La Inseguridad nos Persigue Hasta la Muerte


Lejos de querer parecer escolástico y antes de que algún menguado lector anticipe su juicio, explico que la ciencia se ha ocupado en explicar que el sujeto que padece cleptomanía no puede evitar el impulso de robar objetos, independientemente del valor económico de lo que roba; pues puede estar sufriendo de un deterioro laboral, familiar, personal y legal. Eso se debe a un trastorno del control de impulsos y se ha clasificado como una adicción psicológica.

En realidad, la mala conducta de estos sujetos es precedida por una ansiedad creciente que se alivia inmediatamente después de poseer el objeto deseado, produciéndose un reforzamiento negativo. Dicho refuerzo es una de las causas por las cuales se mantiene la conducta problema.

En todo caso, un cleptómano, a diferencia del ladrón -inclusive el de corazones-, roba por necesidad de satisfacer un impulso, mientras que el último roba por diversión, necesidad de satisfacer un deseo material, económico o social llegando incluso al profesionalismo… Y hasta realizar fantásticas películas en Hollywood.

La diferencia radica en que el ladrón lo hace por un deseo material y económico, o por necesidad. Un ladrón puede pasar horas, días e incluso años planeando un gran golpe, mientras el cleptómano obedece generalmente a un impulso relativo dependiendo del lugar y tiempo en que él se encuentre.

Pues bien, olvidemos la explicación anterior y atengámonos a un hecho acaecido la semana pasada, cuando un hombre terminó detenido en Australia después de robar un coche fúnebre. Nada demás, salvo que éste contenía un féretro dentro. Conforme informó la prensa local, el sujeto lo hizo delante de los familiares del difunto que se preparaban para realizar el funeral.

Conforme lo explica la emisora “ABC”, tan insólito incidente ocurrió en las “Blue Mountains”, una región montañosa situada en los alrededores de Sídney, donde en realidad iría acontecer la ceremonia, cuando de repente un hombre salió detrás de algunos arbustos, se sentó en el asiento del conductor y arrancó con el vehículo.

Al notar la ocurrencia, los atontados y pasmos parientes del fallecido bloquearon enseguida la calle con otro vehículo y consiguieron detener al desconocido que, después de huir, tuvo que dar marcha atrás luego de entrar en un callejón sin salida.

El individuo, de 49 años, de inmediato alegó para los familiares del muerto que necesitaba ir al hospital. No en tanto, acabó siendo retenido por los coléricos presentes dentro de una camioneta hasta la llegada de la policía.

Poco más tarde, las autoridades informaron que el hombre sufre de problemas mentales y que estaba siendo procurado después que desapareciera de la casa de reposo -léase manicomio- donde estaba internado.

El desequilibrado varón terminó por ser llevado a un hospital donde fue sometido a exámenes antes de ser enviado a la casa de reposo, en cuanto los familiares del fallecido pudieron finalmente realizar el funeral sin problemas.

Al cavilar sobre lo que suele ocurrir durante un réquiem, ya comienzo a articular planos para mi grande bajada y a listar los pocos perteneces que podré llevar. Pues, como se sabe, el espacio en aquellos artilugios de maderas es exiguo. Por consiguiente, además de mi frágil figura, pienso en cargar sólo lo estrictamente necesario para la manutención personal en los abismales amagos del océano… Pacífico, por supuesto.

(*) Si le parece bien, visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/… Libros y e-book disponibles en Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; y en: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: