Las Vitrinas ya no Serán las Mismas


Recuerdo haber leído un día, algunos renglones donde Paco Underhill narra cómo él se convierte en un “voyeur” comercial recorriendo centros comerciales y tiendas de todo el planeta, en especial mirando los escaparates de las tiendas.

En verdad, así como lo hacemos hoy frente a la pantalla de una ordenadora conectada a Internet, a inicios de siglo XX era común ver la gente parar y observar las vitrinas de los almacenes y tiendas para ver las novedades que llegaban o simplemente a curiosear. Naturalmente los escaparates eran y son un punto importante dentro de la experiencia de compra, pero hoy un peatón mira al frente con cierta prisa y no mira las vitrinas.

A causa de los nuevos procederes de los caminantes, pasa a ser muy importante tener una vitrina que destaque y llame la atención, sobre todo en este mercado tan competitivo de los minoristas.

Claro que Underhill también critica a muchas cadenas norteamericanas, pero hace la salvedad en las tiendas de moda, que si bien hacen un trabajo diferenciador, pecan en estandarizar las vitrinas al no adecuarlas al público objetivo del lugar donde está ubicado el comercio… Como pienso que es lo que ocurre hoy día en Holanda.

Vea bien mi candente lector, que eso se debe a la propuesta de reformar y cerrar algunas vitrinas del célebre “distrito de la luz roja” por parte de la intendencia de Ámsterdam, un intento que acabó provocando la revuelta de prostitutas y simpatizantes, quienes salieron la semana anterior a protestar por las calles en repudio a la intención de la administración municipal.

“Cerca de 250 personas participaron de una manifestación para protestar contra el cierre de las vitrinas”, llegó a informar a la agencia AFP Marjolein Koek, un portavoz de la policía de la capital holandesa… Al que de chico le gustaba ver esas mismas vitrinas.

Como sea, durante la insurrección, la mayoría de las prostitutas usaban máscaras para evitar ser reconocidas (pienso que por las esposas de sus clientes) y llevaban pancartas donde se leía “no nos salven, salven nuestras vitrinas”… quizás porque sus almas ya no tengan más salvación, aunque había otras donde se leía “paren de cerrar nuestras vitrinas”, según imágenes divulgadas por el canal de televisión estatal “NOS”.

De acuerdo con la prensa holandesa, la administración de la ciudad de Ámsterdam quiere cerrar parte de los famosos burdeles del “Red Light District” para luchar contra la criminalidad y el tráfico de seres humanos, donde cerca de 115 de las 500 vitrinas del barrio ya fueron cerradas.

El caso que estas mujeres de mala fama pero de muy buenas intenciones, a raíz de ello estiman que los proyectos de la ciudad las privarán de un local de trabajo seguro… A veces no tanto.

“El sexo es una profesión legal en Holanda y nosotras precisamos de apoyo, queremos ser llevadas a serio por los políticos”, (en su gran mayoría hijos de ellas mismas), llegó a reclamar una portavoz de las prostitutas, que se mantuvo en anonimato y mismo así fue citada por la agencia de noticias AFP.

“Nosotras aun somos tratadas como parias y estamos siendo colocadas para fuera del barrio sin que nadie pidiese nuestra opinión”, acrecentó ella.

Durante el evento, muchas vitrinas famosas del lugar permanecieron vacías. No en tanto, en un cartel colado en una de las ventanas, se acusaba al intendente diciendo: “Usted está robando nuestros empleos”… A lo que faltó agregar: “Pregúntele a su madre y a su abuela”.

En todo caso, cerca de 7.000 personas trabajan en el ramo del sexo tarifado en Ámsterdam, y el 75% de ellas vienen de países de baja renta, especialmente del este europeo, según declara la prefectura de la ciudad citada, que por su vez indica que la prostitución fue legalizada en Holanda en año 2000.

No sé si ellas lograrán salirse con la suya, pero retornando al rumiar sociológico del momento actual, percibo que no me queda otra que meditar si este intendente holandés no tiene algo de sangre del arqueólogo y egiptólogo británico Howard Carter, quien de pose de una azada que fuera forjada por Vulcano, destruyó gran parte del “Valle de los Reyes” en Egipto, buscando encontrar allí el túmulo del faraón Tutankhamon… ¡Lacónico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

¿Juego de Taba o Pura Suerte Sin Lógica?


Tengo entendido que “la suerte” es un encadenamiento de sucesos que por muchos llega a ser considerada como un evento casual o fortuito. Así, quienes creen en la suerte, sostienen que las condiciones de vida pueden depender del “destino” o de la existencia y utilización de amuletos.

A su vez, los que acreditan en “superstición” sostienen que ciertos objetos o entes (como una herradura, un trébol de cuatro hojas, una pata de conejo, cruzar los dedos o tocar madera) pueden traer buena suerte. Otras cosas, en cambio, le generan mala suerte: un gato negro, romper un espejo, derramar sal o abrir un paraguas dentro de una casa. A más, en ambos casos, la lista continúa.

Sin embargo, uno de los puntos débiles de la superstición se aprecia al observar que ésta cobra formas diferentes en cada cultura. Por ejemplo, los japoneses no dan ningún significado negativo a eso de abrir un paraguas dentro de una vivienda y, cuando lo hacen frente a una persona occidental, suelen sorprenderse ante su reacción.

Por su vez, para los “racionalistas”, la suerte no existe. A estos, lo que se considera buena o mala suerte puede explicarse a partir de la aplicación de las “leyes de la probabilidad”. Por ejemplo, si un balcón cae sobre una persona, esto no habla de su suerte; el deterioro que el edificio haya sufrido hasta el momento del accidente hace que la estructura se desprenda, independientemente de quién esté pasando por debajo.

No en tanto, es poco común notar que la razón también se opone a las falacias lógicas de los amuletos. Como bien puede ser el caso de un croata que perdiera su billetera hace 14 años con una importante suma de dinero dentro, que según él usaría para pagar una obra.

Este individuo que nunca cargó con amuleto alguno y hasta se recuperara de aquel golpe anímico que le aliviara el bolsillo, resulta que ahora acaba de recibir por correo el maldito objeto de vuelta con todos los documentos dentro, e incluyendo la cantidad de dinero acrecido de las debidas tasas de interés, conforme lo ha informado la prensa local.

El periódico “24 sata” afirmó que Ivica Jerkovic, un morador de la ciudad de Donja Moticina, al este del país, declaró sin más: “A principio, pensé que era una broma”.

Su exclamación se explica, porque dentro del paquete del correo, Jerkovic encontró su vieja billetera con todos los documentos y 1.500 francos suizos (1.440 euros), lo que significa 440 euros a más de lo que él tenía en el momento que perdiera el objeto.

“No consigo imaginar un mejor regalo de Pascua”, dijo él, al destacar el hecho de que el remitente anónimo le hubiese enviado el dinero acrecido del correspondiente interés.

Jerkovic, de 50 años, acredita que la persona que años antes encontrara su billetera debería estar pasando por dificultades financieras.

“Sólo puedo imaginar que este dinero lo salvo del mal momento, pero supongo que el individuo tuvo que hacer cálculos durante años para devolver el valor justo”, completó el sorprendido afortunado.

Como el lector puede apreciar, existe una tendencia a creer que la suerte es producto de una serie de factores que podemos controlar, como ser el estado de ánimo y las decisiones que tomamos en torno a un cierto objetivo. Ergo, suele decirse que quien se mantiene positivo ante los desafíos y no deja de luchar hasta conseguir lo que busca, tiene más probabilidades de conseguirlo que aquel que duda y anuncia el fracaso aun antes de empezar; el primero atrae la buena suerte, mientras que el segundo, la mala…

En todo caso, pienso que Ivica debe ser un jugador habitué de la “taba”, y tiene por costumbre que el hueso siempre le caiga del lado llamado de ¡Culo!… Qué se yo

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

¿Sabe Cómo está Nora?


En cierto momento una dulce abuelita decide llamar por teléfono al hospital, cuando pregunta tímidamente:

-¿Sería posible que alguien me informarse como está una paciente?

La operadora que atendió la llamada contesta:

-Encantada de ayudarla, señora. ¿Podría usted decirme cómo se llama la paciente y en qué cuarto está?

La abuelita con su voz temblorosa dice:

-Nora Fernández…, cuarto 302.

Solícita, la operadora le responde:

-Permítame ponerla en espera, mientras hablo con la enfermera del piso para poder informarle.

Después de unos 2 minutos, ella le participa:

-Tengo buenas noticias. La enfermera que en este momento está con ella me dijo que Nora va muy bien, su presión arterial y su glucosa ya están en su curso normal y su doctor, que la vio esta mañana, dice que la darán de alta el martes.

La abuelita no altera el tono de voz y anuncia:

-Qué alegría… Ya estaba preocupada. Dios la bendiga señorita por las buenas noticias.

Al escucharla, la operadora se siente complacida y dice:

-Fue un placer ayudarla… Perdón, ¿Nora es su hija?

La abuelita luego le contesta:

-No!!!!!… ¡¡¡¡¡¡Nora, soy yo, la del cuarto 302!!!!

-¡¡¡¡Lo que pasa que estoy internada por el auge y la 3° edad y, como jubilada, nadie me da pelota cuando les llamo por ese timbrecito de mierda que tienen!!!!.

-No me dan medicamentos, no me sirven comida, la enfermera no viene a verme y el médico en tres días ni apareció. Entonces antes de ayer me vine a mi casa.

-¡¡Ahora estoy llamando para saber si ya estoy bien y si en ese hospital de mierda alguien se dio cuenta que me fui!!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

El Superdotado de Ojos Sesgados


Estoy casi convencido de que ciertos temas logran captar la atención inmediata de cualesquier leyente no por causa del hecho en sí, sino más bien por la curiosidad que el humano siente luego de enterarse de un acontecimiento que le parece “bárbaro”, sin la necesidad expresa del protagonista pertenecer al grupo de cualquiera de los pueblos que en durante el siglo V penetraron en el imperio romano.

Por tanto, luego de tan meditado análisis filosófico, no hay más remedio que ponerle el acento a la “i”, ya que acaba de ser divulgado que un ex director de un colegio japonés acabó por ser detenido la semana pasada bajo sospecha de haber mantenido relaciones sexuales pagas con más de 12.000 mujeres, incluyendo menores de edad, durante muchos de los viajes que él realizara a las Filipinas, conforme lo ha divulgado la prensa local.

Este hombre de carácter superdotado en asuntos en la horizontal, fue detenido después que fuera presentada contra él una denuncia de una adolescente de 13 años, que se dice víctima del acusado.

Todo indica que sin tener que hacer de mejor, Yuhei Takashima se entretuvo durante un periodo de 27 años, catalogando de manera minuciosa nada menos que 150.000 fotos de esas féminas en 400 álbumes, supuestamente porque deseaba “guardar lindas recordaciones” de sus relaciones íntimas. Por lo menos fue lo que informó la agencia de noticias “Jiji” y otros medios de comunicación.

Por su vez, el demente y dinámico de Takashima, de 64 años, afirmó a la policía que comenzó a pagar por sus relaciones sexuales cuando fue enviado por tres años a una escuela japonesa en Manila, en 1988, según lo apunta la agencia “Jiji”.

Después, como le gustó su performance, pasó a establecer un ritmo de tres viajes por año a Filipinas, acumulando así un total de 65 estadías, de acuerdo con los chismosos de la prensa.

Según los cálculos matemáticos poco infalibles, el japonés habría mantenido relaciones sexuales con 12.600 mujeres, de 13 a 70 años… O sea que mientras caminase y tuviese dientes, nada le caía mal.

En todo caso, cuando consultados, los integrantes de la policía de Kanagawa, una localidad cerca de Tokio, no llegaron a confirmar las informaciones dadas por la prensa.

Ergo, una vez que uno se ha enterado de tan prosaico asunto, cabe preguntarme si Daniel-Françoise Auber, el compositor francés autor de muchas obras para la escena, óperas, ballets y música religiosa, debería oír también esta historia para luego controlarse, o acreditar entonces que las utopías sordas y las paralelas musicales se han de encontrar un día en el infinito delante del pasmo y de las pituitarias obsesiones terrenas que cuchichean en la Realidad insidiosa que nos rodea… Lamentable… ¡Nunca lo sabré!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Para Cuando la Cosa Huele Mal


Entender cómo funciona la lógica de mercado se ha tornado de extrema importancia para explicar diversos sucesos que ocurren a nuestro alrededor. En ciertos casos es posible notar como se llega a crear una necesidad que no existe, tan sólo para conseguir vender un nuevo producto.

Existen muchas otras alternativas, claro, pero creo que en lo tocante a productos femeninos, esa norma parece ser la más popular. Eso origina, por ejemplo, con que una dama sienta una extrema necesidad de comprar un “desodorante vaginal”.

Caso ese tipo de impulso en combatir lo odorífico-interiorano ocurra con algunas, es de preguntarse: ¿cuál sería el problema de ella con su pestilencia?

Todo el mundo tiene un olor característico. Así como las flores, los alimentos y todo lo que existe a nuestro alrededor. Por tanto, uno no sale por ahí en busca de una rosa con fragancia de margarita o lo que valga. Ergo, entonces, ¿por qué la vagina de una mujer debería tener la fragancia de…, no sé, la brisa del mar, chocolate, etc.?

Existen, evidentemente, mujeres con problemas vaginales que hace con que unas tantas presenten un tufillo extraño en dicho lugar. Caso esto ocurra, juzgo que una mujer con los pies en el piso no pasaría a usar un desodorante íntimo, y sí visitaría lo cuanto antes a su médico, quien sin duda le indicará un tratamiento justo que le resolverá el problema por medio de medicación que no necesariamente necesitará mascarar el olor… Inclusive el de pescado podrido.

En todo caso y sin necesidad de apretar la nariz, para quien no sufre de problemas de salud, existe eso de mantener buenas prácticas de higiene, ya que con la limpieza una vez al día con jabón y agua sería pasadero por ser práctica que los especialistas serios indican como suficiente, -si es que la nena no fue sometida a mucho traqueteo-. Luego, no tendrían necesidad de querer mudar el olor del propio cuerpo.

En verdad, somos todos animales racionales -unos más, otros menos, vamos combinar-, pero mismo así somos animales. Por tanto, no olvidemos que los animales se aproximan o se apartan por causa del olor, entre otras cosas. Efectivamente, en los humanos hace parte de la construcción del tesón el olor del otro, y no la fragancia del perfume que ese otro compró y usa. Lo que influye es su olor natural.

¿Sin ese olor característico-particular, mi balsámico lector, cómo se espera que exista química a dos? En consecuencia de ello, resultan personas frustradas porque todo en el otro u otra es mecánico y superficial… Evidente que eso ocurra si uno no consigue dejar la naturaleza actuar por sí sola…

Mi amiga, tome cuidado con las modas que aparecen por ahí. Las mujeres famosas postan en las redes sociales lo que ellas son pagas para postar. No es coincidencia que todas posten sobre un mismo desodorante íntimo durante un mismo período: ¡Eso es publicidad pura! Por tanto, usted no necesita de más ese producto para mascarar su cuerpo. Recuerde que la aceptación y su auto conocimiento son pasos importantísimos para la felicidad.

Ah!, una recomendación importante sobre esos productos que prometen “encapsular bacterias”: ni toda bacteria es nociva -aunque algunas son mortales. La flora vaginal es formada por microrganismos que necesitan estar en equilibrio. Encapsular bacterias y mudar en ese equilibrio sólo hará con que su cuerpo pase a funcionar diferente y luego comience a sentir un olorcito extraño. Y evidente, ahí la mona necesitará comprar más desodorante íntimo.

¿Ya paró un poco para pensar como es inteligente ese personal que quiere vender cosas para las féminas? No importa a qué conclusión llegue el leyente, pero juzgo que él también lo es y que a más disfruta la libertad de poder tener su propio olor natural sin vergüenza de ello… A no ser que ella se pase de línea y ande por ahí con olor a viernes de Semana Santa… ¡Catastrófico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Un Viaje en la Mayonesa


Por lo general, y creo que así lo estudié un día, se define a los metales como elementos sólidos que comparten ciertas propiedades físicas, químicas y mecánicas que los distinguen. Además del brillo, la maleabilidad, ductilidad, dureza, tenacidad y elasticidad, estos son buenos conductores de calor y electricidad y tienen una elevada capacidad de reflexión de la luz.

Los estudiosos del tema afirman que esas características se deben a que poseen una estructura interna cristalina con átomos dispuestos y enlazados de manera ordenada y específica, distribuidos en planos que permiten el deslizamiento de los átomos cuando se produce algún tipo de fuerza sobre ellos. La posibilidad de deslizamiento es la que permite la maleabilidad. Adicionalmente, su conductividad eléctrica se debe también a su estructura atómica: tienen un núcleo con carga positiva y electrones con carga negativa en movimiento alrededor, lo que permite la transmisión de calor y electricidad.

Lo más curioso ahora, a más de estas metafísicas explicaciones, es que un metal líquido capaz de cambiar de forma y moverse en un determinado espacio, ha sido desarrollado por científicos de la “Academia China de Ciencias” y la “Universidad de Tsinghua”, donde los científicos señalan que este material podría servir para desarrollar robots transformables, como en la película “Terminator 2”, de acuerdo con lo informado por la prensa oficial de dicho país asiático.

Dichos expertos, citados por la agencia oficial “Xinhua”, han explicado que este metal puede adaptar su forma al espacio geométrico en el que se encuentran. Asimismo, se mueve por un campo eléctrico endógeno (que se origina desde el interior) basado en tres elementos principales: aleaciones líquidas, metales próximos que el material puede absorber y el hidrógeno generado por reacciones electroquímicas.

Conjuntamente, la escuela médica de la Universidad de Tsinghua y el Instituto Técnico de Física y Química de la Academia China de Ciencias están trabajando en el desarrollo de esta tecnología, cuyos resultados preliminares se publicaron en la revista especializada “Materiales Avanzados”… Y pienso que muy leída por militares de alta patente, siempre en busca de novedades para sus juguetitos bélicos.

Como sea, los científicos chinos señalan que este metal líquido podría servir para desarrollar robots transformables, algo que hasta ahora solo se ha visto en las películas de ciencia ficción, como el famoso “T-1000” de la película Terminator 2… Por favor, no confundir con George W. B., el Terminator 3, ya que éste era un excéntrico enfermo mental y no un robot.

Por lo demás, como ejemplo práctico del nuevo avance, los expertos chinos llegaron a mostrar como este metal líquido absorbía una pieza de aluminio y se transformaba en una pequeña bola de cinco milímetros de diámetro. Luego, ese metal fue capaz de moverse de forma espontánea en distintas disoluciones durante más de una hora, a una velocidad de unos cinco centímetros por segundo, equivalentes a unos 0,18 kilómetros por hora… ¡Un súper bólido!

Una demostración perfecta que a pesar de dejar a muchos ensandecidos, a otros tantos los hizo pensar que a esa velocidad podrían llegar luego a las Islas Molucas, en el archipiélago malayo, y allí insistir en negociar quinquillerías y retratitos de Mao con aborígenes de raciocinio corto… ¡Inverosímil!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Todavía Existen Almas Nobles


Es una suerte que frente a casos extremos, siempre surja alguien que se solidariza con el posible peligro que corren sus congéneres. Por eso espero que su marido lo entienda así, luego que él se entere que su mujer logró salvar a 1.600 pasajeros en un crucero.

Para que el leyente logre comprender mejor tan osado acto sobrehumano e intrépido, transcribiré tan solamente un trecho de las memorias registradas por ella bajo el epígrafe: VACACIONES EN CRUCERO.

 

—Mi diario… Día 1

Ya estoy preparada para este maravilloso crucero.

He escogido mis mejores vestidos.

¡¡Estoy emocionada e ilusionada!!

 

—Mi diario… Día 2

Hemos estado todo el día en el mar.

Estaba precioso, vi algunos delfines y ballenas.

¡¡Qué bien empiezan las vacaciones!!

Hoy encontré al Capitán y me pareció un hombre interesante.

 

—Mi diario… Día 3

He estado todo el día en la piscina, haciendo surf y practicando mi swing de golf.

El Capitán me ha invitado a su mesa a cenar.

Fue un honor y me lo pasé maravillosamente.

Es un hombre muy atractivo y atento.

 

—Mi diario… Día 4

He estado en el Casino del barco y gané un montón de plata.

El Capitán me invitó a cenar con él en su camarote. Tuvimos una cena lujosa y espectacular con foie, ostras, caviar y vino…

Me preguntó si me quedaba con él y decliné la invitación. Le expliqué que no quería serle infiel a mi esposo.

 

—Mi diario… Día 5

He vuelto a la piscina y me he quemado un poco al sol.

Me he ido al piano bar a pasar allí el resto del día.

El Capitán me ha invitado a unas copas, la verdad es que es un hombre encantador.

Me preguntó otra vez si quería pasar la noche con él y le he vuelto a decir que no. A lo que me contestó que si seguía negándome a estar con él, hundiría el barco, con la tripulación y los 1.600 pasajeros…

¡¡¡Me he quedado aterrada!!!

 

—Mi diario… día 6

Hoy he salvado a unas 1.600 personas…

¡¡¡¡Cuatro veces!!!!

¡Estoy más contenta!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: