cosas con el “tercer ojo” que tienen localizado al final de la espina dorsal.

Como sea, luego después de haber sido editada la tal publicación, el profesor Zimmer fue abordado por 21 personas que se sintieron identificadas con el artículo y querían saber más al respecto.

Qué pasó durante estos últimos años, no se sabe, pero hoy día Zeman y sus colegas de la “Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter” relatan para la revista “Cortex”, que esa condición puede estar afectando hasta el 2,5% de la población… Mismo que no sea una cifra extraordinaria, de por sí significa que hay un montón de delirantes en el mundo.

Con todo, a esa síndrome ahora la denominarla de “aphantasia”, no obstante Zeman tenga insistido en una entrevista para la “BBC”, que no se trata de una enfermedad -no necesariamente mental-, y sí de una “variabilidad de la experiencia humana” que hace con que la mayoría de los mortales “conviva durante toda la vida con imágenes producidas por los ojos de la mente; imágenes que ellos analizan de vez en cuando”.

Por ejemplo, un hombre que sufría de insomnio durante la infancia, llegó a expresar lo siguiente a ese respecto: “Yo no podía ver ninguna ovejita saltando la cerca, no había nada para contar en mi mente”… ¡Estupendo! Por eso él leía la revista “Playboy”.

No importando los detalles sobre entretenimientos nocturnos de cualquiera, agrego que esa recién nombrada condición, es algo que en realidad afecta a varias personas desde el nacimiento, y de por sí es diferente de la experiencia descrita por primera vez por Zeman en la revista “Discover”. En ese ensayo él relataba que un paciente perdiera la capacidad de ver imágenes mentales después de someterse a una cirugía cardíaca.

Cuanto a los pacientes con “aphantasia” congénita, Zeman dice que la red de regiones que están distribuidas a lo largo del cerebro -del que tiene-, implicadas en el proceso de visualización, puede funcionar de forma diferente ya desde el nacimiento del individuo, y no debido a un acontecimiento traumático. Por otro lado, hay personas que nacen con “hyperaphantasia”, que nada más es que la capacidad de visualizar imágenes mentales con riqueza de detalles… Y puede que talvez de ahí se originen los chimes.

En todo caso, para comprender mejor las bases neurológicas de esa gama de experiencias visuales, Zeman ahora está trabajando en el proyecto “The Eye’s Mind”, o “Los Ojos de la Mente”, un proyecto que tendrá duración de un año y cuenta con la participación de la artista Susan Aldworth, del historiador de arte John Onians y de la filósofa Fiona Macpherson… Todos ellos preocupados en descubrir con cuantos ojos al final de cuentas nacimos… ¡Hace sentido!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: