Entre Obstinación y Chifladura


Lo que cada vez está más evidente, es que poco a poco el mundo se fue transformando en esa “aldea global” tan soñada por los que hacen parte de un neoliberalismo económico fundamentalista que poco y nada los diferencia de los otros iracundos fundamentalistas religiosos que caminan claudicantes de un lugar a otro queriendo destruir todo a su alrededor.

De acuerdo con los primeros, todo tenía que estar cortado por la misma tijera y caber en el mismo molde, mismo que el sastre o la costurera se quedasen sin trabajo. Aparte de ello, a los efectos de simplificar las transacciones de las multinacionales, había que “unificar” desde territorios hasta monedas dejando sólo lo turísticamente vendible y comercializable como característica nacional exótica: el ole con el ole y los toros de España, el vodka y el Volga de una Rusia no soviética, los cambios de guardia en el Palacio de Buckingham y la eterna niebla en Inglaterra, la fiesta de la cerveza alemana, el vals vienés, la pasta italiana, el can-can y la torre Eiffel de París como representantes del charme francés.

Dentro de esas vaticinadas previsiones, Estados Unidos dictaría las reglas como maestro de ceremonias y, al compás del bastón del Tío Sam, nos regalaría perlas de conducta innovadoras… Ejemplos hay muchos.

El más reciente de estos dice respecto a una mujer norteamericana de 35 años, que al ser dejada fuera de casa, intentó innovar para invadir su antigua residencia, por lo que sin más se subió al techo, se quitó la ropa y saltó dentro de la chimenea, no obstante acabara presa en la tabulación.

Ergo, el dueño de casa, Tony Hernández, llamó al servicio de emergencia y no tuvo más remedio que aguantarse una operación de salvataje que duró dos horas en plena madrugada, para que los abnegados socorristas pudiesen retirar la madre de sus hijos de dentro de la chimenea… Mientras vecinos charlatanes indicaban que los niños eran hijos… Bueno, eso no importa en esta historia.

Tony, que vive con su familia en la asoleada California, afirmó a un par de reporteros: “Lo que les puedo decir, es que yo no la quería más en casa. No en tanto era madrugada cuando escuché un grito, algo en torno de las 4:30 de la mañana. Cuando reconocí su voz, grité de vuelta preguntando donde se encontraba y ella me respondió que estaba presa en la chimenea. Entonces intenté tirarla por cuenta propia, pero fue simplemente imposible”.

Para suerte de esta madre que ostentaba una transcripción de Santa Claus pero sin ropas, sus hijos no estaban en casa y no vieron la escena bizarra. Luego de socorrida, la mujer fue llevada con daños leves a un hospital local.

Ya para Tony las pérdidas serán bien grandes, puesto que su chimenea quedó totalmente destruida y necesitará ser reconstruida por entero.

Enterado del asunto, uno puede dar rienda suelta a la imaginación, no obstante ni él ni su esposa dejasen claro cuál era el motivo de ella haber quedado trancada fuera de casa en la madrugada y el porqué de su reacción un tanto fundamentalista.

En fin, lo único que sé, es que ni la filosofía y ni la desnuda obstinación sirven para remendar zapatos… ¡Surreal!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: