Romance Online es Caso Febril


Por más modernos que sean los tiempos actuales, llegando al punto de que hasta mi abuela está diuturnamente conectada en Facebook, en la mente multitudinaria fluctúa una duda cruel sobre si los relacionamientos iniciados en internet pueden merecer el mismo respeto que los noviazgos tradicionales. Elemental decir que algunas personas pueden discordar, entretanto, los números indican que los cortejos online son una tendencia cada vez más fuerte, por lo menos en los Estados Unidos y Canadá.

Para el gentío puede que le suene medio estrambótico, pero de acuerdo con una investigación realizada por el profesor de sociología de la “Universidad de Stanford”, Michael J. Rosenfeld, de las parejas formadas en los EUA entre 2007 y 2009, nada menos que el 2% de los pares heterosexuales y el 61% de las parejas del mismo sexo se encontraron online. Esos números prueban que la fiebre de relacionamientos catalizados por la red mundial de computadores está apenas comenzando, mismo que algunos cuantos insistan en seguir remando contra la corriente.

Por si acaso usted hace parte de esa nueva ola, puede que ya tenga pasado por algunas de las situaciones que me tomé la molestia de reproducir a seguir; y si no lo es, igual sirve para quedar de sobre aviso y antenado en lo que ocurre:

Sí, nos conocimos de verdad – Cuando uno se refiere a alguien como “su amigo”, y las personas indiscretas preguntan: ¿calma, de cuál amigo estás hablando?, y luego uno tiene que explicar que en verdad todo comenzó en la web; generalmente esos preguntones insisten en decir que ustedes dos no se conocen realmente. Es ahí cuando uno piensa: ¿será que millares de horas trocando mensajes, llamadas, y encuentros por Skype no cuentan? Definitivamente, es posible conocer a alguien que uno nunca encontró al vivo y en directo, ya que muchas veces acabamos conociéndolos mejor de que los amigos que uno encuentra todo día. Puede sucederle.

Sí, tengo certeza de que él no es un viejo tarado – Después que surgieron los rumores de jovencitas indefensas que conocieron tíos tarados disfrazados de galanes en Internet, todo el mundo encanó en la idea de que relacionarse online es peligroso. Calma, también no es necesario extrapolar. Si fuese tan peligroso así, no tendría tanta gente tratando el propio Facebook como su “Querido diario”… ¿No es verdad?

No, no hablamos de la “vida real” – Ok, uno gasta un tiempito hablando sobre todo lo que está aconteciendo a nuestra vuelta. No en tanto, eso no significa que la amistad está basada en lo que acontece fuera del universo que los dos crearon. De hecho, la mayoría de las conversiones entre las parejas que se relacionan online no tiene nada que ver con lo que está aconteciendo en la vida real, y es por eso que muchas personas curten la idea. En realidad, uno bien puede conversar sobre algo que está completamente desconectado de las cosas que tenemos que lidiar todos los días.

No, aun no nos encontramos, pero eso no importa – Quien curte envolverse en relacionamientos online, o simplemente dio suerte de encontrar a alguien “para toda la vida” en Internet, ya tendrá escuchado un amigo preguntar si ustedes “por lo menos ya se encontraron personalmente”, cuando en realidad, por lo menos al inicio, es medio obvio que ustedes aún no se encontraron. Es justamente cuando uno necesita colocar la mano en la consciencia: yo nunca encontré a Kate Upton en persona, ¿pero hay necesidad? Por lo visto, la sensación es la misma cuando uno encuentra a alguien que curte y comienza un relacionamiento online sin conocerla en carne y hueso.

No, no es una extraña – No hay nada peor que alguien referirse a su amigo online como un “extraño”. ¡Hola! Planeta Tierra llamando: necesitamos actualizar nuestro concepto sobre relacionamientos digitales en la sociedad, pues estamos en 2014 y eso es ofensivo…. ¿Comprende? Ofensivo.

Uno se siente culpado cuando no llega su WhatsApp – “Necesito ir a casa y ligar el Skype para hablar con mi….”. Si usted se levantó de la mesa con esa, obviamente irá oír: ¿para qué, si ustedes se pueden encontrar? Es cuando uno tiene que explicar toda la historia, hablar como se conocieron, defender sus motivos. Y es justamente ahí que uno parecerá un insano. Es muy difícil tener a alguien que está a millares de distancia de su vida y la culpa que uno siente cuando no llega el maldito WhatsApp o cualquiera que sea el medio de comunicación entre los dos, parece ser indescriptible.

Recibir correspondencias, es como el anillo de compromiso para quien está comprometido – No existe momento más emocionante de que finalmente recibir aquel paquete por correo tan esperado del enamorado online. Si por acaso usted ya está en ese estigio, las cosas están comenzando a ponerse serias entre los dos.

Nadie va a entender, pero todo bien – No importa cuántas veces uno intente explicar para los amigos y familiares lo cuanto el relacionamiento online significa para uno, nadie lo irá a entender completamente; a no ser que ellos también tengan pasado por esa experiencia.

Bueno, avisado usted está. En todo caso, quien sabe un día que las cosas se encajan de vez y los dos logran encontrarse personalmente; si ocurrir, tenga certeza que todo el mundo desistirá de incomodarlo… Inclusive yo.

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: