A un Paso Entre Falso y Buen Compañero


No es imperioso que uno se pique desnecesariamente, ya que actualmente vivimos en un mundo lleno de gánsteres de internet, de reality shows, de comida industrializada y productos de belleza que parecen ser milagrosos, por lo que suele ser cada vez más difícil saber lo que en realidad es falso y lo que es real.

Sin embargo, ¿cómo es posible descifrar si una persona está siendo verdadera o falsa? Al final de cuentas, un sinnúmero son capaces de sonreírnos durante el día entero, mientras por la espalda ponen cara de vómito y expresan todo su repudio.

Por suerte, ni todas las personas a nuestro alrededor son así. En todo caso, como siempre existen dudas, la cuestión es ¿cómo uno puede tener tanta certeza?

Pues le diré que según Stephan Labossiere, coach en Relacionamiento y autor del Best Seller “¿Dios, donde está mi Boaz?”, existen tres señales claras que pueden ayudarnos a descubrir si uno está tratando con verdaderos amigos o no. Para ello, bastaría con que se haga tres preguntas a usted mismo, y reevalúe criteriosamente entonces si los más allegados merecen mismo su atención.

¿Ellos son generosos o sólo quieren recibir? – Hay ciertos amigos que no piensan dos veces antes de llamarlo cuando están necesitando de algo. Ellos ya saben que usted estará siempre dispuesto a ayudar, y su carácter torna la vida de ellos mucho más fácil. Sí, son aquellos mismos capaces de permanecer días, semanas, y hasta meses sumidos y sin hablar con usted. No en tanto, cuando necesitan de ayuda, usted es el primero de la lista. ¡El amigo número uno! Pero cuando llega el día en que usted finalmente precisa de él, cualquier disculpa es dada, mismo las más descabelladas para sacar el cuerpo a la jeringa. Ellos nunca le ofrecen una mano y, por lo que usted bien sabe, eso jamás sucederá. Esta es una señal clara de que usted está tratando con falsos amigos. Amigos de verdad se importan con los otros y no miran sólo para sí mismos y su propio ombligo.

¿Ellos hablan lo que piensan en su cara? – Ni siempre es fácil decirle a un amigo lo que realmente sentimos y lo que pensamos sobre él. Algunas veces, uno se desahoga con otras personas sobre un determinado asunto. Sin embargo, para muchos, amigos que hablan por la espalda pasan lejos de ser amigos verdaderos. Empero, esa visión puede ser peligrosa, teniendo en cuenta que hasta los mejores amigos tienen sus momentos de debilidad. Por tanto, bastaría con evaluar si ese comportamiento es constante: ¿ellos están siempre hablando de usted por la espalda? Si es así, ahí sí que usted tiene un problema a resolver. En todo caso, otra manera de saber e ir directo al asunto, es cuestionar su amigo sobre ello. Si él es confiable, le ira confesar la verdad de una vez y resolver el asunto, en cuanto que el otro no lo admitirá para protegerse.

¿Mis amigos se sienten felices por mí? – Primero hay que pensar que somos todos humanos, y por eso es natural que a veces nuestros amigos tengan un poco de celos de nuestras conquistas. Eso no es lo que ira determinar si usted tiene amigos falsos o no, pero sí la frecuencia con que eso acontece. Si ellos nunca están felices por usted y la situación ya está fuera de control, entonces, tal vez sea el momento de rever los amigos que tiene. Pondere bien, pues este tipo de amigo siempre tiene algo negativo a decir o destronar lo que es importante para usted. Los verdaderos son lo contrario de ello: se orgullecen de verlo a usted conquistando sus objetivos y destacándose más que ellos mismos, en cuanto los falsos quedan con rabia porque usted se está saliendo mejor que ellos. Cuando el amigo es amigo, tentará siempre encontrar una forma de resolver los celos que siente por usted, no en tanto, cuando no lo es, generalmente no consigue entender eso como un sentimiento egoísta.

Por lo menos, creo que es mejor que usted observe a su rededor y esté consciente de quien lo está cercando. ¿Será que ellos son amigos de verdad, y que de vez en cuando luchan con algunos problemas, o son amigos que están constantemente creando problemas para usted? Al final de cuentas, ¿quién necesita de personas negativas y egocéntricas zumbando a su alrededor?

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: