Un Aparato Para Eliminar Manías


Pronto, mi puntual lector, se acabaron los falsos alegatos. ¡Sí!, porque a todos aquellos que se les ocurre exteriorizar una disculpa cuando su llagada con atraso a la oficina, reunión, compromiso o lo que fuere, volcando el tropiezo a su protervo reloj, les aviso que esta ridiculez ahora tiene los días contados. O mejor dicho, las horas contadas.

Eso, porque minuciosos investigadores japoneses anunciaron haber creado dos relojes de tal precisión, que estos sólo irán desajustar un segundo a cada 16 mil millones de años, un tiempo que parece superior a la propia existencia del planeta Terra… Y del carcamán de jefe que uno tenga.

En todo caso, estos todavía son algo incomodos para uno querer llevarlos en el pulso, ya que los llamados instrumentos “criogénicos de redes ópticas” no son bonitos y por ahora se parecen más a un macro computador de que a un reloj tradicional de pulso, mesa o bolsillo, mismo que estos presuman una precisión que no puede más ser medida por los relojes atómicos actuales que definen la duración de un segundo menos.

Por tanto, los llamados instrumentos “criogénicos de redes ópticas” no son muy lindo que digamos, pues se parecen más con un enorme armatoste computadorizado que a un reloj común y corriente tradicional, no obstante tengan la presunción de tener una precisión que no permitirá que los estólidos continúen acusando a su reloj del ocasional atrasó… Que de por sí es una cosa muy distinta a cuando su mujer le dice que se le atrasó el reloj biológico.

Como sea, ya que de acuerdo con el equipo de investigadores dirigido por Hidetoshi Katori, profesor en la Universidad de Tokio, estos aparatos son mucho más precisos que el reloj atómico de Cesio empleado para definir la duración del segundo, el cual no es muy confiable porque estos se desajustan a cada 30 millones de años.

Además, como se ve, los nuevos relojes superan aun la precisión del reloj atómico presentado en agosto de 2013 por investigadores americanos, el cual perdía un segundo a cada 13,8 mil millones de años.

Claro que nada en este mundo es perfecto, pues por ahora el sistema que fue revelado por los puntuales investigadores japoneses es tan delicado, que él debe funcionar en un ambiente extremamente frio, de menos 180 grados Celsius, como manera de reducir el impacto de ondas electromagnéticas y así mantener el nivel de precisión… Impecable.

Como una enormidad de pensantes ya se cuestiona el motivo de tanta exactitud sempiterna, es importante avisar que este nuevo avanzo puede tener implicaciones importantes en la localización por satélite (GPS), basada en la diferencia de tiempo, y en la cuantificación de la temperatura y de fuerzas como la gravedad o campo magnético… Por lo demás, aún no han descubierto otra utilidad.

De todos modos, utilizando como orientador de tiempo la aparente causa formal de reflexionar cotidianos ahumados por el censo crítico, opino que muchos persistirán en querer alterar situaciones colocando a su “bel piaccere”,- así como lo hacía Lucrecia Bórgia en sus banquetes, eso es, abriendo tarritos de aderezos y sustituyendo su contenido por condimentos maquiavélicos-, soluciones metafísicas tan sólo para probar si el bojo del corpiño es cóncavo o convexo… Desde el punto de vista de los pezones, obvio.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: