Cuando la Curiosidad Mató al Gato


Observe el lector que a la hora de analizar una determinada “figura pública” -que difiere en mucho de la comúnmente citada figura retórica-, no nos basta con querer identificarla, sino que es preciso valorar y explicar la importan­cia y significa­ción que dicha figura alcanza en un contexto concreto, mismo que ésta no obedezca al propósito de alcanzar una expresión innovadora y atrayente.

En realidad, las figuras públicas suelen aparecer de la noche al día en cualquier ám­bi­to de nuestra vida, lo cual no significa que sólo podamos encon­trarlas en él. Tanto en la vida cotidiana como en los distintos ambientes especializa­dos, es posible hallar un inventario rico y variado de éstas figuras; inclusive, porque al­gunas de ellas surgen casi inconscientemente; otras lo hacen de manera deliberada y responden a los más diversos propósitos, como: la persuasión (en el mundo de la publicidad), la necesi­dad de captar rápidamente la atención del lector, del radioyente, del que asiste TV y de saber mantener­la (en el periodismo), el afán de crear un efecto estético (en la literatura), etc., etc., etc.

Por su vez, la noción que uno tiene de “figura pública”, -a los fines de justipreciar el criterio aplicable al evaluar el derecho constitucional de una persona a la libre expresión frente a una acción de difamación-, a bien verdad está estrechamente vinculada a la adquisición de relieve, prominencia, fama o notoriedad esencial o general en la comunidad, que como corolario, de modo significativo le permite de ordinario a una persona cierto acceso a los medios efectivos de comunicación para exponer, adelantar y debatir sus puntos de vista ante la opinión pública, aunque, como resultado, ella corre el riesgo de estar más expuesta al escrutinio, atención e interés público en contraste con un ciudadano privado.

Pues bien, dichos esclarecimientos litúrgicos y puntuales, son los que permiten al amigo lector y a mí, lograr comprender sin necesidad de usar más retórica, el hecho de que una reportera de TV de los Estados Unidos acabase siendo presa bajo acusación de hurto, luego después de ella ser reconocida en la pantalla chica cuando dio la cara -bien maquillada- en un programa de televisión que fue al aire el último fin de semana.

Haciendo uso de la información revelada por el periódico “The New York Daily News”, agregaré entonces que la eficaz policía de la “Big Apple” ha informado que Sabrina Rodríguez, empleada del canal “Fox 40 News”, está siendo acusada de hurto por haber substraído de una tienda nada menos que cerca de 10 carteras femeninas que suman el valor total de U$ 2.500. Aparentemente, en la ocasión del despojo, ella estaría junto con una comparsa también mano ligera.

El mismo medio periodístico llegó a afirmar que el crimen fue cometido en marzo de 2013; sin embargo ella sólo fue identificada la semana pasada por los empleados de la tienda saqueada. Fue cuando reconocieron la cara de la cleptómana luego de ésta aparecer de repente al vivo y en directo en un informativo televisivo del mencionado canal.

No obstante, cabe agregar que después de haber sido accionada por la policía americana, la profesional -de robo y TV- decidió entregarse, aunque acabó siendo libertada después de pagar una fianza de, aproximadamente, U$ 10 mil. En todo caso, ella deberá comparecer a una pre audiencia judicial que ocurrirá este mes, corriendo aun el riesgo de ser procesada por formación de cuadrilla.

Según el periódico “Daily Mail”, un portavoz del canal “TV Fox 40 News” llegó a declarar en carácter oficial, que “Sabrina se dice inocente de las acusaciones” y que “le fue concedida a ella una licencia en la empresa”.

Da qué pensar, pues es bien probable que desde niña, Sabrina haya sido una mala alumna, o quizás sus padres o maestras no le enseñaron que la mejor dignidad de uno es ser discreto y fingir virtud… Digo “fingir”, porque aquello que se hace de callado no importa, mientras no se sepa o a uno se le ocurra poner la cara dentro de la pantalla chica… ¿No es verdad?

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: